[HorrorScience] King Kong (1933)

Título: King Kong

Año: 1933

Duración: 100 minutos

Director: Merian C. Cooper, Ernest B. Shoedsack

Reparto: Fay Wray, Robert Armstrong, Bruce Cabot, Frank Reicher

Guión: Merian C. Cooper, James Ashmore Creelman, Ruth Rose, Edgar Wallace

Revisando películas para esta sección me he dado cuenta que, sin querer, he terminado viendo muchas que incluyen gorilas en ellas y que (para bien o para mal) veréis comentadas durante las próximas semanas.

En un momento dado he pensado que quizás haría bien si volviese a ver la película de Gorilas por excelencia y no, no hablo de Congo, ni de El Planeta de los Simios, hablo de la octava maravilla del mundo: King Kong.

Al contrario que muchas de las películas que he comentado en esta sección, la mayoría de vosotros conocerá la historia de King Kong, pero por si hay algún despistado vamos a darle un breve repaso a lo que nos encontraremos en los primeros minutos de la película.

Carl Denham, director de cine especialmente conocido por su temeraria actitud a la hora de rodar escenas en ambientes hostiles se ve en problemas cuando, a pocas horas de partir hacia un lugar desconocido para rodar su próxima película, no encuentra ninguna actriz que desee hacer el papel  principal debido a su mala fama.

Pero Carl es un hombre que nunca se rinde y decide recorrer New York en plena noche buscando a la que será la estrella de su próxima película, sin saber muy bien cómo ni dónde. Afortunadamente ve a una chica, Ann Darrow, que intenta robar en una tienda, y tras salvarla de la ira del vendedor, Carl le ofrece el trabajo aprovechando la pobre situación de la chica y la deuda moral que tiene con él.

El Capitán del barco, Carl, Jack y Ann
El Capitán del barco, Carl, Jack y Ann

El barco, cargado con bombas de humo y con más personal del que normalmente suele haber en embarcaciones de ese tamaño, sale a la mañana siguiente hacia un punto desconocido del mar, pues ni siquiera el capitán del barco o su hombre de confianza, Jack, saben bien dónde los lleva Denham, que sigue un extraño mapa que le dio un conocido suyo.

Al parecer el destino de tan misterioso viaje es Skull Island, una pequeña e inhóspita isla que no aparece en los mapas y se encuentra en una zona de difícil acceso que la ha hecho permanecer escondida de los barcos que navegasen por aguas cercanas. Ni el capitán ni la tripulación confían mucho en Denham, pero la evidencia les convence tras pasar un banco de niebla y comprobar que tan extraña isla existe.

Durante el viaje, la actriz Ann Darrow empieza a relacionarse con la tripulación y a pasear por el barco, cosa que parece molestar a Jack, el típico marinero rudo, que cree que las mujeres a bordo son un problema. Sin embargo la estampa de tipo duro no engaña a Ann que sabe que Jack se preocupa por ella, dando lugar al típico romance exprés que se añade en las películas para que gusten a un público mayor (situación que el propio Carl Denham comenta en una de las primeras escenas de la película).

Una vez en la isla, nuestros protagonistas son testigos de un ritual hecho por los nativos de la isla a su dios, al que llaman Kong. Lamentablemente el ímpetu de Denham hace que el encuentro entre ambas partes sea muy fortuito arruinando el ritual, en el cual iban a ofrecer una mujer a Kong. Tras ese primer encuentro, nuestros protagonistas se ven forzados a volver al barco por motivos de seguridad, pero  durante la noche, los nativos consiguen secuestrar a Ann, pues es la elegida para ser sacrificada esa misma noche.

Carl filmando en Skull Island e interrumpiendo la celebración de los nativos
Carl filmando en Skull Island e interrumpiendo la celebración de los nativos

Afortunadamente para la fugaz estrella, la tripulación se da cuenta de su ausencia y vuelven a la isla solo para contemplar como un simio gigante aparece para llevarse a Ann, mientras los nativos tocan los tambores.

Sin demora, sus compañeros de viaje se adentran en una jungla que parece provenir de otro tiempo, pues los animales que allí habitan son gigantescos y prehistóricos, con el peligro que ello conlleva.

Afortunadamente el rastro de Kong es fácil de seguir y enseguida se encuentran con él, en una escena en la que la mayoría de marineros son eliminados por el gorila gigante. Para poner la situación algo más difícil un dinosaurio carnívoro ha encontrado a Ann y pretende incluirla en su dieta, cosa que provocará la típica pelea entre el simio y el saurio que todos hemos visto en alguna ocasión.

Mientras Jack se juega el tipo por su amada, Denham regresa al barco para volver con todas las armas disponibles y con una idea muy clara: conseguir llevarse a Kong a la ciudad para ganar millones, idea que veremos llevada a cabo en la parte final del film.

Kong es temible, pero su cara es muy divertida
Kong es temible, pero su cara es muy divertida

King Kong es una película que impresionó a muchos en su día debido a la combinación entre romance, aventuras y un monstruo gigante, dando a RKO Pictures uno de sus mayores éxitos cinematográficos. No sorprende que esta película fuese la primera en estrenarse en las dos salas de cine más grandes de Nueva York y que la volviesen a reestrenar varias veces durante los años 40 y 50, aumentando su impacto y sus ganancias.

Si analizamos la película veremos que es bastante sencilla de principio a fin y que se sostiene por el hecho de que es entretenida y su protagonista, Carl Denham, tiene suficiente carisma como para que te tomes en serio sus descabelladas ideas. Esa simplicidad no la veo como algo malo, de hecho hay muchos ejemplos de cómo películas que podrían ser muy entretenidas terminan resultado pesadas por ser excesivamente largas (quizás el mejor ejemplo es la versión que hizo Peter Jackson de esta película).

En el campo de los efectos especiales, esta claro que el Stop-Motion fue una buena decisión, aunque en algunas escenas se note el temblor y la inexactitud de los movimientos de algunos monstruos que se nos presentan, en la mayor parte de la película los efectos especiales son muy meritorios, especialmente cuando se combina el Stop-Motion con la retroproyección, la cual nos transmite la sensación de que los humanos y los monstruos gigantes están realmente en el mismo sitio.

Kong, la octava maravilla del mundo
Kong, la octava maravilla del mundo

Pese a sus pequeños fallos, King Kong es una película muy recomendable y además es de esas que sentaron bases que se repitieron en decenas de películas posteriores durante las décadas siguientes, donde rara era la película de aventuras que no incluía algún monstruo gigante. Eso sin contar que la escena de Kong contra el Tiranosaurio fue la semilla de la cual surgieron decenas de películas protagonizadas por monstruos que se pelean entre sí, tales como las protagonizadas por Godzilla, el cual casualmente también tuvo un enfrentamiento con Kong, pero eso es otra historia que os contaré dentro de unas semanas.

De un modo u otro King Kong cambió el cine y es por eso que creo que es ideal echarle un vistazo pese a su innegable antigüedad (con todo lo que ello conlleva). Además es una de las muchas películas que fueron coloreadas, para que pueda ser apreciada por la gente que tiene alergia a las películas en blanco y negro (aunque conviene decir que en esa versión los efectos especiales lucen menos en algunas escenas).

Kong en el Empire State Building
Kong en el Empire State Building

Curiosidades sobre esta película.

  • En una de las escenas de la película, Kong le arrancaba el vestido a Ann, dicha escena se consideró “no apropiada” y se eliminó en algunas versiones de la película, cuando se reestrenó durante los años 40 y 50.
  • Al igual que sucedió con El Increible Hombre Menguante, King Kong fue incluida en el National Film Registry, donde se preservan películas antiguas que han sido consideradas “cultural e históricamente significativas”.
  • Durante toda la película nadie llama King Kong al gigantesco gorila, al cual se refieren simplemente como Kong.
  • El título inicial de la película era La octava maravilla del mundo, pero fue cambiado por King Kong quedando el título anterior como subtitulo.
  • Se rodaron muchas escenas que no fueron incluidas en el film por diversos motivos, entre ellas hay varias con cangrejos, arañas, Styracosaurus y Kong peleando contra Triceratops.