‘The centaurs’ (1921): fragmentos de animación para enmarcar

Cuando nuestro compañero ilustrador Arkaitz González  me mostró este maravilloso corto no pude más que compartirlo con vosotros; hablo de los fragmentos de The centaurs de 1921, que se posiciona en los orígenes de la animación americana.

Tal es su importancia que está clasificado en la Biblioteca  del Congreso de Estados unidos, que por si alguno lo desconoce se encarga de preservar los archivos de vital importancia en diversos campos como la literatura o el cine. Y es que este cortometraje de animación pertenece al famoso humorista gráfico y animador Winsor McCay, al que seguramente conozcáis por su emblemático personaje Gertie el dinosaurio. Por desgracia, el paso de los años ha pasado factura a esta cinta de la que solo se conservan fragmentos del metraje original.

Es innegable que la calidad de la animación de este corto es magistral, totalmente impresionante tratándose de un filme de principios de los años 20 e inacabado. Es una pena que no se conserve el material de forma completa para saber las intenciones de McCay para con el cortometraje que carece de argumento aparente y da lugar a multitud de especulaciones.

Se podría sacar en claro que el corto trata de una pareja de jóvenes centauros que se citan bajo la atenta supervisión de una pareja de centauros ancianos -posiblemente los padres de ella- que a modo de carabinas, terminan por dar su bendición al joven centauro, dato que intuimos tras la repentina aparición de un niño que podríamos considerar hijo de ambos jóvenes centauros que se reúnen con los abuelos para una reunión familiar.

Sea como sea, el argumento en este celuloide es lo de menos, basta con admirar el exquisito tratamiento de la animación que encuentra sus puntos de inflexión en la escena en la que el centauro joven derriba a un pájaro con una pedrada y la escena final del niño revoloteando, ambos fragmentos, alardes de técnica en toda regla. No obstante, quizás por ser un proyecto sin terminar, flaquea en algunos detalles que no se ven en el resto de la filmografía del autor, como la capacidad de que el movimiento parezca lo más real posible con los medios de la época, notable en el movimiento de las patas de los centauros que no acaban de asemejarse a los de un caballo auténtico.

Como curiosidad que es imposible no mencionar, se aprecia una gran influencia de este corto en los centauros que aparecerán 20 años más tarde en la incomprendida película Fantasía, del reconocido admirador y seguidor de McCay, Walt Disney.

La desexualización que no desensualización de los centauros, insinuando los pechos, pero omitiendo los pezones y medio desdibujando el torso, es un recurso que ya vimos usar a MacCay 20 años antes y que Disney repite en su película en la que encontramos semejanzas tanto en temática como en animación respecto al corto original que os descubro hoy.

En definitiva, The centaurs es un cortometraje que vale la pena descubrir, apenas 2 minutos que se quedarán grabados en tu retina a fuego y que te harán adentrarte un poco más en los orígenes de la animación.

0 0 voto
Article Rating
3
0
¡Nos encantaría leer tus comentarios!x
()
x