[HorrorScience] King Kong Escapa (1967)

Título: Kingu Kongu no Gyakushū

Año: 1967

Duración: 100 minutos

Director: Ishiro Honda

Reparto: Rhodes Reason, Akira Takarada, Linda Miller, Eisei Amamoto, Mie Hama, Yosihumi Tajima, Nadao Kirino, Susumu Kurobe, Shoichi Hirose, Toru Ibuki, Nadao Kirino, Sachio Sakai, Kazuo Suzuki, Yoshifumi Tajima, Andrew Hughes, Masaaki Tachibana, Ikio Sawamura, Yasuhisa Tsutsumi, Osman Yusuf, Haruo Nakajima y Yu Sekida

Guión: Kaoru Mabuchi

Todo el mundo conoce a King Kong, el simio gigante que tras ser sacado de su hábitat (Isla Calavera) fue arrastrado a Nueva York donde se escapó de sus captores y empezó su huida por la ciudad, mientras llevaba en una de sus manos a la bella actriz que lo “enamoró”.

King Kong (1933) es un clásico del cine y una de las películas de monstruos gigantes más importantes del mundo, motivo por el cual no me explico como se ha intentado en más de una ocasión hacer un remake de esa película, pues el resultado ha sido crear películas olvidables con facilidad, algo previsible. En ese sentido, los remakes tienen un trato bastante similar a lo que le sucedió a la secuela de la película original, El hijo de Kong (1933) o a los experimentos japoneses como King Kong VS Godzilla (1963) o King Kong Escapa (1967).

Será de esta última película, conocida en Japón como Kingu Kongu no Gyakushu e internacionalmente como King Kong Escapes, de la cual voy a hablar a continuación y ya os aviso que siendo una producción japonesa os podéis esperar cualquier cosa tal y como demuestran largometrajes como Frankenstein Conquers the World (1965)

El malvado Dr Who (sí, hay un doctor llamado Who, pero no tiene nada que ver con el doctor Who en el cual todos estamos pensando) ha creado un robot gigante con aspecto de simio llamado Mechani-kong para poder usarlo como excavadora y así lograr extraer Elemento X (un material poderosísimo que podría ser usado como arma en el control mundial) de zonas subterráneas situadas en el Polo Norte. Lamentablemente, la radiación del material termina provocando un malfuncionamiento en el gigantesco robot y los planes del Dr Who y su aliada (una misteriosa joven asiática que representa a algún país que no se menciona) fracasan estrepitosamente.

El enorme Mechani-Kong
El enorme Mechani-Kong

Por otro lado, un submarino capitaneado por Carl Nelson termina llegando casi por casualidad a la isla Mondo, en la cual encontrarán un montón de criaturas prehistóricas y gigantes. Entre ellas un enorme dinosaurio (Gorosaurus) que tras interesarse por la tripulación será apalizado por la versión japonesa de King Kong (más grande y fea que la occidental).

King Kong contra Gorosaurus
King Kong contra Gorosaurus

El simio cumple con lo que todo el mundo espera: se siente atraído por la chica guapa (Susan Watson) y la protege, pero ella logra comunicarse con Kong (más o menos) y consigue volver al submarino junto con sus compañeros.

Tras el fracaso del Mechani-kong, la aliada del doctor Who, pone contra las cuerdas al científico loco, cuya nueva idea es secuestrar al Kong original y usarlo para excavar en el hielo, pues el material X no debería afectarle, y en caso de hacerlo, lo mataría cuando el trabajo ya estuviese hecho, así que él y su equipo viajan a la isla y secuestran al simio gigante, lo hipnotizan y lo ponen a trabajar.

El malvado Dr Who y sus secuaces
El malvado Dr Who y sus secuaces

Para evitar problemas, el doctor Who decide secuestrar al almirante Nelson (con el cual parece tener algún tipo de rivalidad) y a sus compañeros (por si Kong se descontrola, poder usar a Susan para que le obedezca).

Todo parece salir bien para el doctor Who, pero obviamente esa situación es temporal, pues todo se descontrolará y será entonces cuando el Mechani-kong tendrá que enfrentarse a King Kong, tal y como manda la tradición japonesa de películas Kaiju Eiga.

Los protagonistas escapando de la isla de Kong
Los protagonistas escapando de la isla de Kong

Pese a todas las divertidas locuras que ofrece, King Kong escapa es una película bastante floja, de hecho si no fuese por que aparece un King Kong robótico, no habría nada destacable ni llamativo para decir de ella, al menos por mi parte.

Quizás sea casualidad, pero lo cierto es que las dos películas japonesas de King Kong hechas por Toho no son gran cosa y están al nivel de algunas de las películas más malas de la saga Godzilla, lo cual no es algo demasiado positivo. Aunque he de admitir que King Kong escapa no es tan mala como King Kong VS Godzilla, lo cierto es que las dos películas son risibles y aportan muy poco a su género.

Me gustan mucho algunas ideas de la película, como el Mechanikong (tenía que existir, si o si), el loco Dr Who (que quizás fue fuente de inspiración para el Dr Hell de Mazinger Z) e incluso la poco explayada rivalidad entre Nelson y Who, pero en líneas generales no veo nada destacable que haga que esta película sea una joya olvidada como sí pueden serlo Frankenstein Conquers The World o War of Gargantuas (todas del mismo director, Ishiro Honda).

El disfraz de Kong es risible
El disfraz de Kong es risible

Curiosidades sobre la película:

  • Pese a que la película está producida y dirigida por los mismos que crearon King Kong VS Godzilla, no hay ningún momento en el cual se conecten ambas películas. Incluso la isla donde vive Kong es diferente.
  • Uno de los sicarios de Dr Who es Susumu Kurobe, actor que interpretó al primer Ultraman. Este curioso hecho no es del todo casualidad, pues el principal encargado de los efectos especiales de las películas de Toho (Eiji Tsuburaya) fue el creador de Ultraman.
  • Algunas ideas de la película provienen de una serie de animación de Kong de 1966 llamada The King Kong Show.
  • Mie Hama, la mujer que contrata al Dr Who, se convirtió en chica bond el mismo año que se estrenó esta película, con Solo se vive dos veces.
  • El lamentable traje de Kong fue reutilizado años después para la serie de televisión Go! Greenman!
reutilizando el traje de Kong
Reutilizando el traje de Kong