Título: Mega Man Legends

Mega Man 64

Rockman DASH (En Japón)

Plataforma: PlayStation One, Nintendo 64, PC y PlaySation Portable

Desarrolladora: Capcom, Capcom Production Studio 2

Publicado por: Capcom

Género: Acción RPG, Acción y Aventura, Shooter en 3ra Persona

Lanzamiento: 18 de Diciembre de 1997

Corría el año 1996 y Capcom había cosechado un gran éxito con la saga de Mega Man creada por Keiji Inafune. Tal fue este éxito que crearon una saga spin off conocida como la ‘Saga X’ la cual fue aclamada con buenas críticas y por el grupo de fans de esta; luego de 2 buenísimas sagas, capcom veía el éxito que traía el 3D a los videojuegos, la tecnología avanzaba, y ya el 2D se estaba viendo un poco desfasados comparado con juegos de otras desarrolladoras como Nintendo con su Super Mario 64 por ejemplo, por lo que Capcom junto con Inafune tomaron la decisión de llevar a Mega Man al 3D (esto es una hipótesis personal ya que no encontré información sobre el desarrollo de este juego).

En esta ocasión decidieron no usar aquel clásico juego de plataformas donde tú podías escoger a qué jefe enfrentar, más bien lo volvieron un Action RPG con una historia agradable y algo alejado de las sagas anteriores: Mega Man Legends.

La historia nos sitúa en un planeta Tierra cubierto casi en su totalidad por agua, donde la humanidad sobrevive en las pocas islas que quedaron. Su supervivencia depende de unos cristales llamados Refractores que, al ser rotados a gran velocidad, generan una enorme cantidad de energía que provee a la gente de la Tierra de una vida, más o menos, confortable. Sin embargo, encontrar estos misteriosos cristales no es nada fácil, ya que solo se encuentran en unas peligrosas ruinas ubicadas en lo profundo de la tierra, y que se extienden kilómetros y kilómetros por debajo de la superficie, y que además están infestados por unos misteriosos robots llamados Reaverbots, que son activados por fuerzas desconocidas.

Nuestros héroes Rock Volnutt (conocido como Mega Man), Roll Caskett, una experta en electrónica y mecánica y el sabio abuelo de ésta, Barrell, son un grupo de excavadores que se dedican a explorar las profundidades de esas ruinas para poder hacerse de los refractores y después venderlos o usarlos como energía.

Durante una exploración, y después de haber logrado conseguir, difícilmente, un valioso Refractor en una ruina sobre el mar, su nave llamada “Flutter” tiene serios inconvenientes en su motor y deben hacer un difícil aterrizaje en una isla llamada “Kattelox Island” (Isla Kattelox) y es allí en donde las aventuras de Mega Man y compañía comienzan. Además de buscar un refractor para reparar el Flutter, debes de cuidarte de los Bonnes, una banda de piratas, y descubrir el misterio de la isla. La leyenda cuenta que el Mother Lode está en Kattelox, pero otra leyenda, que está basada en los diversos restos arqueológicos (la variedad de civilizaciones es enorme, y que cada una fue víctima de una catástrofe), cuenta que la isla está maldita y su población será destruida otra vez, por lo que Rock debe evitar eso.

Principalmente el juego trata sobre la exploración tratando de encontrar los refractores ubicados en ruinas de la isla, pero a lo largo que avanzas en el juego habrán giros en la trama que te harán resolver problemas que hay en la isla; como todo RPG habrán armas que tendrás que mejorarlas o mejor dicho subirlas de nivel, para que no se te complique defenderte de algunos enemigos; también como todo Mega Man tendrás que conseguir partes de armadura para mejorar tus defensas y tener movimientos “especiales” por asi decirlo.

El aspecto de gráficos es un tanto caricaturezco, haciendo parecer que estás viendo un anime por así decirlo, que lo volvió muy atractivo para los jóvenes de la época, y lo hace entretenido ya que también tiene una buena calidad de audio, cosa que me gustó bastante…

En cuanto al diseño de los enemigos tales como los ReaverBots, no me agradaron tanto la verdad como los de la saga original o la saga “X” pero, no son malos de hecho, simplemente no fueron muy de mi agrado.

Pero el diseño de los “Bonnes” es algo diferente, me encantaron, me agradó ese estilo con el cual fueron diseñados, sobre todo de Teisel y de Tron Bonne, los cuales fueron unos personajes muy carismáticos.

La curva de dificultad es buena, como todo  juego de antaño tiene gran dificultad, y como en todo buen juego, un jefe final que nos dará una pelea muy difícil.

El inconveniente es que la jugabilidad no es la mejor, de hecho es un tanto mala, como por ejemplo el movimiento de cámara que suele ser muy molesto al estar ajustándola cada vez que uno quiera girar a la izquierda o derecha por ejemplo; también que a la hora de enfrentar enemigos vas a pasar un buen rato tratando de dar un disparo certero, ya que no posee el “Z-Targeting” o Ajuste de cámara,  cosa que sí pasa en juegos como por ejemplo The Legend Zelda: Ocarina Of Time, y que se implementó en su secuela volviendo la jugabilidad mucho más fluida.

En conclusión: a pesar de su mala jugabilidad fue un juego muy bien recibido ya que un Mega Man en 3D era una joya, sin mencionar que su historia es interesante siendo un poco distanciada de los Mega Man tradicionales teniendo su carisma propio, teniendo un mundo por explorar aunque esté algo limitado, siendo uno de los juegos al que los fans tuvieron más cariño y estando cargado de momentos sumamente divertidos. Es, en mi opinión, un juego agradable y entretenido.

¡Sorteo Smash!
¡Participa de nuestro sorteo de Super Smash Bros. Ultimate!