[HorrorScience] El poder de la sangre de Drácula (1970)

Título
Taste the Blood of Dracula
Año
1970
Duración
95 minutos
Director
Peter Sasdy
Guion
Anthony Hinds
Reparto
Christopher Lee, Geoffrey Keen, Gwen Watford. Linda Hayden, Peter Sallis, Anthony Corlan, Isla Blair, John Carson, Martin Jarvis, Ralph Bates, Roy Kinnear, Michael Ripper, Russell Hunter, Shirley Jaffe, Keith Marsh, Peter May, Madeline Smith, Reginald Barratt

Continúo con la saga de Drácula producida por Hammer Productions y protagonizada por Christopher Lee en el rol del vampiro, con la que sería la quinta película (o la cuarta si no contamos la segunda, donde aparecía Van Helsing, pero no Drácula).

Tras Horror of Dracula (1958), Las novias de Drácula (1960), Drácula Príncipe de las Tinieblas (1966) y Drácula vuelve de la tumba (1968), hoy toca hablar de Taste the Blood of Drácula, que en español se conoce como El poder de la sangre de Drácula, aunque en algunos países también fue llamada Pruebe la sangre de Drácula.

Esta película cuenta con el guionista de la anterior, de manera que hay cierta conexión entre ambas, aunque lo cierto es que se puede disfrutar sin haber visto Drácula vuelve de la tumba, ya que la única conexión directa os la cuentan en la película durante los primeros minutos.

Un comerciante presencia la muerte de Drácula (reutilizando escenas del final de la película anterior) y como buen oportunista recoge los restos del vampiro.

Más tarde conoceremos a tres hombres (Hargood, Paxton y Secker), religiosos, rectos y muy estrictos con sus hijos, tal y como demuestra la severidad con la que Hargood trata a su hija Alice, a la cual prohíbe verse con Paul, el chico que le gusta.

Hargood es un padre extremadamente severo

Una vez al mes, esos tres hombres se reúnen para irse a los barrios más bajos donde dan rienda suelta a sus vicios más perversos. Tal es la actividad de estos tres hombres, que ya están aburridos de todo lo que han hecho, de manera que cuando conocen a Lord Courtley, quien parece tener cierta influencia sobre las mujeres, se interesan en conocer sus hábitos más oscuros.

Lord Courtley fue desheredado por su familia debido a su interés por el ocultismo y los rituales, de manera que les ofrece a los tres hombres la compra de unos productos que les permitirán vivir sensaciones increíbles a cambio de vender su alma al diablo.

Comprando los restos de Drácula

Esos productos resultan ser los restos de Drácula, que Courtley utiliza para crear un brebaje que le da de beber a sus tres invitados. Ninguno de ellos se atreve, así que el propio Courtley lo bebe y esto le provoca un ataque, que los demás aprovechan para apalearlo hasta matarlo.

Los tres hombres vuelven a sus casas, inquietos y asustados por el suceso, temen que les puedan culpar del asesinato de Courtley, pese a que saben que posiblemente nadie encuentre el cadáver. Por su parte, Courtley sufre una transformación en la cual su cuerpo queda destruido y reemplazado por el Conde Drácula, cuya primera acción será matar a los tres hombres que apalearon a Courtley, ya que al parecer este era su seguidor.

Courtley bebiendo la sangre de Drácula

Esta película continúa la cuesta abajo en la cual se sumerge poco a poco la saga de Drácula de Hammer, pero tampoco os penséis que es excesivamente mala o que es mucho peor que las anteriores, simplemente resulta un tanto repetitiva con respecto a lo visto en las anteriores.

Esta película tiene una premisa bastante original (los tres hombres que buscan emociones fuertes y terminan en contacto con un ocultista) que perfectamente podría haber sido utilizada en una película sobre satanismo, sin relación con la saga de Drácula, pero al mismo tiempo mantiene su unión con las anteriores (no solo por usar escenas de la Drácula vuelve de su tumba, si no que algunos personajes también recordarán a otros que hayamos visto en el pasado).

Courtley haciendo su ritual

En esta película vemos un Drácula mucho más pasivo de lo habitual (al menos en lo referente a matar a gente) que prefiere usar a sus siervos para que hagan el trabajo sucio y que solo se volverá violento en situaciones muy concretas, como el final. Y ya que hablo del final, he de decir que la actitud de Drácula en los últimos minutos es tan errante como ridícula y de hecho su muerte es bastante tonta, pese a que intenta ser simbólica y menos directa que en películas anteriores, el resultado final no me convence en absoluto.

No faltarán las atractivas seguidoras del vampiro

La película tarda un poco en arrancar, pero tiene un ritmo relativamente ágil y eso puede ayudar a sobrellevar mejor las repeticiones anteriormente mencionadas como por ejemplo las escenas de parejas (no consentidas) y la consecuente seducción de la chica joven.

Cuando vi esta película por primera vez no me gustó demasiado, pero con este nuevo visionado creo que ha mejorado mi opinión sobre ella, pese a que la considero inferior a todas las anteriores de esta saga.

El crucifijo nunca falla

Curiosidades:

  • En esta película no iba a aparecer Drácula, en su lugar el vampiro principal iba a ser Lord Courtley, sin embargo los distribuidores no quisieron hacer la película si no aparecía Christopher Lee, de manera que metieron a Drácula, pese a que Lee tampoco estaba muy entusiasmado con hacer por enésima vez de Conde.
  • Esta película sufrió mucha censura en diversos países, de manera que hay versiones donde hay metraje recortado (principalmente en las escenas del burdel donde van Hargood, Paxton y Secker).
  • Hay bastantes escenas de miradas tratando de mostrar el poder y la influencia de Drácula sobre sus víctimas, esto recuerda bastante a algunas escenas de Bela Lugosi en Drácula (1931).
¿Homenaje o casualidad?