Título:  Emperador Joker

Guionistas: J.M. DeMatteis, Jeph Loeb, Mark Schultz, Joe Kelly

Dibujante: Ed McGuinnes, Mike Miller, Kano, Doug Mahnke, Duncan Rouleau, Todd Nauck, Carlo Barberi, Scott McDaniel

Entintador: Jose Marzan Jr, Cam Smith, Marlo Alquiza, John McCrea, Tom Nguyen, Jaime Mendoza, Richard Bonk, Armando Durruthy

Editorial: DC Comics

Géneros: Humor/ Superhéroes

Fecha de publicación:  2000

Superman, el criminal más peligroso de Gotham City, un hombre capaz de doblar el acero con sus manos y saltar edificios sin esfuerzo alguno, ha vuelto a escapar del Asilo Arkham donde estaba preso por haber asesinado a Lex Luthor. Afortunadamente Bizarro, el superhéroe favorito de todos, lo vuelve a atrapar como hace cada noche.

Un momento ¿Qué?

Emperador Joker portadaEsa sería la reacción más lógica si alguien lee las primeras páginas de Emperador Joker, en caso de no haberse informado primero sobre la trama de esta particular saga. Y si, digo saga porque esta historia (iniciada con Superman: Arkham y finalizada con Emperador Joker) fue compartida entre las diferentes colecciones de Superman, de manera que todas se interrumpieron para abarcar estos eventos, que se narraron en los siguientes números:

Superman 160 – 161, Adventures of Superman 582 – 583, Superman: Man of Steel 104 – 105, Action Comics 769 – 770 y Emperor Joker 1.

Afortunadamente, los que no quieran buscar números sueltos de Superman, pueden conseguir toda esa historia recopilada en un único tomo llamado Superman: Emperador Joker.

El mundo está loco, loco

Explicado esto intentaré comentar de nuevo lo que sucede en el cómic: Superman se escapa de Arkham, pero Bizarro no tarda en ir detrás de el para capturarlo, como hace cada noche. Mientras esto sucede, un extraño duendecillo intenta acercarse a Superman, pero termina siendo atropellado por un tren. Por su parte Superman recibe un fuerte golpe que lo hace llegar hasta la propiedad de Lois Lane, dueña de Lane Corp, lo cual la convierte en la mujer más poderosa de la ciudad, que no duda en entregarlo a Bizarro para que vuelva a encerrarlo en Arkham.

Mientras tanto, un grito recorre toda la ciudad.

Emperador Joker Superman preso
Superman, el Hombre Pendenciero, encerrado en Arkham

¿Raro verdad? Pues la cosa sigue mostrándonos de nuevo al duendecillo que continúa buscando a Superman, con tan mala suerte que una caja fuerte le cae encima aplastándolo al momento.

Y de ahí pasamos a un monasterio, donde una de las monjas está poseída por alguna entidad maligna, de manera que hay que llamar al máximo sacerdote, quien vestido de Elvis, con una máscara de la mascota de Mad Magazine y armado con un sifón, le hará un exorcismo para librarla de sus demonios.

¿Sigo?

Bueno, Superman se vuelve a escapar, para volver a ponerse en contacto con Lois Lane, pues por algún motivo siente que todo va mal, y que ella es la única que puede ayudarle. La señorita Lane siente curiosidad por el comportamiento del criminal de manera que lo mantiene preso en su propiedad con intención de adivinar qué esconde. Pero claro, Bizarro vuelve a atraparlo y es llevado a una zona especial para poder tratar su condición, pues sufre una fuerte enfermedad llamada cordura y al parecer es muy difícil de curar.

Mientras tanto, un grito recorre toda la ciudad.

Emperador Joker Bizarro
Bizarro habla “al revés”, forma parte de su encanto

2+2 = PEZ

En su encierro, Superman tendrá tiempo de darse cuenta que todo lo que sucede en el mundo no es normal. Se supone que él no es un criminal, que las vacas no pueden volar y sobre todo, que 2+2 no da como resultado PEZ, sino 4. Nuestro héroe encontrará a otra persona con un locura similar a la suya: se trata de Hank Irons, quien no puede dejar de pensar en fórmulas matemáticas que contradicen todo lo que sucede a su alrededor.

Con ese apoyo, Superman empieza a tomar conciencia de que realmente es imposible que el mundo sea realmente como parece ser, pues él recuerda las cosas de otra manera, motivo por el cual lleva a Irons ante una armadura de acero que parece estar ligada a su nuevo compañero de algún modo. Pero Bizarro vuelve a aparecer para salvar el día, de manera que entre los dos héroes, bueno, criminales tienen que combatirle. Y en ese momento vuelve nuestro querido duendecillo, que consigue acercarse a Superman para poder decirle que si busca respuestas ha de ir a la Luna, justo antes de acabar aplastado por un peso de 10.000 toneladas.

Mientras los héroes intentan llegar a la Luna vamos conociendo otros personajes, como la Liga de la Justicia de Bizarro, o Super Burger Boy, un chico que tampoco encaja en su mundo (aunque quizás el ir disfrazado de hamburguesa tenga algo que ver), que descubre que posee una fuerza sobrenatural y decide usarla para capturar a Superman y ganarse así la simpatía de Bizarro, aunque en su camino se encontrará a la monja anteriormente mencionada, quien le convencerá de que Superman no es un criminal en realidad.

Mientras tanto, un grito recorre toda la ciudad.

Una vez en la Luna, Superman y Hank Irons descubren que la tierra ahora tiene forma de cubo y en cada una de sus caras está formado el rostro del Joker, responsable de todo lo que sucede.

Emperador Joker 2+2
Quien conozca a Granny Goodness sabrá lo divertido que es verla de enfermera

Este es el mundo del Joker, nosotros solo vivimos en él

Como obviamente el Joker no posee ningún poder que le permita alterar la realidad, Superman le pide respuestas al duendecillo, quien resulta ser el dueño de la quinta dimensión Mr. Mxyzptlk, un ser tremendamente poderoso y prácticamente inmortal cuyo pasatiempo favorito era incordiar a Superman por el mero hecho de divertirse. Pero desde que tuvo la genial idea de darle un pequeño porcentaje de su poder al Joker para ver como lo usaría un auténtico loco, la cosa ha empeorado mucho, sobre todo porque ahora el duendecillo sólo posee el 1% de su poder, teniendo el payaso el 99% restante.

Mientras tanto, un grito recorre toda la ciudad.

Emperador Joker JLA
¿Puede Superman confiar en sus antiguos aliados?

Con las ideas más claras Superman decide reunir a sus antiguos aliados para arreglar la situación. Así entran en escena el Marciano de un metro de alto (que recuerda sospechosamente a Marvin the Martian de los Looney Tunes), Gordinflash (quien es capaz de correr a grandes velocidades hacia sitios donde haya comida), Plastic Man (que se transforma en cajero automático para robar dinero a la gente despistada), Yellow Paper Lantern (con la asombrosa habilidad de hacer sombras con sus manos), Aquaman (un hombre pez incapaz de entrar al agua) y Wonder Woman (una amazona educada para temer a los hombres, que resulta ser una criminal vestida con un delantal).

Mientras tanto, un grito recorre toda la ciudad.

Por su parte, el Emperador Joker, dueño y señor del mundo, va aumentando su poder cada día que pasa, encargándose de eliminar a cualquier personaje lo suficientemente poderoso como para plantarle cara o quitarle sus poderes. Lamentablemente el poseer la habilidad de hacer cualquier cosa con el mero hecho de desearlo lleva al payaso de Gotham a aburrirse, hasta plantearse si realmente puede destruir todo de manera irreversible.

¡El fin del principio!

Ahora que Superman tiene conocimiento de todo lo que está sucediendo y que ha ganado algunos nuevos aliados, sabe que su única posibilidad de devolver el mundo a la normalidad es derrotando al Joker. Pero en su puzle particular falta una pieza que podría ayudarle a solucionarlo todo rápidamente. ¿Podrá Superman derrotar a un ser que es dueño del universo? ¿Serán de utilidad los supuestos héroes que ha reclutado? Y no menos importante, ¿de quién es ese grito que recorre la ciudad cada noche?

Si queréis saberlo os tocará leer el cómic, porque yo no voy a contar nada más.

Emperador Joker todos
El Emperador Joker y sus secuaces

Emperador Joker es un comic atípico, para empezar porque usa a un enemigo clásico de Batman como principal enemigo de una historia de Superman, que a su vez no es la típica historia de Superman debido a que su trama principal gira alrededor de la construcción y destrucción del universo por causa de la magia de Mr. Mxyzptlk en manos del maníaco payaso de Gotham.

Así que a lo primero que hay que acostumbrarse al leer este comic es a aceptarlo como tal, olvidarse de lo que supuestamente es un comic de Superman y simplemente entregarse a esta historia, o dicho de otra manera, aceptar que 2+2 = PEZ.

Una vez hecho esto, veremos que la historia en sí es muy extraña y divertida, pero no tiene complicaciones excesivas más allá de su propia extravagancia, y que pese a su innegable originalidad la narración es bastante sencilla, sin grandes alardes  y con algunos momentos predecibles. Sin embargo sí que hay que decir que si el lector desconoce el universo DC, su historia y sus personajes, se perderá algunas referencias y bromas bastante divertidas. No se puede esperar menos cuando vemos que uno de los guionistas es J.M. DeMatteis (al que ya mencioné en mi artículo sobre los Super Colegas).

Emperador Joker MXY
Mr. Mxyzptlk el responsable de esta locura

En lo que refiere al dibujo, sucede algo justificable, pero que no puedo evitar considerar como negativo. Al ser una saga repartida entre las diferentes colecciones de Superman (como he aclarado al principio) cada cómic tiene un dibujante diferente y casualmente todos dibujan de una manera muy distinta entre ellos, de manera que cuando te acostumbras a ver el Superman con cara de Buzz Lightyear de Ed McGuinness, te encuentras con el Superman realista de Mike Miller para luego pasar al Superman guaperas de Dough Mahnke y volver a cambiar el estilo de nuevo en el siguiente número, pues en total hay seis dibujantes implicados en esta obra.

No hace falta decir que este cambio de estilo afecta a todos los personajes, fondos, recursos visuales y efectos que nos encontramos en cada uno de los 9 cómics que forman esta historia de más de 200 páginas.

Sin embargo también me gustaría decir un par de cosas positivas, como por ejemplo que en cada viñeta los artistas se han dejado llevar a la hora de incluir locuras como una bomba ACME donde debería estar el Planeta del Daily Planet, edificios raros con formas imposibles o personajes y elementos extraños que no esperaríamos ver en un cómic americano. Además en el libro se incluyen una serie de portadas con el fondo blanco y dos personajes en cada una de ellas, como si fuesen cartas de una baraja, detalle que personalmente me encantó.

Entonces, ¿vale la pena leer Emperador Joker?

Pues mi respuesta más sincera es… depende. Depende de lo que quieras leer. ¿Quieres leer una historia del Joker? ¿Una de Superman? ¿Una trama compleja llena de giros? ¿Un cómic con un apartado artístico impecable?

En cualquiera de esos casos, no aconsejo leerlo.

Ahora bien, ¿eres fan del universo DC y quieres ver a la compañía riéndose de sí misma? ¿Eres tan raro que tu enemigo de Superman favorito es Mr. Mxyzptlk? ¿Quieres leer un comic cuya única finalidad es hacerte sonreír y entretenerte con una historia alocada? ¿Te gustan los “qué pasaría si”? ¿Al leer este artículo te ha entrado curiosidad por saber qué pasa con Superman y el Joker?

En cualquiera de estos casos, aconsejo leerlo.

A mí el cómic me gustó, me reí y disfruté mucho con su primera lectura. No lo volví a leer hasta pasados unos años, y algunas bromas y situaciones me volvieron a hacer gracia, pero hay que tener en cuenta que esta historia es digna de aparecer en uno de esos cómics que comúnmente se conocen como “What If” o ¿Qué pasaría si?