[HorrorScience] The Walking Dead (1936)

Título: The Walking Dead

Año: 1936

Duración: 66 minutos

Director: Michael Curtiz

Reparto: Boris Karloff, Ricardo Cortez, Edmund Gwenn, Marguerite Churchill

Guion: Edward Adamson, Joseph Fields

The Walking Dead es un título sobradamente conocido por todos gracias a los cómics y la serie de televisión, pero hoy no vamos a hablar de esos muertos vivientes, sino de la película de 1936 del mismo nombre, protagonizada por uno de los iconos del cine de terror clásico: Boris Karloff.

La historia comienza con un juicio contra un tipo que ha cometido fraude, su abogado le dice que no tiene nada que temer ya que “su banda” tiene amenazados a todos los jueces, de manera que ninguno se atreve a condenar a uno de ellos. Sin embargo el juez Shaw es un hombre decidido y tras meditarlo no se deja intimidar por las amenazas de los matones, así que condena al estafador y lo manda a prisión, lo cual siembra la sorpresa entre la banda de maleantes.

Tras su acto de justicia el juez se convierte en alguien tremendamente popular, lo cual dificulta que los matones puedan acabar con él sin que se organice un escándalo y una posterior investigación. Sin embargo uno de los matones tiene una solución mejor, usar a John Ellman (el cual fue condenado por el juez Shaw a 10 años de prisión por un homicidio involuntario) como cabeza de turco.

Ellman dirigiéndose a la silla eléctrica
Ellman dirigiéndose a la silla eléctrica

El plan sale según lo acordado y John Ellman es condenado a morir en la silla eléctrica, pese a que el insiste en su inocencia y asegura que hay testigos que pueden demostrar que no mató al juez. Esos dos testigos están presentes en el juicio, pero no testifican por miedo a las represalias que puedan tener por parte de los matones. Días más tarde deciden hacer lo correcto para evitar que Ellman muera siendo inocente, pero su testimonio no llega a tiempo y el condenado muere en la silla eléctrica.

Habiendo demostrado su inocencia post-mortem, el Dr. Beaumont (jefe de ambos testigos) decide experimentar con el cuerpo del difunto para tratar de devolverlo a la vida, cosa que consigue… a medias. Ellman resucita pero sus facultades mentales parecen estar mermadas, lo cual hace que se comporte de una manera inquietante, además, por algún motivo ahora parecer tener conocimiento de todo lo que le sucedió y es capaz de adivinar donde se encuentran las personas responsables de su muerte, habilidad que usará para vengarse.

Ellman resucita en unas extrañas condiciones
Tras resucitar Ellman no actúa con normalidad

The Walking Dead es una película corta, intensa e interesante. El filme trata temas que aun permanecen vigentes como la corrupción, la justicia manipulada por el miedo y el uso de personas pobres como cabeza de turco, junto a otros más típicos de esta clase de películas como el regreso tras la muerte, la venganza o la devoción científica que puede llegar a la locura, dando una suma bastante acertada para una película tan corta.

Si bien es cierto que el foco de la película es el personaje interpretado por Boris Karloff, el cual es muy interesante como “muerto viviente” y nos regala muchos momentos siniestros, como sus paseos por el cementerio, sitio al que considera que pertenece, o los momentos en los cuales descubre y persigue a las personas responsables de su muerte.

Todo ello hace que recomiende esta película, aunque ya aviso que no es una película de zombis, por mucho que el título a día de hoy esté relacionado con los no-muertos devoradores de cerebros.

Nada parece parar al muerto viviente
El muerto viviente no se detendrá hasta completar su venganza

Curiosidades sobre la película:

  • La escena en la que resucitan a Ellman es un claro homenaje a Frankenstein (1931) película en la que Karloff interpretó al monstruo.
  • Durante el rodaje Karloff tuvo algunos problemas de voz, lo cual restó dialogo a su personaje (haciendo que Ellman recordase una vez más al ya mencionado monstruo de Frankenstein)
  • Bill Hinzman, el primer zombi que aparece en La noche de los muertos vivientes (1968) se basó en la postura y la manera de andar de Karloff en esta película para interpretar los movimientos de su personaje, dando lugar así al movimiento estándar de los zombis en películas posteriores.
0 0 voto
Calificación
2
0
¡Nos encantaría leer tus comentarios!x
()
x