¡Recupera Vinyl City con rock! Embárcate en una aventura de acción basada en la música.

Los miembros de la banda de rock indie Mayday y Zukean lideran una revolución musical contra el imperio EDM en No Straight Roads. Después de ser injustamente rechazados en su audición para unirse a No Straight Roads, Mayday y Zuke descubren las intenciones malignas detrás del imperio NSR. Ahora les toca a ellos salvar su ciudad de la corrupción.

Disfruta de un rápido y frenético combate con un toque musical mientras estos dos artistas de rock aspiran a luchar con el poder de la música.

El desarrollador Metronomik trajo una combinación única de aventura de acción, ritmo y progresión de personajes a la E3 este año con No Straight Roads. Hemos la oportunidad de jugar la demo y te comentaremos aquí un poco sobre cómo ha sido.

La demo comenzó con un tutorial breve y directo para repasar los controles, que inicialmente se parecía a un juego de aventura estándar. Puedes correr libremente, atacar, saltar, recoger municiones para ataques a distancia y esquivar. Sin embargo, muy rápidamente nos encontraremos teniendo que movernos al ritmo de la música, y es lo que le da el toque único al juego. Debido a que muchos ataques de enemigos y jefes ocurren al ritmo, esquivar y moverse es mucho más fácil de lograr cuando sigues la música. El juego también presenta una progresión del personaje a través de un árbol de habilidades completo, habilidades actualizables y beneficios adquiribles. Mientras que los ataques enemigos se basan en la música que está sonando, tus ataques solo se basan se basan en tus propios instrumentos. ¿Cómo es esto? Pues, las habilidades de Mayday requieren mover el joystick y mantener presionados los botones como si estuvieses tocando una guitarra, mientras que los ataques de Zuke presentan grandes combos logrados de una manera más parecida a tocar la batería.

Los jefes en el juego son músicos también, de diferentes géneros, a quienes les arruinas el espectáculo. Aunque de cierta forma puedes moverte libremente y de alguna manera ignorar el ritmo de la música, nuevamente los ataques y movimientos de los jefes ocurren al ritmo de la música, y por lo tanto es mucho más fácil evitar el daño siguiendo la melodía. Aún así, el escenario donde estaba el primer jefe al que enfrentamos era de un tamaño considerable y resultó relativamente fácil ignorar la banda sonora por un momento y no tener mayores inconvenientes, aunque realmente se nota que se es mucho más efectivo al seguir el ritmo. Para “obligarnos” un poco a mantener el ritmo, algunos ataques del jefe restringieron el movimiento a un área pequeña y ahí sí que tendrás que jugar al ritmo de la música para evitar daños.

El segundo jefe al que enfrentamos hizo destacar muchísimo el estilo artístico del juego. Como puedes ver en el tráiler de aquí arriba, los gráficos son muy estilizados, con colores vívidos y una apariencia muy de dibujo animado. Los jefes pueden adoptar formas abstractas, con este jefe en particular tomando la forma de una niña prodigio musical y su madre dominante que, en lugar de ser humana, apareció como una especie de columna o torre capaz de envolver a su hija con apéndices como si fuesen espagueti y moverla con ellos, como si fuese una marioneta. Bastante creepy el asunto, lo sabemos. Este jefe era un poco más difícil que el primero y requería más uso del ritmo para hacerlo bien, pero seguía siendo bastante fácil avanzar contra él sin depender del ritmo.

No Straight Roads enfrentará el desafío de determinar hasta qué punto quiere ser musical, haciéndote mover al ritmo, y que ese punto sea el correcto, para que no se vuelva ni demasiado pesado respecto a estar siempre atado a la música, ni demasiado libre como para poder prescindir del ritmo y avanzar por el juego haciendo lo que quieres sin prestarle atención.

Si el aspecto del ritmo no es necesario para ganar, se convertirá en un simple juego de acción y aventuras, de los cuales está repleto, y el esfuerzo puesto en la música no dará frutos significativos. Si seguir el ritmo es demasiado difícil, puede que no logre captar el interés de los fans de los juegos de aventuras, volviéndose algo más “de nicho” y por tanto convirtiéndose en un producto menos “vendible”.

Las demos en la E3 a menudo suelen ser sencillas, mostrando además los niveles iniciales, para que los jugadores puedan experimentar el contenido sin perder mucho tiempo en el juego muriendo y reintentando, así que generalmente no son buenas indicadoras del balance final. Habrá que ver cómo resulta el producto final, y si la progresión de dificultad será adecuada, obligando a seguir el ritmo más y más a medida que se avanza, sin olvidarse de dar la oportunidad de movernos con libertad, para no perder ese carácter híbrido en ningún momento.

Características:

  • Un juego único de aventuras basado en la música que pone la música y el sonido en el corazón del juego. ¡La música es el poder!
  • Lucha contra un imperio maligno y dirige la revolución musical para recuperar el control de Vinyl City.
  • Dos personajes jugables, Mayday y Zuke, cada uno con sus propias armas y ataques basados ​​en la música.
  • Una aventura de acción con un toque musical. Los jugadores pueden atacar, saltar y moverse libremente mientras los enemigos atacan al ritmo de la música.
  • ¡Cambia el mundo con música! Aprovecha el poder de la música para transformar los accesorios en armas y cambia entre el rock y el EDM de una manera fluida y dinámica.
  • Experimenta 8 niveles extraordinarios inspirados en diferentes géneros de música.
  • Destruye jefes memorables gigantes con personalidades únicas.
  • Una banda sonora llena de energía. con música increíble.
  • Aumenta tu árbol de habilidades para mejorar tus habilidades y derrotar a NSR.

No Straight Roads estará disponible en PlayStation 4 y PC en 2020, con un PVR de £29.99/€39.99/$39.99.