[Jugando a…] ‘Mass Effect 3’

Aquí estoy de nuevo con un juego nuevo amigos. Bueno, quizás no tan nuevo, dado que ya tiene unos añitos y alguna polémica a sus espaldas. Hoy vengo a hablaros del final de una franquicia que, a mi modo de ver, es posiblemente la mejor Space Opera que ha surgido en consolas y que no tiene nada que envidiar a las grandes del cine o la televisión; me estoy refiriendo a Mass Effect 3.

Quiero aclarar que no voy a ser objetivo y no pretendo aparentarlo tampoco. Esta será mi opinión del juego y respeto a todos aquellos que tienen opiniones contrarias a la mía. Tampoco pretendo ser polémico ni hacer spoilers, por lo que no entraré en detalles de la historia, tanto de este como de los dos anteriores o del universo expandido.

me3l_4

Empecemos por el principio ¿qué es Mass Effect?. Bien, Mass Effect es una franquicia obra de Bioware (Dragon Age, Knights of the Old Republic, Neverwinter Nights) surgida en el año 2007, inicialmente en Xbox 360 (aunque más tarde porteada al resto de plataformas, convirtiéndose en multiplataforma a partir del 2) con el fin de paliar lo que pareció ser la carencia de derechos para realizar la tercera parte del Knights of the Old Republic, ambientado en el universo Star Wars. Gracias a esto Bioware creó un universo mucho más lógico y más próximo a Star Trek en algunos aspectos que a Star Wars.

Estamos ante un híbrido entre RPG y Third Person Shooter. Puede parecer una mezcla estrambótica, un bocata de nocilla y chorizo, pero la verdad es que funciona muy bien, como ya demuestran otros ejemplos que tienen planteamientos similares, como Deus Ex: Human Revolution. En el juego podremos utilizar tanto armas de fuego de distinta índole como una serie de poderes telekinéticos o habilidades tecnológicas que combinadas dan lugar a impresionantes batallas con un fuerte componente estratégico.

Ert_+_citadel_-_control_1

Realizado con un incombustible y pulido Unreal Engine 3, se ve impresionante, aunque trae de serie bugs endémicos de este motor, como carga tardía de texturas y glitchs locos como quedarse atrapado en paredes o movimientos extraños de los cuerpos inertes. Otro elemento muy importante es la banda sonora, obra de Clint Mansell, que ya ha dejado en el inconsciente colectivo tanto de jugadores como de cualquier fan de la ciencia ficción una impronta que tardará muchos años en borrarse. Temas como Uncharted World o Leaving Earth son habituales en el iPod de cualquier geek que se precie de entender de bandas sonoras.

El protagonista principal es el Comandante Shepard, al que se le une un elenco de personajes de diferentes razas y géneros, a cada cual más carismático. Vamos arrastrando personajes de capítulos anteriores, que a pesar de repetir en alguna o todas las entregas no decaen ni dejan de ofrecer al juego. Salvo en el último, al que han agregado un personaje que no puede ser más plano porque sería en 2D: James Vega, una especie de Swarzennegger mejicano. Es irónico como a algunos NPC’s (personajes controlados por el juego) les han dotado de mayor trasfondo y personalidad que a un miembro del elenco. No duele tanto porque solo es uno de muchos y cada uno del resto le mete sopas con hondas, siendo algunos tan emblemáticos como el protagonista. Además en esta última entrega tendremos cameos de personajes que han sido parte del equipo en anteriores juegos y no lo son en este, que ayudan a que la sensación de continuidad no decaiga.

248376

Porque la continuidad es algo fundamental en esta saga. No es un juego al que jugar aislado del resto. Al principio de cada juego desde el 2 te permiten importar tu partida anterior, que hará que todas las acciones realizadas en juegos anteriores, grandes o pequeñas, y tu propio personaje sigan la aventura. Incluso los flagrantes DLC’s que sangraron el 2 cortando un pedazo del final, formarán parte de la trama con guiños, mensajes o quests añadidas.

La historia del juego continúa directamente tras el 2. Los Segadores han llegado a la galaxia y están destruyendo toda civilización conocida. La misión del Comandante Shepard es simple: acabar con ellos y evitar la extinción. Para ello tendrá que forjar alianzas, pulir antiguas rencillas y odios y liberar la galaxia de las garras de los monstruosos alienígenas cibernéticos. Para hacerlo no sólo hará falta jugar la historia, sino que el multijugador cooperativo que incluye el juego (al más puro estilo horda de Gears of Wars) incrementará los efectivos de los que dispondremos en la batalla final.

La trama principalmente se centrará en cerrar arcos argumentales que se han ido abriendo a lo largo de la saga. Y lo hace muy bien. Si bien el final es algo polémico, el juego debe mirarse como si fuera un final por entero. No debemos quedarnos con la media hora final, no es justo para un juego de este calibre.

mass-effect-3-610x381

En definitiva, nos encontramos ante un juego que termina una saga de las más influyentes no sólo de la generación, sino posiblemente de la historia de los videojuegos actual. El final del viaje del Comandante Shepard es el culmen de una aventura que empezó en 2007 y que a muchos nos ha dejado marca. Su impresionante apartado técnico, su banda sonora y la historia que cuenta lo convierten en un juego de diez. Aquellos que seáis fans de los juegos de rol occidental y de la ciencia ficción estáis obligados a jugar no sólo a este, sino a la saga completa. Subid a la Normandía, el viaje no ha hecho más que comenzar.