[HorrorScience] Godzilla’s Revenge (1969)

Título: Gojira-Minira-Gabara: Ōru Kaijū Daishingeki

Año: 1969

Duración: 69 minutos

Director: Ishiro Honda

Reparto: Tomonori Yazaki, Kenji Sahara, Eisei Amamoto, Hidemi Ito, Junichi Ito, Sachio Sakai, Kazuo Suzuki, Little Man Machan, Haruo Nakajima, Yasuhiko Kakuko, Yukiko Mori, Yoshito Miyata

Guión: Shinichi Sekizawa

Hoy voy a hablar del décimo episodio de la etapa clásica de Godzilla (conocida como Showa).

Si recapitulamos un poco veremos que la mayoría de películas de Godzilla (y otros monstruos de Toho) fueron dirigidas por Ishiro Honda. Tras él,  Jun Fukuda fue el director que hizo más películas de la etapa Showa.

Honda y Fukuda son dos personas totalmente diferentes en más de un sentido y eso se nota en muchas de sus películas. Honda inició la saga de una manera magistral y pese  a algún tropezón (King Kong VS Godzilla) mantuvo un nivel bastante alto (o decente) dentro de la saga de Godzilla. Fukuda llegó cuando la decadencia ya se había apoderado del saurio nipón e hizo lo que pudo, pero el presupuesto (cada vez más reducido) y  la obligación de atraer al público infantil para llenar los cines y alejarlo de la tortuga Gamera, marcaron sus películas irremediablemente.

Honda regresó para dirigir Destroy All Monsters, la película anterior a esta, donde reunió a casi todos los monstruos de Toho para hacer un largometraje muy llamativo (aunque peor que algunos de sus otros trabajos) y tras eso, el director decidió hacer esta película, pensada para un público infantil.

Gojira-Minira-Gabara: Ōru Kaijū Daishingeki, conocida en español como La isla de los monstruos y en inglés como All Monsters Attack o Godzilla’s Revenge es el resultado de su idea sobre hacer una película donde los monstruos sean algo imaginario  y las políticas de poco presupuesto que se llevaban por aquel entonces en la serie de Godzilla.

La historia empieza mostrándonos a nuestro protagonista, un niño llamado Ichiro, que es molestado por algunos de sus compañeros mientras va camino a casa. Los padres de Ichiro trabajan hasta tarde, así que el único adulto que se responsabiliza de él es un vecino un tanto excéntrico que trabaja creando juguetes.

Ichiro molestado por los otros niños
Ichiro molestado por los otros niños

A Ichiro le gusta vivir aventuras, pero muchas de ellas son frustradas por la aparición de los niños que lo acosan, lo cual hace que se refugie en su casa y prefiera imaginarse en la isla de los monstruos, donde habitan Godzilla y compañía, para poder hablar con Minilla, el hijo de Godzilla (que ahora parece tener la habilidad de cambiar de tamaño y hablar como las personas). Minilla le cuenta a Ichiro que su padre quiere enseñarle a ser valiente, pero que él no es capaz de serlo, porque tiene miedo de un monstruo gigante llamado Gabara. Ichiro también tiene miedo de uno de los niños que le molestan, así que ambos han de aprender a ser valientes.

Paralelamente se nos cuenta que la policía anda buscando por el vecindario a unos ladrones, que se han ido a esconder en un edificio abandonado donde casualmente va a jugar Ichiro de vez en cuando. En una de esas excursiones al edificio, el niño encontrará la licencia de conducir de uno de los ladrones, lo cual provocará que estos quieran raptarle para recuperarla.
¿Le servirán de algo las enseñanzas de Minilla y Godzilla al pequeño Ichiro?

Minilla enfrentándose a Gabara
Minilla enfrentándose a Gabara

Nos encontramos ante la peor película de Godzilla que jamás se ha hecho y cualquiera que vea la treintena que conforman la saga estará de acuerdo, porque incluso las otras películas malas no llegan a ser tan lamentables, por mucho que lo intenten.

Vayamos por partes, la idea de hacer una película para niños no sorprende (la serie se estaba infantilizando desde hacía años) pero de ahí a hacer una película sobre un niño que viaja al imaginario mundo de La isla de los Monstruos y habla con el hijo de Godzilla que le da consejos que sirven para que se enfrente a unos ladrones de bancos, creo que hay un trozo.

Gabara el "terrible" antagonista
Gabara el “terrible” antagonista

Una cosa es que quieran mostrar la vida de un niño desatendido por sus padres, que han de trabajar más horas de las necesarias y que este niño deje volar su imaginación como válvula de escape y la otra es incluir tramas como la de los ladrones de bancos o aprovechar la excusa de la imaginación del niño para meter todas las escenas de stock posibles y ahorrar así un montón de dinero.

La película es corta pero eso no evita que prácticamente todas las escenas de monstruos provengan de otras anteriores, principalmente Godzilla VS The Sea Monster, El hijo de Godzilla, King Kong Escapa y Destroy All Monsters. El uso de metraje de otras películas es tan descarado, que ni les importó mostrar escenas de películas donde Godzilla tenía un traje diferente, provocando así que el monstruo cambie de aspecto de una escena a otra. Las únicas escenas de monstruos nuevas que veremos son las que tienen que ver con el Gabara y las de Ichiro hablando con Minilla.

Una de las pocas escenas nuevas que incluyen monstruos
Ichiro y Minilla han de superar sus miedos

Entonces, si tenemos en cuenta que la parte de los problemas del niño es bastante absurda y que casi todas las escenas de monstruos provienen de otras películas, ¿qué nos queda de bueno en esta película? Pues prácticamente nada, ni siquiera creo que tenga moraleja, porque cuando Ichiro hace frente a sus miedos (tal y como Minilla le enseña) luego se comporta como un imbécil para satisfacer a los niños que le molestaban.

Lo único que puede mejorar esta película es no haber visto las películas anteriores, porque así al menos parecerá que las escenas de monstruos son nuevas, pero aun así seguiría siendo de las peores películas de Godzilla. Ni siquiera creo que los niños pequeños aprecien esta película, y creo que para ellos sería mucho más recomendable ver El hijo de Godzilla.

Gabara electrocutando a Minilla
Gabara electrocutando a Minilla

Curiosidades sobre la película:

  • El título de la película se cambió en occidente para tratar de atraer al público. También se cambiaron los carteles para mostrar más monstruos, haciendo creer que esta película sería similar a Destroy All Monsters.
  • Al igual que pasó con muchas películas de esta saga, en su lanzamiento americano se alteró parte de la película. Uno de los cambios más significativos de esta película fue sustituir la música japonesa que sonaba en los créditos del comienzo, por una totalmente diferente un tanto psicodélica que, personalmente, me gusta bastante más.
  • Esta película fue la primera de la saga que tuvo menos de 2 millones de espectadores en Japón, donde vendió solo un millón y medio de tickets (un millón menos que la película anterior).
  • El principal responsable de los efectos especiales de la saga Godzilla (y creador de Ultraman) Eiji Tsuburaya estaba enfermo cuando se empezó a rodar esta película, de manera que el propio Ishiro Honda tuvo que ayudar con los efectos especiales. Poco después de terminarse la película, Tsuburaya murió.