Nintendo

[Artículo] Los juegos de SNES Mini

En este artículo comentamos los 21 juegos incluidos dentro de la SNES Mini de Nintendo, mencionando también las diferencias de juegos según la región

Tras el éxito de NES Mini, estaba cantado que Nintendo lanzaría una SNES Mini usando el mismo concepto. En menos de un año esas habladurías se han vuelto realidad y la consola ya se ha puesto a la venta de manera oficial, acompañada de una caja que imita la de una Super Nintendo y con la novedad de incluir dos mandos en lugar de uno solo como sucedió con NES mini.

Para quien no lo sepa, SNES Mini es una pequeña consola que incluye dentro una selección de juegos de Super Nintendo. El principal atractivo de este producto es poder jugar a esos juegos en pantalla plana y poder grabar el juego en cualquier momento usando Save States (o puntos de suspensión) como en cualquier emulador.

SNES original al lado de una Mini SNES

En esta ocasión tenemos 3 modelos diferentes: el japonés, el europeo y el americano. El japonés y el europeo comparten estética (igual que sucedió con la SNES original) mientras que el americano tiene su particular diseño a bloques. En lo que respecta a los juegos nos encontramos que la versión europea y americana tienen exactamente los mismos juegos (lo cual es curioso porque varios de los juegos incluidos no llegaron a lanzarse en europa en su día) mientras que el modelo japonés incluye algunos juegos diferentes.

En América se vende la SNES Mini con el diseño que tuvo la SNES Americana

 

La idea de este artículo no es hablar de la SNES Mini en sí, sino de echar un vistazo a los 21 juegos incluidos, así que allá voy:

Contra III – The Alien Wars

Lanzado en su día en Europa bajo el nombre Super Probotector – The Alien Rebels (debido a la censura alemana) y cambiando a los soldados humanos por robots. Estamos ante un difícil juego de acción para 1 o 2 jugadores donde no tendremos un segundo de descanso por parte de nuestros enemigos. Los primeros niveles son accesibles, pero luego la cosa se pone muy fea, además si quereis ver el verdadero final del juego tendréis que completarlo en el nivel de dificultad más alto.

Donkey Kong Country

El juego que devolvió la popularidad al veterano Donkey Kong y a su vez reinventó totalmente su historia. Pese al gran diseño de niveles, las músicas increíbles y la enorme cantidad de secretos, lo que hizo que Donkey Kong Country llamase la atención fue su aspecto, creado a base de gráficos prerenderizados que daban sensación tridimensional. A día de hoy no sorprende tanto, pero sigue siendo un excelente juego.

Earthbound

Pese a que en Japón esta saga (conocida allí como Mother) tuvo éxito, en occidente se lanzó este juego y fracasó rotundamente en ventas. Es cierto que cuando se lanzó Earthbound existían muchos RPGs más llamativos para SNES pero también es cierto que este juego es algo distinto dentro de los convecionalismos del momento. Su historia nos cuenta una invasión extraterrestre en el presente (osea, los años 90) y nuestros protagonistas son niños que tendrán que armarse de valor para tratar de detenerla. Más allá de su historia el juego añade conceptos curiosos como que si no hablamos con los padres del protagonista sentirá pena y no se concentrará en los combates o que parte de los sucesos del juego estan basados en sucesos reales que dieron la vuelta al mundo en aquellos años (casos de corrupción en altos cargos, brutalidad policial, sectas que abusaban de menores, ataques químicos en el metro de Japón). Pese a su aspecto infantil, este juego (y toda su saga) esconde una crítica mordaz a la sociedad real.

Final Fantasy III

Que no os engañe el título, Final Fantasy III es en realidad Final Fantasy VI, pero en SNES Mini se ha respetado el nombre que le pusieron en norteamerica (al ser el tercer Final Fantasy que llegó a ese territorio le cambiaron el número). Nos encontramos ante un juego que ha sido considerado por muchos como el mejor RPG de Super Nintendo y también como el mejor Final Fantasy de todos y solo por eso ya os podeis hacer a la idea de hasta que punto es importante este juego, que además de ofrecernos una historia muy interesante, cuenta con un apartado técnico excelente y una duración ejemplar.

F-Zero

Otro juego de lanzamiento de Super Nintendo y el primer episodio de la mítica saga de carreras hiperveloces. No tiene modo a dos jugadores pero si nos ofrece una gran cantidad de pistas para un jugador, así como cuatro pilotos con naves totalmente diferentes. Es difícil y adictivo.

Kirby Super Star

También conocido como Kirby’s Fun Pack, es un juego de Kirby que incluye varios juegos distintos, algunos de ellos minijuegos y otros juegos completos. Kirby’s Super Star representa muy bien todo lo que es Kirby, con gráficos divertidos y con mucho sentido del humor. Pese a que la mayoría de juegos son de plataformas, aporta cierta variedad con los minijuegos (como el del duelo o la carrera contra Dedede).

Kirby’s Dream Course

Tengo que admitir que me sorprende encontrar este juego en SNES Mini, no porque sea mal juego (que no lo es) si no porque no es un juego que fuese excesivamente popular en su día. En cualquier caso este juego aporta variedad al catálogo, pues es una especie de juego de golf con personajes del universo Kirby. Es un poco raro, pero también es muy adictivo.

Legend of Zelda: A Link to the Past

De este juego ya hablé largo y tendido en este artículo, pero si tuviese que resumirlo diría que es la evolución natural del primer Zelda, con añadidos del segundo (la barra de magia, los poblados) y todo ello bien mezclado con elementos nuevos y una historia muy interesante. Mención especial para las mazmorras, que además de ser muy numerosas son enormes, complejas y con varios pisos de altura.

Megaman X

Tras 6 juegos en NES, Megaman dio el salto a SNES en forma de nueva saga dentro de la franquicia. Megaman X es un juego muy similar a los clásicos, pero con un tono más adulto y una historia más profunda, así como con un apartado técnico mucho más llamativo y con novedades jugables que lo hacen más ágil que la saga clásica. En este juego controlaremos a X quien tendrá que evitar la revolución de los robots en contra de los humanos, eliminando a algunos de los más peligrosos y a su comandante.

Secret of Mana

Otro RPG famoso de SNES, pero este cuenta con la particularidad de ser un Action RPG (alejándose de los turnos de Final Fantasy) y además pueden jugar hasta 3 jugadores a la vez (obviamente, en SNES Mini solo serán dos). Es cierto que su secuela es mejor, pero aun así no hay que menospreciar esta entrega de la saga “Mana” que al fin y al cabo también es de Square, que dio lo mejor del género RPG en la década de los 90.

StarFox

Juego que llamó la atención por usar el Chip FX para que Super Nintendo pudiese mover polígonos y crear un entorno tridimensional. Es un shooter de naves que no ha aguantado el paso del tiempo tan bien como el resto de juegos, pero sigue siendo interesante y divertido de jugar, además es el nacimiento de Fox McCloud y compañía.

StarFox 2

Tras el éxito de StarFox, el lanzamiento de una secuela era algo previsible, el juego se desarrolló casi completamente, pero nunca se lanzó debido a la proximidad de Nintendo 64 y a que querían crear un nuevo StarFox para esa consola. La dudosa (pero común) decisión de dejar el juego sin lanzar, pese a estar prácticamente completado, ha convertido a este juego en la gran sorpresa de SNES Mini, pues nos encontramos ante un juego que nunca apareció de manera oficial en Super Nintendo.

Street Fighter II Turbo

Street Fighter II fue el juego de lucha más popular de los 90, de manera que era totalmente esperable la inclusión de una versión del mismo en la SNES Mini. Street Fighter II Turbo ofrece 4 personajes más que el original, nuevos ataques para los luchadores clásicos y más velocidad. Lo que no deja de ser curioso es que no añadiesen Super Street Fighter II, que es una versión todavía más completa y sí ha sido incluida en la versión japonesa de SNES Mini.

Super Castlevania IV

Cuarto episodio de la saga Castlevania en consolas de sobremesa de Nintendo, aunque realmente nos encontramos ante un juego que rememora el primer enfrentamiento entre Simon Belmont y Drácula (vamos, lo que sucedió en el primer Castlevania). Pese a que la historia sea la misma el juego es totalmente distinto al de NES, tanto en el diseño de sus numerosos niveles, como en los enemigos a batir. Además Simon Belmont demostró ser más virtuoso que nunca con el látigo, pues en este juego podemos golpear a cualquier dirección, colgarnos desde elementos del escenario para usarlo como liana o incluso podemos dejar caer el látigo para que nos haga de escudo ante proyectiles pequeños. Como no podía ser de otro modo, la banda sonora de este juego es de lo mejor que hay en Super Nintendo.

Super Ghouls N Ghosts

Tercer episodio de la saga Ghost N Goblins y primero en ser lanzado para consola sin haber existido previamente como juego de arcade. El juego conserva la esencia de los clásicos (múltiples armas, dificultad bestial, necesidad de completar el juego dos veces seguidas para enfrentarnos al verdadero enemigo final) y también añade elementos nuevos (el personaje ahora puede hacer un salto extra en el aire, podemos mejorar las armas con nuevas armaduras e incluso hacer ataques mágicos).

Super Mario Kart

Primer juego de la franquicia que posteriormente se convirtió en vendeconsolas. Prácticamente todo lo que hace grande a Mario Kart está aquí (corredores de diferentes pesos, circuitos alocados, ítems para atacar al rival, modo batalla) aunque también hay algunos cambios importantes con respecto a entregas posteriores, como que si no quedáis entre los 4 primeros no podéis pasar al siguiente circuito, lo cual convierte a Super Mario Kart en uno de los más difíciles de la franquicia.

 

Super Mario RPG

La unión entre Nintendo y Squaresoft dio a luz a este curioso juego que en su día no se lanzó en Europa. Básicamente es un RPG clásico ambientado en el mundo de Mario, pero también incluye algunas novedades que se vieron posteriormente en Mario y Luigi SuperStar Saga o Paper Mario, como la posibilidad de tocar un botón durante los combates para atacar más fuerte o recibir menos daño. Es un juego con mucho sentido del humor y muy recomendable para todos aquellos que quieran iniciarse en este género.

Super Mario World

Primer juego de Super Nintendo y primera aventura de Mario en 16 bits. Super Mario World es una evolución de lo visto en anteriores juegos de plataformas y aunque no acumula todos los power ups vistos en juegos anteriores introduce al personaje de Yoshi y a ítems nuevos como la capa que permite volar a Mario. Lo mejor del juego sin duda es la enorme cantidad de secretos que esconde y que aumentan su rejugabilidad.

Super Metroid

Este juego llevó a la saga Metroid a la adultez, tanto en el apartado técnico, como en el jugable (especialmente por la inclusión del mapa). Continua lo visto en el primer Metroid pero haciéndolo todo mucho más épico e interesante. Su banda sonora ayuda a ambientar este juego, donde tendremos que ser hábiles atacando, pero también usando la cabeza.

Super Punch-Out!

Otra de las sorpresas de SNES Mini, no por su falta de calidad, sino por no ser tan popular como el resto de juegos. Pese a ello, Super Punch-Out! es un juego adictivo y con apartado gráfico increíble. Cada rival a batir nos pondrá en un aprieto hasta conocer sus puntos débiles y en caso de derrotar a todos sin perder, podremos luchar contra 4 rivales secretos. Los que conozcan esta saga por la versión de NES quizás se extrañen al ver que hay una barra de poder en lugar de un marcador de estrellas para hacer los súper golpes, pero eso se debe a que este juego decidió parecerse más a la versión original de el juego que a la de NES.

Yoshi’s Island – Super Mario World 2

Pese a ser nombrado como segunda parte de Super Mario World, nos encontramos ante un juego con una jugabilidad totalmente diferente. Tomamos el control de Yoshi y nos defenderemos lanzando huevos que creamos a base de engullir enemigos. Nuestro principal hándicap será que cuando nos golpee un enemigo perderemos a bebé Mario que quedará desprotegido y será raptado por los secuaces de Kamek si no lo recuperamos a tiempo. Este juego usó una versión mejorada del Chip FX para crear elementos tridimensionales y dotar de un aspecto único a los gigantescos jefes finales.

Tal y como he dicho, Super Street Fighter II fue incluido en la versión japonesa de SNES Mini en lugar de Street Fighter II Turbo, sin embargo no es el único juego que ha cambiado de una versión a otra, pues en la versión japonesa no se han incluido tampoco los juegos Kirby’s Dream Course, Super Punch-Out!Super Castlevania IV ni Earthbound.

En su lugar tenemos al ya citado Super Street Fighter II, el clásico Super Soccer (que me extraña muchísimo que no haya sido incluido en la versión occidental) Panel de Pon (un juego de puzle que en occidente se convirtió en Tetris Attack) Fire Emblem: Mystery of the Emblem (juego de estrategia de esta clásica saga de Nintendo) y Gambare Goemon o lo que es lo mismo The Legend of the Mystical Ninja, un juego increíble para uno o dos jugadores y que sinceramente considero que es la mayor pérdida que hay en la versión occidental de SNES Mini con respecto a la japonesa.

Obviamente son muchos los juegos que se podían haber incluido (inexplicable la ausencia de Chrono Trigger, TMNT IV: Turtles in Time, Killer Instinct, algún Final Fight, International Super Star Soccer Deluxe, Super Tennis, Super Star Wars, Mario All Stars) y más si tenemos en cuenta que el catálogo de SNES es uno de los más excelentes y extensos no solo de las consolas de Nintendo, sino de la industria en general.

Está claro que era imposible hacer una selección que gustase a todo el mundo (aunque sí que podían haber incluido más juegos) pero aun así hay que admitir que los títulos incluidos son todos de gran calidad y algunos de ellos son bastante caros de conseguir, así que la SNES Mini sigue siendo una buena opción para todos aquellos que quieran disfrutar de esos grandes juegos en su televisión de pantalla plana.


Comentarios

¡Participa en el hilo de esta noticia en nuestro foro!

No tienes una sesión iniciada.

No puedes dejar comentarios.

Inicia sesión o regístrate como usuario para comentar y acceder a más funciones.

  1. Mi favorita de las consolas de Nintendo, definitivamente tiene juegos increíbles, y siempre habrán ausencias en un catálogo tan limitado como el de SNES Mini, pero creo que realmente vale la pena. 21 juegos + la consola con dos joysticks por el valor que tiene me parece más que aceptable. Puedo decir que los he jugado casi todos (excepto FFIII y StarFox 2), y todos ellos son grandes juegos. Super Mario World no deja de ser uno de mis [i]Marios[/i] preferidos.