[Jugando a…] TMNT – Tortugas Ninja Jóvenes Mutantes

Título: TMNT

Plataforma: PC, Wii, PlayStation 2, Xbox 360, Gamecube

Desarrolladora:  Ubisoft

Publicado por: Ubisoft

Género: Plataformas, acción

Lanzamiento: 2007

Recientemente se ha lanzado TMNT: Mutants in Manhattan, un juego nuevo basado en las populares Tortugas Ninja y lo cierto es que generó unas enormes expectativas que al parecer no se han cumplido. Como aun no he tenido el placer de probar ese juego, no comentaré nada respecto a su jugabilidad, pero sí que me gustaría comentar lo extrañado que me dejó el hype generado por el juego antes de su lanzamiento, ya que eso no ha pasado con muchos de los juegos de las Tortugas Ninja, ni siquiera cuando tenían una serie de televisión o película que les respaldase.

En este caso quiero hablar de uno de esos juegos, TMNT – Tortugas Ninja Jóvenes Mutantes, el cual fue olvidado casi tan rápidamente como la película en la cual se basó.

La película trataba de ofrecernos algo diferente a lo habitual, pues no se centraba en el origen de las tortugas y su enemistad con el Clan del Pie. En esta ocasión la historia se situaba años después de haber derrotado a Shredder y solo tres de las tortugas siguen viviendo en las cloacas con Splinter, el cual les prohíbe salir a patrullar hasta que regrese Leonardo, quien ha emprendido un viaje de entrenamiento y actualmente vive en una selva de Sudamérica.

El hecho de no poder dedicar su tiempo a castigar el crimen hace que Michelangelo y Donatello busquen trabajo para poder obtener algo de dinero (el primero se disfraza de tortuga para fiestas de cumpleaños y el segundo trabaja de servicio técnico por teléfono). Rafael, como tortuga rebelde y cabezota que es, decide crearse un alter ego llamado Nightwatcher y capturar delincuentes por las noches.

El enemigo principal de la película era un millonario excéntrico llamado Winters y la trama de la misma se parece más a algo como la serie Gargoyles que a las Tortugas Ninja. Sin embargo, hay que reconocer que la película se arriesgó y nos ofreció momentos muy buenos y que en ningún momento nos va a hacer sentir vergüenza ajena como si puede suceder con otras películas o series de los personajes.

Este juego se lanzó para las consolas de 128 bits (Playstation 2, Gamecube, Xbox) también para PC, Wii y Xbox 360 y tuvo unas versiones diferentes para PSP, Nintendo DS y Game Boy Advance. He de decir que considero que la mejor versión es la de Game Boy Advance y con mucha diferencia, así que si podéis echarle un vistazo no lo dudéis.

TMNT en Game Boy Advance
TMNT en Game Boy Advance

La versión principal del juego fue desarrollada por Ubisoft, compañía que ya tenía una experiencia enorme en juegos de plataformas y acción tras haber lanzado la trilogía de Prince of Persia (Sands of Time, Warrior Within, The Two Thrones). Sinceramente, nunca en mi vida habría pensado que Prince of Persia y las Tortugas Ninja podrían tener videojuegos similares, pero lo cierto es que en aquella época, los juegos del personaje se basaban en escenas de plataformas con saltos y situaciones imposibles y muchos combates a cual más espectacular, de manera que tiene sentido que este TMNT recuerde a la trilogía del Príncipe, porque él mismo parecía un ninja.

En lo que se refiere a historia, el juego empieza cuando ya ha pasado un tiempo de los sucesos de la película, pero no, no es una secuela de la misma, es una especie de “nos sentamos a hablar entre nosotros y contamos lo que sucedió”.

Leonardo en su viaje de entrenamiento
Leonardo en su viaje de entrenamiento

Gracias a eso, si no has visto la película te enteras de la historia y si la has visto la recuerdas, aunque como suele pasar con los juegos basados en largometrajes hay algunos cambios en los sucesos narrados. El primer cambio es que para prolongar el juego se añaden eventos que no sucedían en la película (por ejemplo, la batalla final entre las Tortugas y Shredder) y el segundo cambio es que se modifican o excluyen eventos que sí suceden en la película, como por ejemplo el brutal enfrentamiento entre Leonardo y el Nightwatcher. Es curioso que quiten esta escena, pues no solo es de lo mejor de la película, sino que hay un nivel en el cual controlamos a Leonardo y perseguimos al Nightwatcher, pero cuando llega el momento de enfrentarnos se ignora ese hecho y se continua como si nunca hubiese pasado, pese a que en la escena de vídeo que aparece al completar el nivel se ve una escena de la película que demuestra que ese combate sucedió.

 

A la hora de jugar, nos encontramos con que los niveles están muy centrados en plataformas y las peleas aparecen como intermedio entre las zonas de saltos. Esto no me parece mal, al contrario, me gusta que las tortugas se muevan como se mueven en este juego, pues pueden hacer de todo, saltar de pared en pared, correr por la pared, doble salto en el aire, agarrarse a salientes y barandillas… son muy ninjas.

Rebotando en las paredes
Rebotando en las paredes

Además cada tortuga tiene una habilidad especial propia (Michelangelo puede usar sus nunchakus para planear en el aire, Leonardo puede traspasar determinadas paredes, Donatello usa su bo a modo de pértiga y Rafael sus sais para trepar por algunas fachadas de edificios).

A la hora de pelear también hay diferencias, cada tortuga cuenta con sus propios combos y ventajas (mayor alcance para Leonardo y Donatelo, mayor velocidad para Rafael y Michelangelo) aunque algunos movimientos concretos (como las patadas o el ataque especial del arma cuando mantenemos presionado el botón) son compartidos por todos los personajes. Existe una barra de estrellas que se irá llenando conforme matamos enemigos, cuando este completa entraremos en “modo letal” o lo que es lo mismo, cada golpe que demos a un rival, bastará para eliminarlo.

Michelangelo y su particular manera de pelear
Michelangelo y su particular manera de pelear

Al principio controlaremos una sola tortuga, pero cuando avancemos un poco las cuatro estarán disponibles y podremos intercambiar entre ellas a nuestro antojo. Además las tortugas podrán hacer ataques de equipo, ya sea para atacar a los enemigos o para hacer las zonas de plataformas menos imposibles (por ejemplo si hacéis un salto y os quedáis cortos podéis hacer un ataque de equipo para que otra tortuga os agarre y os lance hacia adelante y así no caer al vacío).

Además de las tortugas existe un quinto personaje, el Nightwatcher. Cuando lo controlamos no encontramos ninguna diferencia jugable con respecto a Rafael, salvo que el medidor de trabajo en equipo no existe y el de estrellas tampoco, en su lugar tendremos una barra de furia que llenaremos al derrotar enemigos y podemos usar para entrar en el modo letal. Si además tenemos la barra llena, Nightwatcher provocará una explosión que barrerá a los enemigos al activar ese modo. Es una pena que no diferenciasen más a este personaje, pues en la película pelea con cadenas y habría sido muy bueno ver eso plasmado en el juego en lugar de sentir que controlamos a Rafael pero con otro aspecto.

Rafael contra uno de los jefes
Rafael contra uno de los jefes

En lo que se refiere a los gráficos creo que el juego es correcto, siempre y cuando tengamos en cuenta que es de la generación 128 bits. Es cierto que los escenarios son grandes y relativamente repetitivos (aunque claro, dentro de su limitación intentan aportar variedad) pero ese no es el problema, que recae más bien en su diseño y su aportación a la jugabilidad.

El principal fallo es que no controlamos la cámara y eso significa que veremos lo que el juego quiere que veamos y ahí es donde el diseño de los escenarios ha de ser bastante claro y no lo es. En muchas ocasiones veremos varios caminos a seguir, como si hubiese un muro con una valla (que podemos saltar) y al otro lado una puerta abierta, pues bien, solo uno de los dos elementos será útil, la existencia del otro no aporta nada y solo confundirá. ¿Qué necesidad hay de hacer un pasillo o una puerta completamente abierta si en realidad para el jugador ahí solo hay un muro invisible? No lo sé, pero no es buena idea, especialmente porque nos moveremos hacia todas las direcciones y esa clase de elementos distraen más de lo que aportan.

Las zonas de plataformas son mejorables en cuanto a diseño
Las zonas de plataformas son mejorables en cuanto a diseño

Otro problema de desarrollo es que las zonas de plataformas, pese a ser buenas, son repetitivas e injustas, hay niveles que se basan en repetir 3 o 4 veces el mismo tipo de peligro o evento, por ejemplo una zona en la cual las plataformas se derrumben al pisarlas y haya que correr por la fachada del edificio hacia la siguiente. Imaginad tener que repetir ese mismo peligro 3 o 4 veces seguidas intercalado entre algún combate que otro o alguna zona de plataformas (que seguramente también se repita). Es una pena que con la gran variedad de acciones que pueden hacer las tortugas, terminemos haciendo lo mismo en casi cada nivel, tal vez debieron distribuir estos eventos y añadir algunos más originales (como por ejemplo, cuando podemos caminar por encima de los globos de un desfile).

A todo esto hay que sumarle que estamos hablando de Ubisoft y de un juego donde los personajes son muy habilidosos y los escenarios bastante grandes, o dicho de otro modo, es fácil encontrarse con bugs y glitches. Por ejemplo, en mi primera partida, al llegar al tercer nivel, traspasé las paredes no sé muy bien como, y acabe en un mundo totalmente negro salvo por mi tortuga. A base de saltar y tantear el mundo negro, mi personaje traspasó el suelo y acabo en otra sección del nivel. Admito que esto no me ha sucedido con frecuencia, pero hay que tener en cuenta que en varios momentos concretos podemos forzar “la existencia” de los escenarios.

El desarrollo y diseño de los niveles no es tan malo como puede parecer y los bugs no son tan numerosos como podáis pensar (eh, en mi primera partida me pasó solo una vez), pero es cierto que son un tanto sosos y pueden llegar a cansar, pero eso también es culpa de la jugabilidad.

Donatello impartiendo justicia
Donatello impartiendo justicia

Si sumamos las numerosas habilidades plataformeras de las tortugas, los escenarios abiertos pero limitados por la cámara y algún que otro bug, nos damos cuenta que la experiencia jugable se va a resentir si el control no está a la altura.

Y aunque el control parece estar a la altura (en muchas ocasiones es así) nos abandona de vez en cuando, principalmente en las zonas de plataformas más exigentes donde es muy posible que la tortuga no haga lo que queremos hacer. Me explico, si tratamos de saltar de una plataforma a otra y estamos cerca de una pared, la tortuga usara su habilidad para andar por la pared en lugar de saltar y eso nos llevará a caer por el agujero y tener que volver a repetir la zona.

Esta clase de situaciones son tan comunes, que pueden llegar a ser desesperantes desde el principio del juego, no es algo que vaya a peor, simplemente siempre es así. A la que os acostumbréis a pensar en esas situaciones evitaréis problemas y trataréis de disfrutar del juego, pero es muy difícil no ver interrumpida una partida muy divertida por alguna zona de plataformas donde no terminéis en el agujero.

Planear con los nunchakus puede ayudar un poco en las zonas de plataformas
Planear con los nunchakus puede ayudar un poco en las zonas de plataformas

Los de Ubisoft sabían este hecho y trataron de enmendarlo añadiendo puntos de control (checkpoints) en abundancia, de manera que si superáis una zona complicada el juego os dejara continuar tras ella, de manera que la olvidareis enseguida pero… a mí personalmente me parece un recurso un tanto lamentable.

El juego nos hace sufrir en las zonas de plataformas pero nos perdona ese sufrimiento evitando volver a pasarlas, como si no hubiesen existido, pero más adelante nos volvemos a ver en las mismas y creo que eso no está bien. Debieron corregir esas zonas, o permitir mover la cámara o simplemente, acortarlas ligeramente y evitar su repetición en un mismo nivel.

Me queda muy claro que los de Ubisoft no supieron medir bien la dificultad, pues el juego se pone difícil, pero no importa lo mas mínimo ya que nunca te penaliza, puedes morir 200 veces en un salto e intentarlo otras 200 mas y cuando lo superes, checkpoint y continúa como si nada. Lo peor es que en los combates esto también sucede, puedes usar a las 4 tortugas (cada una con su barra de vida) y si te matan una, le das al botón rápidamente y se levanta como si nada y continúas jugando. Ni siquiera sé si te pueden matar de verdad en el juego, ya que nunca lo he vivido, simplemente me han noqueado a alguna tortuga, le he dado al botón, se ha levantado y he seguido jugando.

No importa si os derrotan, podréis seguir jugando
¿Muchos enemigos? da igual, si os matan podéis seguir jugando

Esto puede parecer buenísimo, pero lo que logra es que no valores la vida que tienen los personajes, me explico, me he visto a mi mismo andando a través de peligros del escenario sin preocuparme de perder vida ¿para qué me voy a preocupar si no me penalizan?

Al completar cada nivel nos puntúan nuestras habilidades de lucha, las monedas que hemos recolectado, el tiempo que hemos tardado y el número de veces que hemos usado los movimientos de equipo. La nota resultante será la única penalización que veamos ante la actitud pasota anteriormente descrita y lo único malo que puede pasar es que si no sacamos una A (que es relativamente fácil si se os da bien pelear y usáis ataques en equipo) es que no desbloquearemos niveles de desafío ni recibiremos caparazones extra.

Puntuación de nivel
Puntuación de nivel

Los niveles de desafío son unas pruebas en una especie de mundo virtual donde tenemos que cumplir un objetivo bajo cronometro, si lo hacemos bien obtendremos más caparazones.

Los caparazones sirven para comprar extras, como ilustraciones, vídeos o añadir elementos graciosos a las partidas, como que las tortugas sean cabezonas, que sus armas sean objetos cotidianos (cambiar el bo por una escoba o los nuchakus por embutido) o que los enemigos vayan disfrazados con elementos divertidos como sombreros de cowboy.

Nivel de desafío
Nivel de desafío

El juego no posee modo a dos jugadores, pero tiene bastante contenido para un jugador, gracias a que podemos rejugar los niveles del modo historia (para mejorar nuestra nota y conseguir más caparazones) a  las pruebas del desafío y a los vídeos e ilustraciones.

 

¿Es TMNT un mal juego? No, no lo es, es un juego aceptable que nos da momentos excelentes y momentos soporíferos. Existen muchísimos juegos así y algunos de ellos han dejado un gran recuerdo. Sin embargo es una pena que teniendo una base tan buena no se molestasen en pulirla, habría salido un juego excelente.

Desde mi punto de vista, a este juego le faltaba un testeo más profundo, un recorte en algunos niveles (demasiado largos y repetitivos) y a ser posible un modo multijugador, aunque fuese de pegarse entre sí o de ver quien mata más ninjas del Pie.

Si sois fans de las Tortugas Ninja como yo, podéis llegar a disfrutarlo y agradeceréis detalles como que el juego este doblado, que incluyesen ilustraciones y vídeos o que los niveles de Nightwatcher tengan escenarios en blanco y negro al estilo Sin City (que tanto influenció los cómics originales de estos personajes). Si no lo sois, quizás no lleguéis a disfrutarlo tanto y es posible que os aburráis enseguida.