Recientemente se cumplieron 3 décadas desde que el clan Belmont comenzó su batalla contra Drácula y sus secuaces, iniciando una de las sagas más importantes  y emblemáticas de Konami como es Castlevania.

Tal y como hicimos con Super Mario Bros y Mario Kart, en ComboGamer vamos a comentar algunos juegos de la serie a modo de homenaje a esta saga que lamentablemente no está en su mejor momento pues desde hace unos años Konami parece más interesada en lanzar pachinkos eróticos que en devolver la gloria a los Belmont.

El juego original se lanzó para Famicom Disk System (la disquetera de la Famicom) y para MSX2 en 1986 y a partir de ahí empezó su andadura en prácticamente todas las consolas, convirtiéndose en el juego referente en la temática vampírica y de terror variado.

Martín Fernández

Martín Fernández

Castlevania es una de las sagas que más ha cambiado de estilo de juego con el paso de los años buscando sorprender a los jugadores y también adaptarse a las modas para lograr ampliar su número de fans, aunque a veces consiguiese el efecto contrario.

En mi caso soy bastante clásico y los Castlevania que más me gustan son los de plataformas y acción en dos dimensiones, sin laberintos, sin un millón de objetos, sin complicación, juegos como el primer Castlevania, Castlevania II Belmont`s Revenge o Super Castlevania IV, pues son juegos que te dan diversión inmediata desde el primer minuto y siempre apetece jugar un rato, sin embargo los dos juegos que he elegido comentar en este especial fueron los dos que se alejaron de esa fórmula y trataron de innovar y de expandir el universo Castlevania.

castlevania-ii-simons-quest-banner

Primero quiero hablar de Castlevania II Simon’s Quest, un juego conocido popularmente por ser el más malo de la trilogía de NES (algo que no negaré) y por haber sido objeto de parodias por parte de algunos youtubers influentes en materia retro (como el Angry Video Game Nerd) aprovechando la notoriedad de algunos de sus fallos.

La historia de Simon’s Quest nos cuenta como las heridas que se hizo Simon Belmont en su combate a muerte contra Drácula (al final del primer Castlevania) siguen sin curarse, pues al parecer Simon está maldito y terminará muriendo a causa de ello. La solución para evitar la maldición es recuperar los trozos del cadáver de Drácula, resucitarlo y matarlo de nuevo.

El juego conserva su jugabilidad basada en acción y plataformas pero añade elementos de RPG como subir de nivel, recorrer poblados, hablar con sus habitantes, comprar, recolectar, cambiar y mejorar ítems y por supuesto dar un montón de vueltas buscado lo que se supone que hemos de hacer para encontrar las mansiones donde están encerrados los trozos del vampiro.

Hay multitud de armas y objetos por conseguir
Hay multitud de armas y objetos por conseguir

Simon’s Quest también introdujo el sistema de dia y noche, así que durante la partida se ira pasando de uno a otro de una manera un tanto brusca. Durante el día los enemigos habitan solo en cuevas, bosques y mansiones, pero durante la noche se aventuran a acercarse a los poblados y además serán más fuertes.

Poblado de día y de noche
Poblado de día y de noche

El juego es relativamente fácil para aquellos que se hayan curtido con cualquiera de los otros dos Castlevania de NES, pero mucha gente lo considera difícil de completar debido a que resolver los misterios puede ser un auténtico quebradero de cabeza, pues la mayoría habitantes de los poblados nos dirán cosas sin sentido o erróneas (incluso existe un hack hecho por fans, donde se han corregido las conversaciones para arreglar ese fallo). La única manera de completar el juego sin ayuda de guías o mirar en internet consiste en buscar los libros ocultos que nos darán pistas de verdad y nos indicarán cuando hemos de seleccionar algún objeto en algún sitio completo y aun así el jugador tendrá que poner de su parte para descubrir algunas cosas, lo cual no me parece mal, al fin y al cabo esta clase de juegos basan su encanto en investigar y descubrir.

Simon’s Quest es un juego innovador, pero como suele pasar, no llegó a implementar del todo bien sus novedades y eso le pasó factura. Pero también fue el primer juego que nos permitió recorrer los poblados de Transilvania libremente y rebuscar entre sus secretos, algo muy agradable y novedoso en su día, que ahora no parece ser valorado.

Atención a las mentiras de los pueblerinos. Te dicen que la llama se encuentra en un bosque y resulta que está en una cueva
Atención a las mentiras de los pueblerinos. Te dicen que la llama se encuentra en un bosque y resulta que está en una cueva

Tras Simon’s Quest, Konami fue introduciendo elementos de aventura en la mayoría de los juegos siguientes, aunque sin cambiar demasiado el planteamiento del juego original, hasta que llegó Castlevania Symphony of the Night, que supuso una revolución dentro de la saga.

castlevania-symphony-of-the-night-banner

Parte del equipo que creó Symphony of the Night era responsable de Teenage Mutant Ninja III Radical Rescue, una especie de clon de Metroid protagonizado por las Tortugas Ninja y esa idea de imitar la saga de Nintendo continuó con este juego, creando el estilo “Metroidvania”, o lo que es lo mismo, juegos de Castlevania con desarrollo similar a Metroid.

Mapa a lo Super Metroid
Mapa a lo Super Metroid

Dejando de lado la influencia de la saga de Samus Aran, lo más llamativo del juego es el regreso de Alucard, hijo de Drácula y aliado de los Belmont desde Castlevania III, el cual tomaría el rol de personaje protagonista. Alucard no es un desconocido por los aliados de su padre de manera que nos encontramos ante un juego plagado de conversaciones, reencuentros e historias pasadas que alimentan la historia principal, profundizando mucho más en el origen y las motivaciones de sus personajes.

Conoceremos el pasado de Alucard
Conoceremos el pasado de Alucard

En el apartado jugable se añadieron elementos que acercaban este juego a los RPG gracias a sus niveles de experiencia, múltiples objetos y equipaciones, personajes para conversar y secretos de todo tipo. También se alargo su duración al incluir otros personajes con los que completar el juego, como Maria Renard (solo en Sega Saturn) y Ritcher Belmont.

La Muerte robándole los objetos a Alucard
La Muerte robándole los objetos a Alucard

Los Castlevania son juegos que normalmente tienen una excelente banda sonora y Symphony of the Night es uno de los mejores en ese aspecto, ya que aprovechó el espacio extra y la calidad que ofrecía el formato CD en las consolas de 32 bits. Es tan recomendable comprarse la banda sonora, como el propio juego.

Simon’s Quest y Symphony of the Night son dos Castlevanias que intentaron expandir la saga y añadirle elementos que volviesen la jugabilidad más profunda e interesante.

Jorge Consiglio

Jorge Consiglio

Los conocedores de la saga, sean fans o no de la misma, coincidirán en que hay una de las entregas que es indiscutiblemente la más destacada, en cuanto a que ha llegado incluso a convertirse en referente sobre el cual se comparan entregas posteriores, e incluso otros juegos del estilo “metroidvania”. Sí, hablo precisamente de Super Castlevania IV.

super-castlevania-iv-cover-1

Aunque los fans más hardcore de la franquicia siguen prefiriedo las versiones clásicas de NES (en especial las dos primeras), yo tengo predilección por esta cuarta entrega por dos razones distintas. La primera es meramente la nostalgia, ya que si bien he comenzado mi crianza como videojugador con la NES, no fue hasta llegar a la SNES que le presté atención a esta saga, teniendo mi primer vistazo sobre ella en la genial propaganda, ya famosa, de “el cerebro de la bestia”, donde se nos presentaba a la gloriosa SNES y parte de su excelente catálogo inicial, incluyendo justamente esta nueva aventura de los Belmont. La segunda razón es lo impresionante de sus gráficos para esa época, aprovechando las distintas características de la SNES como el modo 7, que permitía algo tan sencillo pero novedoso y llamativo como girar objetos o incluso fondos.

super-castlevania-iv

Se puede decir que en cuanto a historia, Super Castlevania IV es prácticamente un remake de la primer entrega para NES, teniendo como protagonista a Simon Belmont en una misión para encontrar y acabar con el vampiro líder: Drácula.

Sin embargo y a pesar de lo anterior, el diseño de niveles y enemigos es completamente distinto, para nuestro beneficio por supuesto. Simon es más grande que en su versión de NES, lo mismo que los enemigos, ocupando más espacio en pantalla y pudiendo disfrutar de una acción más “cercana”. Los escenarios son muy variados y gran parte de ellos están adaptados para mostrar las capacidades de procesamiento gráfico de la SNES, cambiando la jugabilidad cuando nos encontremos ante escenas donde todo gira a nuestro alededor.

Otro detalle destacado de este juego es la calidad del score musical. Si bien es algo en lo que Castlevania siempre intenta cumplir, en esta entrega la música no solo es de gran calidad artística, sino que también se aprovechó al máximo la calidad sonora del chip de sonido de la SNES, dando un sonido de calidad CD en un juego en cartucho.

Lo “criticable” de esta entrega es algo que muchas personas, incluidas yo mismo, vemos como una virtud: el personaje en este juego puede atacar con su látigo en 8 direcciones. De esta forma, podemos atacar hacia arriba, abajo, a ambos lados y en las 4 diagonales, incluyendo cuando estamos en medio de un salto, marcando una gran diferencia con respecto a sus entregas para NES, donde por limitaciones técnicas el personaje ataca únicamente adelante y atrás. En las versiones de NES obviamente la dificultad resulta mayor debido a esta limitación, y aquí por fin tenemos libertad para controlar la dirección de los ataques de nuestro personaje, pudiendo repeler ataques que en NES nos hubiera sido imposible. ¿Quiere decir eso que el juego es fácil? Para nada. En mi opinión quiere decir que si te frustras será justamente por la dificultad del nivel y no por las limitaciones en el control.

Actualmente este juego está disponible también para la consola vitual de Wii U, con lo cual si quieres tener la experiecia de jugar un clásico de la saga y del género, este es absolutamente recomendable.

super-castlevania-iv-2

Luego de algunas entregas bastante olvidables para diferentes sistemas, Konami puso al estudio madrileño Mercury Steama a cargo de continuar con la franquicia, y comercialmente fue lo mejor que pudieron hacer. Hay opiniones opuestas sobre lo que Mercury Steam logró con la saga, pero los números hablan por sí solos y las ventas de nuevos Castlevania han aumentado respecto a las últimas entregas que habían sido un desastre. Lords of Shadow fue un gran ejemplo de cómo revivir la facción de aventura de acción 3D de Castlevania, y más tarde decidieron coninuar su camino de resurrección trayendo nueva vida a la acción en plataformas en 2D, homenajeando a los clásicos de esta serie de juegos como los que ya comentamos en este mismo artículo, en exclusiva para Nntendo 3DS. Este nuevo juego lleva el nombre de Castlevania Lords of Shadow – Mirror of Fate. Un poco largo, pero se mantuvo el nombre de Lords of Shadow para dar a entender asi que este juego pertenece a esa trilogía de juegos realizada por Mercury Steam, aunque más allá de esto estamos ante un juego completamente independiente de los otros, el cual podemos disfrutar sin problemas y entender toda su historia sin conocer los dos restantes (si bien sus eventos se ubican entre el primero y el segudo de la trilogía).

castlevania-mirror-fate

La historia transcurre en distintas momentos, y controlaremos a 3 personajes diferentes también en un juego para portátil que apuesta a darnos la mayor cantidad de contenido posible en vez de lo acostumbrado muchas veces en este tipo de consolas, que es recortar contenidos. Aquí tenemos un juego que concentra gran parte de la historia de los Belmont en su lucha contra el conde Drácula, y creo que después del Super Castlevania IV es el único que puede considerarse a la altura de los clásicos de NES, obviamente modernizado, otogándonos gráficos llamativos, un control muy acertado para el personaje, montones de objetos y distintas armas, un mapa muy completo e icluso un sistema para dejar anotaciones en distintos puntos del mapa. Conocer la saga mediante este juego es un gran punto de partida también si eres de los que nunca ha jugado un Castlevania y posees una 3DS, y al día de hoy no es un juego difícil de conseguir.

Para los que pregunten si el efecto 3D está bien logrado en este juego, puedo afirmar que sí. El estilo visual nos muestra un peronaje algo pequeño en pantalla, pero esto es a causa de que es necesario para destacar el tamaño de algunos enemigos que son enormes al lado de nuestro personaje, como así también distintos aspectos del escenario. Y no solo se trata de destacar los fondos en cuanto a los escenarios del juego, sino que el gameplay tiene muchos momentos muy plataforeros en los que justamente contar con una cámara alejada nos permitirá tener una visión más amplia del escenario, facilitándonos la labor de saltar de aquí para allá y colgarse en este u otro lugar. Este estilo visual tiene ventaja al ser combinado con el efecto 3D de la cosola, ya que nos brinda diferentes planos de profundidad en los escenarios, y hasta momentos de acción en donde la cámara del juego hace un acercamiento para poner énfasis en esa acción.

castlevania-mirror-of-fate

Para acercar a los nuevos a la saga, o a los indecisos, se lanzó también una demo en la eShop de Nintendo, la cual está disponibe aún si quieres probar el juego y asegurarte de que es tan bueno como digo. Échale un vistazo si posees una 3DS, vale la pena.