[HorroScience] Los Visitantes – Besokarna (1988)

Título: Besökarna

Año: 1988

Duración: 109 minutos

Director: Jack Esgard (Jokim Esgard)

Reparto: Kjell Bergqvist, Lena Endre, Johannes Brost, Patrick Esgard, Joanna Berglund, Jonas Olsson

Guión: Jack Esgard, Patrick Esgard

Esta película es algo difícil de localizar debido a que su título, pues tanto en inglés (The Visitors) como en español (Los Visitantes) es bastante genérico y puede ser confundida rápidamente por muchas otras películas (incluyendo varias comedias protagonizadas por Jean Reno) y además en algunas ocasiones también ha sido llamada Paranormal Visitors, aumentando así la confusión, de manera que si buscáis esta película, os recomiendo que lo hagáis por el título original: Besökarna.

La película trata de un publicitario que se muda con su mujer e hijos a una casa en Suiza. El estado de la luminosa y acogedora mansión es excelente, pues al parecer los últimos inquilinos lo dejaron todo arreglado antes de irse. Solo hay que darle una pequeña mano de pintura y poner algo de papel de pared para que quede perfecta y eso será lo que veremos durante los primeros minutos de la película que están llenos de escenas familiares.

El nuevo hogar de la familia de Frank
El nuevo hogar de la familia de Frank

El padre de familia, Frank, tiene un nuevo proyecto publicitario que ha de aumentar su reciente éxito profesional, pero alguna cosa no sale bien y sus ideas quedan rechazadas temporalmente, dándole una segunda oportunidad al publicista para que idee algo mejor, lo cual no evita que Frank se sienta fracasado y discuta con su mujer.

Ante este panorama, y tras soportar los reproches de su mujer, Frank empieza a tener insomnio, y deambular por la casa de noche, bebiendo cerveza sin parar y tratando de ingeniar algo que lo saque del apuro económico en el que se verá si no consigue tener nuevas ideas para su trabajo.

Las discusiones entre Frank y Sara serán constantes
Las discusiones entre Frank y Sara serán constantes

Frank empezará a obsesionarse con pequeños detalles de cosas que suceden en la casa, como ruidos o encontrarse abierta una puerta que él mismo cerró la noche anterior. A esto se le suman otros extraños contratiempos, como que haya una habitación donde el papel de pared se despegue constantemente por mucho que Frank vuelva a ponerlo.

Su mujer, Sara, achaca todas estas cosas a la tensión que está viviendo (y posiblemente a la alta cantidad de alcohol que bebe) así que intenta hacer que deje de pensar en esas cosas y se centre en su familia.

Sabiendo que es lo mejor para su salud mental, Frank decide jugar con sus hijos en el bosque, relajarse y dejar que sus ideas fluyan para poder mejorar su trabajo. En un momento dado, y en plena charla familiar con sus hijos una horrible visión se apodera de él: Una sombra se mueve por las ventanas de su casa, concretamente por la buhardilla.

¿Alucinación o realidad?
¿Alucinación o realidad?

Tras volver a toda prisa a casa, Frank entra en la buhardilla y encuentra una puerta sellada, junto a huellas recientes, así que llama a su mujer para demostrarle que no está loco. Lamentablemente, las huellas “desaparecen” en cuanto Sara sube a la buhardilla dejando en una mala situación al padre de familia, que decidirá llamar a un experto cazafantasmas para que le ayude con su problema. Lamentablemente, esto será la gota que colme el vaso de la paciencia de Sara, la cual ya está completamente convencida de que Frank está totalmente loco, pues ni se molesta en disimular delante de sus hijos.

El experto cazafantasmas, Alan, no es una buena influencia para Frank, pues le cuenta casos e historias que ha vivido u oído parecidas a lo que sucede en su casa. Tras instalar un montón de enormes trastos (medidores de energía y cosas así) y pasar una noche en vela (emborrachándose), uno de los aparatos se activa provocando un sobresalto a ambos.

Una vez más, la solución al enigma parece estar en la buhardilla, concretamente tras la puerta cerrada, así que solo queda forzar la entrada y resolver qué es lo que pasa en la casa. ¿Existirá algo sobrenatural en esa casa? ¿Están locos Frank y Allan?

Frank, Allan y las cervezas
Frank, Allan y las cervezas

Los Visitantes es una película un tanto particular en su desarrollo, pues centra toda la trama en la relación entre Frank y Sara y la locura que se va apoderando de él. Sí, es una película de casas encantadas, pero no esperéis ver paredes sangrando, espectros atravesando pasillos o cadáveres arrastrándose tras los propietarios, ya que la mayoría de situaciones paranormales de la casa son ruidos, puertas que no se cierran y otros elementos que podríamos considerar cotidianos en su mayor parte.

El director buscó una manera muy efectiva de meternos en tensión, no mostrando nada claro y haciendo que temamos cosas tan absurdas como un ruido en mitad de la noche, manteniendo hasta casi el final de la película la incertidumbre sobre lo que está pasando en la casa. Esa decisión fue la correcta, teniendo en cuenta que la película no parece contar con un presupuesto muy grande.

Personalmente, he de decir que me gusta esta película. Al principio puede hacerse molesta, con todas esas escenas familiares y luego las discusiones entre Frank y Sara por motivos laborales, pero entiendo que todo esto viene para mostrarnos a los personajes en situaciones realistas y relativamente cotidianas. El actor que hace de Frank es bastante exagerado en su carácter, pero no en su actuación, que mejora conforme avanza la película, y seguramente es eso lo que hace que esta película me parezca digna de una puntuación mayor a la que he visto que le daban en las webs que la han comentado.

El cartero protagonizará algunos de los momentos más ridiculos
El cartero protagonizará algunos de los momentos más ridículos

 

Curiosidades sobre la película:

  • El personaje del cartero está interpretado por uno de los guionistas del film.
  • La mayoría de carteles, portadas e incluso el tráiler de esta película, vienen con spoiler incluido, no digáis que no os he avisado.
  • Algunas cajas de VHS y DVD tenían una imagen que aparecía si movías la caja. No sorprende que esa imagen sea el mismo spoiler que aparecía en los carteles y el tráiler.