[Muy Top] Cinco novelas gráficas de Paco Roca

En los últimos años, el mundo del cómic y la novela gráfica española ha manifestado un auge, y, de entre todos los autores, uno de los más destacados es el valenciano Paco Roca. Desde que inició su andadura en este mundillo hace algo más de dos décadas, Paco Roca no ha hecho más que cosechar éxitos, y no es de extrañar que cuatro de sus obras ya se hayan llevado a la pantalla (Arrugas, 2011. Memorias de un hombre en pijama, 2018. La fortuna, 2021. La casa, 2022). Aunque comenzó con historietas eróticas para diversas revistas, pronto daría el salto a los cómics llegando a publicar en Francia en 2001. Fue allí donde publicaría Arrugas en 2007 y grácias al éxito obtenido, se hizo un hueco en el mundo del cómic, de donde no se ha movido.

Regreso al Edén

Aunque toca temas de diversa índole, Paco Roca es famoso gracias a sus obras históricas y cotidianas. Y es justo ambos temas en los que se centra Regreso al Edén.

Est obra nace de una fotografía de 1946 en la playa de Nazaret, Valencia. Es una de las tres fotos que conserva de su abuela materna y, gracias a ella, nos va a contar la vida de esta familia humilde en plena postguerra.

Les veremos atravesar miserias, comprar de estraperlo, sufrir. Todo ello centrado en las mujeres de la casa, quienes soportan todo y no pueden decir nada. Es una historia sobre ellas: de lo que se les negaba, de lo que se esperaba de ellas, de lo que podían o no podían hacer.

Pero también es una oda al recuerdo, a nuestros antepasados. La historia comienza en la nada, en nuestro tiempo efímero en este mundo, donde los recuerdos son lo más importante. Así, mientras nos muestra la historia de su familia, vemos antiguas fotografías que nos trasladan aún más a una época pasada.

Con su característico estilo de trazo y color sencillo nos transmite a la perfección las emociones, ya no solo de su familia, sino de la mayoría en ese periodo de nuestra historia. Y es ésto lo que ha hecho de Paco Roca el gran autor que es: con historias sencillas y costumbristas, con personajes corrientes, te hace llegar a amar y empatizar con todos y cada uno de ellos, y convierte la historia más simple en algo extraordinario.

El faro

La primera vez que leí algo de Paco Roca fue El Faro. No recuerdo cómo ni por qué acabé con un ejemplar de esta novela gráfica, pero agradezco enormemente haber descubierto a este autor, al que sigo desde 2009.

Fue en ese año cuando se publicó una nueva versión de El faro. La primera vez que vio la luz sería en 2005, pero para está vez cambió algún diálogo, viñetas y la portada. Será el tercer cómic que publique y el primero en mostrarnos ese estilo que le caracteriza. Dibujo simple y colores planos pero con una fuerza narrativa inmensa.

La historia sigue a Francisco, un joven soldado republicano que, huyendo del horror de la guerra llega a un faro. Ahí conocerá a Telmo, el viejo farero que le muestra un mundo de libertad e imaginación a través de los clásicos Simbad, Ulises o Gulliver. Toda una sucesión de referencias incluído El Quijote, pues Telmo no es más que un hombre movido por la ilusión de los cuentos clásicos a la espera de su aventura, no en La Mancha sino en el mar. Y poco a poco irá envolviendo a Francisco en su mundo de fantasía.

A pesar de que estamos en plena guerra civil, la trama no gira en torno a ello. Tan solo lo justo para ponernos en situación. Se habla de guerra, sí, pero podría ser cualquier guerra. Realmente solo necesitamos esos datos para saber acerca del protagonista. Nada más.

El faro está concebido con tan solo tres colores: negro, blanco y gris azulado: el color del mar que nos hará de guía para todos los sentimientos a través de la historia.

Como hace siempre Paco Roca, una historia a priori sencilla, con tan solo dos personajes, que esconde mucho más: en cada plano, en cada diálogo, en cada referencia. Sin duda alguna, una maravilla de cómic.

Arrugas

Sin duda alguna hablar de Arrugas, es hablar de la obra culmen de Paco Roca. Allá por 2007 publicaría en Francia dicha novela gráfica, la cual tuvo un éxito rotundo. Y no es de extrañar. En noviembre de ese mismo año se publicaría en España y, en 2008, en Italia. Llegaría a varios países más como Alemania, Finlandia, Japón y Holanda.

Tal fue el éxito abrumador que, en 2011, se llevaría a la gran pantalla de la mano de la productora coruñesa Perro Verde Films. Por supuesto, estuvo nominada a los Goya de mejor película de animación y mejor guión adaptado, y fue preseleccionada para los Óscar.

Pero ¿qué hace que Arrugas guste tanto? Estamos ante un relato sobre el Alzheimer. Su protagonista es Emilio, un anciano que padece esa enfermedad y debe vivir en una residencia donde conocerá a variopintos personajes.

Con tal trama, se puede llegar a pensar que es un auténtico drama de lágrima fácil. Nada más lejos de la realidad. Entramos de lleno en un relato que nos sumerge en la vida de Emilio y nos muestra cómo la enfermedad va y viene por medio de unas viñetas perfectamente construidas, que van del pasado al presente de los personajes, haciendo de la narración algo ameno.

Pero, por supuesto, no todo gira en torno al alzheimer. Es una historia sobre la vejez, sobre los ancianos y la soledad a la que la mayoría tienen que hacer frente. Pero, sobre todo, es un canto a la vida, no querer rendirse y seguir luchando.

El abismo del olvido

Diciembre de 2023 nos trajo la última novela gráfica de Paco Roca: El abismo del olvido.

Como ya hemos visto, un tema recurrente en su obra es la guerra civil y posguerra. Esta vez junto al periodista Rodrigo Terrasa nos llevan a un viaje entre el pasado y el presente de aquellas personas que desean encontrar a sus seres queridos en las fosas comunes. El eje principal es Pepica, una anciana que quiere recuperar y dar correcta sepultura a su padre José Celda, fusilado en 1940 junto a diez hombres más en Paterna, Valencia. Ella será última persona en conseguir una subvención para poder desenterrar a su padre. Con ella y los arqueólogos encargados de la fosa común 126, iremos conociendo no sólo a otros de los fusilados, sino el gran trabajo del sepulturero Leoncio Badía, quién daba a todas las viudas trozos de ropa o incluso pelo, como en el caso de José Celda, de todos los fusilados y, sin saberlo, setenta años después ello ayudaría a los arqueólogos a identificar algunos cuerpos.

Al igual que en sus últimos trabajos, hablamos de una historia real, con personajes reales. Rodrigo Terrasa es quien inicia esta historia por 2013, cuando entrevista a Pepica para el periódico El Mundo. Años mas tarde habla con Paco Roca para llevar a cabo la novela gráfica de la odisea de la mujer para enterrar con dignidad a su padre.

Gracias a la gran labor de investigación de Rodrigo Terrasa y, como es costumbre, la magistral manera de Paco Roca de llevar la historia, con su ya habitual sencilla paleta de colores, cada página es una torbellino de sensaciones y testimonios desgarradores.

Para acabar, permitidme haceros un pequeño spoiler: Al igual que algunos restos no pudieron ser identificados hay otros que sí lo fueron pero que no quedan familiares vivos que les reclamen y que por desgracia, volvieron a la fosa. Así pues Paco Roca decide no dibujar a Manuel Gimeno Ballester y poner su foto (última imagen del post), ya que, al fin y al cabo, esta novela gráfica no solo va de quienes luchan para recuperar a sus familiares, sino de todos aquellos que se encuentran en esas fosas. Para que nunca caigan en el olvido.

La casa

Este año La casa de Paco Roca vuelve a estar en boca de todos gracias a la película homónima de Alex Montoya basada en la novela gráfica del valenciano.

Como es habitual en Paco Roca, nos lleva por un relato costumbrista y cercano donde nos habla, entre pasado y presente, de tres hermanos que se juntan para limpiar y vender la casa de su padre tras su fallecimiento. A través de ellos tres, veremos la relación entre ellos, así como con el padre.

De forma sencilla y con unos diálogos muy bien construidos, nos meternos de lleno en esta familia, que bien podría ser la nuestra propia. Cosa que, como ya hemos visto, Paco roca hace perfectamente bien en todas y cada una de sus historias. No sólo consigue que empaticemos con todos los personajes, sino que nos ofrece una historia, a priori simple, pero que oculta mucho más.

Una obra que habla de la vida y la muerte, que nos propone empatizar con nuestros congéneres y ser, al fin y al cabo, mejores personas.

0
Nos encantaría lees tus comentariosx