Me gustaría dedicar este artículo a una serie que vi hace un tiempo y que recientemente he vuelto a ver poco a poco, en parte gracias a que sus capítulos son pocos, cortos y no cuentan historias complejas.

La serie en si es Tentai Senshi Sunred (también conocida como Astro Fighter Sunred) y está basada en el manga del mismo nombre, creado por Makoto Kubota en 2005. Tal y como suele suceder, la serie de televisión no llegó a adaptar la totalidad de la obra, de manera que si os gusta, tendreis que recurirr a la obra original para ver el resto de historias (eso si, aclaro que no se ha publicado el manga en español).

Sunred va a comprar pollo frito y le atiende un monstruo pollo

Aunque en el pasado ya dediqué un artículo a unos personajes que aparecen en la misma (los adorables Animal Soldiers) nunca había escrito sobre la serie en términos generales, así que considero que es buen momento de hacerlo ahora, empezando por contar a grandes rasgos lo que os vais a encontrar en un primer visionado.

Florsheim, una malvada organización que quiere conquistar el mundo, ataca sin piedad con sus innumerables y terribles monstruos la ciudad de Kawasaki. Afortunadamente el héroe del sol, Sunred está ahí para detenerlos y acabar así con sus malvados planes de tiranía y dominación.

Cena familiar de los monstruos de Florsheim

Aunque claro, para que Sunred acepte combatir contra los monstruos de Florsheim estos han de pactar el día y la hora con él y no interrumpirle cuando está durmiendo o jugando al Pachinko. Al fin y al cabo defender la tierra es un asunto serio, y no se puede pelear contra monstruos si estas distraído u ocupado en otros asuntos ¿verdad?

Sunred pelea de una manera efectiva, pero poco heroica

Además, si en algún momento los monstruos de Florsheim deciden atacar a Sunred sin su permiso, recibirán una paliza y una reprimenda en público, y es que el héroe del sol no tiene miramientos a la hora de maltratar y humillar a los monstruos que, dejando de lado su plan de dominar el mundo, son unas bellísimas personas que se preocupan por el medio ambiente y son muy amables con los vecinos de su barrio, incluyendo a Kayoko, la novia de Sunred, la cual no dudará en pedir consejo a Vamp, líder de los monstruos, experto cocinero y mejor persona.

Los monstruos de Florsheim son trabajadores y no atacan nunca a la gente común

Y es que los problemas de Kayoko empiezan con su propio novio, Sunred, el cual es un vago redomado que no trabaja, no ayuda en casa y se pasa el día durmiendo, viendo la tele o gastándose el dinero jugando al pachinko. Además de eso, la actitud de Sunred hacia el resto de vecinos no es que sea ejemplar, no se preocupa en hacer vida social, ni acudir a las reuniones de vecinos y solo tiene trato directo con los monstruos de Florsheim, a los cuales combatirá de una manera mucho más parecida a como lo haría un delincuente que un héroe.

Sunred es vago y malcarado

Y esa podría ser la descripción básica de Tentai Senshi Sunred una serie donde se nos explica el increíble duelo entre el bien y el mal desde una perspectiva algo distinta a la habitual, pues parodia (y muy bien) todos los tópicos de las series Sentai y Toukatsu (vamos, de héroes a lo Power Ranger o Kamen Rider) humanizando mucho a sus personajes independientemente del bando en el que se encuentren.

Los monstruos en una cita en grupo

Si bien al inicio de la serie simplemente parece que el hecho de que los monstruos de Florsheim sean tan estúpidamente educados y bondadosos (al estilo Ned Flanders) pueda ser culpa de su líder, Vamp, el cual actúa como si fuese la madre de todos los monstruos (en el sentido más literal de la palabra), descubriremos que los otros monstruos que hay por el mundo tienen un estilo muy similar, incluyendo al General Hengel, el “Maestro de las tijeras”, otro líder de Florsheim que, pese a que adora la pornografía y las mujeres, es tremendamente educado y sigue la línea del ya citado Vamp.

Pese a querer dominar el mundo Vamp y el General Hengel son educados y agradables

La misma norma se puede aplicar a Sunred, el cual no es (ni de lejos) el único héroe con malos modos que existe por el mundo. De hecho, según nos van dando a conocer más personajes veremos cómo los héroes más poderosos que él son todavía más brutos y sádicos, hasta el punto de que el propio Sunred ha de tratar de salvar a los monstruos de Florsheim para que no salgan mal parados. También aparecerán otros villanos dispuestos a dominar el mundo y en ese momento descubriremos que los monstruos de Florsheim no son tan débiles (ni raros) como parece.

Antes Sunred formaba parte de un trío, así que los monstruos se llevaban palizas mayores

Y es que la relación entre Sunred, su novia Kayoko y los monstruos de Florsheim es una de las pocas cosas que vemos evolucionar durante la serie, la cual se desarrolla sin tramas complejas que requieran varios capítulos, lo que la hace muy disfrutable y fácil de seguir.

Sunred regañando a los monstruos para que se esfuercen más

En total tenemos 52 episodios de unos 12 minutos cada uno, la mayoría de ellos formados por gags independientes que narran situaciones de la vida cotidiana de los monstruos de Florsheim, desde las dudas existenciales de Godom y Somorra (que no importan a nadie) a “la ambición de Gaimu” (un monstruo que quiere comprarse un perro); las recetas (reales) del general Vamp o los cortos de los encantadores Animal Soldiers (cuatro monstruos de peluche que trataran de acabar con Sunred sin demasiada fortuna, y es que su aspecto encantador y su pequeña estatura les jugarán malas pasadas).

Vamp nos enseñará a preparar platos deliciosos y a reutilizar las sobras para evitar comer comida basura

Un ejemplo de cómo son los pequeños fragmentos que dividen los capítulos, es que el general Vamp ha ganado una bicicleta rosa en la rifa de la organización malvada a la que pertenece y mientras se da un paseo de prueba con ella se encuentra con Sunred y su novia. Tras saludarlos educadamente, Vamp verá como Sunred lo humilla por conducir “una bicicleta de viejas” y le termina robando la bici solo por fastidiarlo, para luego perderla y darle un disgusto al pobre Vamp. El héroe termina ganándose una regañina por parte de su novia por actuar como un matón y no dejar disfrutar al resto.

A Sunred le encanta fastidiar a Vamp

Los desternillantes gags y las constantes referencias y parodias al género de los héroes (como cuando se nos muestra a Sunred y los monstruos de Florsheim actuando como si fuesen personajes serios) es lo que me hacen recomendar esta serie, incluso si nunca os habéis sentido demasiado atraídos por los héroes con cascos de colores que hacen poses raras y derrotan a enemigos ridículos.

Porque sí, soy consciente de que el género de los héroes japoneses es algo que muchos consideran patético e infantil y que la calidad de la animación de esta serie deja que desear comparada con la de muchas otras series del país nipón, pero os aseguro que vale la pena ver, aunque sea, dos o tres capítulos. Estoy seguro que más de uno se identificará con los personajes y se reirá de las situaciones que, pese a haberlas visto cientos de veces en otras series, nunca se contaron desde una perspectiva como esta.

¿Como terminará la reunión de vecinos?

Y para finalizar me veo con la obligación de comentar algunas cosas muy divertidas incluidas en los openings y endings de la serie, donde (además de mostrar a Sunred y los monstruos actuando “seriamente”) veremos situaciones impensables como que el héroe ponga a la venta su supermoto (y rebaje el precio, capítulo a capítulo) o de ver a gente (real) que vive y trabaja en la ciudad donde sucede esta historia, cantando el ending de la serie y bailando con un tipo disfrazado de general Vamp.

¡Sorteo Smash!
¡Participa de nuestro sorteo de Super Smash Bros. Ultimate!