Cómics y Animación

[Análisis] Daredevil VS Batman (1997)

Una serie de asesinatos y robos ponen en alerta a Batman, quien termina encontrándose con Daredevil haciendo otra investigación paralela ¿quien anda detrás de todo? ¿colaboraran los héroes o irán cada uno por su lado?

Título: Daredevil and Batman

Guion: D.G. Chichester

Dibujo: Scott McDaniel

Color: Gregory Wright

Tinta: Derek Fisher

Hace cosa de un año escribí el último artículo de una pequeña serie de crossovers del mundo del  cómic que de momento engloba a Sergio Aragonés Destruye DC y Masacra Marvel, Marvel VS DC – DC VS Marvel, Batman/Tortugas Ninja y el artículo de hoy: Daredevil VS Batman.

Antes de empezar me gustaría aclarar que me refiero al cómic Daredevil VS Batman de 1997 (llamado también Daredevil and Batman), pues existe otro crossover de ambos que salió unos años más tarde. En algunos sitios este cómic se conoce bajo el subtítulo Eye for an eye, pero eso no aparece por ninguna parte en la portada de mi versión (imagino que se lo pusieron posteriormente para evitar confusiones con el otro, quien sabe).

Este crossover apareció durante la tregua que (por necesidad económica) se dieron Marvel y DC en su particular competencia. Está claro que juntar personajes de ambas compañías da dinero rápido y después de Marvel Vs DC y sus continuaciones protagonizadas por Acceso (Acceso Total y Acceso Ilimitado) aun había sitio para sacar algunos crossovers más clásicos, de los de toda la vida, los que siguen los pasos estandarizados para caber en un tebeo único de final cerrado.

Por si no sabéis esos pasos, os los recuerdo:

Paso 1 – Los dos protagonistas del cómic se conocerán en situaciones adversas o que puedan causar confusión y pelearán hasta darse cuenta que están en el mismo bando.

Paso 2- Los dos rivales sin embargo, se hacen amigos tremendamente rápido y trazan un plan conjunto.

Paso 3- Los héroes se unen y salvan el día.

Daredevil y Batman tendrán que aprender a colaborar

El cómic empieza con Batman y Daredevil (cada uno por su lado) investigado una serie de robos y asesinatos hasta que finalmente coinciden en las cloacas, donde todavía hay cadáveres recientes. La ley del crossover pide sangre y los dos héroes no dudaran en zurrarse un poco para conseguir el aplauso de los fans.

La pregunta que yo me hice de pequeño cuando leí esa parte fue “cómo ha llegado Batman al universo de Marvel?.  Así que pararé aquí para aclarar el por qué de mi pregunta.

Tal y como dije, este cómic salió un año más tarde que Marvel Vs DC, donde se explicaba que cada compañía tenía su propio universo, de manera que esperaba que se mantuviese esa coherencia, pero no es así. En este cómic (como en muchos otros crossovers) se considera que Marvel y DC son y siempre han sido el mismo universo. Supongo que tomaron esa decisión para simplificar la historia y no tener que explicar condiciones cósmicas en un cómic de héroes urbanos, así como para no espantar al lector casual (algo que no creo que importe mucho a ninguna de las dos compañías), aunque según explican en la contraportada de la edición española del cómic, este proyecto pasó de mano en mano durante muchos años, de manera que ya estaba preparado antes de existir Marvel Vs DC  así que no tendría sentido incluir universos alternativos.

Pelea entre ambos héroes, como mandan los cánones

Volviendo al tema, los héroes dejan de pelearse y deciden investigar para encontrar a los responsables, que resultan ser Dos Caras (clásico enemigo de Batman) y Mr Hyde (un antiguo enemigo de Thor que ha aparecido en las series de muchos otros héroes como Spider-man o Daredevil).

Como ya sabréis, Dos Caras era Harvey Dent, un fiscal de Gotham al cual le desfiguraron la cara lanzándole ácido, lo cual sirvió como interruptor para dejarse llevar por su lado oscuro y dejar decisiones de vida o muerte en manos de una moneda.

Mr Hyde era el científico Calvin Zabo que decidió usar su talento en recrear la pócima del Dr Jekyll en el relato de Robert Louise Stevenson. Para financiar sus experimentos cometía robos en los lugares donde trabajaba. Pese a salir indemne de éstos, la sombra de la sospecha se posó sobre él, motivo por el cual el doctor Donald Blake (el alter ego de Thor) no lo quería en su hospital, lo cual precipitó el enfrentamiento entre ambos y motivó a Zabo a inyectarse su pócima para desinhibirse, liberándolo de las debilidades humanas al convertirse en una enorme y poderosa bestia sanguinaria sin remordimientos ni preocupaciones.

Dos Caras y Mr Hyde, los villanos para la ocasión

Inicialmente parece que Dos Caras y Mr Hyde roban por el dinero que obtienen de la tecnología robada, pero poco a poco el cómic nos va dando información sobre una tecnología que consiste en usar el cerebro humano como base para crear un complejo ordenador y unas pastillas que sirven como alimento de esa tecnología. Dicha información (presentada como grabaciones en blanco y negro de una cámara de seguridad) también nos cuenta que esa tecnología no está perfeccionada y pese a que si se termina creando un sistema informático potente y funcional, termina matando al portador destruyéndole el cerebro.

Tras algunos roces entre ellos (de los cuales hablaré más adelante) Batman y Daredevil descubren que en realidad el objetivo de Dos Caras es usar a Mr Hyde como recipiente para usar la tecnología en su enorme cuerpo, motivo por el cual va alimentándolo con las pastillas que estimulan esa tecnología experimental. Poco después llegará el momento de enfrentarse a un vitaminado Mr Hyde y a Dos Caras, poniendo fin al cómic.

En líneas generales el guion es tremendamente estándar y no es demasiado destacable, ni especialmente malo, aunque eso de la tecnología que crece en el cerebro… es un tanto dantesco.

Tengo que admitir que el dibujo tampoco me apasiona, aunque supongo que no es una mala decisión porque son autores que en su época ya trabajaron con Daredevil, pero creo que los dibujos (específicamente las caras) son demasiado simples y muchas veces tienen sombras totalmente negras que tapan gran parte del rostro. El pobre Mr Hyde (que de por si no es nada agraciado) termina reduciéndose a dos ojos y una boca, casi sin detalles, en algunas de las viñetas.

La simpleza de las caras es exagerada en algunas viñetas

Otro detalle en el dibujo que me lleva causando incógnitas desde que salió el cómic es la mano de dos caras. Me explico, en el cómic se explica que a Dos Caras le desfiguraron solo la cara, sin embargo el dibujante siempre hace que la mano que está en el lado de la cara desfigurada también sea deforme (pese a que el responsable del color la pinta de color carne y no del color lila de la parte deforme de la cara). Desconozco el porqué de esto y además es un detalle tan nimio que parece que nadie se ha fijado, pero creo que quizás el dibujante se basó en alguna versión de dos caras donde tuviese medio cuerpo magullado, como el de la serie animada de Batman pero luego en el cómic el responsable del color no se fijó y solo pintó la cara de color lila (lo cual es irónicamente más correcto según la historia del cómic).

Dos Caras tiene una mano afectada por el ácido, como en la serie de TV, sin embargo en el mismo cómic vemos como solo se lo tiran a la cara y el coloreador no la pintó de violeta

Quizás me fijé en ese detalle tan absurdo porque normalmente en estos cómics suelen incluirse guiños a las historias de ambos héroes y me gusta descubrirlos, pero la verdad es que en este Daredevil VS Batman no es que se hayan esforzado mucho al respecto, de manera que hay poco detalle curioso donde poner la vista. Es una pena que no hayan aprovechado casi nada del mundo de Daredevil o Batman para enriquecer la historia, aunque fuese de manera visual.

La historia es sencilla y el dibujo no es increíble y no hay demasiados guiños a los personajes de ambas series  entonces ¿Qué podemos considerar llamativo de Daredevil VS Batman? Pues curiosamente, lo mejor que he visto en este cómic son las relaciones entre los personajes.

Bruce Wayne y Matt Murdock no esconden su hostilidad

Dos Caras y Hyde tienen la típica camaradería de villanos (y cumplen el tópico de traicionarse y todo) pero Batman y Daredevil se salen un poco de su rol de héroes, ya que nunca llegan a dejar de lado su pelea inicial. No quiero decir que estén peleándose todo el cómic, ya que no es así, solo que el particular hecho de conocerse abruptamente y en unas circunstancias un  tanto particulares (Batman pretende “investigar” a Daredevil atacándolo por la espalda y usando su peculiar sutileza) hace que en más de una ocasión ambos héroes estén echándose pullas entre sí (o incluso ocultándose información, pues cada uno investiga el caso en solitario). No es que sea algo extremadamente elaborado, pero es bastante curioso de ver, sobre todo cuando esa rivalidad se traslada de Daredevil a Matt Murdock y de Batman a Bruce Wayne, pues ambos saben quién es el otro pero han de hacer como que no lo supieran para guardar las formas.

Sin embargo la relación más curiosa del cómic es la que hay entre Dos Caras y Daredevil, ya que ambos se conocieron cuando eran jóvenes en una competición de aspirantes a abogado que terminó ganando Harvey Dent. Pese al enfrentamiento profesional ambos conectaron rápidamente y entablaron una especie de amistad.

Harvey Dent y Matt Murdock en su juventud

En su día este cómic me pareció simplemente mediocre, a día de hoy y tras 20 años sin haberlo leído de nuevo me parece un poco mejor. Es cierto que el dibujo me sigue sin apasionar (pese a que hay detalles variopintos como explicar escenas a través de grabaciones), que el guion no sorprende (obedece a rajatabla las tres reglas de los crossovers) y que no es rico en detalles ni guiños a otros personajes de Daredevil o Batman,  pero aun así esta nueva lectura ha sido bastante amena y me ha motivado a escribir este artículo.

Imagino que mi yo adolescente era más exigente con este tipo de cómics o simplemente tenía unas expectativas más altas, o será que me he vuelto blando con los años, pero en líneas generales no creo que este cómic decepcione a los fans de Batman o Daredevil, porque los respeta bastante y mantiene la rivalidad de ambos hasta la última viñeta. Tampoco creo que decepcione a los que sean fans de los crossovers de este estilo ni a los que buscan una lectura sencilla y rápida de superhéroes.

Es cierto este Daredevil Vs Batman podía haber sido mucho mejor, pero en caso que os decepcione tenéis la alternativa de leer el siguiente crossover que reunió a estos personajes (Batman/Daredevil: King of New York) aunque como yo no lo he leído, no os puedo decir si es peor o mejor.

Versión española del cómic

Ambos héroes en la escena del crimen


Comentarios

¡Participa en el hilo de esta noticia en nuestro foro!

No tienes una sesión iniciada.

No puedes dejar comentarios.

Inicia sesión o regístrate como usuario para comentar y acceder a más funciones.