[Jugando a…] Peter Jackson’s King Kong – Kong The 8th Wonder of the World

Plataforma
Game Boy Advance
Desarrollado por
UbiSoft
Género
Aventura, Action RPG
Año
2005

La primera película de King Kong apareció en 1933 y fue todo un éxito por sus efectos especiales, banda sonora y su recordado final. Kong, el simio gigante, cautivó al mundo y, muchas décadas más tarde, ya formaba parte de la cultura popular, siendo uno de los personajes más parodiados y copiados del cine.

Las películas protagonizadas por Kong incluyen secuelas como El hijo de Kong, películas japonesas (King Kong VS Godzilla y King Kong se escapa), un remake en los 70 que tuvo una secuela (para la cual apareció un extraño juego para Famicom), un nuevo remake de la mano de Peter Jackson en el año 2005 y su aparición en el actual MonsterVerso donde con películas como Kong: Isla Calavera y Godzilla VS Kong.

En cuanto a videojuegos, Kong ha aparecido en algunos. La mayoría pasan a ser de olvidables (como King Kong para Atari 2600) a extraños (como King Kong 2 Ikari no Megaton Punch y su aparición en Konami Wai Wai World, ambos de NES), siendo solo unos pocos realmente notables, entre los cuales podemos destacar Peter Jacksons King Kong, que apareció para consolas de 128 bits con motivo de la aparición de la película del mismo nombre.

Ese mismo juego tuvo versiones distintas para consolas portátiles. Las de PSP y Nintendo DS fueron versiones modificadas y recortadas del juego original. La que apareció para Game Boy Advance, en cambio, era un juego totalmente distinto que pasó desapercibido entre el gran público, y que cuenta con la particularidad de que su versión americana se renombró como Kong 8th Wonder of the World.

En la revista Bonus Stage Magazine hice un extenso especial sobre King Kong (donde comento sus películas, su influencia y sus videojuegos) y fue entonces cuando le dediqué algo de tiempo a esa curiosa versión de Game Boy Advance, que analizaré a continuación.

El apartado gráfico de Kong 8th Wonder of the World es muy acertado. Los personajes están bien animados y recuerdan a los actores de la película, pese a que su diseño es bastante más simple.  Kong está bien recreado y en sus partes jugables podemos machacar enormes dinosaurios (en la Isla Calavera) o vehículos humanos (en la parte final del juego).

Los enemigos comunes se dividen entre los muy pequeños (murciélagos, diferentes tipos de cangrejos y crustáceos) y los más grandes (dinosaurios, enemigos humanos), pero también hay que estar atentos a los peligros de la propia selva (pinchos, flores gigantes que nos atrapan o lanzan veneno). Los jefes finales tienen un aspecto mucho más intimidante y detallado. Destacan notablemente y le dan un toque más épico al juego.

Llegando a la Isla Calavera

Sin embargo, lo que más me ha gustado ha sido la Isla Calavera en sí, llena de detalles que le dan un toque siniestro y salvaje (cabezas clavadas en palos, templos, ruinas derruidas, huellas de Kong, esqueletos de dinosaurios, caminos de piedra que sobresalen de la vegetación…). Dentro de la limitación de estar en una isla tropical, se ha intentado dar variedad a las diferentes partes cambiando el color y algunos elementos que destaquen zonas concretas (los templos de piedra, el poblado indígena, el pantano con los dinosaurios saliendo del agua…).

Los escenarios están muy detallados

El hecho de que el juego tenga tanto nivel de detalle y la Isla Calavera se muestre como algo inexplorado por el hombre de ciudad, también se puede volver algo negativo, pues en ocasiones no es fácil ver qué caminos se pueden tomar en la jungla y los templos pecan de parecerse demasiado entre ellos, siendo fácil confundir unas habitaciones con otras (pero al menos tenemos pistas escritas en el suelo que ayudan a orientarnos). La música va variando según la zona y la situación, pasando de selvática y tribal a amenazante y atmosférica, lo cual le da al juego un buen nivel de inmersión.

La parte final traslada a Kong a la ciudad, dando algo de variedad al apartado visual y ofreciéndonos la posibilidad de vivir en primera persona el mítico final de la película.

La Isla Calavera es un lugar muy peligroso

En cuanto a la jugabilidad en sí, nos encontramos ante un juego de aventuras, donde exploraremos la Isla Calavera controlando a un grupo de tres personajes (Carl, Jack y Ann) que de vez en cuando se cambiará por un juego de acción al estilo beat’em up donde controlaremos a Kong. Aunque tengo que admitir que es divertido controlar a Kong, es innegable que la mejor parte es la de aventura, que afortunadamente también es la principal del juego.

Controlaremos a Kong de vez en cuando

Los controles son algo complejos de primeras, pero enseguida te acostumbras. El botón A se usará para situaciones concretas (tirar de algún interruptor, cerrar diálogos…), B es el botón de acción, L nos permitirá cambiar de personaje y el botón R cambiará el tipo de acción que hará el personaje. El personaje controlado irá delante y los otros lo seguirán, pero mientras lo hagan estos pueden ser dañados. Si presionamos el botón SELECT podemos separar al equipo y controlar libremente a uno de ellos, pero hay que tener en cuenta que no podemos abandonar la pantalla sin el resto de personajes.

Para avanzar tendremos que alternar entre los tres personajes

Cada personaje tiene su propia barra de vida (que podemos aumentar con objetos especiales) y su momento de lucirse en el juego, ya que tienen habilidades muy distintas. Carl, el director de la película, es capaz de mover objetos pesados, lanzar granadas y usar antorchas, de manera que será más útil resolviendo puzles que combatiendo, Ann puede gritar (para aturdir a los enemigos) y curar a otros personajes, lo cual la convierte en “la salvavidas” de los otros dos y Jack puede atacar con diferentes armas (machete, lanza y metralleta) siendo el personaje ideal para recorrer la selva y enfrentar enemigos.

Carl puede empujar objetos pesados

Durante la aventura encontraremos objetos como azufre, palos, troncos, lianas o piedras afiladas, que de por sí no sirven para nada, pero afortunadamente se pueden combinar para conseguir ítems que sí necesitaremos durante la misma (si juntamos el palo con la piedra afilada conseguiremos una lanza, si juntamos troncos con lianas, una balsa….).

Podemos combinar items para crear nuevos

Con el botón START podemos acceder a los menús (por los cuales navegaremos con L y R) y también al mapa.

Kong 8th Wonder of the World hace un gran esfuerzo por adaptar la historia de la película, y diría que lo logra con bastante acierto, pues los personajes se comportan de manera similar a la misma y veremos que los diálogos se parecen a los del largometraje (podemos elegir el idioma Español, al menos en la versión Europea). La jugabilidad es buena y los controles (pese a ser algo complejos de primeras) son correctos.

Recorrer la isla no será tarea fácil

En función de nuestra habilidad como jugadores, pasaremos más o menos tiempo recorriendo la laberíntica Isla Calavera obteniendo objetos, encontrando mejoras para personajes (que les aumentan la vida) y superando templos llenos de puzles, que generalmente están custodiados por un jefe final. La dificultad es bastante justa, es fácil que nuestros personajes resulten dañados, pero se nos dan herramientas para curarnos (los objetos aparecen con facilidad, podemos salvar partida en cualquier momento y, si por error entramos en un templo ya explorado, nos avisarán de que ya lo hemos completado). Además, una vez tengamos a Ann en nuestro equipo, podremos curarnos usando sus habilidades.

Kong 8th Wonder of the World de Game Boy Advance me parece muy bueno. Transmite muy bien la sensación de estar perdidos en una isla llena de peligros, tiene buenos gráficos, una música muy acertada y una jugabilidad centrada en eliminar enemigos y resolver puzles que lo hace adictivo. Si sois fans de los juegos de aventuras, deberíais darle una oportunidad a este juego. No os defraudará.

 

0 0 votos
Calificación
0
¡Nos encantaría leer tus comentarios!x