Cine

[HorrorScience] Drácula – Horror of Dracula (1958)

Tras haber perdido la pista de su amigo Jonathan Harker, el Dr. Van Helsing (Peter Cushing) viajará al castillo de Drácula (Christopher Lee) para tratar de acabar con él de una vez por todas

Título: Dracula, Horror of Dracula

Año: 1958

Duración: 80 mins

Director: Terence Fisher

Reparto: Peter Cushing, Christopher Lee, Valerie Gaunt, Michael Gough, Carol Marsh, Melissa Stribling, John Van Eyssen, Charles Lloyd-Pack

Guión: Bram Stoker (obra original), Jimmy Sangster

Hace unos días despedimos a Christopher Lee, figura inolvidable dentro del género de terror y el actor que más veces ha encarnado al Conde Drácula, es por ese motivo que creo que es el momento de comentar la película donde se puso la capa por primera vez, que también fue la que lo dio a conocer entre el gran público.

Durante los años 50 la empresa británica Hammer Productions se interesó por los monstruos clásicos que Universal Pictures había popularizado décadas atrás, planteándose hacer nuevas versiones de sus clásicos a todo color y con un estilo más actual. Los dos films de monstruos más recordados de Universal suelen ser Frankenstein (1931) y Drácula (1931) así que tras haber logrado con éxito crear una versión alternativa del primero con Curse of Frankenstein (1957) Hammer Productions decidió hacer lo propio con Drácula en una película que, debido a problemas de derechos, se conoce con dos nombres distintos: Horror of Dracula y Dracula.

Tras ver unos títulos de crédito que nos sitúan en el imponente castillo de Drácula, vemos como Jonathan Harker (John Van Eyssen) llega a su interior tras recorrer los últimos kilómetros de su viaje a pie, pues ningún conductor de carro se atreve a acercarse tanto a las tierras del Conde.

En el interior del castillo, Harker encuentra una nota de Drácula donde le indica que no regresará hasta la noche y que, por favor, se acomode hasta su regreso. La tranquilidad del invitado se verá interrumpida por una atractiva mujer (Valerie Gaunt) que le suplica ayuda, pues al parecer es una prisionera del Conde, pero luego huye despavorida, pues Drácula (Christopher Lee)  acaba de regresar.

Primera aparición de Drácula

Primera aparición de Drácula

Al parecer Harker ha viajado hasta el castillo del Conde para trabajar como bibliotecario en la enorme colección de libros que este posee, de manera que el trato con su nuevo jefe es muy formal y no parece haber motivo para alarmarse. Sin embargo, ambos personajes parecen saber más de lo que dicen, pues Drácula encierra a Harker en su habitación y Jonathan resulta ser conocedor del motivo por el cual el Conde nunca aparece de día, ya que su condición de vampiro, se lo impide.

La mujer anteriormente mencionada liberará a Jonathan de su prisión para suplicarle de nuevo que la ayude a escapar y justo en un momento de debilidad muerde el cuello del visitante, poco antes de que Drácula le impida seguir atacándole. Ahora Jonathan sabe que está condenado y trata de matar al Conde durante el día, antes de que la maldición que recorre su cuerpo se apodere de su juicio y no pueda cumplir su misión. Pese a que logra matar a la acompañante de Drácula, el Conde despierta antes de ser eliminado, terminando así con las esperanzas de Jonathan de acabar con su legado.

La acompañante de Drácula tras mostrar sus verdaderas intenciones

La acompañante de Drácula tras mostrar sus verdaderas intenciones

Pocos días después el Dr. Van Helsing (Peter Cushing) llega a un pequeño pueblo cercano a las tierras de Drácula. Los supersticiosos pueblerinos prefieren evitar hablar de cualquier tema relacionado con vampiros  de manera que la única ayuda que consigue Van Helsing es de una camarera que le entrega el diario de Jonathan Harker, lo que provoca que el doctor vaya a toda prisa al castillo, donde no encontrará al Conde pero si a su antiguo amigo Jonathan, totalmente vampirizado, tras lo cual decide acabar con él. Antes de abandonar el castillo el doctor descubre el cadáver de la acompañante de Drácula, deduciendo así que el Conde ha abandonado sus tierras en busca de una nueva pareja.

Al regresar a su hogar, el doctor lleva la mala noticia a Arthur Holmwood (Michael Gough) y su mujer Mina (Melissa Stribling) los cuales son familiares de Lucy (Carol Marsh) la prometida de Jonathan, que al parecer se encuentra enferma de anemia.

Tal y como se puede deducir esa anemia no es otra cosa que los síntomas de encontrarse en las primeras fases de su transición a vampiro, pues al parecer Drácula ha decidido vengarse de Jonathan quedándose con su prometida. Van Helsing y Arthur tendrán que tratar de encontrar al Conde y evitar que éste se cobre más víctimas ¿lo lograrán?

Van Helsing siempre lleva un crucifijo encima

Van Helsing siempre lleva un crucifijo encima

Cualquier persona que haya leído la novela de Bram Stoker se habrá llevado las manos a la cabeza en más de una ocasión al leer este resumen debido a la enorme cantidad de cambios que se han introducido en la historia con respecto al libro. La verdad es que no hay demasiadas películas de Drácula que hayan intentado parecerse al libro, pero está claro que esta versión de Hammer Productions decidió desde el principio simplificar la historia y eliminar personajes, centrándose así en los actos de Drácula y sus perseguidores y sinceramente, creo que fue una decisión acertada, pues es una de las películas de Drácula más entretenidas que he visto.

El hecho de haber convertido a Van Helsing en el héroe de la historia es cuanto menos chocante, pero Peter Cushing hace un papel enorme, pese a que físicamente no puede competir contra imponente y agresivo Conde interpretado por Lee, su inteligencia le basta para igualar el duelo. Dicha confrontación brindará al espectador un montón de  rápidas escenas de lucha entre ambos, que culminarán mientras recorren todos los rincones del laberíntico castillo del Conde y que, gracias a la acelerada música de James Bernard, nos mantendrán en vilo a la espera de la resolución final.

En resumen, esta película no intenta seguir la obra original y no posee la belleza y delicadeza que tuvo la versión de 1931, pero nos ofrece algo que ni el libro de Stoker ni la película de Lugosi poseían: un interesante duelo directo entre el inteligente y bondadoso Van Helsing y el salvaje y vengativo Drácula.

Curiosidades de la película:

  • Se eliminó el sonido de los pasos de Drácula para hacerlo parecer más sobrenatural
  • El anillo que lleva Drácula es una copia del que llevaba Bela Lugosi al interpretar al personaje
  • Debido a que cuando se rodó esta película la mayor parte del público ya sabía que Drácula era un vampiro, se decidió hacer que Jonathan Harker y Van Helsing también conociesen desde el principio ese dato.
Jonathan y "su jefe" Drácula

Jonathan y “su jefe” Drácula

Conclusión

Si buscáis una película que se intente parecer a la novela de Bram Stoker alejaos de ésta y de prácticamente todas las películas de Drácula (si, incluso de la versión de Coppola) y buscad El Conde Drácula (1970) de Jess Franco. Pero si queréis una película de Drácula que sea amena y cuente con un final intenso, ya la habéis encontrado

Calificación 75%
Calificación de los Lectores
0 votos
0
Tocando AQUÍ puedes comentar esta noticia y otras directamente en nuestro foro

No tienes una sesión iniciada.

No puedes dejar comentarios sin iniciar sesión como usuario.

INICIA SESIÓN O REGÍSTRATE AQUÍ para comentar y acceder a más funciones.

  1. Pues mira, como siempre está bien ver cosas nuevas (bueno, lo de "nuevas" es un decir), me has animado a verme la peli y escribo habiéndola terminado justo ahora.
    He de admitir que entre que el cine clásico puede ser un poco difícil de tragar a veces por la costumbre que tenemos de pelis trepidantes hoy en día, sumado a que son las 4 y pico de la mañana y que andaba con bastante sueño al empezar a verla, pensaba que no la terminaría. Pero mira, al final enterita y del tirón. Se me ha hecho muy amena y entretenida, además de que me mola ver cómo resolvían las cosas y cómo narraban con la tecnología de entonces.

    En fin, que me alegro de haberme animado a verla y, como siempre, genial artículo :D
  2. Si, a veces cuesta ver algunas pelis antiguas (y lo de que sean las 4 de la madrugada no ayuda)

    Me alegro que te haya gustado, la continuación de esta película (Las novias de Drácula) protagonizada por Van Helsing y la tercera parte (Prince of Darkness) donde resucita Drácula también están bien.
  3. Hace tantos años ya que la he visto, que recuerdo unas pocas escenas. Vale la pena un re-visionado, el cual haré en esta misma semana.
  4. Me alegro que te haya gustado, la continuación de esta película (Las novias de Drácula) protagonizada por Van Helsing y la tercera parte (Prince of Darkness) donde resucita Drácula también están bien.

     

    Pues les echaré un ojo pronto, que ahora me apetece ver más cine de este tipo.

  5. Corrígeme si me equivoco, pero el propio Christopher Lee se parodió a sí mismo en su papel de Drácula de esta misma película. Lo vi en un ciclo de cine vampírico hará unos años y ya no me acuerdo de gran cosa, no siquiera del título de la misma. No sé hasta qué punto es común en el cine eso de parodiarse a uno mismo.
  6. A mediados de los 70 hizo la peli "Drácula, padre e Hijo" que era una comedia, no se si te referías a eso.

    Lo de parodiarse uno mismo no se hasta que punto es común pero son muchos los actores que lo han hecho, incluso el anterior Drácula (Bela Lugosi) se hizo parodia de si mismo en Mark of The Vampire
  7. Gracias. No sé si será esa, porque como te digo no recuerdo mucho. De lo poco que recuerdo es que ironizaba con el tema de la biblioteca, pues no habría más mención a la misma en la película original.