[HorrorScience] Pobres Criaturas – Poor Things (2023)

Título
Poor Things
Año
2023
Director
Yorgos Lanthimos (Giorgos Lánthimos)
Reparto
Emma Stone, Mark Ruffalo, Willem Dafoe, Ramy Youssef, Christopher Abbott, Suzy Bemba, Jerrod Carmichael, Kathryn Hunter, Vicki Pepperdine, Margaret Qualley, Hanna Schygulla
Guion
Alasdair Gray (obra original), Tony McNamara

Hace poco me hablaron de Poor Things (Pobres criaturas), una película basada en la obra de Alasdair Gray, que cuenta con actores de la talla de Emma Stone, Willem Dafoe y Mark Ruffalo.

Vi esta película sin saber muy bien de qué iba, ya que, al parecer, era difícil de catalogar y algunas personas me la recomendaban, pero avisándome que era “dura” o “extraña y no apta para todo el público”, palabras que me sonaron especialmente bien.

Poco antes de verla, leí una breve sinopsis que la situaba como una especie de homenaje a Frankenstein, pero también me enteré que había quien consideraba este largometraje propaganda feminista. Fue ahí cuando me di cuenta que Poor Things había creado cierta polémica entre un sector concreto de gente, lo cual hizo que me diesen más ganas de verla, algo que hice recientemente.

La película empieza mostrándonos a una mujer saltando desde un puente para suicidarse. Tras eso, vemos a una chica que es exactamente igual que la mujer, pero cuyos actos recuerdan más a los de un niño. Ella es Bella Baxter, el último experimento del profesor Godwin Baxter, quien, usando métodos dignos de un científico loco, decidió resucitarla tras encontrarla muerta.

El propio Godwin Baxter es un experimento andante, está desfigurado y mutilado tanto interna como externamente, debido a que su propio padre experimentaba con él, por el bien de la ciencia. Lejos de sentirse mal por la actitud de su padre y su estado actual, Godwin siente admiración por él, debido a que siempre puso la ciencia por delante, sin preocuparse por cosas como la ética o los sentimientos de afecto.

Bella actúa como una niña, pero progresa mentalmente a gran velocidad, de manera que es muy demandante cuidar de ella y, al mismo tiempo, sacar notas de su evolución, de manera que Godwin decide pedirle ayuda a uno de sus alumnos, Max McCandles, quien, debido a la admiración que siente por el doctor, acepta inmediatamente. Max cuida de Bella, juega con ella, anota hasta el más mínimo detalle de su evolución, pero mientras más tiempo comparten ambos, más curiosidad siente por qué le pasó exactamente a la muchacha, pues la explicación (falsa) que le da Godwin al conocerla no le convence.

La maduración de Bella se vuelve mucho más notable cuando descubre su sexualidad y Godwin, sabiendo que Max se siente atraído por ella, decide hacer un contrato para que ambos se casen, bajo sus condiciones. Éstas las redactará un abogado llamado Duncan Wedderburn, quien también es un mujeriego sin escrúpulos. Al ver a Bella, decide conquistarla para que se fugue con él, algo a lo que ella acepta, pues quiere ver mundo y ni Max, ni Godwin le dan libertad para hacerlo.

Duncan lleva a Bella de viaje. La chica por fin puede descubrir el mundo y, de paso, explorar su sexualidad, algo que el abogado no duda en hacer. Poco después de que empiece su viaje, Bella empieza a salir del hotel sola, perdiéndose por los rincones de la ciudad y disfrutando experiencias que no logra entender del todo. Duncan, al ver que ella está madurando y es más difícil de manipular, decide llevarla de crucero, para asegurarse que así no escapará de él.

En el crucero, Bella descubrirá muchas cosas nuevas, pero sabe que Duncan la tiene como una prisionera y eso le hace despreciarlo más. La relación entre ambos es insostenible. También será ahí donde conozca a un par de personas menos superficiales y más interesantes, con las cuales aprender filosofía, lo cual abre en ella una nueva puerta e ideales para hacer del mundo un lugar mejor.

Tras ver la pobreza con sus propios ojos, decide dar todo el dinero de Duncan a los pobres (o eso cree ella), quedándose ambos sin dinero, lo cual los llevará a vivir como vagabundos en las calles de París. Bella encuentra trabajo de prostituta, donde podrá experimentar con otros hombres, hacer amigas de fuertes ideales y de paso hacer algo de dinero.  Duncan enloquece al saber que se ha vuelto prostituta y ambos terminan la relación, esta vez de manera definitiva.

Por su parte, Max y el profesor Godwin, no superan la ausencia de Bella, pese a estar haciendo un experimento similar con una nueva chica. Bella les escribe algunas tarjetas sobre sus viajes y su ausencia prolongada hace que Godwin empiece a decaer. Su deteriorada salud llega a un punto en el cual ya no hay vuelta atrás y, al saber que morirá pronto, Bella decide volver a casa.

Su reencuentro con Godwin incluye una sincera charla con Bella, donde le explica exactamente qué es ella, algo que la chica se toma bastante bien. Max también parece aceptar la vida que ha llevado Bella, pues sigue enamorado de ella, de manera que, ahora sí, deciden casarse de mutuo acuerdo. Lamentablemente, Duncan tiene un as bajo la manga y tratará de arruinarles el final feliz, pues ha descubierto algo del pasado de Bella que puede truncar la felicidad de todos.

 

Poor Things es una película que mezcla cosas extrañas (tanto a nivel de historia como visual) que, en cierto modo, encajan con la edad (mental) de la protagonista.

El inicio del largometraje, con la historia de científico loco que perfectamente podría haber encajado con cualquier película de Frankenstein de Hammer Films, corresponde a la infancia de Bella, donde ha de aprender, al mismo tiempo, que debe obedecer a su figura paterna. El hecho de que esta parte sea en blanco y negro, me parece fantástico, pues no solo trae a nuestra mente las películas de monstruos de Universal, sino que también es una buena manera de representar la infancia de la protagonista, pues la infancia del cine, también fue en blanco y negro.

Una vez Bella descubre su sexualidad, esta se une a la lista de curiosidades que de por sí ya era bastante grande. Resulta difícil evitar que conozca el mundo, ha llegado la adolescencia, y qué mejor manera de representarlo que marchándose de casa con una persona que se aprovecha de ella por su juventud e inocencia. Esta parte nos da algunas escenas sexuales, pero también empezará a mostrar una protagonista idealista, que quiere mejorar el mundo, pero no es capaz de soportar cómo realmente es. A nivel visual, esta parte es la mejor de todas. Las escenas de Lisboa y la del crucero se ven impresionantes y hacen que el largometraje rebose imaginación y demuestra lo mediocres que son otras películas a la hora de usar los escenarios como parte de la historia.

 

La tercera parte, podríamos decir que Bella ya es adulta, pero en sus primeros años, lo cual viene acompañado de su primer trabajo, que resulta ser el burdel. Aquí tenemos una fase de experimentación sexual que cabalga entre desagradable y divertida. De nuevo, nos encontramos a personas mayores, que se aprovechan de lo que queda de inocencia en ella, recurriendo al chantaje y haciendo ver que la ayudan. En esta parte, Bella puede tener amistades sin que nadie le prive de ello (como si sucedía anteriormente), pero la que parece ser su mejor amiga es un personaje tan plano que sólo sirve para decir la palabra “socialismo” y para tener relaciones sexuales con Bella. Juegan con la idea de una Bella sindicalista, que va a dar el paso de “tener ideas” a “hacer algo”, pero eso nunca sucede, no la vemos en una manifestación, no la vemos organizar nada, no la vemos enfrentarse a la autoridad para defender a un oprimido, nada de nada, lo cual me lleva a pensar que ese trozo es bastante olvidable. A nivel visual, la parte del burdel es excelente, puede que incluso supere las dos partes anteriores, lo cual es difícil.

Finalmente tenemos la adultez madura, Bella regresa a casa y es una persona totalmente opuesta a la que salió por esa puerta tiempo atrás. Lo mejor de esta parte, es ver cómo todos los personajes son iguales a cómo eran en los primeros minutos del largometraje, pero ella ha evolucionado notablemente. Aquí se desvelan todos los secretos, algo que el espectador seguramente esperaba con ansias. Visualmente, sigue siendo interesante, pero por detrás de las escenas anteriores.

Y, cuando parece que la cosa va a terminar, nos falta una pequeña sorpresa que nos lleva a la extravagante parte final de la película que, en cierto modo, enlaza con el principio de la misma y hace que veamos cómo finalmente Bella, que siempre fue inocente en el mejor sentido de la palabra, también tiene sitio en su corazón para la crueldad que tanto detesta, algo que puede olvidarse rápidamente porque el personaje perjudicado es tremendamente cruel (y, por lo tanto, todos nos alegramos de que le pase algo malo), pero que no cambia el hecho de que la protagonista se salte sus propias normas y supere en falta de escrúpulos a su propio creador.

Esta película es un viaje completo. Toca un poco de todo. Tenemos escenarios preciosos, acompañados de un vestuario fantástico, una historia al estilo Frankenstein con escenas crudas, la evolución de una persona durante el trayecto de su vida, recreación sexual con algunas escenas extremadamente particulares, personajes planos, personajes complejos y personajes que amas odiar, y cuando parece que ya se ha cerrado el círculo, nos ofrece una parte final imprevisible a todos los niveles. Obviamente, tantas cosas tienen un precio y es la duración de la película, que se puede llegar a ser larga, pues arranca con mucha fuerza pero pierde intensidad en la parte final de París, donde yo habría recortado algunas escenas por ahorrar unos minutos, ya que, como comenté anteriormente, hay cosas que se mencionan, pero no llegan a nada.

En términos generales, es una película de esas que, si no sabes lo que vas a ver (como es mi caso, pues la vi sin tener ni idea de que iba) te va a sorprender , y si lamentablemente te has autosaboteado leyendo o viendo cosas de ella antes de verla, seguramente pierda casi todo su impacto, aunque aun así, vale la pena verla, pues tiene grandes momentos y una imaginación visual excelente.

Curiosidades:

  • El director le recomendó al guionista que mirase las películas Y la nave va (1983), Belle de jour (Bella de día) (1967), y El jovencito Frankenstein (1974) como referencias para Poor Things.
  • Durante el rodaje, Mark Ruffalo pensó que el papel de Duncan no era idóneo para él, algo que comentó durante el rodaje. Incluso llegó a hacer comentarios de que quizás el actor Oscar Isaac habría sido mejor para interpretar a Duncan. Un día Willem Dafoe apareció con Oscar Isaac en el rodaje, diciéndole a Ruffalo que lo había despedido y que Isaac se quedaba con su papel.
  • El proceso de maquillaje y caracterización de  Willem Dafoe tardaba 4 horas para ponerlo y dos para quitarlo.
  • El pelo de Bela Baxter no deja de crecer durante la película. Para poder caracterizarse Emma Stone tuvo que usar extensiones de pelo, siendo las más largas de más de 120 centimetros.
  • Ramy Youseff trabajó junto a un funerario con intención de mentalizarse para su papel.
  • El aspecto de Bella Baxter fue inspirado por el cuadro de 1911 Nude Girl Standing With Long Black Hair & Blue-Black Drape de Egon Schiele

2
0
Nos encantaría lees tus comentariosx