Título: LEGO Jurassic World

Plataforma: Windows, PlayStation 4, PlayStation 3, Wii U, Xbox One, Xbox 360

Desarrolladora:  TT Fusion

Publicado por: Warner Bros Interactive

Género: Plataformas, Acción

Lanzamiento: 2015

Los juegos de LEGO desarrollados por TT Fusion son una constante en el catálogo de cualquier consola de las últimas generaciones. Son muchísimos los personajes famosos y sagas que han sido llevados a los videojuegos por esta compañía (Star Wars, Indiana Jones, El Hobbit, Vengadores, Batman, Piratas del Caribe, Harry Potter…) y sus juegos se cuentan por decenas.

El estilo de juego de los LEGO suele ser muy desenfadado y centrado en la eliminación de enemigos pequeños, destrucción de elementos del escenario y usar piezas para construir de nuevo. Los juegos de LEGO son muy divertidos para jugar en compañía y tienen un sentido del humor muy particular.

Admito que yo solo he jugado a algunos de los LEGO Star Wars y que aunque me gustaron, no me sentí interesado en jugar al resto (bueno, el LEGO Batman si que me llamó la atención, pero finalmente no lo compré). Sin embargo cuando vi que anunciaron el LEGO Jurassic World y que encima este incluía las 4 películas de la saga Jurassic Park, no dudé en comprármelo.

El juego empieza dándonos a elegir entre jugar a Jurassic Park o Jurassic World. En cuanto vayamos completando las películas, se desbloquearan El Mundo Perdido y Jurassic Park III.

Bienvenidos a LEGO Jurassic Park

La representación de los personajes y las escenas de cada película están recreadas genialmente. El sentido del humor será una constante y dará momentos muy estúpidos, especialmente cuando han de representar los momentos más violentos de las películas que obviamente, aquí se sustituyen por algo mucho más inocente.

El poder jugar las 4 películas, controlar sus personajes y luego rejugar el juego para poder ir desbloqueando extras y más personajes es el gran aliciente de LEGO Jurassic World, que además cuenta con el detalle de venir doblado al castellano (al menos en su versión PAL).

El número de desbloqueables a encontrar es sumamente amplio (de hecho, es demasiado amplio… dudo que mucha gente complete el juego al 100%) pero algunos de esos objetos a buscar nos permitirán desbloquear y personalizar dinosaurios, que es uno de los añadidos más interesantes. Por regla general, la mayoría de objetos ocultos no los podremos conseguir cuando juguemos el modo historia, pero si podremos hacerlo cuando lo hayamos completado y podamos rejugarlo eligiendo los personajes que queramos.

Podemos personalizar a los dinosaurios y crear aberraciones

Cada personaje tiene habilidades propias y eso hará que puedan acceder a zonas exclusivas o encontrar ítems ocultos. Por ejemplo Alan Grant (Jurassic Park) puede usar su uña de raptor para cortar cuerdas y puede excavar en la tierra, Nick Van Owen (El Mundo Perdido) puede usar su llave inglesa para forzar cerraduras y Erick Kirby (el niño de Jurassic Park III) puede camuflarse, introducirse por trampillas, lanzar orina de T.Rex para espantar dinosaurios y rebuscar entre excrementos.

Hay muchísimos personajes, pero no todos son igual de útiles, de manera que una vez estés intentando desbloquear extras, lo más seguro es que tengáis vuestros favoritos y dejéis de lado al 80% de ellos, que solo están ahí para hacer la gracia (y muchos de ellos ni eso, pues son personajes genéricos sin nombre, como un trabajador o un científico de INGEN).

Ian Malcolm usando una bengala para iluminar el camino

Después de más de 40 juegos de licencias en formato LEGO, cualquier jugador ya sabe lo que se va a encontrar al jugar a uno, pues todos funcionan exactamente igual. El buen sabor de boca que dejaron los LEGO Star Wars se terminó convirtiendo en una repetición constante y sonante de la misma fórmula.

En este juego concreto dicha fórmula sufre incluso un empeoramiento, pues no hay apenas enemigos pequeños contra los que pelear y los enemigos más grandes (Raptores, Tiranosaurio) nos atacaran por Quick Time Events, repetitivos y de escaso interés. Incluso los combates entre dinosaurios se desarrollaran de esa misma manera. Dicho de otra manera, los momentos más épicos se han convertido en repetir combinaciones de botones hasta que el juego se dé por satisfecho.

El combate del fondo parece más épico de lo que realmente es

La inexistencia de enemigos comunes y los aburridísimos enfrentamientos contra dinosaurios son solo una muestra de la insultante facilidad del juego. En los juegos de LEGO no suele haber penalización por morir, puedes matarte a voluntad 200 veces y seguir jugando, pero es que en LEGO Jurassic World ni siquiera se esforzaron en ponernos enemigos para entretenernos y todas las escenas que en otro videojuego habrían sido tensas y con un tiempo límite (por ejemplo, los velociraptors tratando de forzar una puerta mientras tu activas las cerraduras, o el típico enfrentamiento entre los personajes y el Indominus Rex o el Spinosaurus) son tan sencillas que no pasa nada hasta que resolvamos nosotros el puzle.

El Indominus no es tan fiero como lo pintan

Puede que esté el Spinosaurius de fondo rugiendo y tengamos que hacer unos arpones para dispararle, pero si no lo hacemos, se quedará esperando, incluso podremos tratar de meternos en su boca y lo traspasaremos (aunque normalmente los personajes huyen asustados del peligro y así se justifica que no nos ataque). Podéis dejar el juego encendido, ir a trabajar, volver y estará igual que lo habéis dejado. Poco mejores serán las persecuciones (como la del T.Rex al coche con los protagonistas) que se pueden completar sin ni siquiera estar atento, debido a que son cortísimas y no hay penalización en caso de morir. En LEGO Jurassic World no se puede perder, ni a propósito.

Escena de El Mundo Perdido

Ya comenté en Tortugas Ninja Jovenes Mutantes que su nula penalización hacía que perdiese el interés, pues en este juego me sucede lo mismo, pero de manera mucho más abundante. Una vez completada la primera película, hice las otras 3 solo para desbloquear el modo “Juego libre” y poder cambiar así de personajes a mi antojo para poder sacar los extras. Pero durante todo el rato que me llevó el modo historia, lo único que me hacía gracia eran los chistes de algunas escenas animadas, el desarrollo del juego en sí, es un autentico aburrimiento basado en repetir siempre las mismas acciones una y otra vez.

Los dinosaurios se pueden controlar si los desbloqueamos

En resumen, cualquiera que haya jugado a un juego de LEGO ya sabe cuáles son sus puntos fuertes y flojos. LEGO Jurassic World es más de lo mismo, con alguna novedad simpática (personalización de dinosaurios) y algún empeoramiento en la formula (nula actividad enemiga).

Hay una gran variedad de vehículos, aunque no haya diferencias significativas entre ellos