[Conociendo a…] Ramenman (Menja-tallarines)

Nombre: Ramenman (Menja-tallarines)

Otros alias utilizados: Victory Ramenman, Mongolman, Mongol Tiger

Primera aparición: Weekly Shonen Jump #50 (1979)

Creado por: Takashi Shimada y Yoshimori Nakai (conocidos como Yudetamago), Tsutomu Komiya (concepto original del personaje)

Hace mucho tiempo, en esta misma sección os hablé de un personaje llamado Kinnikuman (Musculman) que resultaba ser una parodia de los superhéroes americanos y japoneses y cuya serie se basaba en combates de lucha libre y Olimpiadas de superhéroes.

En estas últimas solían aparecer representantes de casi todo el mundo, los cuales habitualmente eran cosas extrañas (como un hombre cubo de Rubik o un hombre taza de té) o una representación viviente de muchos tópicos de su país (algo que a día de hoy se podría considerar racista, pero que para mí no deja de ser una representación humorística y eficaz del país en cuestión). Dicho esto, no os extrañará que uno de los héroes americanos (Terryman) sea un cowboy rubio con ojos azules y tenga estrellas en su atuendo, que el español (Buffaloman) tenga cuernos y embista como un toro o que el alemán (Broken Jr) vaya con atuendo militar aleman (esvástica incluida). Sin embargo, en esta ocasión no pienso hablar de ninguno de ellos, ya que como habréis visto me voy a centrar en el superhéroe que representaba a China en las Olimpiadas de los superhéroes, Ramenman (conocido como Menja-tallarines, según el doblaje catalán del anime).

A Ramenman le encanta el ramen
A Ramenman le encanta el ramen

El superhéroe brutal de China

Ramenman con los ojos abiertos
Ramenman con los ojos abiertos

El nombre de este personaje está ligado a su comida favorita (Ramen) y su aspecto también obedece a una serie de estereotipos establecidos, su cara es alargada, sus ojos son dos rallitas (lo cual hace pensar que los lleva cerrados casi siempre, pues cuando se sorprende los abre) y los únicos detalles en su cabeza son un bigote alargado y su coleta, que le dan un aspecto chino bastante tópico, que se acentúa con su ropa tradicional (en algunas ocasiones adornada con dragones). No podemos culpar a los creadores de Kinnikuman por haber hecho un diseño “racista” pues estos animaban a sus seguidores a enviarles dibujos de personajes para usarlos en la serie y Ramenman fue uno de ellos, siendo el creador de su concepto Tsutomu Komiya de la prefectura de Saitama.

Los autores de la serie dijeron en una ocasión que Ramenman fue creado como personaje de un solo uso, pero su popularidad aumentó tan rápido que decidieron incluirlo en el grupo de los héroes, dándole así más protagonismo, algo que el público agradeció.

En la serie Kinnikuman hay muchos tipos de superhéroes, y no todos actúan de la manera que lo haría Superman. De hecho, muchos de ellos actúan de una manera más digna de los villanos, pese a que se les sigue considerando héroes. En su primera aparición en la serie, Ramenman era considerado un Zangyaku Chojin (Superhéroe Brutal) debido a que pese a ser un héroe, mataba a sus rivales sin pensárselo demasiado, tal y como los espectadores de las Olimpiadas descubrieron al verlo matar al superhéroe nazi, Brokenman. Sin embargo, la brutalidad de Ramenman descendió súbitamente al volverse amigo de Kinnikuman, convirtiéndose así en un Seigi Chojin (Superhéroe de la justicia) ganándose también la simpatía del público, pues hasta entonces era temido por gran parte de él (pese a que demostró en más de una ocasión que no era tan malvado como lo pintaban).

Este luchador se alejaba de los otros no solo en su manera de pelear (que se asemejaba más al Kung Fu que a la lucha libre que practicaban la mayoría de los héroes) sino también en su personalidad, pues conforme la serie fue avanzando se lo mostró como un luchador pensativo, estratega y muy sabio tanto fuera como dentro del ring (de hecho según su ficha técnica, su libro favorito es “El arte de la guerra” de Sun Tzu).

Pese a conocer más de mil ataques distintos y ser un luchador extraordinario, Ramenman sufrió una grave herida mientras peleaba en las Olimpiadas contra el superhéroe ruso Warsman, quien le clavó sus garras en la cabeza dañándole el cerebro, dejando al superhéroe chino en un estado vegetativo, tras lo cual se vio obligado a retirarse del mundo de la lucha y regresar a China.

Ramenman junto a otros héroes en Kinnikuman
Ramenman junto a otros héroes en Kinnikuman número 41
Ramenman queda paralítico tras ser herido por Warsman
Ramenman tras ser herido por Warsman

En su país natal encontró unas montañas cuyo aire era tan puro que te podía curar incluso las heridas más graves, lo cual le devolvió la vitalidad. Lamentablemente, en caso de abandonar esa zona, su cuerpo volvería a la parálisis de manera que tendría que pasar el resto de su vida allí, situación que este luchador aceptó rápidamente. Sin embargo, Ramenman descubrió que sus antiguos compañeros se encontraban en una situación de vida o muerte y nuestro personaje tuvo que buscar una alternativa para ir a ayudarles, la cual encontró gracias a la ayuda del Doctor Bombe, quien le hizo una máscara usando la corteza de los árboles que creaban el aire curativo de las montañas. Tras ponerse esa máscara, Ramenman adoptó la personalidad de Mongolman (Mongol) para poder ayudar a sus compañeros, personalidad que usó hasta que perdió la máscara en el torneo por parejas, en el cual participó con el superhéroe español Buffaloman, con quien formó el  “Equipo de los 20 Millones de poder”.

Buffaloman y Mongolman "20 Millones de poder"
Buffaloman y Mongolman “20 Millones de poder”

El origen de Ramenman

La popularidad de este luchador llevó a protagonizar Tatakae! Ramenman, un nuevo manga y serie de animación que nos permitió conocer un poco mejor al superhéroe Chino, pues empezaba contándonos su origen, cuando unos bandidos saquearon su poblado y mataron a su padre, tras lo cual Ramenman decidió aprender Chojin Kung-Fu junto a su maestro Chen, quien le salvó la vida tras el ataque de los bandidos.

El pequeño Ramenman y su maestro
El pequeño Ramenman y su maestro

Años más tarde, Ramenman completó su entrenamiento y obtuvo el pergamino con las 102 técnicas del dragón, tras lo cual decidió emprender un viaje a lo largo de China, en el cual no tardó en conocer a su alumno, un pequeño niño huérfano llamado Shumay.

Ramenman siempre esta preparado para la acción
Ramenman siempre esta preparado para la acción

En esta serie vemos un Ramenman que comete algunos errores de novato y aprende muchas técnicas increíbles, algunas de las cuales se volverían célebres en las Olimpiadas de los superhéroes. Durante su viaje Ramenman tendrá que lidiar con otros maestros de artes marciales que buscan derrotarlo para ganar popularidad y se enfrentará a temibles y crueles villanos, siendo uno de los más perseverantes Jewel King, quien recurrirá a todos los trucos posibles para matar al superhéroe chino.

Conclusión y recomendaciones

Ramenman siempre fue uno de mis personajes favoritos en Kinnikuman, puede que inicialmente no fuese un personaje brillante, pero su personalidad se definió conforme avanzaba la serie y llegó a su madurez cuando asumió la identidad de Mongolman. Su figura como “cerebro del equipo” y su conocimiento en las artes marciales chinas lo llevaron a terminar siendo uno de los maestros de los nuevos superhéroes en la secuela de Kinnikuman (Kinnikuman Nisei, también conocida como Ultimate Muscle o Musculman La nueva generación) papel que le va como anillo al dedo.

El veterano Ramenman en Kinnikuman Nisei
El veterano Ramenman en Kinnikuman Nisei

Las recomendaciones con este personaje son bastante obvias y se limitan al manga y la serie de Kinnikuman (que lamentablemente en España solo se pueden encontrar en catalán, pero que podéis encontrar en inglés e incluso en español latino gracias a Internet) y su propio manga y serie Tatakae! Ramenman, los cuales no han salido de Japón oficialmente, aunque en Internet podéis encontrar la serie subtitulada al inglés.

Si no sabéis catalán, inglés, ni japonés, quizás lo más recomendable será que le echéis un vistazo al anime de Musculman la nueva generación, que si se emitió en español y es muy fácil de encontrar en Internet.

Y si ya conocéis todo sobre este personaje y la obra de la cual proviene, permitidme que os recomiende Kinnikuman Ni-sei Kyuukyoku Choujin Tag Hen, donde los creadores de la serie dan a los fans lo que pedían: combates entre personajes de ambas generaciones de la serie, pero con los luchadores originales sin envejecer, algo que hasta hace poco solo se podía hacer jugando a los videojuegos de Kinnikuman

Tatakae Ramenman!
Tatakae! Ramenman número 1
Kinnikuman Ni-sei Kyuukyoku Choujin Tag Hen
Kinnikuman Ni-sei Kyuukyoku Choujin Tag Hen número 1