[HorrorScience] Halloween 4 (1988)

Título: Halloween 4: The Return of Michael Myers

Año: 1988

Duración: 88 minutos

Director: Dwight H. Little

Reparto: Donald Pleasence, Ellie Cornell, Danielle Harris, George P. Wilbur, Michael Pataki, Beau Starr, Kathleen Kinmont

Guión: Dhani Lipsius, Larry Rattner, Benjamin Ruffner, Alan B. McElroy

Luego del experimento que se hizo con Halloween 3 tuvimos que esperar 6 años hasta que vio la luz la cuarta parte de esta franquicia, en gran parte debido al bajo rendimiento económico de esa tercera parte en comparación con las dos primeras. Halloween 3 intentó marcar el camino que los creadores de esta saga querían y que era lanzar una película al año que sea independiente de la anterior, bajo el mismo nombre de la franquicia pero con personajes distintos, una historia diferente, y basadas especialmente en historias que tengan algo que ver con la celebración de Halloween e incluso de sus orígenes, el Samhain. Sin embargo, la imagen de Michael Myers, el protagonista de las dos primeras películas, se había hecho tan fuerte que el público asociaba esta saga directamente con ese personaje, y es por eso que llovieron muchísimas críticas sobre esa tercer película con una historia en la que Myers no tenía nada que ver, y donde incluso se lo muestra en cierta escena como un personaje de ficción.

Seis años más tarde alguien decidió que era tiempo de volver a lucrar con esta franquicia, y esta vez le darían al público lo que querían: Michael Myers tiene que aparecer nuevamente en escena. Esta cuarta película además, y como para que no quede ninguna duda al respecto, se llamó Halloween 4: El retorno de Michael Myers.

La historia comienza el 30 de Octubre de 1988, un día antes de Halloween. El día está soleado y aparentemente muy tranquilo, y vemos algunas casas ya decoradas para la festividad. Por la noche en cambio está lloviendo torrencialmente, y una ambulancia va rumbo a un hospital donde, al llegar, un médico y una enfermera le informan a uno de los guardias de la entrada que vienen a recoger y trasladar a un paciente al hospital de Smith Grove. La mujer se queja de haber llegado tarde a causa del temporal y el guardia se ofrece a acompañarlos por las instalaciones.

Mientras los acompaña, el guardia les comenta que el paciente que vienen a buscar es peligroso, que hace una década atrás asesinó a más de 16 personas, y que su propio médico le disparó 6 veces y luego lo prendió fuego causando que ambos casi muriesen carbonizados. De esta forma entonces al guionista no le hace falta nada más que esa breve secuencia para poder continuar la historia que supuestamente había terminado en Halloween II, haciendo de cuenta que Michael Myers en realidad no murió y tampoco su médico, el Dr. Sam Loomis, un clásico de la saga.

Loomis regresa en esta 4ta. parte de la saga
El Dr. Sam Loomis regresa en esta 4ta. parte de la saga

Al llegar donde está el paciente el guardia se retira y se presentan con el Dr. Hoffman, administrador médico del hospital donde está internado Myers. El guardia ya les había comentado que se alegraba de que por fin se llevasen a Myers de allí, y al parecer el Dr. Hoffman también se alegra de sacarse de encima a este paciente, porque si bien el problema del guardia con Myers es que le tiene un poco de miedo, el problema de Hoffman es que por alguna razón detesta todo lo sucedido en el pasado y tiene cierto odio hacia Loomis, de quien espera que ahora que Myers es trasladado a otro lado se jubile o, en sus propias palabras, se muera.

A continuación cargan a Myers en la ambulancia y mientras lo trasladan la enfermera pregunta si Hoffman mencionó si Myers tenía algún pariente vivo, a lo que el médico contesta que sí, su sobrina que vive en su pueblo, aunque es una niña y por eso no puede ser su tutora, por lo que Michael es propiedad del estado. Ni bien escucha esta información Michael ataca y mata al médico, comenzando así nuevamente así su misión, que como vimos en las dos primeras películas, se trata de eliminar a todos los integrantes de su familia, asesinando a casi cualquier otra persona que se cruce en su camino.

En la escena siguiente vemos a una niña pequeña mirando hacia afuera a través de una ventana de su casa, y suponemos enseguida que esa niña es justamente la sobrina de Michael de la que acabamos de enterarnos de su existencia. No tardamos en enterarnos que se llama Jamie, y que está siendo cuidada por una familia que la ha adoptado como su hija, destacando el personaje de Rachel, que hace la función de su hermana mayor y la cuida y quiere mucho, preocupándose porque la niña hace 4 noches que no duerme ya que sufre por la pérdida de su madre, que aparentemente murió en un accidente hace 11 meses y no es otra más que Laurie Strode, la protagonista de los dos primeros films, y hermana de Michael Myers. Mientras la niña miraba por la ventana podemos ver que en el exterior está la ambulancia que trasladaba a Michael, pero luego de entablar una conversación breve con Rachel, Jamie mira nuevamente al exterior y la ambulancia ya no está.

Jamie, la sobrina de Michael, claramente asustada
Jamie, la sobrina de Michael, claramente asustada

Jamie entra en su habitación, la ventana está abierta, se acerca al armario desde donde toma una caja que tiene ahí guardada y dentro de ella hay una foto de su madre, Laurie, a la que mira durante un momento. Luego la guarda, se acerca a su cama y se arrodilla a su lado dispuesta a rezar. El destello de luz producido por un relámpago nos permite ver a través del reflejo en un espejo que Myers está ahí. La puerta del armario se abre lentamente. Jamie se acerca al armario, encuentra una muñeca en el suelo, la recoge y cierra la puerta. Cuando vuelve hacia su cama la puerta vuelve a abrirse, y de pronto Myers toma uno de sus pies desde debajo de la cama. Jamie logra soltarse, pero aparentemente Michael está en todos lados porque también se encuentra en el armario, y en el pasillo justo delante de la puerta de su habitación, esperándola. La niña grita, y sus padres adoptivos se acercan corriendo, descubriendo a la niña metida en el armario, con un ataque de nervios y abrazando con fuerza la caja donde tiene guardados algunos recuerdos y la foto de su madre. Claramente todo fue una pesadilla o alucinación de carácter premonitorio.

Al día siguiente, 31 de Octubre de 1988, los padres adoptivos de Jamie se preparan para salir y también lo hace Rachel, pero su madre está al teléfono con la que cuidaría a Jamie esa noche quien le informa que no podrá acudir ya que se ha lastimado patinando, así que la madre le pide a Rachel que cuide de su hermana adoptiva esa noche, provocando una discusión entre ambas ya que Rachel tenía pensado salir con un chico llamado Brady, quien al parecer esa misma noche se le declararía.

Por su lado, Loomis se dirige a la oficina de Hoffman, y se queja con él de que no le han informado sobre el traslado de Myers. Hoffman se excusa en que Myers era un paciente y un preso federal, y por lo tanto está sujeto a la ley federal, pero Loomis dice que no se trata de un paciente cualquiera, que están hablando del mismísimo diablo reencarnado. Hoffman entonces le dice a Loomis que está harto de sus sermones, que hace 10 años que viene con lo mismo, y entonces Loomis le pregunta si sabe qué día es, qué fecha es ese día, y le dice que todos los días se mira al espejo y recuerda lo sucedido, y que no quiere que nadie más tenga que volver a pasar por eso. Hoffman termina la conversación diciéndole que cree que él es quien necesita un psiquiatra (en lugar de Myers), y justo suena el teléfono. Cuando atiende la llamada se entera entonces de que ha habido un accidente con la ambulancia que trasladaba el cuerpo, por lo que Loomis sonríe con sarcasmo y sale rápidamente del lugar.

Myers vuelve con su máscara y su cuchillo de carnicero
Myers vuelve con su máscara y su cuchillo de carnicero

Ambos médicos llegan a la zona donde está la ambulancia, y el sheriff les informa que supuestamente fue un accidente, que se salieron de la carretera a causa de la tormenta y cayeron por un terraplén. Loomis pregunta que cuántas personas viajaban, a lo que Hoffman contesta que 4 además de Myers. Luego pregunta que cuántos cadáveres encontraron, y el sheriff contesta que es difícil saberlo porque estaban destrozados. Loomis entonces se acerca a la ambulancia, que está del revés, semi-sumergida en el cauce de un río y con manchas de sangre en las puertas de atrás y uno de los laterales. Observa el interior, destruido y también con manchas de sangre, y luego dice “Se ha ido. Ha estado aquí, pero se ha ido.”

Loomis decide ir inmediatamente a Haddonfield, que está a unas 4 horas de viaje, y desde ese momento comienza la clásica persecución de Loomis hacia Myers, al igual que vimos en las dos primeras películas, en las que Sam siempre parece estar pisándole los talones a Myers mientras éste se dedica a acrecentar su número de víctimas cada vez más.

Halloween 4: El retorno de Michael Myers es una película aceptable y marca el regreso de Myers a esta saga de la que nunca volvió a irse. A pesar de la vuelta del asesino querido por todos los fans de esta franquicia, se nota un bajón en su calidad general, tanto en guión como en dirección, teniendo fallos importantes en cuanto a escenas con errores varios, y una historia que deja diversos cabos sueltos especialmente al meter un personaje totalmente innecesario como es la sobrina de Michael, Jamie, que para colmo de males es la protagonista. La ausencia de John Carpenter y Debra Hill para esta secuela se nota y mucho. Aún así, cumple con su cometido como película del subgénero slasher, y entretiene a la vez que recupera aunque sea un poco de la esencia de los dos primeros filmes.

Algunos datos curiosos:

  • En el guión original el nombre de Jamie era Britanny, pero fue cambiado a modo de homenaje hacia Jamie Lee Curtis (quien hace el papel de Laurie Strode).
  • La escena en la que Jamie está mirando por la ventana mientras llueve, y se ve la ambulancia afuera, aunque más tarde vuelve a ver y la ambulancia ya no está, era diferente en el guión original y fue cambiada por razones desconocidas. La escena original tenía a Jamie viendo la lluvia por la ventana, y luego al entablar conversación con Rachel ya no miraría hacia fuera, en donde veríamos a la ambulancia llegar y detenerse.
  • Cannon Films, que había acabado recientemente de filmar The Texas Chainsaw Massacre 2 (La masacre de Texas 2) se comunicó en 1986 con John Carpenter y Debra Hill para adquirir los derechos de Halloween y crear una nueva película de la saga, que sería la número 4. Carpenter escribió el guión en conjunto con Dennis Etchison (quien había escrito novelizaciones de Halloween II y Halloween III), y finalmente a Cannon no les gustó el trato que tenían con Carpenter y Hill, y rechazaron el proyecto. Este proyecto fue a parar a manos del productor Moustapha Akkad quien dijo que el guión no le gustaba para nada porque era “muy cerebral” y que Myers debía volver a escena siendo un asesino a sangre fría. Todo terminó con Carpenter desentendiéndose del proyecto y vendiéndole todos los derechos a Akkad, que encargó hacer un nuevo guión y al no estar carpenter involucrado también tuvo que conseguir un nuevo director.
  • En la película se usaron dos máscaras para Myers. Esto no sería un problema si no fuese porque una tenía el pelo castaño oscuro y la otra tenía rizos rubios, cosa que en algunas escenas se nota bastante.
  • Las quemaduras y cicatrices de Loomis cambian todo el tiempo durante la película, demostrando un gran fallo del equipo de maquillaje, incapaz de reproducir el mismo tipo de maquillaje para diferentes escenas.