La franquicia ‘Assassin’s Creed’ dejará de numerar sus títulos

Han pasado casi siete años desde que descubriéramos las aventuras y desventuras de Altaïr en Tierra Santa y del secuestro de Desmond Miles, su descendiente, con el primer Assassin’s Creed.

Desde entonces nuevos títulos se han añadido a la saga, pero después de Assassin’s Creed II la serie de Ezio Auditore continuó, y con él empezaron las entregas sin numerar: Assassin’s Creed Brotherhood y Assassin’s Creed Reveletions, probablemente aprovechando el filón que el susodicho personaje dió a la franquicia.

Dejando atrás a un Ezio anciano, pues, se dió paso a Connor con el Assassin’s Creed III, lo que vino a confirmar que cada nuevo número nos brindaba un nuevo personaje. Quizá este no resultó tan memorable, porque con la siguiente estrega estrenamos personaje y número, Edward Kenway en el Assassin’s Creed IV que, sin embargo, contaría con su propio subtítulo: Black Flag.

Parece que con las últimas entregas Assassin’s Creed Unity y Assassin’s Creed Rogue, junto con otras entregas sueltas en diversas plataformas como Assassin’s Creed Liberation y numerosos spin-offs en otros medios como historietas e incluso miniseries, confirman la tendencia de los estudios de Ubisoft por abandonar la linealidad a la hora de nombrar sus entregas y empezar a dar a cada título una identidad propia.

La noticia viene a tenor de las declaraciones de Arnaud Jamin, miembro del equipo desarrollador de Assassin’s Creed Unity, quien en una entrevista de Game Watch ha confirmado que los nuevos títulos no estarán numerados, siendo el IV el último de ellos.

Las razones que ha dado Jamin para ello son las de dar a los títulos un caracter más personal y autoconclusivo en lugar de formar parte de un gran “todo” que, por otra parte, era cada vez menos continuista. Queda así confirmada la deriva de la serie en cuanto a sus nombres, que ya se venía viendo en las entregas más recientes.

 

Fuente: Game Watch|Vía: Gaming Everything