[HorrorScience] Halloween (1978)

Título: Halloween

Año: 1978

Duración:
87 min. (original cut)
101 min. (extended cut)

Director: John Carpenter

Reparto: Donald Pleasence, Jamie Lee Curtis, Nancy Kyes, P. J. Soles, Charles Cyphers, Kyle Richards, Brian Andrews, Will Sandin, Tony Moran

Guión: John Carpenter, Debra Hill

Como ya había mencionado una vez, en la introducción del HorrorScience dedicado a la gran Stake Land, iniciaría un ciclo dentro de la sección dedicado a una de las sagas más famosas del género: Halloween. En este ciclo reseñaré todas las películas que componen esta saga, tanto las buenas como las malas, incluyendo las remakes dirigidas por Rob Zombie, que complementará también otro ciclo que tuvimos en HorrorScience dedicado a este director.

A diferencia del ciclo de Rob, en este seguiré el orden cronológico repasando una a una las 10 películas que componen la exitosa franquicia.

Muchas personas desconocen que esta cinta, que dio origen a una prolífica y exitosa saga, fue un filme modesto e independiente, teniendo un presupuesto muy bajo y siendo dirigido por John Carpenter cuando aún no era un director conocido ni experimentado. El éxito de Halloween fue total, obteniendo una ganancia exhorbitante, llevando a Carpenter a la gloria, haciendo famosa a una novata Jamie Lee Curtis, creando a uno de los asesinos del cine slasher más famosos de todos los tiempos, y sentando además las bases para el subgénero que seguirían luego otras sagas importantes como Friday 13th y A Nightmare on Elm Street.

Una noche de Halloween (31 de octubre) de 1963, en Haddonfield, Illinois, ocurre algo que marcará el nacimiento de uno de los peores asesinos seriales de la historia del cine. La cámara nos pondrá en la piel de un sujeto que nos resulta desconocido, y nos irá guiando desde su punto de vista por el interior de una casa, hasta tomar un cuchillo y colocarse una máscara, que provocará que ahora veamos todo a través de los dos orificios para los ojos. Este individuo circulará por la casa hasta encontrarse con una mujer joven que está desnuda y peinándose el cabello en una habitación, y se acercará inmediatamente a ella lo que provocará sus gritos mientras vemos el brazo del enmascarado levantarse sosteniendo el cuchillo y comenzando a apuñalar repetidas veces a la mujer hasta su muerte.

A continuación veremos cómo se dirige al exterior de la casa y sale a la calle, justo en el momento en que llega un automóvil del que se apean un hombre y una mujer, y llaman a este sujeto por su nombre: Michael. Ahora veremos la escena desde un plano en tercera persona, y descubriremos que quien llevaba el cuchillo, la máscara y un traje de payaso, es un niño, que acaba de matar a una mujer a puñaladas, y que sabremos luego que era su propia hermana, Judith Myers.

El pequeño Michael Myers luego de su primer asesinato
El pequeño Michael Myers luego de su primer asesinato

15 años más tarde, el 30 de octubre de 1978, el Dr. Samuel Loomis y una enfermera se dirigen en su automóvil al hospital psiquiátrico Smith’s Grove, donde Michael está internado desde aquel año en el que inexplicablemente decidió matar a su hermana, con el objetivo de llevarlo a una audiencia en la corte para tratar su caso y analizar las posibilidades para su liberación a pesar de que Loomis, que fue su psiquiatra personal durante estos 15 años, se opone fervientemente a esto ya que considera a Michael como El Mal personificado y afirma que liberarlo sería una idea desastrosa.

Cuando llegan al hospital descubren que hay muchos internos sueltos, caminando libremente por la zona exterior en medio de la noche, y Loomis desciende del automóvil para acercarse al tablero que activa la apertura del portón de acceso al lugar. En el momento en que está alejado del auto, uno de los internos ataca a la enfermera, se sube al automóvil y escapa. Y claro, no podía ser otro que Michael Myers.

Por el camino, Michael entra a una tienda, roba un mono azul (su clásica vestimenta), una máscara blanca, y continúa su viaje. ¿Y a dónde se dirige? Pues a Haddonfield, tal cual supone Loomis que haría luego de revisar la habitación de Michael en el hospital psiquiátrico donde estaba internado y encontrar la palabra “hermana” escrita en la puerta.

Por la mañana, Laurie Strode se dirige a la vieja casa de los Myers, que ahora está bastante descuidada y en venta, por pedido de su padre que es agente inmobiliario quien le indicó que vaya a dejar una llave allí ya que luego visitaría la casa con unos posibles compradores. Laurie deja la llave bajo el tapete que está frente a la puerta de entrada y veremos que desde dentro de la casa Michael la observa, y luego continúa su camino hacia la escuela, mientras Michael sale de la casa y se queda observándola con detenimiento.

Laurie Strode
Laurie Strode

Más tarde Laurie está en la escuela y al mirar por la ventana hacia el exterior ve un automóvil detenido y a Michael parado allí afuera mirando directamente hacia donde está ella. Luego, al salir de clases, el mismo automóvil de antes pasa lentamente por la calle, y Laurie le informa a sus amigas Annie y Lynda, que tiene la sensación de que alguien la está siguiendo, a lo que ellas responden que no se preocupe, que seguro no es nada, y mientras hablan también de que esa noche trabajarán como niñeras cuidando a unos niños del vecindario, y aprovecharán que se quedan solas para invitar a sus respectivos novios a esas casas, menos Laurie, claro. Minutos más tarde Laurie llega a su casa y entra en su habitación, y al acercarse a una ventana para cerrarla ve que en el patio está Michael observándola, aunque desaparece inmediatamente.

Mientras tanto, Samuel Loomis se dirige al cementerio de Haddonfield y descubre que la lápida de la tumba de Judith Myers ha desaparecido. Luego va a ver al Sherrif Bracket (el padre de Annie, una de las amigas de Laurie), y le explica lo que está sucediendo, convenciéndolo de buscar a Michael antes de que cometa más crímenes. Los dos comienzan entonces la búsqueda de Myers primero yendo hasta su vieja casa, y luego por el vecindario, pero aunque ellos no lo sepan, siempre irán un paso atrás del enmascarado.

Annie Bracket y Lynda van der Klank
Annie Brackett y Lynda van der Klok

Halloween es considerada por muchos críticos como la primer película del subgénero slasher (donde un asesino va matando a un montón de personas, generalmente adolescentes), pero lo cierto es que ya hubo otras antes como Black Christmas (1974), o The Texas Chainsaw Massacre (1974). Sin embargo, la creación de Carpenter fue la que popularizó varios recursos y clichés que se utilizarían en muchas otras producciones durante la década del 80 y la del 90, como el asesinato de los personajes que incurren en abusos o son sexualmente promiscuos, la supervivencia de la protagonista que es además la más inocente o políticamente correcta de las mujeres que aparecen en la historia, e incluso la utilización de una pista musical especial para las apariciones en pantalla del asesino.

Ha generado mucha controversia, especialmente entre grupos feministas, algunos defendiendo el rol de la mujer fuerte representado por Laurie, y otros afirmando que es justamente lo contrario, que se muestra a la mujer como débil y hasta como un objeto de forma similar a la pornografía. Se ha llegado incluso a decir que alienta el sadismo y la misoginia al provocar que el espectador se identifique con el asesino, acentuado por la técnica de mostrarnos algunas cosas desde la perspectiva de Michael con el uso de cámaras en primer plano.

El Dr. Samuel Loomis
El Dr. Samuel Loomis

Más allá de cualquier crítica, es indudable que esta es una película que ha dejado su huella en el cine. Es precursora en muchas cosas, y el director ha sabido aprovechar sus escasos recursos al máximo. A diferencia de otras películas que usaron a Halloween como modelo, aquí tendremos poca violencia gráfica o gore, y muchas escenas juegan con con un efecto de luces y sombras en locaciones mayormente oscuras. Myers representa un mal que excede al de un asesino humano, se nos muestra como una entidad inteligente y violenta por naturaleza, y es absolutamente inexpresivo no sólo por tener una máscara sino porque además no pronuncia ni una sola palabra ni emite sonido alguno, ni siquiera al ser herido. Sin duda, una de las mejores películas del subgénero slasher y un clásico inmortal del cine de terror.

Algunas curiosidades:

  • En el año 2006 fue seleccionada para su preservación en el Archivo Nacional de Cine de los Estados Unidos por la Biblioteca del Congreso, por considerarla “cultural, histórica o estéticamente importante”.
  • Tuvo un costo de producción de $325.000 y terminó recaudando alrededor de 70 millones, convirtiéndose en una de las películas independientes más rentables en la historia del cine.
  • Una de las razones de su éxito es también el apartado musical, especialmente la melodía principal del filme. Estas melodías fueron creadas por el director de la cinta, John Carpenter, y en una entrevista afirmó lo siguiente: “puedo tocar casi con cualquier teclado o piano, pero no puedo escribir ni leer una sola nota musical”.
  • La actriz protagonista, Jamie Lee Curtis, se convirtió en una estrella de Hollywood. Sin embargo poca gente sabe que ella es la hija de Janet Leigh, la protagonista de otro filme ícono de la historia del cine: Psycho.
  • La anterior no es la única relación entre Halloween y el cine de Alfred Hitchcock: Tommy Doyle, el nombre del niño para el que Laurie Strode hace de niñera, proviene del Tte. Detective Thomas Doyle de la película de Hitchcock Rear Window (1954). Por su parte, el nombre del Dr. Loomis viene de Sam Loomis, el novio de Marion Crane (Janet Leigh) en Psycho (1960).
  • La máscara que usa Myers es una máscara de la cara del Capitán James T. Kirk, interpretado por William Shatner en la serie original Star Trek y en varias películas de esa franquicia. El diseñador de producción la compró en una tienda por $1.98, agrandó los ojos, y la pintó de un color blanco azulado.
El enmascarado Michael Myers
El enmascarado Michael Myers