[HorrorScience] The Lords of Salem (2012)

Título: The Lords of Salem 

Año: 2012

Duración: 101 minutos

Director: Rob Zombie

Reparto: Sheri Moon Zombie, Bruce Davison, Sid Haig, Jeff Daniel Phillips, Ken Foree, Andrew Prine, Dee Wallace, Meg Foster, María Conchita Alonso

Guión: Rob Zombie

Dentro del género Terror/Horror, como he comentado en análisis anteriores, hay varios subgéneros. De la misma forma en que esos subgéneros tienen pautas a ser seguidas por cualquier director, hay directores que logran imprimir su marca personal sobre sus productos, y crean una especie de subgénero propio e inimitable. Ahí lo tenemos a Tim Burton y su particular estilo visual por ejemplo, tan reconocible y personal, que ha creado una retahíla de productos intentando imitarlo. Esto no es nada nuevo, y pasa en todos los campos del arte y medios audiovisuales, llenos de artistas clónicos y cortados por el mismo molde y algunos más que destacan por sobre todos esos de buenas o malas maneras. Claramente, ser parte del ejército de clones es el camino más fácil, porque esforzarse para destacar requiere mucho más trabajo y es más riesgoso: si logras tu objetivo y eres bien visto, serás reconocido y tu nombre servirá de ejemplo a seguir para muchos otros; en cambio si no logras tu cometido o lo haces pero a causa de que estás mal visto por la crítica o la sociedad, tu camino se volverá cuesta arriba y será casi imposible de superar, por lo que probablemente termines volviéndote uno más de aquellos artistas genéricos o directamente quedes relegado al olvido.

The-Lords-of-Salem-ComboGamer-04Rob Zombie es el director de esta cinta, y muchos ya lo conocen desde antes de que iniciase su camino como director, ya que es un músico reconocido y un declarado fan del género de horror y lo demoníaco desde su juventud, como demuestra su estilo visual en muchos vídeos de sus canciones o en sus recitales, e incluso su apellido, que cambió legalmente en 1996 de Cummings a Zombie. Viendo su trayectoria, y su particular estilo y forma de ser, y que además es el director de todos sus vídeos musicales, era sólo cuestión de tiempo para que Rob entrase en el mundo del cine, y aunque ya está metido de lleno desde hace unos años y tiene en su haber algunas producciones propias y un par de remakes, es por The Lords of Salem, su última producción hasta el momento, por la que quiero comenzar en un breve ciclo dentro de HorrorScience donde analizaré las cintas de este director que se acomoden a esta sección.

Si eres seguidor del cine de terror y te apasionan películas como la saga de Saw (especialmente de la segunda en adelante), Paranormal Activity, o incluso Final Destination muy probablemente las películas de Zombie no sean de tu agrado, y menos aún esta última, que tan distinta es a las otras y a lo estándar dentro del género. Rob es uno de los directores que dotan a sus películas de escenas de contenido violento y brutal, pero a diferencia de otros no utiliza estas escenas como único recurso efectivo o excusa forzada en sus filmes para generar impacto visual y alimentar la fascinación del espectador por el morbo y lo desagradable, sino que la violencia pasa a convertirse en algo natural en el todo que conforma la película, y es mostrada de forma terrorífica a la par que eufórica sin caer en el mal gusto.

La película da comienzo en 1696, en la localidad de Salem, Massachusetts, donde veremos al reverendo Jonathan Hawthorne escribiendo en su diario que jura exterminar a toda persona que haya prometido lealtad a Satanás y a su ejército espectral, para luego mostrarnos imágenes de viejas brujas que se desnudan en medio de un bosque realizando rituales satánicos. A continuación veremos Salem en la actualidad, donde vive y trabaja Heidi, interpretada por Sheri Moon Zombie, esposa del director que para no perder la costumbre vuelve a usarla para su película, en este caso con el papel protagónico.

Heidi es una drogadicta recuperada, que trabaja como disc jockey y participa con su voz en un programa de una radio local especializada en la música del género hard rock junto a sus dos compañeros, Whitey y Herman . Al término de uno de sus programas el grupo está saliendo de la radio, y la recepcionista le entrega a Heidi una caja de madera con un grabado en la tapa, que alguien dejó específicamente para ella, y que contiene un disco de pasta en su interior de una banda llamada “The Lords”. Heidi decide llevarse el disco a casa. Whitey acompaña a Heidi a su casa y se queda a comer con ella, y en un momento dado decide poner el disco de “The Lords” por curiosidad. La música que comienza a sonar es algo perturbadora y suena mal, y Heidi comienza a sentirse mal y a tener una visión donde ve a las brujas que vimos al principio de la película, ayudando a una mujer a dar a luz, y luego la bruja líder maldice y afirma que han fallado en su misión, mientras escupe al bebé y ordena matarlo. La visión finaliza cuando Whitey detiene la música. Antes de irse a dormir, Heidi se dirige a su habitación y podemos ver a través de una puerta a un costado una aparición en la forma de una de las viejas brujas de antaño.

Heidi, Whitey y Herman en su programa de radio
Heidi, Whitey y Herman en su programa de radio

Al día siguiente, durante el programa de radio entrevistan a Francis Matthias, historiador y autor de un libro sobre la verdad de los juicios a las brujas de Salem. En ese mismo programa Heidi decide reproducir la música del disco de “The Lords” que su compañero Herman, por asumir que se trata de una banda local, decide rebautizar como “The Lords of Salem”. El nombre de la banda perturba a Matthias que cree haberlo oído antes en otro lado, y la música no sólo causa que Heidi vuelva a sentirse mal, sino que todas las mujeres que están escuchando la radio en ese momento entran en una especie de trance, lo que nos da a entender que esos sonidos sólo afectan a las mujeres.

Las apariciones que vamos viendo y que Heidi no parece notar están afectando a su mascota, un perro, que finalmente hace que Heidi busque la causa de su extraño comportamiento y termine dirigiéndose a la habitación número 5 del edificio donde ella vive, la cual según la encargada debería estar desocupada desde hace mucho tiempo, pero sin embargo una luz roja emana desde el interior y es causada por una cruz de neón colgada en la pared. Al ingresar a esta habitación Heidi experimenta una visión sobre un demonio y una bruja desnuda, y luego despierta en su cama, creyendo que todo lo sucedido en esa habitación fue una pesadilla. Un poco preocupada por su visión, visita una iglesia y encuentra a un sacerdote que primero le da consuelo, pero luego la ataca obligándola a practicarle sexo oral. Heidi vuelve a despertar, pero esta vez en una de las bancas de la iglesia, y aparentemente todo fue un sueño.

Las visiones persiguen a Heidi en todo momento, deteriorando su salud mental
Las visiones persiguen a Heidi en todo momento, deteriorando su salud mental

Las visiones de Heidi sobre demonios y sacerdotes íncubos van empeorando y haciéndose más frecuentes, causando que su comportamiento se vuelva cada vez más errático, deteriorando su carácter y su salud mental, y llevándola inevitablemente por el camino de volver a consumir drogas. A la vez, Matthias se obsesiona cada vez más con el grupo “The Lords” y comienza a investigar sobre ellos hasta que hace un interesante descubrimiento.

A partir de aquí no quiero revelar nada más, pero puedo decir que la película comienza a caminar sobre arenas movedizas, donde el avance es lento y los pasos son cada vez más pesados y uno puede estar seguro de que finalmente terminará hundiéndose. Y no estoy poniendo este ejemplo para graficar algo que está mal, sino todo lo contrario.

El aspecto visual del film es impactante, y la atmósfera de pesadilla constante que logra es única
El aspecto visual del film es impactante, y la atmósfera de pesadilla constante que logra es única

The Lords of Salem está más cerca de lo macabro que del horror. Las visiones y pesadillas que tiene la protagonista durante el film, y la historia que avanza a su propio ritmo, cocinándose lentamente mientras nosotros sufrimos lo que estamos viendo gracias a la excelente actuación dramática de Sheri Moon Zombie que nos hace conectar emocionalmente con su personaje, provoca la misma sensación que se tiene al ver películas del estilo de Jacob’s Ladder (de la que hablaré en otro momento) donde la realidad empieza a confundirse y todo parece adquirir la lógica de los sueños y las pesadillas.

Al igual que sucede en Rosemary’s Baby de Roman Polanski o en Suspiria de Darío Argento, que además son dos de las muchas influencias que tiene The Lords of Salem, vemos a una protagonista que no sabe bien qué es lo que le está pasando, aunque tiene la certeza de que algo va terriblemente mal. Sin embargo, a diferencia de los dos filmes mencionados, en esta película Rob Zombie intenta que el espectador vaya acompañando a la protagonista a través de las horribles experiencias que va sufriendo en vez de ser un espectador pasivo que sólo observa el desarrollo de la historia.

Estamos ante una película genuinamente sucia y perturbadora, el trabajo más personal de Rob Zombie como director, y cuyas escenas logran molestar al espectador cada vez más, acumulándose hasta que uno se llega a sentir incómodo y hasta diría incluso violado psíquicamente. Es una de esas películas que se quedan en tu cabeza mucho después de haber terminado, que además te deja con preguntas sin responder, y aún así con la certeza de que esas preguntas no hace falta que sean respondidas, porque parece que las respuestas están en lo profundo de tu mente aunque no sabes cuáles son ni mucho menos cómo expresarlas.

Algunas curiosidades:

  • Esta fue la última película del veterano actor Richard Lynch, quien falleció en 2012. Debió interpretar al reverendo Hawthorne, pero a causa de su deteriorada salud y una ceguera parcial las escenas con él no pudieron ser rodadas apropiadamente y debieron rehacerse usando al actor Andrew Prine que también interpreta a Francis Matthias.
  • A diferencia de la mayoría del cine actual, donde se abusa de los efectos especiales digitales, esta película no hace uso de esa tecnología en ninguna de sus escenas.
  • Uno de los jueces que participó en los juicios a las brujas de Salem en la realidad se llamó John Hawthorne.
  • Dentro del guión original hay escenas de una película dentro de la película, llamada Frankenstein and the Witch Hunter, que Matthias y su esposa van a ver gracias a entradas gratis que reciben del programa radial de Heidi. Rob Zombie filmó todas las escenas de esta sub-película usando a los actores Udo Kier, Camille Keaton y Clint Howard, pero en la edición final todas estas escenas fueron cortadas.
  • Rob Zombie escribió una novelización de la película junto con el escritor Brian Evenson. Según Zombie, la novela está basada en su guión original, que difiere mucho de la versión final del guión que fue usado para la película.
0 0 voto
Calificación
0
¡Nos encantaría leer tus comentarios!x
()
x