Recuperan una versión inédita de SimCity para NES

Desde hace un par de siglos, el legado de la humanidad ha sido preservado celosamente en museos, archivos, etc. Pero, curiosamente, el ocio cultural moderno, como cine, cómics y videojuegos, ha sido bastante más descuidado, quizás por ser considerados de calidad inferior (cosas de niños y frikis). Esto ha provocado que muchos se pierdan o estén en grave peligro de ello. Por suerte, existen fundaciones sin ánimo de lucro que llenan ese hueco. The Videogame History Foundation, presidida por Frank Cifaldi, es una de ellas y, en su caso, cumple su labor en el campo de los videojuegos clásicos. En los últimos días ha saltado a la palestra de la actualidad por recuperar un prototipo del inédito SimCity de NES.

Podría decirse que el SimCity de SNES y su homólogo de NES fueron fruto de un “flechazo” entre Shigeru Miyamoto y Will Wright. Este último, gracias al apoyo de Maxis, pudo sacar a la venta en 1989 su simulador de ciudades en Commodore y Mac, pero fue el primero el que, enamorado del universo que el norteamericano acababa de crear, logró cristalizar una adaptación que incluía, entre otras novedades, los cameos de Bowser, Mario y el origen del famoso doctor Wright. Pero, si bien la versión de SNES salió a la luz en 1991, la de NES se quedó en en limbo… Hasta ahora.

La recuperación de este prototipo (cuya ROM se puede descargar desde la propia página de la fundación) ha sido posible gracias a que un coleccionista mostró dos copias en la Portland Retro Gaming Expo, las cuales fueron dispuestas para su digitalización. Unas copias que, con gran probabilidad, salieron de la Winter Consumer Electronics Show de 1991, la última vez en la que el público pudo disfrutar de un juego que aún estaba en fase de pruebas.

Como juego no terminado, cuenta con un sinfín de fallos. Además, es imposible perder la partida, ya que el jugador recibe dinero “por la cara” cuando el presupuesto llega a cero, por lo que no es muy entretenido que digamos. Eso sí, su valor histórico es inmenso.