[HorrorScience] Mulberry Street (2006)

Título: Mulberry St

Año: 2006

Duración: 84 minutos

Director: Jim Mickle

Reparto: Nick Damici, Kim Blair, Ron Brice, Bo Corre, Tim House, Larry Fleischman, Larry Medich, Javier Picayo, Antone Pagan, John Hoyt, Lou Torres

Guión: Jim Mickle, Nick Damici

En una edición anterior de HorrorScience he reseñado la excelente cinta Stake Land, la cual fue dirigida por un director novato y prometedor para el género llamado Jim Mickle, que a su vez también escribió el guión junto con Nick Damici, que además es quien protagoniza esa misma película de vampiros-zombis que tanto me gustó. En aquella ocasión comentaba que esa era la segunda película de Mickle, ya que su primera incursión en el cine como director de un largometraje fue 4 años antes con un film llamado Mulberry Street, y es ese film el que voy a reseñar a continuación.

Mulberry Street es el inicio de la dupla Mickle-Damici, que parece funcionar de maravillas y no necesitar un presupuesto enorme para hacer un producto de calidad. Al igual que hicieran más tarde, la película está dirigida por Mickle, protagonizada por Damici, y escrita por ambos. Y también al igual que volverían a hacer cuatro años después, en esta cinta toman un concepto tradicional del cine de horror y lo mutan para convertirlo en algo novedoso.

Es un caluroso día de verano en los barrios bajos de la ciudad de Nueva York, y parece que la temperatura no hace más que continuar su ascenso en el termómetro. Los residentes del edificio de apartamentos ubicado en el número 51 de la calle Mulberry están de mal humor debido al sofocante calor, y se quejan de que su edificio se está viniendo abajo, de que el precio de la renta subió, de que aumenta el costo de la gasolina, y de la guerra de Irak que todavía no se termina. Algo está sucediendo en la ciudad, pero como siempre el problema no logra ser de conocimiento público hasta que es demasiado tarde.

Una rata ataca sin previo aviso a un pasajero en el subterráneo, mientras que otro de estos roedores muerde a una persona en un barrio de Manhattan. Algo está ocurriendo con las ratas. Al parecer la decadencia constante de la ciudad, la contaminación y el calor extremo están haciendo que las ratas en las alcantarillas de la ciudad no sólo proliferen sino que además se conviertan en el inicio de algo peor. Al anochecer, grupos de emergencia están intentando controlar el brote de un virus que se está esparciendo rápidamente por la ciudad, y que hace que cualquier persona mordida por una rata o un portador del virus comience a mutar rápidamente, adquiriendo la apariencia y los hábitos alimenticios de las ratas, y comenzando a ver a otras personas como alimento, como si fueran una especie de zombis mitad humano y mitad rata.

El boxeador retirado Clutch (Nick Damici), protagonista de este film y también co-escritor del guión
El boxeador retirado Clutch (Nick Damici), protagonista de este film y también co-escritor del guión

El protagonista de la película es Clutch (Nick Damici), un boxeador retirado que vive en un apartamento del 51 de Mulberry y que espera ansioso la llegada a casa de su hija, la cual es una soldado que está volviendo de la guerra de Irak.

Si bien al principio los grupos estatales de ayuda ante emergencias y las autoridades locales intentaron evitar el esparcimiento del virus cortando los servicios de transporte público y cerrando carreteras, Manhattan quedó en cuarentena, con los hospitales repletos de infectados, y las calles convertidas en terreno peligroso debido al creciente número de ataques por parte de gente contagiada, desbordando completamente la capacidad de control policial en la zona. Clutch y algunos vecinos del edificio se dan cuenta de lo que está sucediendo en la ciudad, pero ya es demasiado tarde para escapar, y deciden que lo mejor que pueden hacer es juntar provisiones, trabajar como un equipo y encerrarse en el edificio asegurando todas las puertas y ventanas para no permitir el ingreso de ningún zombi-rata. Esperarán, con nerviosismo, que el gobierno cumpla las promesas que oyen por TV y radio y envíen al ejército a comtrolar la situación y rescatar a los sobrevivientes.

Durante el transcurso de varios hechos que se van sucediendo en la ciudad, veremos también cómo la hija de Clutch se va acercando hacia su destino, que es el edificio donde se encuentra el grupo de supervivientes, y por suerte al ser soldado está entrenada física y mentalmente para enfrentarse a lo que se encontrará al llegar al barrio donde vive su padre.

Lindo muchacho rata, ¿no?
Lindo muchacho rata, ¿no?

Mulberry Street es una película de bajo presupuesto y eso salta a la vista desde el principio. Sin embargo esto no es necesariamente algo malo, y en este caso además su director supo cómo usar sus bajos recursos económicos a su favor, creando un grupo de personajes que se ven como cualquier ciudadano real de la ciudad de Manhattan y no esos seres un poco artificiales que vemos en algunas otras películas. La cámara se mueve bastante, las tomas cambian con constancia y tendremos algunos ángulos extravagantes que se ven experimentales pero no desentonan para nada en el conjunto, el cual está enfocado a crear una atmósfera frenética y realista. Tan bien retratados están los personajes, que ellos se convierten en el principal atractivo de la película, haciendo que como espectador empatices rápidamente con el grupo de vecinos del 51 de Mulberry y te preocupes por su destino más que el de la ciudad o el origen del virus.

A pesar del bajo presupuesto, en la cinta veremos algo de sangre e imágenes desagradables, y el trabajo de maquillaje está lo suficientemente bien realizado como para verse realista, en especial los efectos físicos provocados por el virus rata en los infectados, mutando hacia esa forma híbrida y deforme entre un humano y una rata gigante.

Esos inconfundibles ojos como dos bolas de vidrio negro y esa expresión salvaje harían huir a cualquiera
Esos inconfundibles ojos como dos bolas de vidrio negro y esa expresión salvaje harían huir a cualquiera

Mulberry Street no es cine de terror para todos, aunque contradictoriamente tenga un estilo mucho más realista que las grandes producciones, tanto en guión como en performance de los actores y desarrollo de personajes. Aún así, no dejo de recomendar su visionado, y la considero un soplo de aire fresco dentro del ya viciado subgénero zombi.

Algunos datos curiosos:

  • Mickle comentó en una entrevista que para esta película tuvieron que esforzarse bastante en el proceso de filmación de algunas secuencias importantes, ya que debieron filmarlas en la ciudad de Manhattan, llena de gente circulando y sin autorización oficial para filmar ahí.
  • Los actores de la película son todos amigos, parientes o están relacionados de alguna forma con Mickle, y aceptaron trabajar para esta película sin remuneración.
  • Varios de los personajes que aparecen en el film están basados en personas reales que viven en ese mismo edificio y que Micke y Damici conocen.
0 0 voto
Calificación
2
0
¡Nos encantaría leer tus comentarios!x
()
x