[Opinión] La muy errada decisión de prescindir del Universo Expandido de ‘Star Wars’

Ha sido inevitable que se me venga a la mente uno de esos brillantes diálogos de la serie de televisión The Big Bang Theory al leer uno de los bombazos de la semanaEn concreto uno en el que se debate el estado absoluto de la expresión “estar errado” en una conversación entre Sheldon y Stuart (dependiente de la tienda de comics):

Hmm Sheldon, me temo que no puedes estar más errado.
– ¿Más errado? Errado es un estado absoluto, no existen distintos grados.
– Claro que si, se está algo errado al llamar verdura a los tomates, y muy errado si dices que son puentes colgantes.

No puedo estar más de acuerdo con Stuart al leer  la decisión de Disney de prescindir del Universo Expandido (UE) no solo para la próxima trilogía de películas sino relegándola a una especie de mitología irrelevante.

Ya sabíamos por J.J. Abrams que el guión de la séptima entrega cinematográfica de la saga tendría un guión plenamente original, lejos de ser la adaptación de cualquiera de las historias del Universo Expandido. Dicho hecho en su día no me molestó, es más me pareció un acierto que la saga principal siga fiel a guiones originales, aunque considero un acierto mucho mayor escribir una historia completamente nueva con algunos detalles ambientales de un Universo Expandido que tiene mucho que contar.

Volviendo a la analogía planteada por Stuart y extrapolándola a esta situación, opino que se está algo errado cuando decides escribir un guión sin aprovechar el valioso material del UE y se está muy errado cuando decides hacer como si nunca hubiera existido.

Y es que no hablamos de un Universo Expandido creado alrededor de fan-fictions escritos en los foros de internet. Hablamos de un entramado de cómics, novelas, series, videojuegos, juegos de rol y otro tipo de contenido autorizado por Lucasfilm cuyas historias con su intrínseca presunción de veracidad, ahora se verán relegadas a formar parte de una extensa mitología bajo el sello Legends.

Resulta algo ofensivo que todo el material aprobado por el propio George Lucas como continuación y explicación al extenso universo que él mismo creó y para el que se han necesitado unas cuantas décadas para detallarlo con mayor o menor precisión, ahora se tire a la papelera de reciclaje como si fuera un archivo dañado y se le trate como relatos míticos bajo el nombre, en este caso peyorativo, de leyendas.

heir-to-the-empire-legends

No se puede decir que todo lo publicado en el Universo Expandido sea una maravilla rebosante de originalidad y buen hacer. En un entramado tan largo repleto de productos, por qué no decirlo, para explotar la gallina de los huevos de oro, hay mucho garbanzo negro y quizás se le ha dado mucha potestad a ciertos autores sobre el destino de personajes demasiado importantes. Sin embargo, si analizamos el universo en conjunto nos encontramos una historia muy bien lograda que ha sabido adaptarse a la explotación masiva de un licencia de la que sale nuevo material de forma continua con sus correspondientes fails y contradicciones.

Tampoco voy a pecar de ingenuo al pensar que realizarían las nuevas películas considerando al Universo Expandido la Santa Biblia a seguir, sobre todo después de ciertas decisiones polémicas como la de R.A. Salvatore en una de sus novelas y otros tantos experimentos que no son del agrado de nadie. Pero una cosa es hacer algunos sacrificios y otra muy distinta es realizar semejante exterminio.

En cierto modo, aunque la saga per se ya supone una leyenda del cine y de la ciencia ficción en general, el UE ha ayudado sobremanera a que la franquicia se haya mantenido siempre entre las más rentables y conocidas. Es más, para muchas personas, entre las que me incluyo, lo mejor de Star Wars no son las películas en sí mismas sino toda la atmósfera que hay detrás, por lo que no puedo evitar sentirme disgustado ante esta situación.

Ha sido sencillo por parte de actuales encargados de la saga, escoger el camino fácil desacreditando y mitificando todo el contenido ajeno a las películas principales que irónicamente incluyen numerosos guiños al universo expandido en sus respectivos metrajes. Se abre así un camino totalmente llano y vacío de obstáculos donde los guionistas podrán escribir una nueva historia sin temor ni necesidad de informarse del contenido que hasta ahora muchos dábamos por veraz. Un movimiento radical en cuanto a simbolismo, pero que seguirá desembolsando la misma cantidad de dinero vendiendo un producto cuyos acontecimientos no son reales ni oficiales pero el dinero que producen sí que lo es.

Muy mala decisión por parte de los directivos que han abierto una caja de Pandora llena de fans enfurecidos. Yo voy a sincero conmigo mismo y no diré que no volveré a ver nada de Star Wars ni ninguna pataleta por el estilo, es más,  lo veré, pagaré por ello y es posible que incluso me guste.

Mientras tanto, seguimos con una película que ya ha empezado a rodarse sin tener aún elegidos a los protagonistas principales. Situación que cambiará presumiblemente en vista de los últimos acontecimientos.