[HorrorScience] Cloverfield – Monstruoso (2008)

Título: Cloverfield

Año: 2008

Duración: 85 minutos

Director: Matt Reeves

Reparto: Lizzy Caplan, Jessica Lucas, T. J. Miller, Michael Stah-David, Mike Vogel, Odette Yustman

Guión: Drew Goddard

A día de hoy todo el mundo conoce a J. J. Abrams, pues está tras series como Alias o Lost y películas como Star Trek (2009) y el episodio 7 de Star Wars.

Seguramente hay quien considere a Abrams un visionario y una de las mentes más lucidas del nuevo milenio, pero en lo que a mí respecta nunca me ha ofrecido nada que valga la pena ser recordado, lo cual es raro teniendo en cuenta que soy un gran fan de Star Trek y Star Wars y que esperaba ansiosamente las películas que él dirigió, sin tener ningún tipo de expectativa negativa por ser un producto suyo.

Sin embargo, el proyecto de Abrams (o su compañía, Bad Robot Productions) que menos me ha gustado es Cloverfield, una película que tuvo una campaña de publicidad tan viral que seguramente muchos recordéis, pese a que realmente tampoco hay tanto que recordar, al menos en lo que a trama de la película se refiere.

Durante una fiesta organizada para despedir al protagonista (que iniciará en  breve una nueva vida en otro país) se escucha un estruendo y empiezan a suceder catástrofes. Al salir a la calle, se ve una enorme destrucción a lo lejos (y la cabeza de la estatua de la libertad volando) de manera que todos emprenden una huida. El responsable de todo parece ser un monstruo enorme y deforme que vaga a sus anchas por la ciudad.

Lamentablemente, el protagonista tratará de reencontrase con el amor de su vida, con quien había discutido en la fiesta, de manera que recorrerá la ciudad de la manera que sea para llegar hasta ella.

Algo malo ha pasado

Cloverfield es una película difícil de catalogar o valorar, pero ya digo desde este momento que me provoca una gran insatisfacción cada vez que la veo.

No soy muy fan de las películas rodadas como si fuesen reales por algún personaje, que tan famosas se hicieron después de Blair Witch Project. Pese a ello, si la película vale la pena y tiene un buen desarrollo y personajes interesantes, no me resulta difícil disfrutarlas (por ejemplo, Troll Hunter me gustó). Sin embargo Cloverfield nunca pretende ser una película, simplemente es un conjunto de escenas que intentan hacernos ver que le sucedería a cualquier persona en caso de la aparición de un monstruo gigante en su ciudad.

Grabando a los invitados de la fiesta

La idea en sí es bastante buena y podría haber funcionado si no fuese por algunos inconvenientes concretos. El primero es que con la excusa de la grabación y el realismo, nos dan una enorme cantidad de minutos muertos (pasan unos 20 antes de que suceda algo) y cortes oportunos. El segundo motivo es que el hecho de que todo lo grabe uno de los personajes significa que nunca van a mostrar escenas concretas del monstruo, salvo alguna que otra de apenas unos segundos.

El monstruo aparece de vez en cuando

Y la tercera es que es muy difícil considerar realista las acciones de los personajes en momentos concretos, especialmente cuando el tipo que graba puede grabar todo, incluso a los militares (que lo primero que harían sería requisarte la cámara) llegando incluso a grabar a un militar cualquiera saltándose las ordenes de su superior para ayudar a los protagonistas (una vez más, dejándose grabar sin ningún problema). Tampoco es excesivamente realista la actitud heroica de todo el grupo de protagonistas, o que una persona pueda pasearse por los túneles del metro abriendo puertas a su antojo (y que todas las luces estén encendidas cuando las instalaciones del metro están cerradas) eso por no hablar de la cantidad de escenas en las cuales los protagonistas están a menos de 10 metros del monstruo y a base de correr un poco se ponen a salvo, o cuando sobreviven a momentos extremos como la caída de un helicóptero donde ellos están viajando, vamos, en ese sentido el realismo es tan nulo como el de una película de acción estándar.

A esto hay que sumarle otros inconvenientes, como que toda la película sea “una cámara temblando” y que en ningún momento se avance en la trama, simplemente son cosas que pasan sin ninguna intención de que darnos más información de la que sabemos en el minuto 20 de la película: que hay un monstruo gigante rompiéndolo todo.

El estilo realista es positivo para muchas de las escenas y hay muchos momentos que son tensos y terroríficos, los efectos especiales eran muy buenos en su momento y no han envejecido del todo mal,  pero todo se queda a medio camino por lo dicho anteriormente: no hay intención de darnos una película en ningún momento. El estilo de esta película es tan particular que si la ves entera o ves solo 30 minutos de cualquier parte de ella, te enteras de lo mismo y eso para mí es un gran punto en contra.

La cabeza de la Estatua de la Libertad fue una de las escenas mas llamativas

Sin embargo Cloverfield hizo algo que pocas películas han conseguido: que el público mayoritario se fijase en una película de monstruos gigantes. Lamentablemente toda esa atención la logró de manera similar a como funciona la película: sin mostrar nada y sin intención de hacerlo, ya que su publicidad viral estaba basada en nada concreto, mostrando solo sonidos y poco mas (me recuerda al capítulo de los Simpson donde todo el mundo habla de Gabbo sin saber que o quien es).

Tengo que admitir que es una jugada inteligente, pero me habría gustado que ese recurso se quedase exclusivamente en la publicidad y en la película nos diesen algo más convencional, no en forma, sino en fondo. No necesito que me digan de donde viene el monstruo, ni nada por el estilo, habría bastado con incluir algún tipo de conclusión que aliviase el hecho de ver a unos tipos corriendo por la ciudad sosteniendo una  cámara durante una hora y media.

Mucha gente adora esta película, pero a mí me provoca más insatisfacción que interés y eso es una pena teniendo en cuenta que se trata de un género que aprecio y que generalmente está condenado a películas de nula repercusión o bajo presupuesto, alternadas por algún intento de blockbuster cada muchos años que se olvida a la misma velocidad a la que llega.  Cloverfield podía haber marcado una diferencia, incluso con su estilo “cámara en mano y mostrando poco” pero creo que se quedó a medio camino de todo, al menos para mí.

Los prescindibles protagonistas

Algunas curiosidades:

  • En la película hay algunas escenas que ocultan fotogramas, por ejemplo cuando el helicóptero donde van los protagonistas se choca, hay un fotograma de la película King Kong (1933). Otras escenas también ocultan secretos, por ejemplo en la grabación que sale justo en el final de la película, se puede ver a lo lejos como un objeto cae al agua (supuestamente es el origen del monstruo).
  • A J.J. Abrams se le ocurrió la idea de hacer la película durante un viaje a Japón, donde vio la gran cantidad de juguetes dedicados a monstruos gigantes como Godzilla y pensó en hacer algún tipo de película de ese género.
  • La campaña de marketing de Cloverfield se inició con un tráiler sin nombre para crear especulaciones, que se aumentaron con un montón de material desperdigado por diferentes webs. Llegado a un punto era muy difícil saber que era oficial o inventado (se rumoreó que la película estaba relacionada con historias de Lovecraft o incluso con Godzilla). Ese era el efecto que buscaban los productores: que la gente especulase y se montase su propia película para finalmente ir al cine por pura curiosidad.
  • Para potenciar la campaña de marketing viral se utilizaron algunas marcas comerciales ficticias como la bebida Slusho! (también aparecida en otras producciones de Abrams como Alias) o una una compañía japonesa petrolífera llamada Tagruato.
  • Existe un manga que expande el universo de esta película, se llama Cloverfield/Kishin
Cloverfield kishin