Título: Paper Monsters Recut

Plataforma: PC, Wii U

Desarrolladora: Crescent Moon Games

Publicado por: Mobot Studios

Género: Plataformas

Lanzamiento:
16/10/2014 (USA)
13/11/2014 (EU)

Todo lector asiduo de esta página web sabrá reconocer que soy especialmente aficionado a las aventuras gráficas y a los videojuegos de plataformas, dos géneros que me acompañan desde mi infancia, y si bien como videojugador juego con diferentes plataformas y a muchos géneros distintos fuera de los dos anteriores, son esos dos los que elegiría sin dudarlo para los dos primeros puestos si tuviera que hacer una lista de mis géneros favoritos.

Es por esa razón que cuando me encuentro con un juego nuevo perteneciente a alguno de esos dos géneros, decido probarlo independientemente de cómo se ve, de las calificaciones que haya tenido por parte de otras personas, o de si pertenece a una compañía importante o a una que se está estrenando en este medio. Claro que jugarlos, o que sean mis géneros favoritos, no quiere decir que luego me gusten todos ellos.

Paper Monsters Recut es una actualización mejorada y en HD del juego Paper Monsters disponible para plataformas móviles como iOS, Android y Windows Phone, y que fue lanzado por la compañía indie Crescent Moon Games allá por el 2013, cosechando gran éxito en esas plataformas.

A simple vista el juego parece un plataformas de corte infantil, con su estética que imita técnicas como la papiroflexia y el collage para crear los escenarios, los objetos que aparecen en ellos, los diferentes enemigos, y hasta el propio protagonista hecho de cartón. Una visión más detallada nos confirma la primera impresión: es un plataformas destinado a un público joven, ya no sólo por su aspecto sino también por su escasa dificultad. Pero esto último no es malo ni quiere decir que el juego se torne aburrido, porque realmente me he divertido bastante jugándolo, sino que los jugadores experimentados no encontrarán la misma dificultad que en algunos títulos del género, y si bien es muy entretenido y sirve para relajarse y distraerse, la aventura no nos durará demasiado si somos dedicados.

Los escenarios en el desierto tienen estilo western
Los escenarios en el desierto tienen estilo western

A diferencia de su hermano menor para móviles, en este se han implementado mejoras gráficas como para ponerlo un poco a la altura de estos sistemas más potentes (PC y Wii U). El juego corre a 1080p, y tiene efectos de iluminación dinámicos que le otorgan una sensación de profundidad que se ve muy bien. En la imagen que he puesto más arriba puede apreciarse como el protagonista está de espaldas al origen de la luz, y por ende su cara y su cuerpo se ven oscuros, a excepción de una parte de su brazo que está en un ángulo en que sí es alcanzado por la luz. Este efecto de iluminación hace que las cosas se vean más o menos iluminadas según el ángulo en que están ubicadas o que cambie la tonalidad en consecuencia al color de la luz ambiental. Sin embargo, se nota que el efecto está aplicado “a medias” y que ciertas sombras y reflejos no se corresponden con la iluminación de la escena, causando así que por ejemplo tu personaje reciba luz de frente y se ilumine su cara y su cuerpo, pero la sombra esté proyectada hacia adelante en vez de hacia atrás como debería ser en este caso.

Gráficamente y como ya he mencionado antes el juego presenta una estética infantil, muy colorida, con escenarios variados y como todo plataformas clásico, en donde atravesaremos niveles de jungla, desierto (este con estilo Salvaje Oeste), lava y nieve. Destaca además la inclusión de otro tipo de escenarios fuera de lo tradicional, como los niveles extra de pasteles y dulces, los “de terror” con ambientación estilo celebración de halloween, los niveles acuáticos en los que manejarás un submarino (o mejor dicho, te conviertes en uno), y los niveles espaciales en los que contarás con traje de astronauta, un jetpack (mochila con propulsores) y un arma de rayos.

No puede faltar el típico "mundo" de lava
No puede faltar el típico “mundo” de lava

Paper Monsters Recut bebe directamente de muchos plataformas clásicos, y toma fórmulas jugables que todo jugador de la saga de Mario reconocerá inmediatamente: para eliminar a los enemigos debes saltar y caerles encima, si juntas 100 botones (el equivalente a las monedas) recibes una vida extra, y debes entrar en tuberías para transportarte a otra zona del nivel o del mapa. También encontrarás otro clásico de los plataformas actuales, y es el conocido movimiento del “doble salto”, con el que puedes simplemente volver a presionar el botón de salto cuando estás en el aire para obtener un segundo impulso y alcanzar así lugares más altos. Esto no acaba ahí, sino que también se toman un par de conceptos de otros juegos de Nintendo en particular, como por ejemplo la cabeza de águila en Super Mario Bros. 2 de NES, que abre su boca cuando finalizas algunos niveles y debes meterte en ella, y aquí aparece el mismo concepto pero en vez de ser una cabeza de águila tiene una forma más propia de los enemigos de este juego.

paper-monsters-recut-combogamer-05
Una clara referencia a Super Mario Bros. 2

También veremos referencias a Yoshi’s Island en el hecho de que nuestro protagonista se puede convertir en diferentes vehículos, como un submarino para recorrer algunos niveles acuáticos, o un vehículo terrestre en cierto nivel oculto en el juego. Y esto último es algo de lo que debo hablar: el juego contiene un buen puñado de contenido extra, en forma de un mundo oculto con varios niveles, un nivel extra escondido en casi cada mundo, y 3 fases de bonus que primero deberemos descubrir dónde están ubicadas y luego podremos acceder a ellas según la cantidad de botones dorados que tengamos. Y estos botones dorados a su vez están escondidos en cada uno de los niveles, incluyendo los niveles extra, y hasta en el propio mapa en zonas ocultas a las que llegaremos por ejemplo atravesando paredes falsas. Además de esto, y si queremos lograr el 100% del juego, en todos los niveles tendremos que recolectar 3 clips dorados que están más o menos ocultos o en lugares difíciles de alcanzar.

¿Has jugado alguna vez al Mutant Mudds? Bueno, varios videojugadores afirman que este juego tiene un estilo parecido. Sin embargo es bastante más simple que el juego del muchachito rubio, mucho más sencillo y sin embargo más variado y con más contenido.

Varios niveles en este juego están ambientados de noche, como por ejemplo en este escenario nevado
Varios niveles en este juego están ambientados de noche, como por ejemplo en este escenario nevado

La música y los sonidos son correctos, pero fácilmente olvidables y genéricos. Las melodías tienen ritmos alegres en su mayoría, pero el gran fallo consiste en que no son suficientemente largas y por ende se repiten varias veces en cada nivel, con el agravante de que en otros niveles dentro del mismo “mundo” oirás la misma melodía, cosa que no se hace especialmente molesta pero sí que provoca que el apartado musical deje de interesarte luego de un rato de estar jugando.

Los enemigos son variados, hay una buena cantidad de personajes distintos y eso es bueno, pero quedan un poco opacados por el hecho de que muchos se parecen entre sí, y además se eliminan casi todos de la misma forma y con la misma facilidad, clara prueba del tipo de público al que el juego está enfocado. Los jefes finales si bien no son particularmente difíciles de superar, sí que nos presentarán un reto un poco mayor.

La jugabilidad es buena, el personaje se controla muy bien y responde rápidamente a nuestro control. El juego se mueve fluido y no hay mayores problemas excepto unos bugs presentes en la versión de PC y en la de Wii U, y otro exclusivo de la versión para la sobremesa actual de Nintendo. Los bugs compartidos son varios, y están dados en la forma de que puedes quedarte atascado en muchas zonas de diferentes escenarios, simplemente por haber saltado hacia cierta pared, o haberte ubicado en un lugar entre un bloque y otro objeto, en el que pudiste entrar pero luego no puedes volver a salir, y la única forma de avanzar que tienes es salir del nivel desde el menú de pausa, perder lo que hayas hecho hasta ese momento en el nivel, y empezar de nuevo. También está el hecho de que puedes llegar a alcanzar zonas a las que se supone que no deberías llegar, y por ejemplo ves que el cielo “se termina” y detrás de él hay otro cielo, o incluso puedes llegar a salir de un nivel acuático y quedar convertido en submarino en vez de haber vuelto a la normalidad. En la versión de Wii U además tenemos una fase en particular que al comenzar tiene una caída de frames brutal, y debes jugar un buen tramo de ese nivel con un salto de cuadros espantoso que complica un poco tu precisión con el control y además se ve bastante mal, aunque afortunadamente el problema desaparece al superar aproximadamente la mitad del nivel. Fuera de estos errores, que los desarrolladores ya han anunciado que solucionarán con un próximo parche y que además afirman que agregará alguna que otra sorpresa extra, Paper Monsters Recut se juega muy bien y divierte lo suficiente como para mantenerte entretenido unas cuantas horas.