[HorrorScience] The Woman in Black (1989)

Título: The Woman in Black 

Año: 1989

Duración: 100 minutos

Director: Herbert Wise

Reparto: Adrian Rawlings, Bernard Hepton, Fiona Walker, Pauline Moran

Guión: Susan Hill (libro original), Nigel Kneale

Estrenamos nueva sección en ComboGamer, la cual tratará de cine fantástico y de terror, y en la que realizaremos un minianálisis de una película del género cada domingo.

¿Por qué uso el término «minianálisis»?

  • Porque a diferencia de un análisis exhaustivo que comprenda evaluar todos los aspectos que conforman una película, estos minianálisis contendrán la información más relevante acerca del título analizado, sumando también la opinión personal del redactor.

¿Esta película, y las siguientes a ser analizadas, están elegidas por alguna razón en concreto?

  • Ninguna. Se analizarán películas del género generalmente al azar, aunque si queréis que realicemos el análisis de una película en particular, podéis dejar un comentario en este mismo análisis o contactarnos directamente a: contact@combogamer.com

The Woman in Black trata principalmente sobre fantasmas. La historia nos cuenta acerca de un abogado que trabaja para una importante firma, cuyo jefe lo envía de viaje al pueblo costero de Crythin Gifford para hacerse cargo de la venta de una gran casona y recolectar todos los documentos importantes que se encuentren en ella, dejados por una anciana viuda que falleció recientemente y que era una cliente muy importante de la firma de abogados para la que trabaja Arthur Kidd, nuestro protagonista.

Arthur Kidd (originalmente en la novela Arthur
Arthur Kidd (originalmente en la novela Arthur Kipps) interpretado por Adrian Rawlings

Si bien el Sr. Kidd no está contento con la tarea encomendada, acepta realizar el viaje debido a la insistencia y el trato por parte de su jefe, quien le da un sermón sobre lo que se debe hacer para poder crecer profesionalmente.

Al llegar al pueblo, Arthur se da cuenta de que los pueblerinos se muestran reacios a hablar sobre la difunta viuda Alice Drablow, lo cual junto a otros hechos nos da a entender que la anciana carecía de amistades a causa de algo sucedido en el pasado y que permanece como un misterio durante gran parte de la película.

Más misterioso aún es el hecho de que la gente del pueblo trate mediante advertencias sutiles de que Arthur desista de visitar la casa de la anciana, sutilezas a las que el abogado no hace demasiado caso y decide ir a terminar rápidamente con su trabajo.

Es allí, en Eel Marsh House (Casa del Pantano de la Anguila), una antigua casa en una zona desolada y aislada de Crythin Gifford a la cual se llega por un sinuoso camino a través del pantano y por el que solo se puede circular cuando la marea está baja, que el Sr. Kidd se encuentra con La Mujer de Negro, comienza a tener visiones cada vez más espeluznantes, y descubre poco a poco el horrible pasado de la anciana.

The Woman in Black - 2
Eel Marsh House (La Casa del Pantano de la Anguila)

Esta película está basada en la novela homónima de la escritora inglesa Susan Hill, publicada en 1983, y es la primera adaptación de esta historia al cine. El libro fue adaptado a una obra de teatro, dos radionovelas, y una versión cinematográfica en 2012 protagonizada por Daniel Radcliffe (‘Harry Potter’).

Portada de la primera edición de "The Woman in Black" de Susan Hill
Portada de la primera edición de «The Woman in Black» de Susan Hill

Nigel Kneale ha hecho un muy buen trabajo adaptando la novela al cine, aunque ha cometido uno de los errores más típicos de las adaptaciones de novelas al cine: cambiar el final. Si bien lo que sucede tiene el mismo impacto, las circunstancias que provocan el suceso final son diferentes, y convierte un hecho verosímil (el del libro) en uno que se acepta, pero carece de realismo.

Otros cambios menores se dan en los nombres de dos personajes: Arthur Kidd, el protagonista de esta historia, tiene el apellido cambiado. El original es Arthur Kipps. Lo mismo sucede con Sam Toovey, cuyo nombre original es Sam Daily.

En el apartado visual estamos ante una película de evidente bajo presupuesto, y es normal en este caso, puesto que es una producción para la red británica de televisión ITV. Esto se nota especialmente en la calidad de la imagen, que hace parecer a esta película como una producción mucho más antigua de lo que realmente es (parece de los años ’70 y no de final de los ’80), pero en mi opinión este detalle no ha hecho más que favorecer el aspecto general de la cinta.

La música es acorde en todo momento a las imágenes, pero es insustancial y francamente olvidable.

Los sustos están donde deben estar, y el filme utiliza las visiones, el sonido, y el deterioro psicológico del protagonista como recursos para provocar miedo en el espectador. El gore (término utilizado para referirse a la inclusión de sangre, fluidos del cuerpo y pequeños trozos de carne de manera explícita) es inexistente en esta obra, y es algo de agradecer en esta historia, en donde el uso de escenas con gore gratuito hubiera arruinado la experiencia visual.

La mujer de negro en una de las escenas más memorables de la película
La mujer de negro en una de las escenas más memorables de la película

Tres datos curiosos:

  • Crythin Gifford es una ciudad ficticia, ambientada en Inglaterra, por si os lo preguntásteis.
  • La actriz Fiona Walter (Sra. Toovey) es la esposa del director, Herbert Wise.
  • En la estación del tren, cerca del final de la película, se ve al fondo una marquesina sobre una casa que dice «H. Wise Coal & Core Merchant» (H. Wise, mercader de carbón). Obviamente, H. Wise es Herbert Wise, el director de la película, quien al parecer está tan orgulloso de sí mismo como para ponerse un cartel con su nombre en el escenario.
H. Wise, mercader de carbón
H. Wise, mercader de carbón

Como he comentado anteriormente, existe una versión de esta historia llevada al cine en 2012, con Daniel Radcliffe como protagonista y un presupuesto millonario para su realización. A pesar de contar con efectos visuales y una calidad de imagen muy superiores en calidad comparándola con la película de 1983, es la más antigua la que resulta más efectiva en su propósito de transmitirnos miedo. Y no es de extrañar: la versión más moderna toma los personajes y algunos detalles de la novela original, y los usa como base para narrar una historia distinta y adaptada a los estándares actuales del cine de terror con alguna estrella del cine en el papel protagónico.

0 0 votos
Calificación
2
0
¡Nos encantaría leer tus comentarios!x
()
x