Esta vez ha tocado jugar a uno de esos títulos pertenecientes a mi baúl de los recuerdos particular, es decir, a aquello que jugaba de pequeñajo en mi vetusto ordenador previo a la era Windows. Lo curioso es que, pese a conocerlo desde hace bastante tiempo, en realidad he desconocido su verdadera naturaleza hasta hace nada. No fue hasta que Rubén de Pixelmaníacos lo mencionó en una de sus publicaciones que comprendí que en realidad era un clon de Pacman, y no un juego oficial de la franquicia. No en vano lo estuve buscando sin éxito, carecía de las coordenadas correctas (no recuerdo por qué, pero ese juego no estuvo entre los que salvé de la suerte de mi antiguo ordenador, grabándolo en un disquete).

Muy bien todo, pero ¿a qué juego me estoy refiriendo? A Mad Mix Game, un comecocos desarrollado por la española Topo Soft en 1988. Como veremos, se trata de un juego con un acabado gráfico muy atractivo para la época, y que cuenta con algo de lo que no todos los juegos de PC del momento podían presumir: scroll de pantalla. Esto tiene sus pegas, como que no veamos a los enemigos hasta que los tenemos encima (un minimapa hubiese tenido un valor inestimable para plantificar estrategias) o (al menos en mi caso) que provoque cierta sensación de mareo. Además, nos encontraremos con elementos de cuño propio que le otorgan una identidad bien definida, que se suman a los power ups clásicos que todos conocemos. ¡Hasta podemos liarnos a tiros con los fantasmas en una nave espacial! En cualquier caso, todo ello no lo hará menos desafiante y frustrante.

Desde luego, creo que es un juego lo bastante interesante como para que le dedique un análisis un poco más extenso algún día. De momento, aquí os dejo el gameplay que emití el pasado sábado. Y, como siempre, no olvidéis seguirnos en Twitch y suscribiros a nuestro canal de YouTube.

0 0 votos
Calificación