Título: Dark Souls

Plataforma: PC

Desarrolladora: From Software

Publicado por: Bandai Namco

Género: Rol

Lanzamiento: 31/08/12

Llama a una empresa de ataúdes y compra muchos, porque vas a morir muchas veces… pero vas a tener una de las mejores experiencias jugables de los últimos años”. Esto me dijo el chino que me vendió Dark Souls: Prepare to die Edition, es decir, que el amable señor me dio también el DLC Artorias of the Abbyss. Además me ofreció unos rollitos primavera y… es broma, lo compré por Steam en las rebajas de verano a un precio inigualable.

En fin, pongámonos un poco más serios. Lo que tenemos delante es el juego que más me ha enganchado desde hace muchos años, e incluso ha conseguido algo que muy pocos consiguen provocarme: ¡rejugarlo! Pero no en los ratos muertos, sino de verdad, con tal de ir a por todo (y esta vez sin utilizar guía) y no dejar ni un enemigo en pie.

La compañía From Software hizo previamente Demon’s Souls, muy parecido a este título, en exclusiva para Playstation 3, que vio la luz en 2009 en Japón y en 2010 en el resto del mundo. Sigue siendo muy parecido, con el mismo combate, pero corrigiendo errores, que siempre se agradece. Estamos ante un Action RPG muy distinto a los demás del mercado. ¿La razón? Su dificultad. Algunos dirán que es muy difícil, otros que es exigente e incluso algunos alegan que en ocasiones es injusta… ¿Quiénes están en lo cierto? En mi opinión, todos y cada uno de ellos, pues estos tres adjetivos se encuentran dentro del videojuego.

La sensación de descubrir que el mapa no es lineal, sino que todo está conectado de alguna forma permite crear atajos para ir más rápido y da una sensación muy orgánica a Lordran, tierra de los antiguos dioses en la que se desarrolla Dark Souls. Me quedé alucinado al darme cuenta de este detalle, ya que añade un plus que, bajo mi criterio, es impagable. Y hablando de pagar, aquí no hay una moneda como tal, sino almas, que obtenemos al matar enemigos y que sirven para la compra y mejora de armas, armaduras y otros objetos que te serán útiles a lo largo de la aventura.

2014-09-08_00001
Sí, eso es un colmillo de dragón ¡azota que no veas!

Si algo le sobra al juego es lógica. Dejad que me explique. Estás frente a un enemigo cuya armadura da pena y que lleva una espada que deja bastante que desear, pero tú vas equipado con un conjunto bestial y un espadón. Resultado: lo tienes fácil para ganar. En cambio, tres enemigos con lanza y escudo que se están cubriendo todo el rato hasta que ven que bajas la guardia para atacarte te pueden fundir en cuestión de segundos. Lo mismo pasa con los dragones o las bestias que te sacan tres metros de altura. Son difíciles porque el juego tiene lógica. Un dragón es una bestia alada que escupe fuego y tú eres un monigote con espada y escudo (o lo que elijas) que intenta hacer una estrategia para ganar y derrotarlo, aunque tienes todas las de perder por las diferencias de tamaño y fuerza. Y con esto no quiero manchar la reputación de sagas como The Legend of Zelda o The Elder Scrolls, ni mucho menos. Si bien en sus títulos los jefes no son tan difíciles como en Dark Souls, la experiencia de juego que quieren dar no es la misma, sino diferente, y también lo saben hacer genial.

Vayamos ahora a otra parte espectacular de Dark Souls: los jefes finales. Todos tan distintos, con tanta personalidad, con movimientos originales, espectaculares y diversos y con la posibilidad de invocar espectros del juego, es decir, NPCs o jugadores reales conectados en línea, con tal de que te ayuden contra ellos. Destacar que a veces el juego “nos quiere tanto” que hasta nos dan dos jefes a la vez. Destacar la batalla contra Ornstein y Smough, que fue la que me resultó más difícil en todo el juego. Os lo describo así: tenemos a un tío rápido con una lanza que emite relámpagos y, a la vez, un enorme obeso que nos quiere matar a base de martillazos. Además, cuando matas a uno, el otro se vuelve más fuerte, más grande y recupera toda su vida. Entenderéis que a veces me dan ganas de quemar las oficinas de From Software, por mucho que me guste el título. Aunque la satisfacción de derrotar a un jefe difícil o de pasarte una zona complicada… ¡menuda sensación!

2014-09-22_00001
Consume humanidades para obtener ayuda en algunos jefes.

Otra cosa que también tengo que destacar es el respeto que se le muestra al jugador. Jamás te llevarán de la manita (aunque otros jugadores dejan pistas para ponértelo más fácil) ni te tomarán por tonto, sino que tendrás que currártelo para ver qué tienes que hacer, cuál es la mejor estrategia o te preguntarás, al igual que yo en su momento “¿Dónde demonios está la puerta que abre esta llave? ¡Es donde tengo que ir y no podré avanzar hasta encontrarla!”

Aun así, ese hecho de no llevarte de la mano llega a límites excesivos cuando te das cuenta de que es casi imposible matar a todos los jefes opcionales sin tener una guía. Y es que ya me dirás quién sabría volver al refugio del tutorial sin una guía… apuesto que menos del 10% de la gente sería tan rebuscada.

Destacar que la trama me ha resultado muy interesante, pero por el detalle de no explicarla casi nada dentro del juego de forma directa, sino a través de tres pilares: la cinemática introductoria, lo que nos dicen los NPCs y la descripción de algunos objetos. Lo que en mi caso se traduce a: San Google, santo de la información que es difícil de encontrar por otros medios. Os podéis imaginar la de teorías que han salido respecto a este juego… os podéis imaginar, también, que soy un cotilla y que me he ojeado muchas. Que queréis que os diga, a veces prefiero esto a que me lo sirvan todo en bandeja y que toda la historia pase delante de mis ojos, aunque esto sea todo lo contrario y delante de tus ojos no sucede casi nada con respecto al total de la historia.

Gráficamente no hablaremos de un Crysis 3 que lleve nuestro sistema al máximo, sobre todo porque en PC han hecho el port más cutre que he visto en mi vida. Por defecto no podemos hacer que funcione más que a 720p y a 30fps. Entenderéis que uno no se gasta el dinero que tiene en hacer un ordenador que iguale a esta nueva generación para esto… gracias a Dios que hay mods para hacer que funcione a 1080p y a 60 fps. Artísticamente, la cosa cambia y es que estamos ante un videojuego cuyo mundo es espectacular. Los rayos de sol, la arquitectura, las armaduras y armas… todo impresionante. Si lo tuviese que calificar de forma vaga, lo haría diciendo que en este aspecto es mejor que en Castlevania Lords of Shadow 2, pero no tan bueno como en Bioshock Infinite.

2014-09-18_00003
Las serpientes primigenias te saludan como nuevo señor oscuro.

Y ya no me queda nada más que decir, aparte de que han valido la pena las 74 horas que llevo en el juego (y las que me quedan) y que espero que os atreváis a probarlo. Es una aventura, una prueba de valor para cualquiera que se llame a si mismo “jugador”. Como dato curioso os diré que el señor Loulogio (creador de la parodia publicitaria “La Batamanta” y demás contenido en YouTube) lleva más de 200 horas en Dark Souls y estoy seguro de que cada minuto ha sido para él, al igual que para mí, una delicia y un reto constante.