[HorrorScience] Godzilla Rey de los Monstruos (2019)

Título
Godzilla King of the Monsters
Año
2019
Duración
132 minutos
Director
Michael Dougherty
Guion
Michael Dougherty, Zach Shields y Max Borenstein
Reparto
Kyle Chandler, Vera Farmiga, Millie Bobby Brown, Ken Watanabe, Bradley Whitford, Sally Hawkins, Charles Dance, O'Shea Jackson Jr, Zhang Ziyi, Aisha Hinds, Thomas Middleditch

Recientemente, Legendary Pictures estrenó la secuela de Godzilla (2014), llamada Godzilla Rey de los monstruos (Godzilla King of the Monsters). Un título un tanto desafortunado, ya que puede confundirse con la versión americana de la primera película de Godzilla (que en Estados Unidos se llamó Godzilla King of the Monsters) o con la segunda película de Godzilla, que en España se llamó Godzilla contraataca – El Rey de los monstruos.

La actitud conservadora con el título se mantiene en el “casting” de monstruos de la película, ya que para esta secuela se anunció el regreso de los monstruos más populares de la serie clásica japonesa: El dragón King Ghidorah, la polilla gigante Mothra y el Pterodáctilo monstruoso Rodan.

Normalmente esta decisión sería un tanto desafortunada para mí, ya que estos personajes aparecen en muchas películas de Godzilla y habría preferido el regreso de cualquier monstruo menos prolífico (como mi querido Hedorah o el increíble Biollante). Sin embargo, al ser una película americana y su trama desarrollarse con un tono muy diferente a de la mayoría de películas japonesas, me generó grandes expectativas el hecho de que volviesen los monstruos clásicos.

Tras los acontecimientos de la película anterior, MONARCH (el grupo de expertos encargados de mantener ocultos e inactivos a los monstruos que han encontrado) vive momentos muy difíciles, ya que el gobierno los presiona para que su organización quede bajo el mando de los militares para matar a los monstruos, algo a lo cual los expertos se oponen, ya que consideran que los monstruos son una pieza clave para mantener el equilibrio en el planeta.

Una de sus expertas, la doctora Emma Russell ha conseguido crear un dispositivo llamado ORCA, que le permite comunicarse de manera básica con los monstruos, lo cual le permite tener cierto control sobre ellos, supuestamente para evitar males mayores.

Mothra es uno de los monstruos vigilados por Monarch

Mientras Emma prueba su invento con la larva de Mothra, unos mercenarios entran en el laboratorio y matan a todos los presentes, excepto a Emma y su hija, que al parecer se convierten en rehenes de lo que parece ser una organización ecoterrorista.

El resto de MONARCH sabe que con el ORCA en manos equivocadas el mundo puede quedar sumido en el caos, ya que el aparato también permite despertar a los monstruos latentes, que según las investigaciones de la organización, son casi una veintena.

Esas malas predicciones no tardan en cumplirse, ya que el primer monstruo despertado es el depredador más grande, un dragón tricéfalo conocido como Monster Zero, que se encuentra en estado de hibernación en un glaciar de la Antártida.

Con el despertar del dragón (cuyo nombre oficial es King Ghidorah), el resto de monstruos se activan de manera natural, ya que parece ser que este monstruo posee la habilidad de influir en el resto, sometiéndolos a su voluntad, debido a que es un super-depredador cuyo origen no parece ser la Tierra. El depredador máximo del planeta (Godzilla) ve en el despertar de Ghidorah una provocación natural y parece inevitable que ambos monstruos peleen por el control del planeta. La civilización será testigo del despertar de los monstruos y sus ciudades sufrirán las consecuencias.

Ghidorah ha despertado

Hay que admitir que en Legendary se han tomado su “monsterverso” con mucha calma, la primera película fue Godzilla (2014), la segunda  Kong La Isla Calavera (2017) y ahora llega la tercera (y penúltima, al menos de momento) parte Godzilla Rey de los Montruos.

5 años para hacer dos películas de Godzilla es algo impensable para la empresa Toho (que solía sacar una película al año) y también es mucho tiempo si lo comparamos al ritmo habitual de las sagas más famosas, que parecen querer sacar el máximo posible de películas en el mínimo tiempo. Sin embargo, para mí, es un ritmo perfectamente aceptable y evita que acabe empachado de lo mismo.

La principal duda que yo tenía sobre esta película era si habrían aprendido de los errores de Godzilla (2014), que resultó ser una película seria, con un principio prometedor, un final impresionante y una parte intermedia aburrida, tediosa y que incitaba a dejar de ver la película debido al nulo interés que despertaba su protagonista humano y a lo cortas que eran las partes de monstruos. Afortunadamente, puedo decir que tomaron nota y mejoraron ese aspecto de manera notable.

Los miembros de MONARCH

El principio de la película está marcado por el drama humano (una vez más) y te hace temer lo peor, de hecho la parte más lenta de la película es esa, pero también es cierto que se está mostrando poco a poco la situación de MONARCH, la tensión que hay entre los gobiernos y ella y la efectividad del “comunicador con monstruos” llamado ORCA.

Las partes de humanos nunca han sido mi debilidad, y sinceramente, creo que podrían haber eliminado tranquilamente entre 15 y 30 minutos de ellos, sin que la película se resintiese (evitando de paso, que durase las dos horas que dura) pero hay que admitir, que dentro de lo que cabe, los minutos de humanos son mucho más entretenidos una vez se ha avanzado en la película, pues vemos los bandos enfrentados y las consecuencias de jugar a “hablar con los monstruos”. Hay que aplaudir que los humanos estén planificando y actuando para tratar de evitar las desgracias que generan los monstruos, lo cual hace que incluso el personaje más pasivo de la película anterior (el profesor Serizawa) sea algo más activo e importante en esta secuela (donde, por cierto, no dejan pasar la oportunidad para hacer el chiste de su “Let them fight”).

Algunos personajes, incluso resultan interesantes o divertidos a ratos y eso es mucho más de lo que se podía decir de su precuela (excepto por el excepcional Brian Cranston). Lo que si se mantiene es la manía de hacer que los protagonistas vivan decenas de situaciones límite saliendo, en su mayor parte, bien parados pese a lo imposible que pueda parecer, pero eso es algo a lo que uno ya está acostumbrado (¿no les pasa eso a prácticamente todos los protagonistas de todas las películas?).

En la película anterior, las mejores escenas de monstruos fueron reservadas para el final y gran parte del público lo criticó duramente, debido a que de haberlas repartido mejor, podrían haber evitado que la parte central de la película fuese tan aburrida y sosa. Pues bien, aquí las partes de monstruos se van alternando con las de humanos, de hecho se podría decir que las partes de monstruos empiezan tímidamente, pero luego roban totalmente la película, porque antes de la batalla final ya habremos visto enfrentamientos increíbles que superan lo visto en la batalla final de la anterior.

Mothra y Rodan peleando

En esta ocasión, Legendary Pictures se ha atrevido a tratar el tema de los monstruos con la seriedad de la película anterior, pero sin perder el tono alocado de las películas como Destroy All Monsters (1968) y con eso me refiero a que no han dudado a la hora de multiplicar el número de monstruos en la película pese a que eso pudiese parecer ridículo o innecesario, aunque conviene aclarar que a la hora de la verdad, hay solo 4 principales.

También me gustaría aplaudir la enorme cantidad de guiños a películas antiguas de Godzilla que hay en esta, son cosas sutiles que un fan reconocerá, pero que el espectador nuevo ni siquiera notará. Da la sensación de que se vieron una veintena de películas de Godzilla a la hora de hacer el guión y sinceramente, creo que el resultado es muy satisfactorio.

La banda sonora también contentará a los fans de la etapa clásica, pues no solo sale una versión nueva (y muy épica) del tema clásico de Godzilla, sino que también se tantea ligeramente el tema clásico de Mothra, incluso se incluye el tema Godzilla del grupo Blue Oister Cult, que si no recuerdo mal también sonó en el primer Godzilla americano que llegó al cine (Godzilla de 1998).

Ghidorah será el principal antagonista

Así que esta película no solo corrige las cosas malas de la anterior, si no que supera incluso las buenas. Además, el espectáculo que nos ofrecen los combates de monstruos hace que esta película sea de las mejores películas que se han hecho del monstruo y eso algo muy difícil teniendo en cuenta que supera la treintena. Godzilla Rey de los monstruos es una película americana en planteamiento, pero con muchísimas ganas de mostrar lo que hizo grande a esta franquicia en las películas japonesas.

No será perfecta, pero sinceramente, es de lo mejor que he visto en películas de monstruos gigantes, desde hace mucho tiempo.

También hay que tener en cuenta una cosa, Godzilla Rey de los monstruos es un tipo de película totalmente diferente a lo que vimos en Shin Godzilla (2016), de la misma manera que Godzilla Vs Monster Zero o Destroy All Monsters son películas totalmente diferentes a la película original de Godzilla de 1954. Por eso creo que esta película puede llegar a dividir al público dependiendo de lo que busque, de la misma manera que sucedió con Shin Godzilla.

En mi opinión, Shin Godzilla y Godzilla Rey de los Monstruos estarían en un TOP 5 de películas del personaje, lo cual significa que esta última década ha sido la mejor en toda la historia del personaje, algo totalmente impensable hace 20 años.

Ahora solo queda esperar que Godzilla VS Kong (que teóricamente se estrenará en 2020) cierre el circulo con un broche de oro, ya que a partir de ahí, las siguientes películas dependerían de las negociaciones que haya entre Legendary y Toho (la empresa japonesa que creó al monstruo).

Godzilla contra King Ghidorah

Algunas curiosidades (intentaré no poner nada que afecte a la trama spoiler):

  • Rodan aparece en un volcán, justo tal y como sucede en su película original Los hijos del Volcán (1956).
  • El Destructor de Oxigeno es el arma que mató a Godzilla en la película de 1954, aunque en esa ocasión fue creada por el profesor Serizawa, no por los militares.
  • El director se planteó que Serizawa llevase un parche con motivo de algún accidente, para parecerse más a la versión de 1954, pero se desestimó la idea al pensar que parecería una parodia de Nick Furia.
  • Las ruinas que hay bajo el mar han despertado todo tipo de especulaciones y posibles homenajes. Hay quien dice que homenajean a los Seatopianos (de Godzilla vs Megalon) o a el Imperio Mu (Atragon) e incluso que la estatua alada que se ve en una zona concreta, es Pazuzu, el demonio de la película El Exorcista.

    ¿Pazuzu entre las ruinas?
  • Cuando Godzilla brilla de color rojo en la parte final de la película, es un homenaje al “Burning Godzilla” de Godzilla Vs Destroyah (1995) de la misma manera que el ataque que efectua al final de la película es muy similar al que hacía en Godzilla 2000 (1999).
  • Pese a no mostrarlo claramente y no incluirlo en la parte final de la película, se puede ver a King Kong en varias escenas.
  • La hipótesis del origen de Ghidorah como especie invasora y extraterrestre es exactamente el origen de su primera aparición en Ghidorah el dragón de tres cabezas (1964).
  • Ghidorah es llamado Monster Zero, en honor al nombre que le pusieron los extraterrestres en Godzilla VS Monster Zero (1965).
  • El director explicó que cada cabeza de Ghidorah tiene nombre, la del centro Ichi, la de su derecha Ni y la de su izquierda San (también conocida como Kevin).
  • Una de las cabezas de Ghidorah (Kevin) actúa de manera distinta a las otras dos durante muchas de las escenas, si os fijáis en ella podemos ver que saca la lengua, ataca más tarde que el resto o mira hacia otra dirección, motivo por el cual la cabeza central ha de corregirla a rugidos y mordiscos. Es un pequeño detalle, pero en internet se ha convertido en un popular meme.
  • Hay varias escenas que se han interpretado como un homenaje a las diminutas hadas idénticas que se comunicaban con Mothra y la despertaban para proteger el planeta. Como por ejemplo, cuando la investigadora japonesa explica que su familia lleva varias generaciones en MONARCH, pueden verse fotos de sus familiares, dando la particularidad de que todas son mujeres y siempre salen dos de cada generación. Aunque sin duda, lo más rebuscado es que en la Mothra tallada en la piedra se pueden intuir dos siluetas humanas encima de ellas, algo que puede ser pura casualidad y formar parte del diseño del monstruo o simplemente, un homenaje muy oscuro, del cual solo se darían cuenta los que revisan cada escena con lupa.
¿Siluetas de las hadas de Mothra?