Título: Storm in a teacup

Plataforma: iOS, Windows Phone, PC, MAC

Desarrolladora: Cobra Mobile

Publicado por: Chillingo

Género: Plataformas

Lanzamiento: 19/01/2012 (PC)

Precio: 

4,99€ (PC)

2,99€ (WP)

0,89€ (iOS)

La industria de los videojuegos en su rama más prostituida, esto es,  la de los juegos para teléfonos móviles, ofrece un catálogo que resulta ser igual que una tienda de oportunidades en rebajas, es decir, un sin fin de material donde elegir, casi todo chusta, en el que de vez en cuando encontramos alguna que otra cosa interesante e incluso puede que alguna joya.

Obviamente estoy generalizando de forma vil, está claro que hay muchos videojuegos buenos exclusivos de smartphone que nada tienen que envidiar a otros publicados en otras plataformas, pero en comparación con la cantidad de ports flash cutres, plagios, imitaciones y juegos hechos pa’ probar como es esto de programar que hay, debemos reconocer que el porcentaje de videojuegos hechos con seriedad es minoritario.

No obstante, esta tendencia está cambiando, gracias a las tarde, pero bien recibidas medidas y filtros que poco a poco van tomando los respectivos encargados de las tiendas virtuales de los diferentes sistemas operativos móviles. Aunque no todo es malo, como punto positivo encuentro en los videojuegos originalmente desarrollados para teléfonos inteligentes, la consciencia de lo que ellos mismos son, quiero decir, saben que son juegos para móviles, saben cual es su público y saben cuales son sus limitaciones.

Dentro de esas limitaciones, siempre hay juegos que van más allá como nos contaba Jorge con Year Walk y otros juegos que simplemente se mantienen establemente normales en todos sus apartados. Y es que no solo de analizar juegos destacables o profusamente decepcionantes va la cosa, también debe haber un hueco para los videojuegos que no brillan especialmente pero bueno,  que cumplen. Storm in a Teacup es uno de esos títulos, un juego cuya única virtud admirable es que no es pretencioso.

“storm in a teacup” es un expresión anglosajona que en español podría encontrar su equivalente en la frase hecha “ahogarse en un vaso de agua” , es decir,  dar demasiada importancia a algo que en realidad no la tiene. Esto seguro que no lo ha hecho la compañía Cobra Mobile, que no se ha complicado la vida para nada ni se ha dado más importancia de la que se merece, no hay más que ver sus juegos ¡Eh! no es que diga que sean malos, pero son juegos genéricos que no están desarrollados con una visión artística o pasional, sino puramente comercial.

Desarrollado originalmente para iOS y posteriormente porteado a PC, Storm in a Teacup es un plataformas muy simple, sin combates ni mucho puzle cuyo único objetivo es el de llegar al final de cada pantalla sorteando obstáculos y consiguiendo algún objeto como reto opcional adicional. Se agradece la compatibilidad total con gamepad y la fluidez en el control de Storm, el personaje protagonista que además podremos personalizar-no mucho- con diversos skins tanto para él, como para la taza en la que viaja a medida que vayamos consiguiendo objetos y pasando pantallas.

Todo lo que rodea al título podemos considerarlo como un viaje onírico. Nuestro protagonista parece enfrascarse en una aventura a través de sus sueños más profundos donde todo es visualmente bonito pero peligroso. En este punto hay que reconocer que el estilo gráfico está cuidado, quizás sea el punto fuerte del juego. A través de escenarios infantiles que parecen sacados de un libro de recortables se nos muestran variadas pantallas que alegran vista.  Nada que ver con la música, bonita y acorde con la estética del videojuego hasta que te das cuenta de que te va a tocar aguantar la misma canción una y otra vez hasta que termines el juego.

El juego tiene esa estructura típica de un platformer donde vemos fases de hierba, agua, lava y letales pinchos como obstáculo
El juego tiene esa estructura típica de un platformer donde vemos fases de hierba, agua, lava y letales pinchos como obstáculo

Tampoco es especialmente largo, de hecho es muy corto para ser un juego de PC y normal para ser un juego de dispositivos móviles, unos 50 niveles más alguna cosilla extra que disfrutarás a lo largo de unas 3 horas de juego que se te harán amenas. Como he dicho, este juego no es nada del otro mundo, pero ni se acerca a ser malo, es más, durante esos 50 niveles irán cambiando progresivamente los escenarios según la temática y se te irán planteando nuevos retos, unos retos que no te serán difíciles de superar pero que sí te entretendrán.

En definitiva el juego no es un plataformas completo, tampoco es largo ni mucho menos difícil, pero es visualmente bonito y sobre todo divertido ¿y cual es la principal función de un videojuego? Entretener y divertir, y este juego lo hace a partes iguales. Un título prescindible en PC pero que tampoco molesta y una opción a tener en cuenta en el catálogo de Windows Phone (solo para Nokias Lumia) y iOS. Uno de esos juegos baratillos que en rebajas están tirados de precio y que si lo compras porque te ha sobrado algo de calderilla no resulta una mala adquisición.