La nueva propiedad intelectual en la que trabajaba Sony Santa Mónica ha sido cancelada

En el día de ayer, Sony Computer Entertainment America anunció que uno de sus estudios más conocidos estaba sufriendo un proceso de reducción de personal. Diversos trabajadores fueron despedidos de Sony Santa Monica -algunos de ellos se encuentran actualmente negociando con Microsoft para su incorporación en la empresa-, una noticia que, sin duda, asombró a los seguidores de la marca PlayStation debido a que un mes antes la desarrolladora se había mudado a un nuevo edificio con mayor tamaño y recursos.

Kratos no iba a protagonizar el nuevo proyecto de Sony Santa Monica, ahora cancelado.
Kratos no iba a protagonizar el nuevo proyecto de Sony Santa Monica, ahora cancelado.

Sin embargo, se desconocía las consecuencias que la situación tendría sobre su capacidad productiva, una incógnita que desde la compañía nipona no han despejado todavía, pero que se acaba de resolver. Según comenta en Twitter Jonathan Hawkins, uno de los diseñadores de niveles del estudio que ha participado en la franquicia God of War, la nueva propiedad intelectual clasificada como Triple A -aquellos que consumen una gran cantidad de recursos económicos y temporales y que, en teoría, tienen un gran trabajo detrás- que estaban creando ha sido cancelada.

Antes de confirmárselo a un usuario de la red social que preguntó por el juego, Hawnkins escribió lo siguiente en su cuenta de Twitter:

Ayer fuí despedido. Fueron 10 buenos años donde he realizado tres juegos con puntuaciones que superan el 90. He vivido un sueño y he logrado todas mis metas. Todas excepto una: hacer algo de la nada y crear una IP triple A. La parte más triste y más importante es que el juego que estaba creando para los jugadores nunca podrá ser jugado. Siento que os he fallado.

De momento, Sony continúa sin anunciar los planes que tiene con su estudio, que a pesar de los despidos y de la cancelación de su nuevo videojuego, todavía sigue en activo. Sony Santa Monica no sólo se encargaba de crear títulos para las consolas de la compañía, sino que, además, realizaba una importante tarea de ayuda con otras desarrolladoras a las que podría costarles más realizar un proyecto para la marca PlayStation.