[Análisis] ‘Vroom in the Night Sky’

Título: Vroom in the Night Sky

Plataforma: Nintendo Switch

Desarrolladora:
Poisoft

Publicado por:
Poisoft

Género: Carreras, Acción

Lanzamiento: 03/03/2017

Por lo general cuando me pongo a analizar y puntuar un videojuego intento buscar todos los elementos jugables y exprimirlos para ver cuánto dan de sí y realizar un posterior balance objetivo que diga si es un buen producto o no.

Pues con Vroom in the Night Sky apenas he podido encontrar algún elemento para defenderlo.

Otros antes que yo analizaron y opinaron sobre Vroom in the Night Sky, el título de Poisoft y ninguno de ellos le dio muy buena valoración que digamos, y es por eso que decidí esperar a jugarlo, darle tiempo a su desarrollador a que lanzara alguna actualización para corregir errores o añadir contenido para paliar tales críticas. De verdad que he jugado con una mentalidad abierta, siempre pensando que no podía ser tan malo como parecía, pero no se puede defender lo indefendible.

En Vroom in the Night Sky encarnamos a una Magical Girl, o chica mágica, cuya labor será recolectar polvo de estrella a bordo de una motocicleta. Esta tarea lo hará a través de 8 escenarios y lo haremos siempre acompañados de un personaje llamado “Cochin”.

Me resulta muy complicado elegir un punto por el que empezar así que voy a contaros primeramente aquello que me ha gustado.

Y es que en realidad lo mejor del juego es el principio. Para empezar, el juego inicia perfectamente, sin ninguna caída de frames durante la partida, y el logo así como la pantalla de inicio es muy bonito. Si, parece una tontería, pero es que apenas he encontrado más cosas interesantes o buenas en el resto del título. Ah, y las sintonías también son bastante resultonas.

Dicho esto, pasemos a hablar del resto del juego. Hacía tiempo que no me encontraba con tantas dificultades para expresar mis impresiones sobre algo que, se mire por donde se mire, es horrible, y tal vez el término horrible sea demasiado fuerte pero no encuentro la manera de expresar más finamente las sensaciones que deja Vroom in the Night Sky.

Unos gráficos tan burdos que podría haberlos dibujado cualquier persona con unos lápices de colores, diálogos monótonos que, a pesar de contener referencias al mundo de las magical girls acaban siendo insulsos y sin objetivo alguno y la única tarea de atravesar con nuestra scooter voladora unos objetos flotantes una y otra vez. Eso es todo lo que encontraréis.

Estos árboles son el mayor alarde gráfico que encontraréis.

Pero aún con todo esto, hay algo en mi que sigue queriendo defender este juego. De verdad, no se por qué. Todas las personas que han podido ver o probar el juego han quedado horrorizados (como lo haría cualquiera) y, sin embargo, parece que soy el único que ve algo de cariño, de pura magia.

Ojo, con esto no quiero defender o justificar sus graves errores técnicos y jugables, pero cuando me paro a pensar en el porqué de la existencia de este juego, acabo visualizando a alguien, solo frente a su ordenador, lanzándose a la aventura de hacer algo que le gusta sin tener ni idea de cómo hacerlo. Esa persona o personas han tenido la valentía de crear un título de lanzamiento para Nintendo Switch, de poner sus nombres en una pantalla de créditos y de observar cómo tanto usuarios como medios especializados lanzamos críticas durísimas por las que algunos preferirían abandonar todas las redes sociales y desaparecer de la faz de la tierra durante un tiempo (y si, por si alguien no lo ha pillado, me refiero al caso de Sean Murray y No Man’s Sky).

¿Que si recomiendo la compra de Vroom in the Night Sky? Claro que no, cualquiera con acceso a internet o un smarphone puede encontrar juegos flash gratuitos mucho mejores. Pero tampoco olvidemos cómo es esta industria, y lo difícil que es para un desarrollador conseguir que le den una oportunidad a su proyecto. En esta ocasión hemos recibido un mal producto, pero pensad que si no se hubiera publicado no habríamos tenido la oportunidad de juzgarlo, de decidir si comprarlo o no. Por mi parte siempre recordaré Vroom in the Night Sky como uno de los peores juegos de Nintendo Switch, pero estoy seguro de que hay alguien en algún lugar del mundo que ha tenido la oportunidad de disfrutar jugándolo y por eso, en el fondo, me alegro de que exista este título. A fin de cuentas, los videojuegos deben entretener o, por lo menos, ofrecernos una experiencia sobre la que opinar, incluso si es para criticar el simple hecho de que exista.

Como dicen en la propia web de Poisoft: “We make you laugh, if you play our games!”, o lo que es lo mismo, ¡Si juegas nuestros juegos te haremos reir!, y desde luego Vroom in the Night Sky es algo de lo que reirse.