Título: Monument Valley

Plataforma: iOS, Android

Desarrolladora: Ustwo

Publicado por: Ustwo

Género: Arte interactivo, Puzles

Lanzamiento: 12/03/2014 (iOS) – 14/05/2014 (Android)

Existe una discusión que parece no tener clara solución acerca de si los videojuegos pueden considerarse como arte o no. Es un terreno accidentado que prefiero no transitar en este análisis, pero no quería dejar de mencionar el tema al tratar del juego que analizaré y recomendaré en esta ocasión.

En Monument Valley guiaremos a la princesa Ida a través de preciosos paisajes laberínticos de geometrías imposibles en su búsqueda de perdón por algo que ha hecho. Una historia simple de la que nos enteraremos a cuentagotas y que en su simpleza es tan bella como el apartado visual y musical del juego.

Cada uno de los 10 niveles del juego es una pequeña obra de arte en sí mismo. Y es que los escenarios, presentados con una vista isométrica, están fuertemente inspirados en el arte de M. C. Escher, artista gráfico alemán conocido por sus obras en las que explora dimensiones infinitas dentro del espacio visual y realiza estructuras imposibles que confunden la mente, engañan la vista y parecen a la vez lógicas y naturales.

Monument_Valley_6La mecánica del juego es muy simple: debes guiar a Ida por diferentes caminos hasta llegar a la salida del nivel. Tocando sobre una zona del camino Ida caminará hasta ahí, siempre y cuando sea una zona accesible para ella desde el punto de vista en el que estés ubicado en ese momento. Y es que los niveles son escenarios en 3D con 4 lados (sin contar arriba y abajo, por supuesto) y puedes girar la cámara para ver ese mismo escenario desde cualquiera de las 4 coordenadas, logrando así formar caminos donde antes no los había, gracias a la ilusión óptica generada por el cambio de perspectiva. Es así que si desde un ángulo estás viendo un camino que termina de forma abrupta y luego de un abismo sigue una columna, al cambiar ese punto de vista de pronto el camino y la columna se unen y forman un nuevo sendero que recorrer.

¿Suena extraño? Lo es. Pero cuando lo juegas no puedes evitar sonreír al descubrir ese truco visual que te permitirá seguir por donde parecía imposible. Jugar a Monument Valley se siente como si tuvieras una pequeña cajita mágica en tus manos, un juguete antiguo perfectamente construido al que tratar con cuidado y con el que disfrutar de sólo mirarlo.

Y atención, porque como puede verse en el video que he puesto aquí arriba, en Monument Valley no sólo cambiarás el punto de vista desde el que ver el escenario, sino que también podrás alterar su estructura creando columnas, moviendo objetos, girando parte de la construcción, o creando puentes. Las zonas donde te será posible realizar acciones especiales son fácilmente reconocibles gracias al uso de bloques de colores que debes hacer que Ida pise, o manivelas que debes girar, o un conjunto de círculos sobre una zona, que quiere decir que tocando ahí te permitirá girar una pieza de la estructura o revelar una columna enterrada.

Obviamente a medida que vayas avanzando aumentará la dificultad, teniendo que atravesar laberintos más complicados y lidiar con unos hombres-cuervo cuya única función es interponerse en nuestro camino. En varios niveles también contarás con la ayuda de un amigo de Ida: el Tótem. Este amigo te ayudará haciendo de nexo entre dos caminos, de escalón para llegar a un lugar más alto, de bote para cruzar una zona con agua profunda, o incluso pisando algún switch en el piso para mantener abierta una puerta que está en otra zona del escenario.

La música en este juego tiene estrecha relación con lo que vemos en pantalla y las acciones que vayamos realizando, y esto se nota desde el primer momento en que toquemos un elemento interactivo en el escenario.

Ken Wong, artista y diseñador del juego, comparó la historia de Monument Valley con una canción, más propia del simbolismo que de la narrativa, y afirmó que el gameplay está diseñado de forma que el jugador vaya descubriendo los objetivos en el juego a través de la exploración y sin guía directa. También dijo que en el diseño visual aspiró a hacer de cada escena del juego una imagen digna de ser mostrada al público, cosa que podremos hacer nosotros mismos en cada nivel, gracias a una opción que nos permitirá guardar la imagen y compartirla con alguno de nuestros contactos o a través de las redes sociales.

Pero no todo es perfecto en este juego, y el defecto más grande que tiene es su corta duración. La desarrolladora, Ustwo, afirma que el tiempo promedio para completar los 10 niveles es de 1 hora y 34 minutos, y eso es muy poco tiempo para un videojuego, incluso teniendo en cuenta que está destinado a móviles. El propio concepto del juego hace que además prácticamente no exista la rejugabilidad. Han habido muchas quejas de usuarios respecto a esto, y nunca hubo respuesta por parte de Ustwo hasta fines de Abril de este año, en donde afirmaron que están trabajando en el diseño de nuevos niveles, aunque dijeron que sólo lo hacen por razones artísticas, para meter ideas que en un principio no supieron implantar y que ahora les gustaría ver en funcionamiento.

El desarrollo del juego demoró 10 meses, y ha sido tan bien recibido por el público que en sólo dos semanas logró recuperar el costo de su producción. Fue elogiado por diversos medios, demostrando otra vez que un videojuego puede no sólo entretener sino también hacer del diseño la herramienta principal para crear y proporcionar una experiencia audiovisual única.

Monument Valley ganó el Apple Design Award de 2014, y a principios de julio de este año ya ha superado el millón de descargas.

Actualización diciembre de 2014: el juego ha recibido algunas actualizaciones que han corregido pequeños fallos y lo más importante, contenido adicional que alarga su vida útil, aumentando la duración prácticamente al doble.