[Artículo] Curiosidades en productos de series

Una de las cosas que más me gusta hacer en mi tiempo libre es buscar el porqué de algunas cosas, pero no hablo de cosas importantes, si no de tonterías que no tienen importancia. Debido a ello he ido descubriendo curiosidades, algunas de las cuales relacionadas con series de éxito de los 80 y 90, de manera que he pensado que estaría bien escribir otro de mis artículos de curiosidades, esta vez contando algunas relacionadas con los productos que se vendían de las mismas.

El merchandising de las series es una gran fuente de ingresos, pero hace años, era algo más que eso, ya que muchas series de animación se creaban exclusivamente con la idea de vender muñecos, lo cual las convertía en un anuncio de televisión venido a más, ya que los guiones se escribían con la necesidad de introducir los nuevos juguetes que se iban a poner a la venta. Esto era importante ya que forzaba a trabajar de manera rápida en dos productos totalmente diferentes que debían aparecer de manera simultánea, pues si uno de los dos llegaba demasiado tarde, podría provocar el fracaso de toda la marca.

Aún sabiendo que las series de mi infancia se hacían con la única intención de vender juguetes en lugar de desarrollar a los personajes o su historia, creo que eso no les hace perder el encanto. Al fin y al cabo, ese modo de trabajo propició la creación exagerada de nuevos personajes y vehículos, provocando que los creadores de las series tuviesen que innovar forzosamente (al menos hasta cierto punto), en lugar de repetir el mismo episodio con los mismos personajes.

Galaxy Rangers: Mala planificación y olvido

Voy a empezar el artículo con Adventures of the Galaxy Rangers (también conocidos como Guardianes de la Galaxia o Las aventuras de la Patrulla Galáctica), una serie que pese a ser innovadora en su temática (mezclaba cowboys con ciencia ficción) no perduró en el recuerdo de los niños como sí lo hicieron otras de su tiempo.

Es normal que cuando se crean muchos productos para el mismo público, haya un gran grupo de ellos que quede en la sombra, pues en el momento en el cual varios de estos productos tienen éxito mediático se comen el espacio (tanto a nivel televisivo como el de las estanterías de las jugueterías) que estaría destinado a esas otras series, que en el mejor de los casos, serán recordadas por alguien que las buscará de adulto en internet (¿recordáis a las Monstruoplantas, quiero decir, a Jayce and the Wheeled Warriors?).

Galaxy Rangers

El motivo por el cual una serie con una temática tan llamativa y con unos juguetes que cualquier padre podría ver con buenos ojos (en el fondo eran cowboys y no monstruos mutantes) quedó en el olvido no fue solo la competencia, fue la mala planificación de combinar la serie y los juguetes al mismo tiempo.

Galaxy Rangers se estrenó en televisión cuando los juguetes no estaban preparados para llenar las tiendas de Estados Unidos, de manera que cuando estos llegaron a las jugueterías lo hicieron en unas tiradas paupérrimas y con la serie ya en marcha. Según tengo entendido, algunos de sus juguetes eran imposibles de encontrar en su día, especialmente los caballos y ¿qué es un cowboy sin su caballo? Pongamos que eres niño y ves esta serie, te gusta y le dices a tu padre “Papá quiero uno de esos”, tu padre va a la tienda y no hay juguetes de Galaxy Rangers… ¿Qué sucede? Que en el mejor de los casos te comprará algún juguete para que dejes de molestarle, pero ese juguete será de otra serie. A partir de ese momento, con un He-Man en la mano, es posible que prefieras ver Masters del Universo y olvides los Galaxy Rangers.

Los esquivos juguetes de Galaxy Rangers

El olvido forzado de Galaxy Rangers ha hecho que se convierta en serie “de culto” y que sus juguetes sean bastante valiosos (pese a que la demanda de coleccionistas es muy inferior a los juguetes de otras series). Lo peor de este caso es que la serie era bastante buena, de hecho tuvo bastantes episodios pese a no contar con el apoyo de los juguetes y eso es lo que te hace preguntarte si, en caso de haber hecho las cosas bien, Galaxy Rangers habría alcanzado la gloria como lo hicieron Masters del Universo, Las Tortugas Ninja o G.I. Joe.

M.U.S.C.L.E: Como triunfar, pese a tenerlo todo en contra

Kinnikuman (conocida en España como Musculman) es un manga protagonizado por un superhéroe torpe y cobarde que, debido a las circunstancias, tiene que participar en las Olimpiadas de superhéroes, lo cual le dará la oportunidad de obtener el respeto que nunca ha tenido.

Esta serie tuvo mucho éxito en Japón, lo cual provocó una inevitable serie de Anime que trató de ser exportada por algunos países de occidente, donde otros productos similares se abrían paso a principios de los 90. Lamentablemente, el manga de Kinnikuman no se exportó fuera de Japón en su época (incluso en la actualidad ha llegado a muy pocos países) y la serie de animación no tuvo una expansión tan grande como se merecía, llegando menos de media serie a Chile, y casi toda (salvo la parte final) a España (donde lamentablemente solo fue emitida en Catalunya y la Comunitat Valenciana).

Musculman y algunos de sus compañeros

Nunca lo he podido confirmar, pero deduzco que la censura fue en gran parte responsable de esa pobre expansión. No estoy hablando de la censura centrada en la violencia (pues la serie ya era mucho más alegre y menos sangrienta que el manga) si no a censura política, ya que en esta serie salían superhéroes alemanes, que vestían uniformes militares y esvásticas. Es cierto que una vez avanzada la serie, esos símbolos se cambiaron, pero el daño ya estaba hecho.

Así que Musculman solo pasó a formar parte de la infancia de niños japoneses, chilenos, catalanes y valencianos. Sin embargo, existen otros países (como Italia o Estados Unidos) donde muchos niños reconocerían a los personajes de la serie, pese a no haberla visto jamás, debido a que (de alguna manera) los muñecos de Musculman tuvieron éxito sin ningún apoyo de la serie.

Musculman fue una de las primeras series en tener Merchandising que se conseguía en máquinas de esas que echas una moneda y te salía una bolita con un muñeco (Gashapon), consiguiendo un éxito increíble con sus figuritas, pese a que eran pequeñas, feas y de un solo color. Esas mismas figuras llegaron a algunos países Europeos (donde se hicieron versiones propias con nombres cambiados, como los Exogini o los Cosmix) y alcanzaron Estados Unidos bajo el nombre de M.U.S.C.L.E. (Que curiosamente es el nombre de una de las canciones que salía en la serie de Musculman).

 

Los muñecos de Kinnikuman

Pese a no contar con el apoyo de la serie, y aun sabiendo que los muñecos no iban a ser llamativos como los de otras series, se invirtió mucho dinero en los M.U.S.C.L.E. llegando a tener anuncios de televisión e incluso lanzándose el videojuego de Musculman de Famicom, para las NES americanas bajo el nombre M.U.S.C.L.E.

Muñecos M.U.S.C.L.E. en su caja

Al no contar con la serie, los productos de M.U.S.C.L.E. se vendieron con el trasfondo de “monstruos extraterrestres que luchan entre sí”. Esos extraterrestres se podían comprar en cajas o en botes llenos de muñecos de un solo color (el poco atractivo color carne, fue el elegido). Una vez comenzó su expansión se empezaron a vender otros complementos, como el ring de lucha libre o el cinturón de campeón.

M.U.S.C.L.E. no solo tuvo éxito en Estados Unidos, si no que abrió la puerta a la creación de productos similares como los Monster in My Pocket o los Dino Brites. A día de hoy, el legado de los juguetes M.U.S.C.L.E. es muy notable, pues no solo se están reeditando los originales, si no que se han creado nuevos, pero usando a personajes de otras series, como Street Fighter o Masters del Universo.

Lo más gracioso de todo es que la habilidad especial de Musculman en el manga y la serie era la de remontar cuando lo tenía todo en su contra, era un don innato y que él no controlaba. Es gracioso pensar que los muñecos vivieron una situación similar y se comportaron de la misma manera.

Muñecos de He-Man y Street Fighter al estilo M.U.S.C.L.E.

Tortugas Ninja: No pongas esa cara, que he traído Pizza

¿No son maravillosas las Tortugas Ninja? De pequeño me encantaba mirar la primera serie de animación y luego ir a la tienda de juguetes a ver esos muñecos que no me iban a comprar mis padres. Una cosa que me chocó mucho de esos juguetes era que las Tortugas tenían la piel de colores diferentes y que por algún motivo estaban muy enfadadas, creo que jamás las había visto tan furiosas en mi vida. Además, algunos personajes eran más deformes, grandes o intimidantes y otros, como Slash, casi irreconocibles. ¿Por qué los juguetes tenían diseños tan geniales? Es algo que me pregunté en más de una ocasión.

Las tortugas de juguete eran más agresivas y llamativas

Años más tarde descubrí el origen de las Tortugas Ninja: los cómics en blanco y negro de Mirage Comics, donde estos mutantes eran mucho más malcarados y violentos. Obviamente, esas cualidades se perdieron en la serie de televisión pero los juguetes mantuvieron el estilo del cómic original, pese a que supuestamente representaban la serie de animación.

Tal y como expliqué antes, la clave para obtener la gloria, es que haya un equilibrio entre la serie y la línea de muñecos. En el caso de las Tortugas Ninja lo hicieron correctamente, ambos productos estaban listos para el gran momento, pero debido a las prisas, no hubo una colaboración estrecha entre uno y otro.

Los diseños de los juguetes estaban basados, no solo en los cómics originales, si no también en los bocetos que Eastman y Laird (creadores de los personajes) habían dibujado. El estilo de ambos era más similar al del cómic que a la azucarada serie y de ahí que nos encontrásemos a personajes con un aspecto mucho más amenazante.

Lo curioso de este asunto es que parece que le pillaron el gusto e incluso personajes que salieron mucho más tarde en la serie (como Napoleon Bonafrog) tenían juguetes que no se parecían demasiado a su versión animada. En otro casos, (como Slash) el diseño del juguete era más cercano al personaje en los cómics TMNT Adventures (que se crearon tras la serie de animación) que a su contraparte animada.

El muñeco de Slash con el diseño de TMNT Adventures

Eventualmente, algunos de los personajes sufrieron cambios para tratar de parecerse más a los de la serie de televisión. Algunos juguetes fueron repintados para tal fin (como Shredder) otros sufrieron cambios en su cara (April) y las Tortugas Ninja, simplemente tuvieron nuevos juguetes con caras sonrientes.

Con un simple repintado se “arregló” a Shredder

Sin embargo, parece que ya era demasiado tarde, ya que los juguetes de Tortugas Ninja que habían formado parte de la infancia de muchos niños eran los primeros, de manera que se usó la cara de enfado incluso en las versiones nuevas de esos personajes que aparecieron más tarde y que tenían temáticas alocadas o divertidas (monstruos, músicos, deportistas, personajes de Star Trek…).

La tripulación del Enterprise con cara de pocos amigos

Los Simpson: ¿De que color tiene la camiseta Bart?

Si me hubieseis preguntado de pequeño ¿de qué color tiene la camiseta Bart Simpson? Habría contestado ” de color azul”. Puede que a muchos os choque esa respuesta y no, no soy daltónico, pero cuando yo era pequeño, era tan habitual ver a Bart con la camiseta azul, como con la de color rojo anaranjado.

A día de hoy y contando la serie con tantísimas temporadas, está claro que nadie va a tener grabado a fuego a Bart con la camiseta azul, sin embargo a principios de los 90 la cosa era muy diferente: la serie estaba dando sus primeros pasos y algunos personajes sufrieron cambios de diseño (esta es la época en la cual Barney era rubio, Smithers era negro con el pelo Azul, Lou era blanco -bueno, amarillo- el Jefe Wiggum tenía el pelo negro, Moe vestía de color rosa y Bob tenía el pelo a lo Afro). Poco tiempo después, la serie sufrió un lavado de cara y rediseñó a los personajes, dejándolos con el aspecto que hoy conocemos.

¿Recordabais todos estos cambios?

Sin embargo, para ese momento ya había merchandising de los Simpson y debido a que en las primeras temporadas el personaje más famoso era Bart, existían cientos de productos de él. Lo curioso de esos productos era que en su mayoría lo mostraban con una camiseta azul y en algunos casos puntuales, incluso verde, ignorando el hecho de que Bart llevaba una camiseta roja en la serie de televisión.

Lo lógico sería pensar que muchos de esos productos eran falsificaciones, sin embargo eran totalmente oficiales, pues no solo eran muñecos, también eran libros y videojuegos (algo mucho más difícil de falsificar y vender sin que te caiga una denuncia de la FOX). Quizás el punto culminante de esto fue el capítulo de Futurama donde encuentran muñecos de Bart Simpson en una bola de basura de los años 90, todos ellos con la camiseta de color azul. También es importante el hecho de que en los anuncios de televisión promocionados por los Simpsons, Bart también dejaba su camiseta roja en el armario.

Camiseta azul en Futurama y en los anuncios de TV

El porqué de esa decisión nunca me ha quedado claro, he escuchado versiones que dicen que se hizo para reconocer a los productos oficiales de los falsificados, pero no le veo sentido. Normalmente los productos falsificados cambian los colores de los personajes, mientras que los oficiales mantienen la estética del producto original (en este caso, la serie) así que no tiene sentido hacer que tu muñeco parezca falso y que el falso, parezca original.

Quizás la decisión de cambiar la camiseta de Bart tiene algo que ver con lo que he explicado de los juguetes de las Tortugas Ninja, ya que en algunos de los primeros diseños de los Simpson, aparece con la camiseta azul (pese a que luego se la pusieron roja). Sinceramente, no creo que haya ninguna explicación lógica que justifique este hecho, y tampoco creo que eso les importe demasiado a los que encargados de la serie, pues hasta hicieron un gag sobre ello en uno de los episodios.

Inspector Gadget: El verdadero rostro del malvado Dr. Claw

Cualquiera que haya visto la serie del Inspector Gadget, recordará al misterioso Dr. Claw (también conocido como Doctor Gang), el cual se pasaba todo el episodio acariciando a su gato, viendo desde un monitor como sus secuaces fallaban, lo cual terminaba comúnmente con él dando un golpe a la mesa.

El aspecto del Dr. Claw era fascinante, tenía un guantelete metálico con pinchos y… nada más, porque nunca llegábamos a verlo completamente. Cada niño se imaginó al Dr. Claw de una manera diferente (yo me lo imaginaba como un caballero medieval con una armadura de pinchos) y su “no-aspecto” hacía que fuese mucho más llamativo e interesante que cualquier otro personaje (si, incluyendo al patoso de Gadget).

Con la cancelación de la serie, todos nos quedamos con las ganas de ver el rostro de Claw. Lo lógico sería pensar que los creadores no tenían ninguno diseñado y que de haber durado la serie más años, tampoco lo habrían mostrado.

Sin embargo, la situación era bastante diferente, pues si existía un diseño completo del Dr. Claw y seguramente se creó para poder vender productos de la serie donde él apareciese, así que (como mínimo) existen dos sitios donde aparece la cara de este personaje: El muñeco oficial de la serie y el juego de Super Nintendo.

El hecho de que ambos productos, creados por diferentes compañías, mantengan el mismo diseño nos demuestra que era ese su diseño oficial y no una decisión tomada de manera unilateral por los creadores del muñeco o los desarrolladores del juego. He de admitir que en ambas ocasiones se mantuvo el misterio hasta el final, ya que Claw solo aparecía al final de juego de Super Nintendo y el muñeco que se vendía de él ¡tenía una pegatina que impedía verle la cara! (es una decisión tan rastrera como acertada, el de Marketing se lució).

El que decidió esto era un genio

¿Queréis ver la cara del Doctor Claw? Pues aquí os la dejo, a mi me decepcionó, la verdad, pero he de admitir que cualquier cosa que fuese diferente a lo que yo me imaginé de pequeño, lo habría hecho.

Y por fin, le vimos la cara