¡Bienvenido a ComboGamer!

Regístrate ahora para acceder a todas nuestras funciones. Una vez que te hayas registrado y hayas iniciado sesión, podrás crear temas, publicar respuestas a los hilos existentes, dar reputación a otros usuarios, acceder a mensajes privados, publicar actualizaciones de estado, administrar tu perfil y mucho más. Este mensaje se eliminará una vez que hayas iniciado sesión.

dpineda

Usuario
  • Content Count

    77
  • Joined

  • Last visited

Posts posted by dpineda


  1. Pues unos de mis sueños mas extraños y realistas fueron que yo estaba jugando con unos amigos, a la botellita entonces, me retaron a besar a una de mis amigas que estaban en el circulo, y yo sin chistar lo hice, luego cuando al girar la botella le apunto a un zombie que estaba cerca, entonces todos empezamos a correr yo corri por toda una calle super angosta y al lado de esa calle habia como una montaña con muchos caballos y gente tratando de retenerlos, luego uno de los caballos se escapo como un demonio a perseguirme a mi yo me escondí­ en el monte que estaba por allí­ y me tape la boca, para que no me escuchara, entonces el caballo me empezó hablar y a decirme que si no despertaba del sueño, morirí­a como el, me dijo que tratara de cooperar o morí¬a o salí¬a para que el caballo me matara lo que hice fue no se como, pero salio la misma muchacha que habí­a besado estaba a mi lado, la volví­ a besar y cuando voltee ya no estaba el caballo si no una serpiente que salto y me mordio en cuello y de allí­ me desperté y dure toda esa mañana con dolor de cuello.


  2. Bueno esta lectura para mi me marco la vida me hizo reir, sonreir, emocionarme y hasta llorar, no se si les vaya a gustar ya que es de fantacia les dejo la sinopsis para que vean: se llama Corazon de Hielo

     

    Sinopsis: 

    Habia una vez cuatro hermanas que vieron que al mundo le hací­a falta algo.
    Antes, según la leyenda, el mundo se dividí­a en partes y en cada parte harí­a una estación.
    Las cuatro hermanas vieron que estas estaciones deberí­an ser compartidas, que todos merecí­an saber cómo se sentí­an las diferentes estaciones.
    Así­ que la más pequeña y caprichosa de todas, escogió la primavera, se encargarí­a de llevar a todas partes los olores y la armoní­a de dicha estación.
    El verano seria aquella alegre, cálida y risueña. Que fuera capaz de llevar el calor y la vitalidad a todas partes.
    Vino el otoño, fue aquella hermana que pensó que todos debí­an tener la capacidad de soñar, de enmendarse y de mejorar... Ella lo llevo a todas partes.
    Y al final vino el invierno... el invierno era frio, cruel y despiadado, cerrando los ojos ante el sufrimiento ajeno.
    Así­ sucedió. Así­ lo dicta la leyenda.
    Y fue así­ como decidieron que el invierno debí­a tener corazón de hielo.
    Mi nombre es Hanna y yo soy el invierno.