Introducción

Por Alf

Voy a confesaros una cosa: una buena proporción de los temas musicales de mi lista de reproducción pertenecen a bandas sonoras de videojuegos. Y no, no me avergüenza reconocerlo. Por alguna razón, siempre he sido muy visual. No es que carezca de oído musical, simplemente, y con algunas excepciones, la música por sí sola no sirve para implicarme a fondo con ella. En cambio, cuando entran otros factores en juego, la cosa cambia. Y es ahí donde entran otros medios, como, para el caso que nos ocupa, los videojuegos. Como uno de los medios más inmersivos que existen, son capaces de suscitarnos distintas emociones en cada situación que, si son acompañadas de un buen hilo musical, reviven cuando volvemos a escucharlas. Pero pueden rebasar ese marco e inspirarnos, relajarnos o motivaros por su mera calidad artística, o simplemente actuar como excelentes temas de fondo o ambiental mientras hacemos nuestras tareas cotidianas.

Mucho tiempo ha pasado desde aquellos títulos casi mudos de los tiempos de la Atari más primitiva y otras plataformas, en los que el sonido se reducía a unos pocos efectos sonoros o, a lo sumo, a alguna musiquilla estridente de entrada o cierre compuesta de unas pocas notas. Ya desde los 8 bits surgieron temas memorables, y esto sólo ha ido a más desde que los videojuegos pueden soportar sonido instrumental real o sintético de alta definición. Por ello, reivindiquemos este olvidado subgénero musical que, como uno con todas las de la ley, merece ser escuchado por el mero placer de hacerlo.

Y con esto, comienza el tema de este mes de septiembre dedicado a los temas musicales de videojuegos. Una entrega en la que de nuevo contaremos con la colaboración de elbuenhater, pero también con la novedad de Madetogaming. Seguid a ambos en Instagram. Su contenido merece mucho la pena. Y dicho lo cual, esperamos que lo disfrutéis.

Xenoblade Chronicles

Por Alf

Cuando me hice con Xenoblade Chronicles no esperé toparme con semejante maravilla jugable. Aparentemente, una aventura tan colosal a nivel de duración y extensión y cantidad de mapeados no debería ser posible que se dé en Wii. En una aventura tan larga (puede llegar y superar el centenar de horas) pasan muchas cosas y visitamos muchos lugares. Y ahí es donde entra su magistral banda sonora, que a día de hoy es de las mejores que he escuchado en un videojuego. Escenas dramáticas, épicas o emotivas. Combates en diferentes lugares y contextos. Escenarios bastos, misteriosos, yermos, bellos o de una extrañeza ajena a nuestro sentido común. Molith Soft ha sabido transmitir por los oídos, a través de la música, todos estos elementos que experimentamos en nuestra laguísima aventura. Y, desde nuestros oídos, permea hasta el tuétano de nuestras emociones.

Son muchos los temas que puedo enumerar, muchos más que el espacio del que dispongo. Uno de los más conocidos es el de las Llanuras Gaur. Aunque creo que hay mejores (o, al menos, que a mí me gustan más), puedo comprenderlo. Es el escenario donde la amplitud del espacio abierto llega a su punto culminante, y eso es algo que, como digo, se puede escuchar. Pero hay muchas otras. A través del sentido del oído se puede materializar la magnificencia del Manglar Satorul, el gélido Macizo de Valak, el ambiente casi alienígena del campo de Mechonis, y la melancolía y soledad de Agniratha. Entre las escenas épicas, Engage the Enemy ocupa un sitio de honor. Para los combates, You Will Know our Names es casi el mejor del juego.

Pero de entre todos ellos, yo me quedo con dos. A nivel de escenarios, con la versión nocturna de la música de Colonia 9. No hay mayor paz espiritual que pueda ofrecerme un videojuego. Y de combates, me quedo con Mechanical Rythm. Los pelos como escarpias me dejó eschucar por primera vez el fondo musical de unos combates comunes. ¡Lleva años siendo mi maldito tono de móvil!

El «superpoder» de Serenion

Bueno bueno bueno, el tema del mes es musical. El tito Serenion no iba a dejar pasar una ocasión tan jugosa. Porque parafraseando a Cuatro Gatos, hay algo extraño en mi interior. Y es que soy como un Shazam (no el de DC, la app) viviente. Solo por los primeros segundos podría deciros qué canción es de las más de 2000 que perpetran mis playlist de Spotify, siendo incluso capaz de diferenciar entre la entrada de Is this love de Whitesnake del Livin’ on a prayer de Bon Jovi (os reto a hacerlo y dejarme en comentarios si notáis la diferencia). Por supuesto que en la música de los videojuegos no iba a ser menos. De hecho en algunos aspectos podría ser más.

Sería fácil hablaros de lo clásico: The man of the machine gun de Final Fantasy 8 (convenientemente parecida a la canción de la clásica SWAT), One Winged Angel de Final Fantasy VII (esta saga ha dado tal cantidad de joyas que apabullan), el tema de Halo o la banda sonora de cualquier GTA. Pero no, yo quiero rascar, enseñaros algo más.

Por ejemplo, y demostrando una vez más la calidad de la banda sonora de la saga Final Fantasy, me quedo con dos temas apabullantes. Primero, el de Terra, de FFVI. El segundo, You’re not alone de FFIX. Para mí las mejores piezas de toda la saga. Lo mismo puedo decir de Castlevania: muchos apuestan por Vampire Killer. Yo, por Bloody Tears.

Me basta con mirar mi escritorio para descubrir mil canciones a cada cual mejor: Back on Track de Geometry Dash, Hush de Deep Purple majestuosamente bien puesta en Specs Ops: The Line, la puñetera banda sonora de toda la saga Diablo. Starcraft, Metal Gear, The Legend of Zelda. Solo hace falta rememorar un juego y al igual que cuando te comes un bollicao y vuelves a tu infancia pero con muchísimas menos grasas saturadas, es escuchar un pedazo de Beyond the Bounds y vuelves a tener trece años y estás frente a la tele catódica dejándote los ojos en tu vetusta PS2. Y de nuevo eres un niño, juegas al Timesplitters 2 y las horas se vuelan.

Dark Souls Remastered

Por svgames

Empezaré hablando de Dark Souls Remastered. Ya comenté hace poco su dificultad, pero esta vez vengo a hablarles sobre su banda sonora, ya que este mes trata de eso.

Creo que todos sabemos que un juego sin una banda sonora no sería mucho o nada respectivamente, pienso yo. A mí personalmente no me sirve que el juego tenga unos personajes maravillosos, unos paisajes de infarto o unos jefes increíbles. Sin música, es solo lo que ves. Quiero decir, con todo esto disfruto de los juegos en su totalidad y, si falta un factor importante, como puede llegar a ser la música, empiezo a perder el interés.

Dark Souls se ambienta en un mundo caótico, destruido por el paso del tiempo y la oscuridad, que fue engullendo tanto el reino como a todos los seres que la habitaban. Y por si fuera poco claro, los paisajes que ya te ilustran dicho resultado, la banda sonora te lo reafirma. Durante el juego, no se suele escuchar nada de música, a no ser que llegues a sitios importantes como es el santuario de enlace o el lago de ceniza. Dicha banda está más enfocada en los jefes, donde con su música tratan de transmitir diversas emociones, tales como tristeza, desolación, melancolía, miedo, terror o epicidad. Todos y cada uno de ellos te transmiten con fuerza la situación en la que te envuelves nada más llegar, siendo un factor bastante importante, por no decir esencial, en este juego.

Final Fantasy VIII

Por Serenion

A raíz del tema del mes, le he vuelto a dar un tiento a uno de esos juegos que, si bien no son desconocidos, sí que no tuvieron el reconocimiento que quizás sí que merecía. Porque ser el mediano de tres hermanos nunca fue cosa fácil. Así que hoy he querido darle un ínfimo espacio a una joya que está grabada a sangre y fuego en el corazón de Serenion: Final Fantasy VIII.

Seamos claros, ser un jRpg de Square en PSX era sinónimo de calidad absoluta. Este no iba a ser menos. Seguiremos los pasos de Squall Leonhart, un joven aspirante a Seed con unos evidentes problemas emocionales que lo llevan a ser un tipo bastante hosco y distante. Partiendo de esta premisa y en una ambientación que combina magistralmente un mundo con claras reminiscencias al nuestro con brujería y espada, haremos un viaje alrededor del espacio y el tiempo que nos llevará a un summún de proporciones épicas. Todo ello acompañado de una de las mejores bandas sonoras que esta saga puede tener. Solo hay que recordar el asalto a las playas de Dollet para que a más de uno se le pongan los pelos de punta.

No es un juego perfecto naturalmente, puesto que en su historia puede notarse que en más de una ocasión evitan enfrentarse a la muerte de sus personajes, probablemente debido a las reacciones que levantó su predecesor. A esto hay que sumarle un sistema de combate que, si bien es divertido, es muy inferior a las otras iteraciones de la saga en esta consola, y eso se nota.

Pero que esto no os haga dudar: es un juego de 10. A mi gusto está en el top 5 de jRpg en PSX, así que no dudéis en probarlo si se os presenta la ocasión.

Los juegos de Paradox

Por Alf

Dentro de la calidad de las bandas sonoras de videojuegos, los títulos de Paradox merecen un lugar de honor, pero ciertamente me cuesta decantarme por uno en concreto. Hearts of Iron II (la única entrega a la que he jugado hasta la fecha) destaca por su epicidad, como no puede ser de otro modo en un juego de la II Guerra Mundial. Victoria II (además de las virtudes y dificultades que comenté en el anterior Tema del Mes), nos prodiga con un concierto de música clásica, sumergiéndonos también a nivel auditivo en ese contexto decimonónico. Stellaris nos traslada a galaxias lejanas y mundos exóticos también a través del sentido del oído. Pero creo que ya me he decantado por uno: Europa Universalis III (el IV creo que está a su nivel o incluso lo supera, pero no lo he jugado).

De nuevo, puede que el componente subjetivo este ahí. Aunque tampoco está exento de dificultad, es en este título donde he podido lograr mis partidas más exitosas y satisfactorias. Y ¿a qué historiador no se le haría la boca agua con la enormidad de su intervalo temporal con todas sus expansiones (Chronicles), de 1399 a 1820? En todo caso, es un hecho que su banda sonora merece la pena. Música medievalizante, pausada y tranquila (la mejor para mi gusto es Highland Wanderer), da paso a épicos temas corales e instrumentales. A esta última categoría a la que pertenece el tema de apertura (Conquistador), otro que sin duda ocupa mi “top” junto con A Cruce Victoria. Algunas hacer un tránsito brillante entre uno y oro, como Para Bellum. Como música de fondo o para relajarse es de lo mejorcito dentro del sector.

SimCity4

Por Alf

Algunos temas musicales de videojuegos me suscitan emociones bien definidas, como ya comenté en párrafos anteriores. Pero para el caso que hoy me ocupa, el de los simuladores de ciudades, la cosa no es tan sencilla. No sabría calificarlo bien. Podríamos decir que me activan los sentidos de alguna forma y me hacen entrar en situación, sea cual fuere a lo que me esté dedicando mientras las escucho. Sin duda es la perfecta definición de lo que debe ser la música ambiental, que es de lo que realmente se trata.

En mi “top” particular estaría City Life (el mismo al que critiqué su sugerente pero rígida mecánica en el tema del anterior mes), el cual ofrece temas breves, de apenas dos minutos, pero bastante envolventes. Por delante de éste, como medalla del plata, se encontraría Cities XL, con algunos que encuentro de algún modo estremecedores. La primera General Atmosphere me resulta sublime. La tercera, en menor medida, también. Por delante de ambos colocaría su tema principal. Por desgracia, Cities Skylines es muy discreto en lo que a música se refiere.

Pero si hay un título que es para mí icónico en este sentido (bueno, y en casi todos los demás) es SimCity 4. Eso ya es otro nivel. Aquí no hablamos de una serie de temas concretos, sino que su banda sonora (extensísima, además) es un continuum de calidad que nos transmite musicalmente el bullicio y la enormidad de la ciudad en sus diferentes facetas. Podría eternizarme poniendo ejemplos, pero, siendo consciente que hago un feo al resto, como cabecera tengo Epicenter, Floating Population y Metropolis. Las del Modo Dios son diferentes, con un toque celestial y New Age. Aunque no me hacen tanto “tilín”, Terrain es mi referencia en ese área. Me transporta a un mundo agreste y bucólico.

Saga Super Smash Bros.

Por Alf

Como decía en la introducción, ya en la generación de los 8 bits comenzaban a asomar la cabeza temas musicales, o incluso bandas sonoras enteras, de indudable calidad. Pese a que las limitaciones acústicas impedían que pudiesen desplegar toda la calidad que albergaban en su interior, ésta se abría paso y todo aquel que disfrutase dichos títulos podía apreciarla. Y de ahí el papel tan importante (y a menudo infravalorado en ese sentido en comparación con lo jugable) de la saga Super Smash Bros. Ésta no solamente reunió a los personajes más icónicos de la historia de Nintendo y de los videojuegos en general, sacando del olvido a algunos de ellos, sino que hizo lo propio con su banda sonora. Personalmente, se me pusieron los pelos como escarpias cuando, en Melee, escuché por primera vez la versión remasterizada de los combates de Pokémon Rojo/Azul. En SSB4 fue épico ese remix de los temas de Megaman 2, un juego que nunca tuve el placer (o el sufrimiento) de jugar, pero que ya en época de la NES ponía en pie a los jugadores de los 80.

Pero lo que realmente me marcó fue el Emisario Subespacial, y no sólo por el puntazo de ser partícipe de una aventura que implicase a tantísimos personajes de Nintendo y de alguno fuera de él, sino por lo que nos atañe aquí, lo musical. Y es que pude volver a escuchar las versiones actualizadas de dos temas que jamás pensé que oiría de nuevo y que fueron un hito en mi infancia. Una de ellas fue el tema subterráneo de Super Mario Land, aquel con un toque egipcio. Resulta muy llamativo siendo su universo algo totalmente ignorado por Nintendo salvo por alguna excepción aislada (la propia princesa Daisy). El otro, una versión de Bramble Blast (que en su tiempo yo escuché en su variante arcaica de Donkey Kong Land 2 de Game Boy), más dinámica y vivaz que el melancólico original. Llegaa estar el tema principal del primer Wario Land y hubiese sido perfecto. Muy mal, Sakurai.

Kid Icarus Uprising

Por svgames

Continuando con el mes de las bandas sonoras de los videojuegos, me ha alegrado mucho poder hablar de este en concreto por su fantástica música. Hoy les hablaré de la banda sonora de Kid Icarus: Uprising.

Tengo que decir que me ha encantado volver a disfrutar de este juegazo. Los recuerdos que me han venido de cuando lo jugaba han sido muchos, ya que por aquel entonces, fue el primero de 3DS que probé, estrenando la consola también. La historia no es otra que la lucha de las fuerzas bien contra el mal, pero teniendo además conversaciones de los personajes mientras avanzas en la aventura. Durante la partida, podrás maravillarte con su banda sonora, que no se queda atrás. Cada escenario tiene su propio tema, aunque es cierto que puede que alguno se repita o se haya hecho algún pequeño cambio de ritmo a la música. También está que algunos personajes de la historia traen consigo no solo su presencia, sino también su propio tema. Un ejemplo claro sería el de Pit Sombrío, ya que durante la aventura existen por lo que yo conozco hasta 3 versiones. Pero, no deja de ser una música genial, tanto me gusta esta como la del primer jefe. Aunque esta sea en general la del jefe del juego, pero tiene un ritmo frenético y brutal, perfecto para confrontar a un jefe.

Tengo que añadir que las pistas del juego no las tienes cuando lo terminas o las vas desbloqueando a medida que vas progresando. Hay un total de 4 mosaicos, de los cuales 3 albergan desafíos para que los superes y estos como recompensa te pueden dar los temas del juego. Sinceramente, hubiera preferido tener la música de manera más accesible. Y vosotros, ¿qué opinais?

Journey

Por elbuenhater

Journey es una maravilla( sin más, aquí podríamos acabar el apartado 😜) , un videojuego de aventuras desarrollado por la compañía independiente estadounidense Thatgamecompany y estrenado en 2012 para PlayStation Network. La trama describe la travesía de un viajero a lo largo de un extenso desierto para llegar a la cúspide de una montaña, mientras explora las ruinas de una antigua civilización, y sin duda es uno de los viajes más bonitos y emocionantes que hemos vivido. La música que acompaña al título es perfecta, preciosista y eleva la experiencia a un nivel increíble en cuanto a las sensaciones y emociones que experimentamos. ¡¡¡Una pasada!!! 😜

Tras su lanzamiento, obtuvo críticas mayoritariamente positivas que destacaron sus aspectos visuales y musicales, además de la «experiencia emocional» transmitida por su narrativa, aunque hubo opiniones desfavorables primordialmente en relación con su corta duración y ritmo. Podemos entender que a ciertas personas su corta duración, lo onírico y extravagante de la experiencia les dejase con el culo torcido, pero esto es una de sus virtudes. Al jugarlo no te deja indiferente, algo te ha tocado. Si pudiste sentirlo estás en el de club de los agraciados por esa experiencia. Si no, te invitamos a volver a jugarlo o simplemente relajarte escuchando su banda sonora compuesta por Austin Wintory. A veces los juegos no tienen por qué ser que lo que son. Journey es paz, magia, algo especial y ¡¡¡así debe de ser!!!

Os dejamos enlace a la banda sonora, cerrad los ojos y a volar…

Dynasty Warriors 8: Xtreme Legends

Por Svgames

Ahora toca hablarles de un juego que trae consigo buenos temas a la hora de destruir ejércitos con solo un hombre, Dynasty Warriors 8: Xtreme Legends.

Serenion siempre ha compartido conmigo bastante de sus juegos, de entre los cuales se encontraba la 4º entrega de esta saga. Y siempre se me pasa por la cabeza, cada vez que veo una nueva, el primer juego con el que empecé, gracias a mi primo.

La historia está ambientada sobre la novela china “El Romance de los Tres Reinos”.

Dentro del juego, irás encarnando a los personajes más destacables del periodo, teniendo los reinos de Wei, Wu, Shu, Jin y otros personajes que estuvieron fuera. Tengo que decir que durante la campaña, existen ciertos factores que pueden llegar a cambiar el desenlace de la historia, tomando dos rumbos: la original o una hipotética de lo que podría llegar a haber pasado. La jugabilidad se basa en el género Musou, que resumidamente, significa que manejas a héroes o villanos con poderes, siendo capaces de arrasar ejércitos de enemigos por su cuenta, ya sea de manera solitaria o cooperativa. Y bueno, no falta decir que la música que acompaña al campo de batalla se queda atrás. Cada reino, batalla campal o situación de batalla alberga un tema concreto. No recuerdo exactamente cuántas canciones habrán hecho a lo largo de cada entrega, pero con la entrega 8:XL hicieron una recopilación de algunas de las mejores que traían cada una.

Contándolo desde mi punto de vista, el género Musou puede llegar a ser pesado. Llega a ser muy cansado tanta monotonía, el juego se basa exclusivamente en acabar con multitud de enemigos y ya está. Pero por otro lado, me fascina como cuentan o mejor dicho, cómo vives el periodo de los personajes, lo que obtuvieron y lo que sacrificaron por ello. A pesar de lo pesado que puede llegar a ser, lo disfruto como si fuera un crío.

La selección de Madetogaming

¡Muy buenas a todos! Como estreno de colaborador me uno al tema del mes para hacer un recopilatorio de algunas de las bandas sonoras de videojuegos que yo más recuerdo como emblemáticas. Sólo he incluido aquellas obras a las que yo he jugado, ya que sino tampoco sería propio el post jeje.

La idea es cómo con ver una simple imagen o recordar un juego hace que instintivamente en nuestra cabeza suene la música del mismo. Es algo que surge de forma natural y que demuestra lo importante que es la inclusión del arte musical en otros medios como las películas o, en nuestro caso, los videojuegos.

No somos conscientes de ello hasta enfrentarnos a alguna de estas obras que decide prescindir en casi o totalmente de la música, pero es una parte muy importante de la experiencia que vivimos a la hora de disfrutar un juego. Lo increíble de esta combinación de medios es la forma que la música tiene de transmitirnos sentimientos y que no sólo sea utilizada como un recurso para evitar silencios incómodos, sino que se vuelva parte de la jugabilidad.

Como ejemplo de esto último tenemos los juegos que repentinamente cambian la música cuando entras en conflicto. Muchas veces, esto nos ayuda cuando un enemigo nos ha localizado, pero a nosotros aún no lo hemos localizado o siquiera visto, por lo que pasamos automáticamente a un modo de alerta.

Los sentimientos que recibimos de la música mientras jugamos son algo totalmente necesario y sin lo cual no podríamos a día de hoy enfrentarnos a muchas obras.

Me encanta empezar el Spiderman y comience con una canción de estilo rock juvenil, que me lleva instantáneamente a la acción y a balancearme junto con los acordes de una canción rock.

La épica música de Shadow of The Collosus que hace que cada enfrentamiento se sienta aún más épico de lo que de por si ya son.

La música de juegos en 8 bit tan sumamente encantadora con ese sabor a nostalgia a día de hoy.

O la opera que es todo Kingdom Hearts que te mete de lleno en todos esos mundos Disney no tan felices.

Bandas sonoras que nos trasladan a momentos jugando, solo o con amigos, y que son ya una parte de fundamental de la industria.

Xenoblade Chronicles 2

Por Alf

En mi análisis de Xenoblade 2 desgrané sus distintas facetas, tanto aquellas en las que el juego, a mi juicio, daba pasos atrás con respecto a su predecesor como aquellos en los mejoraba. En este segundo aspecto, se encontraba su banda sonora, aunque con matices. Como ya expliqué, considero que la calidad media de sus melodías supera a la del primer Xenoblade, aunque en lo particular creo que hay más temas que destacan muy por encima del resto en aquél. Insisto en que es una cuestión puramente subjetiva y haya quien piense que hay más temas sobresalientes en la segunda parte, al final depende mucho del momento en el que ésta sonó y lo que hizo sentir a cada cual, además de los gustos musicales en sí mismos.

Para ilustrar mejor lo que quiero decir, pondré unos pocos ejemplos. En lo que respecta al combate, no veo que ninguna esté a la altura de Mechanical Rythm y You Will Know Our Names, pero la principal (Battle!!) la considero bastante mejor que la de Bionis, y cuenta además con una variedad de temas superior. Por lo tanto, aquí saldría ganando por calidad media. Igualmente, al inicio del juego, opino que el tema de Argentum es superior al de Hometown (la Colonia 9 en sí misma, no la música del campo de los altededores), algo que creo que se cumple en la práctica totalidad de melodías de poblados. Por su parte, el tema de Gormott es muy similar en su composición al de las Llanuras Gaur, pero su variante nocturna la encuentro más relajante e inmersiva, recordándome en ese sentido al maravilloso tema nocturno de Colonia 9. Y bueno, ya comenté en su día cómo hay algunos que directamente son un deleite para los oídos, como el del Pretorio. A esa añado la de Theosoir. Pero sí que es cierto que ciertos temas para momentos destacados, como la del título o Counterattack, están un peldaño por debajo de los temas originales en los que se inspiraron (Main Theme y Engage the Enemy).

En cualquier caso, lo dicho, al final todo va en gustos.

Una banda sonora a medida

Por Serenion

Hoy tengo el cuerpo tarantinesco y he querido hacerme un what if de los divertidos. He pensado ¿dónde pondrías alguno de tus temas favoritos, Serenion? Porque sí, soy consciente de que hay sitios en los que quizás a priori no encajaría una canción, pero cuan chocolate con chorizo quizás lo pruebas y te gusta. Un caso parecido al de Hush en Specs Ops: The Line (un juego que es adulto sin culos ni tetas).

Empecemos por colocar una facilita: Driver’s Seat, de Sniff ‘n’ The Tears. Una canción a la que tengo mucho cariño (principalmente porque sonaba al nacer mi niño) y que sé en que juego encajaría a la perfección: Final Fantasy XV. Sería un gozo escucharla mientras Noctis conduce por esas solitarias carreteras.

Otra de esas canciones que me acompañan y a las que tengo mucho cariño es Golden Brown, de The Stranglers. Una canción que hace referencia a una joven morena de la zona del mediterráneo. Y a la heroína, obviamente. Un poco drogatas los amigos. En fin, es una canción evocadora que recuerda un tiempo mejor a la par que enigmática. Un tema que encajaría con Bayek y su búsqueda por el desierto de Assassins Creed: Origins.

Y para no extenderme añadiré solo una más: I hate everything about you de Three Days Grace. Un tema que seguro que a mi querida Velvet, de Tales of Berseria, le encantaría. Le acompañaría en su búsqueda de venganza. Le daría un auténtico punch a la Señora de la Calamidad.

No me quiero extender más. Solo quiero que de vez en cuando deis rienda suelta a vuestra imaginación y hagáis un ejercicio de imaginería. Añadid chorizo al chocolate y probad.

Minecraft

Por elbuenhater

Sinceramente, Minecraft no es un título que haya jugado mucho, pero sin duda uno de sus aspectos más interesantes es su música y la profundidad que otorga al videojuego.

Daniel Rosenfeld (nacido el 9 de mayo de 1989), también conocido como C418, es un músico, productor e ingeniero de sonido alemán conocido como el compositor y diseñador de sonido para el videojuego Minecraft.

Y es increíble el resultado tan preciosista y acertado de sus composiciones dentro del gameplay. Hemos estado analizando la banda sonora en el coche, conduciendo tranquilos y la verdad que es una verdadera pasada. Aún más impresionante es cómo esta entra en juego dentro del gameplay de manera aleatoria, sin ningún patrón prediseñado, otorgando a tu momento dentro de él un toque musical y especial que sólo vivirás tú. Un gran acierto porque realmente hace que sientas cosas especiales al oír sus acordes y melodías dentro de tu propia situación. Cada momento es diferente y la música que lo acompaña es de cierta manera, especial y solo para ti.

Este tipo de decisiones son creativas, recursos que hacen que cada partida se contagie de una atmósfera diferente, y en este mes que estamos tratando este tema no podía faltar el gran trabajo de C418, de cómo ideas frescas y creativas, ingeniosas, acaban consiguiendo resultados tan buenos dentro de la experiencia jugable…

The Legend of Zelda: Ocarina of Time

Por svgames

El siguiente juego que tiene varios de los temas que al escucharlos. Sabemos de qué icónico juego se trata: The Legend of Zelda: Ocarina of Time.

Como no faltaría, lo he rejugado para poder inspirarme y estar preparado a la hora de escribir el artículo, pero por diversas cosas no he podido acabarlo de nuevo. Pero aún así, ha sido suficiente para poder despertar en mi vivencias de la primera vez que lo jugué. Uno no puede olvidar el tema de la intro, un temazo para ver cabalgar a nuestro héroe por la vasta llanura de Hyrule. Este será un aperitivo musical, ya que el juego nos irá dando más temas como el Bosque Kokiri, el tema del mercado, el tema de la tienda de Hyrule, el campo de Hyrule, etc etc. Y como no, la primera vez que ves a Malon tarareando o cantando la canción de Epona, conmoviéndonos el corazón con su melosa melodía. Pondría algún tema para que lo escucharais, pero prefiero que lo busquéis, porque no podría solo poner dos o tres solamente.

Siendo sincero, cada vez que juego una sola partida, no hay ni una sola ocasión en la que esté disfrutando de su banda sonora. Puede ser que sea icónica de la entrega, que sea la melodía perfecta para el ambiente, para el lugar o para el personaje. No lo sé, pero una cosa tengo clara: si no lo has jugado, te digo que debes jugarlo hasta el final. Experimentar la aventura del héroe del tiempo, disfrutar de la historia, de sus entrañables personajes y de su maravillosa música. Dadle una oportunidad, porque sé que no os va a defraudar. Me despido del tema del mes con este artículo, y espero que disfruten del próximo. ¡Un saludo y hasta la próxima!

 

 

5 1 voto
Calificación
0
¡Nos encantaría leer tus comentarios!x
()
x