Título:
Spheroids

Plataforma:
Wii U, PlayStation 4, PlayStation Vita, Xbox One y Windows 10

Desarrolladora:
Eclipse Games

Género:
Plataformas

Lanzamiento:
05/01/2017 (Wii U)
10/01/2017 (PS4, PSV)
20/01/2017 (PC, W10)

Parece que muchos juegos indie recientes se han inspirado en la jugabilidad clásica de Buster Bros., aunque no todos con el mismo nivel de acierto. ¿No sabes de qué estoy hablando? Entonces muy probablemente seas más joven que yo, ya que estoy hablando de una saga bastante antigua de Capcom, de la cual he disfrutado de una de sus entregas en la clásica Super NES (SNES) llamada, como no podía ser de otra forma, Super Buster Bros.

Spheroids mezcla el estilo de Buster Bros., con una aventura de plataformas clásica en 2D, aportando un ligero cambio en cuanto a la mecánica de juego estándar en los juegos de plataformas.

Spheroids te pone en las botas temblorosas de Lucas, un muchacho canadiense nervioso que debe poner fin a los esferoides alienígenas (una criaturas con formas esféricas, obviamente) que desean convertir también en esferas todo lo que en el mundo de Lucas es cúbico (que básicamente es TODO, incluyendo al propio Lucas). La jugabilidad es prácticamente copiada de Buster Bros. (Pang! en oriente) con segmentos intercalados de plataformas.

Para quien no lo conozca, que seguro son muchos en estas épocas, Pang! consiste en disparar a burbujas con el fin de reventarlas y dividirlas en burbujas más pequeñas que eventualmente desaparecen cuando también se les dispara. Esto se vuelve una locura cuando luego de ir reventando varias burbujas grandes la pantalla comienza a llenarse de pequeñas burbujas enemigas. Obviamente, si una de ellas te toca, mueres. Y para pasar al siguiente nivel, tienes que destruir todas las burbujas antes del tiempo límite. Dejo aquí un vídeo gameplay de Super Buster Bros.:

Los segmentos de plataformas en Spheroids te permitirán correr, saltar, invertir la gravedad (como en Mega Man 5 por poner otro ejemplo también de Capcom), balancearse desde el techo y teletransportarse al fondo (como en Mutant Mudds). Esto suena como una carga de diversión asegurada y, afortunadamente, ¡lo es! Los controles son muy precisos y la mezcla llena de acción y de elementos de juego ofrece una variada y agradable campaña de principio a fin.

Una cosa en la que Spheroids sobresale es su tonto sentido del humor. No es que vayas a morir de risa, pero las escenas entre Lucas y su amigo científico Otto te mantendrán con una sonrisa.

El estilo visual del mundo de Lucas está lleno de texturas de color y bloques que hacen un gran trabajo estableciendo cuan cúbica es su realidad. Si hasta tiene pantalones cuadrados, como cierta esponja famosa llamada Bob. A medida que Lucas avance en la aventura, visitará muchos lugares del mundo real incluyendo Japón, Brasil, Egipto, Rusia, Kenia, India, Grecia y, finalmente, Isla de Pascua, también muy al estilo de los plataformas clásicos de los ’80 y ’90. Cada uno tiene su propio esquema de color y fondos que proporcionan una variedad visual decente. Los efectos de sonido son bastante satisfactorios, mientras que la música se adapta a cada área muy bien. En general, este es un juego agradable y su presentación alegre sólo amplifica la diversión.

Como se puede ver por la lista de lugares, la campaña de Spheroids es bastante larga. Jugarás durante horas y todavía tendrás mucho más que ver y hacer. Además de esto, la cantidad de variedad implementada hace que no se vuelva repetitivo. Algunas partes te obligan a avanzar rápidamente a medida que el suelo se deshace, mientras que otros segmentos te enfrentan a una cantidad insana de enemigos al mismo tiempo en una área cerrada.

Aunque hay mucha variedad, el hecho de que no haya peleas contra jefes es una oportunidad perdida. Es un juego tan imaginativo que esperaba ver peleas de jefe igualmente creativas pero no hay ninguna. Hablando de la variedad, también es decepcionante ver que tiene sólo un modo de juego y que ni siquiera cuenta con objetos coleccionables o sistema de puntuación. Como resultado, casi no hay valor de rejugabilidad, y cuando lo termines, se acabó. Sería genial tener tablas de calificación online, encontrar trajes ocultos y desbloquear contenido adicional, pero estas características por desgracia están ausentes.

Aun así, Spheroids es un juego muy divertido, pero tiene sus desventajas. Por ejemplo, casi no hay castigo por morir, ya que empiezas un poco antes de donde perdiste, con los enemigos que derrotaste y las puertas que abriste, tal cual estaban antes de perder. Esto merma mucho la dificultad a tal punto donde incluso las partes más duras pueden ser pasadas  luego de algunos reintentos sin necesitar mucha habilidad.

Spheroids es un buen juego de plataformas, y una experiencia divertida. Si tuviera más valor de rejugabilidad y una dificultad más alta o al menos la posibilidad de elegir entre un modo fácil y uno difícil, entonces lo consideraría una evolución muy mejorada de los clásicos Buster Bros. y ganaría más en la calificación final. Aun con esto, si te gustó Mutant Mudds, entonces seguramente te gustará este. Y si eres de los viejos como yo, y te has quedado con ganas de más Pang!, no dejes de darle una oportunidad, su precio vale las horas de diversión que te dará.