[HorrorScience] The Wicker Man (1973)

Título: The Wicker Man

Año: 1973

Duración:  90 minutos

Director: Robin Hardy

Reparto: Edward Woodward, Christopher Lee, Britt Ekland, Diane Cilento, Ingrid Pitt, Lesley Mackie,

Guión: Anthony Shaffer, David Pinner (novela)

Hoy voy a hablar de una película atípica que estuvo muy cerca de no llegar a ver la luz por asuntos de producción y desinterés general, pero que finalmente lo hizo y ha ido ganándose poco a poco un sitio como película de culto. Estoy hablando de The Wicker Man, conocida también como El hombre de mimbre.

La película está basada en un culto pagano real (del cual quedan algunas celebraciones venidas a menos en nuestra sociedad actual) y en la novela Ritual de David Pinner.

Nuestro protagonista es Neil Howie,  un policía tremendamente religioso que recibe una carta donde le dicen que una niña pequeña ha desaparecido desde hace casi un año, de manera que decide viajar a la zona (una remota isla escocesa) para investigar a fondo el asunto.

Tras llegar a la isla y descubrir lo rústicos que son los habitantes, empieza su investigación sin demasiada suerte, pues no parece que la pequeña chica exista, ni siquiera su supuesta madre la reconoce. Mientras más profundiza en la sociedad que forma la isla y contacta con diferentes personas, más se horroriza nuestro puritano protagonista, pues allá donde va, ve creencias que no comparte y comportamientos pecaminosos que parecen ser comunes entre la población. Todas esas costumbres provienen de la religión de la zona, basada en rituales paganos dedicados a Dioses ya olvidados.

Rowan Morrison la niña desaparecida
Rowan Morrison la niña desaparecida

En el transcurso de su investigación Howie consigue dar con una pista que le puede llevar directamente a la chiquilla, pero para poder avanzar tiene que tratar con el mandamás de la isla, Lord Summerisle, el cual tendrá con él una charla bastante interesante que el policía despreciará por su alto contenido en blasfemias.

Tras decidir volver a casa para avisar a los policías de que en esa isla sucede algo raro, nuestro protagonista descubrirá que su hidroavión no funciona, de manera que tiene que quedarse más tiempo en la isla. Esa situación no parece entusiasmar a nadie, pues ese mismo día los isleños tenían pensado hacer un ritual muy especial y la presencia de Howie podría arruinarlo todo.

He visto El hombre de mimbre tres veces en mi vida, la primera vez  por televisión, siendo adolescente, la segunda con 20 años y la tercera una década más tarde. El tiempo transcurrido entre cada visionado me ha hecho variar mi perspectiva sobre la película, pues cuando la vi por primera vez me pareció muy rara y divertida, mientras que las dos veces siguientes me ha parecido tremendamente ácida, crÍtica y en cierto modo aterradora (al mismo tiempo que se mantenía su rareza y diversión).

El hombre de mimbre es una película exagerada y puede que incómoda para mucha gente (especialmente en su día) pero también me parece muy inteligente en la manera que presenta su propuesta. Cada vez que Howie ataca a los isleños por sus rituales pecaminosos muestra un total fanatismo hacia la religión que le enseñaron, dejando claro lo cerca que están ambas creencias del extremo, algo que lamentablemente vemos día a día. De hecho, la conversación entre Lord Summerisle y Howie es tan particular que nos hace ver al señor de la isla como un tipo inteligente y lógico y a Howie como un fanático enajenado, cuando se supone que es al revés.

Howie: Esas mujeres están desnudas saltando sobre una fogata! Summerisle: Si saltasen vestidas sería más peligroso
Howie: ¡Esas mujeres están saltando desnudas sobre una hoguera!
Summerisle: Si saltasen vestidas sería más peligroso

En ese sentido hay que aplaudir el trabajo de Edward Woodward, actor que da vida a Howie, por su interpretación como hombre puritano atrapado en un sitio donde su fe se pone a prueba en cada rincón. Sus reacciones al ver a gente fornicando en mitad del campo, al ver que en la escuela se enseña sexualidad, o el hecho de que nadie en la isla crea en Jesucristo, son excelentes. Casi te puedes creer que Edward es un tipo extremadamente religioso y se ofende de verdad, especialmente porque aunque empieza calmado, termina perdiendo los papeles por cualquier cosa.

Este personaje, pese a ser un tanto exagerado (aunque en el mundo real exista gente mucho peor que él) intenta ser sensato y lógico, pero el hecho de que esa gente no tenga las mismas creencias que él, le nubla el juicio constantemente y le saca de quicio (tampoco ayuda que no paren de entorpecerle con la búsqueda de la niña desaparecida). Es bastante gracioso que en un momento concreto, Howie use la lógica para justificar hechos y demostrar a los paganos lo equivocados que están, pero un minuto más tarde se deje llevar por su fanatismo religioso achacando todos los hechos a la voluntad de Dios.

Howie perderá los papeles en más de una ocasión
Howie perderá los papeles en más de una ocasión

El resto de personajes son muy exagerados y divertidos, incluso Lord Summerisle (Cristopher Lee) que aparenta ser tranquilo, tolerante e inteligente, termina mostrando su fanatismo y locura.

Dicho todo esto, conviene aclarar que esta película es tremendamente rara y puede decepcionar a mucha gente, pues aunque se pueda catalogar como un largometraje de suspense con algo de terror, también es una especie de musical, dando como resultado una combinación tremendamente particular. Creo que la mejor manera de ver el hombre de mimbre es con la mente abierta, sin esperar ningún tipo de película concreto y sin saber demasiado sobre la trama, si os engancha, disfrutareis cada escena y os impresionará el final.

Los rituales paganos son muy particulares
Los rituales paganos son muy particulares

Curiosidades sobre la película:

  • Pese a que los hechos suceden entre primavera y verano, la película fue rodada en invierno, de manera que los actores pasaron mucho frío en algunas escenas y a veces tenían que ponerse hielo en la boca para que no saliese vaho al hablar.
  • Los productores de esta película se querían desentender de ella, e incluso decidieron recortarla para venderla pensando en sesiones dobles. Más tarde, cuando se intentó recuperar el metraje recortado para hacer la película completa, este había sido tirado a la basura impidiendo recuperar todas las escenas. Afortunadamente Roger Corman (quien iba a publicar la película en Estados Unidos) tenía una copia del largometraje completo.
  • Debido al poco interés de los productores y a la falta de promoción de la película, Christopher Lee se dedicó a promoverla hablando de ella a críticos de cine, ofreciéndose incluso a pagar las entradas de cine. Según parece Lee estaba tan interesado en esta película que prácticamente actuó gratis para que el dinero de su salario pudiese invertirse en ella.
Christopher Lee se involucró totalmente en la película
Christopher Lee se involucró totalmente en la película