[Jugando a…] Pokémon Colosseum

Título: Pokémon Colosseum

Plataforma: Gamecube

Desarrollado por:  Genius Sonority

Publicado por: Nintendo

Género: RPG

Lanzamiento: 2004

Recientemente se han cumplido 20 años desde el lanzamiento de Pokémon, una saga de juegos que sirvió para revitalizar a la veterana Game Boy, aumentar las ventas de Cable Link y mostrar que, por muchas vacas sagradas que tengas en tu haber, siempre se puede crear una nueva franquicia que te de montañas de dinero.

Pokémon Rojo-Verde-Azul (y la versión especial pensada para la gente que tuvo la mala suerte de conocer esta saga por la serie de animación, Pokémon Amarillo) trataban de un niño que iniciaba una aventura en un mundo donde capturar, coleccionar y competir con pokémon era el pasatiempo favorito de toda la población.

Pokemon Red gif

La captura era un momento tenso pero gratificante ¿Quién no apretó el botón pensando que así sería más difícil que el pokémon de turno se escapase de la pokéball? El coleccionismo nos forzó a conocer a otra gente con la cual intercambiar los pokémon que no aparecían en nuestra versión del juego. En cuanto a las peleas, eran la piedra angular del juego, pues pese a tomar la base de los típicos juegos RPG (puntos de experiencia, peleas por turnos, ataques con uso limitado y posibilidad de cambiar algunos por otros) supo darle un golpe de efecto al usar la técnica del piedra-papel-tijera, o lo que es lo mismo, cada pokémon era de un tipo indicado y su tipo era extremadamente fuerte contra otro tipo concreto y muy vulnerable contra otro distinto. Obviamente existían variantes de esta premisa, como los pokémon de tipo “normal”, otros que pese a ser de un tipo concreto eran capaces de capaz de aprender ataques de otro distinto o algunos que eran de varios tipos.

Tras la primera generación de Pokémon llegó Oro-Plata-Cristal, donde se seguía usando la misma premisa del niño entrenador, historia que se continuó repitiendo generación, tras generación, añadiendo algunas variantes aquí y allá pero nunca saliéndose de ese camino.

Es cierto que existieron juegos con enfoques distintos (ahí tenéis Pokémon Snap) pero nadie puede negar que la base del primer Pokémon se ha mantenido casi intacta en los juegos “normales”. Otra regla no escrita de esos juegos era el aparecer solo para consola portátil ¿Quién no se preguntó en su momento porque no sacaron un Pokémon como los de Game Boy pero en Nintendo 64?

Pues bien, esas dos reglas sagradas se rompieron en Gamecube, cuando por fin se lanzó un juego de Pokémon de estilo similar a los de Game Boy pero para consola de sobremesa y cuya historia no trataba de un niño que deseaba ser entrenador y coleccionista.

Nuestro protagonista y su acompañante
Nuestro protagonista y su acompañante

La historia de Pokémon Colosseum empieza cuando un villano hace explotar la guarida de sus colegas tras robarles la cepo-ball, una poké ball capaz de robar los pokémon de otros entrenadores en plena batalla. Ese tipo sin nombre (bueno, se llamará como queramos), acompañado de sus dos pokémon (Espeon y Umbreon), será nuestro protagonista principal, lo cual supone una mejora con respecto al niño puberto con bandana o gorra.

Como no podía ser de otro modo, resulta no ser tan malo como parece y tras salvar a una chica que iba a ser secuestrada por la malvada organización de turno, decide usar su habilidad de ladrón de pokémon para hacer justicia a su manera. Al parecer, esa organización está convirtiendo a los pokémon en pokémon oscuros, mucho más agresivos y letales de lo normal (no es broma, pueden incluso atacar a los entrenadores en mitad del combate).

Los diseños de algunos decorados le dan un toque único al juego
Los diseños de algunos decorados le dan un toque único al juego

Tras conocer algunas historias más de los habitantes de la zona (que tiene un aire a lo Steampunk y debe representar algún tipo de zona marginal y desértica del particular mundo de esta franquicia) nuestro héroe y su acompañante empiezan su andadura para ir derrocando a los malvados de turno, descubriendo poco a poco hasta donde llegan las influencias de la organización y quien se encuentra tras el plan de los pokémon oscuros, además de tener que enfrentar alguna que otra vez las consecuencias de que nuestro héroe fuese un villano en el pasado.

Así pues, la misión de nuestro personaje no es ir capturando pokémon salvajes, sino robar los de los enemigos a los que se enfrente, ya sea en zonas concretas del juego o en los torneos que suceden en las diversas ciudades (y que sustituyen en cierto modo a los Gimnasios). Dicho de otro modo, pese a existir una gran variedad de pokémon en el juego, nosotros solo podremos utilizar los que nos regalen y los que robemos. El riesgo de no capturar un pokémon salvaje se transforma ahora en el riesgo de no poder robar un pokémon durante un combate (imaginad que matáis a algún pokémon que queréis robar sin querer o que la situación del combate es tan mala, que preferís cargaros al pokémon oscuro del rival en lugar de perder tiempo en debilitarlo, dormirlo y tratar de capturarlo). Afortunadamente el juego es muy generoso y una vez completado, la historia se alarga un poco más para daros una segunda oportunidad en atrapar los pokémon oscuros que os falten.

Un pokémon oscuro
Un pokémon oscuro

Teniendo en cuenta eso, la mayoría de nuestros pokémon serán oscuros, lo que significa que pese a ser muy poderosos, no pueden subir de nivel si no han sido purificados. Para purificarlos tendremos que enfrentarlos en batallas, y cuando entren en su modo de aura oscura tendremos que usar el comando especial que nos permite llamar al pokémon en cuestión, de manera que este se calmará y seguirá actuando como un pokémon normal. Si no lo hacemos pueden pasar varias cosas, por un lado que se vuelva una maquina de pelear y haga más daño del esperado y por otro, que decida atacarnos a nosotros (algo que no sucede muy a menudo, pero puede suceder). Tras cada combate, el pokémon oscuro irá purificando su alma y cuando eso ocurra, recibirá la experiencia acumulada por los combates y será un pokémon normal y corriente. Algunos ítems pueden purificar a pokémon automáticamente (Celebi tiene algo que ver en esto) pero por lo general, si quieres hacerlo, tendrás que pelear.

Por supuesto, durante la historia nos encontraremos diferentes habilidades e ítems especiales que usar, Centros Pokémon para curar,  tiendas para comprar, podremos colocar y guardar a los que nos sobren en cajas y todo lo que puedes esperar de un juego de Pokémon.

Combates de 2 contra 2
Combates de 2 contra 2

Conviene aclarar que Pokémon Colosseum también tiene algunas particularidades, como que los combates suelen ser de 2 contra 2 o que para desplazarnos de una zona del juego a otra, en lugar de movernos por las zonas intermedias entre ciudad y ciudad, usaremos un mapa y nuestro protagonista se desplazará automáticamente en su moto hacía el sitio indicado.

Llegado este punto, supongo que más de uno pensará que este juego, pese a sus novedades, no parece un juego demasiado interesante, principalmente por no poder capturar pokémon salvajes ni tener que rellenar una pokédex pero recordad que nuestro protagonista es un ladrón, no un niño coleccionista que aspira a ser el mejor entrenador del mundo ¿Por qué debería perder el tiempo haciendo eso?

Si lo que queréis es jugar con más pokémon, os agradará saber que Pokémon Colosseum también cuenta con otro modo de juego centrado en combates (algo similar a lo visto en Pokémon Stadium) donde podemos competir hasta a cuatro jugadores en batallas, ya sea usando los que nos da el juego o los que hayamos pasado de nuestro cartucho de Pokémon Rubí o Zafiro de Game Boy Advance a nuestra Gamecube. Lo único malo de este modo, es que si queréis disfrutarlo en multijugador necesitareis varias Game Boy Advance y los cables que las conectan a Gamecube, algo que considero que fue una que fue nefasta decisión de Nintendo.

Los dos modos de juego
Los dos modos de juego

Recuerdo que cuando vi este juego en su lanzamiento en 2004 no le presté demasiada atención, pues estaba un tanto cansado de esta franquicia y Gamecube contaba con juegos muy superiores a los que dedicar mi tiempo y mi dinero. Hace unos años tuve la suerte de encontrar este juego y su secuela (Pokémon XD: Tempestad Oscura) a bajo precio y fue entonces cuando descubrí que Pokémon Colosseum era bastante interesante, al menos para los jugadores que estábamos cansados del estándar de esta serie. Es cierto que si comparáis este juego con otros RPGs de Gamecube queda muy por detrás, no solo a nivel de historia, sino también en gráficos (que son aceptables y poco más) y apartado sonoro (apenas hay voces y los pokémon ni siquiera dicen su nombre, hacen un ruido similar a lo visto en Gameboy). Pero dentro de lo que es Pokémon, es un juego innovador y con muchas horas de entretenimiento gracias a su modo principal (de unas 40 horas) y su modo Coliseo.

Debido a su particular historia y haber pasado sin pena ni gloria (comparado con otros juegos de la franquicia) veo difícil que algún día se vuelva a lanzar este juego para otras plataformas. Afortunadamente es un juego bastante fácil de encontrar de segunda mano y en caso de no tener una Gamecube podéis usar una Wii para disfrutar de esta aventura.