Cine

[Artículo] Maestros del horror: Lugosi vs Karloff

Puede que no sepas quiénes son Bela Lugosi y Boris Karloff, pero seguro que conoces a Drácula y al monstruo de Frankenstein, personajes que ellos inmortalizaron en los años 30. Ambos actores fueron importantes para el cine de terror pero ¿quién fue mejor?

Si alguien dice Drácula, ¿qué es lo primero que os viene a la mente? Un vampiro, sí, pero ¿cómo es él? Pues trajeado, bien peinado, con modales de aristócrata y capaz de convertirse en un ser despiadado de un segundo a otro cuando se ve amenazado o cuando ha de mostrar su superioridad ante los humanos. ¿Y si hablásemos del monstruo de Frankenstein? ¿Qué recordáis? Seguramente un tipo grandote, lento, parco en palabras, con la cabeza cuadrada, y dos tornillos en su cuello.

Si esas descripciones encajan con lo primero que os ha venido a la mente, lamento deciros que no pensáis en Drácula y el montruo de Frankenstein, sino en Bela Lugosi y Boris Karloff, los dos actores que inmortalizaron ambos personajes a principios de los años 30 y que influenciaron de manera definitiva el aspecto de esos monstruos, hasta el punto que todas las referencias y parodias que se hacen de ellos están basado en esas interpretaciones y no en las descripciones que se dan en sus libros de origen.

Ambos actores se convirtieron en símbolos del terror durante décadas y eso los llevó a compartir película en más de una ocasión, aumentando considerablemente las ganancias en taquilla. La popularidad de ambos hizo que enseguida circulasen historias sobre su supuesta rivalidad (en términos no-profesionales) o comentarios que aseguraban que ambos se despreciaban, idea que ha perdurado hasta el día de hoy. Sin embargo, los hechos parecen demostrar lo contrario, pues según se sabe, ambos se llevaban muy bien tras las cámaras, más allá de su rivalidad profesional, porque es cierto que ambos compitieron por el mismo papel en alguna ocasión.

Sin embargo, entre los fans del terror clásico siempre quedará la duda (o el debate) de cual de ellos fue el mejor. Muchos alaban a Lugosi por ser la primera estrella, la que dio pie a otras películas del género. Otros comentan que Karloff tuvo una carrera mucho más sólida, lo cual convierte ese debate en algo muy parecido a lo que sucede cuando se juntan fans de Star Wars y Star Trek o de cómics Marvel y DC.

Por mi parte quiero hacer algo bastante sencillo: simplemente comentar de manera muy breve algunas películas que ambos actores hicieron juntos y concretar ligeramente quién salió favorecido por el guión o por actuación, en una especie de duelo de Lugosi vs Karloff. Pero antes de eso quizás sea mejor que os hable brevemente de los protagonistas, para que os hagáis una idea de a quien estamos comparando.

Lugosi Karloff BelaBela Lugosi (1882-1956): Actor Húngaro, llegó a Estados Unidos haciendo una obra de teatro donde representaba a Drácula, y precisamente ese fue su papel estrella desde que lo interpretó en Dracula (1931) dirigida por Tod Browning. Lugosi apenas hablaba inglés y su acento húngaro le daba a sus diálogos un “realismo” que cautivó al público. Su actitud de galán y sus educados modales terminaron por perfilar al Conde en la gran pantalla, y a Lugosi en la intimidad, pues es de sobra conocido que era muy atento con las damas.

Cuando le ofrecieron el papel de monstruo de Frankenstein lo rechazó, porque el personaje no tenía diálogos y “era todo maquillaje y gruñidos.” Además Lugosi quería interpretar al Dr. Frankenstein, no al monstruo. Esa decisión, tomada en un momento de máxima popularidad, no fue del todo acertada como él mismo señaló años más tarde, cuando finalmente interpretó al Monstruo en Frankenstein Meets the Wolf-Man (1943).

Lugosi tuvo una carrera llena de altibajos, e hizo muchos trabajos “alimenticios” en films de poca monta, lo cual le preparó (en cierto modo) para afrontar el final de su carrera donde trabajó para Ed Wood, el considerado peor director de cine de la historia. La salud de Lugosi también sufrió un destino similar, pues se volvió adicto a la morfina y tuvo episodios de alcoholismo durante años. Cuando Ed Wood consiguió que Lugosi obtuviese un contrato para hacer un programa de televisión en el cual se pasaban viejos films de terror y todo parecía mejorar para el húngaro, le llegó la hora de morir, lo cual nos dejó dos curiosidades para la posteridad. La primera es que Bela fue enterrado vestido de Drácula y la segunda es que sus últimas grabaciones fueron usadas por Ed Wood para hacer la película Plan 9 of Outer Space (1959), que se estrenó tras la muerte del actor. Y es que, ya lo dijo el propio Bela, “Drácula no muere jamás.”

Lugosi Karloff BorisBoris Karloff (1887-1969): Desde muy joven se dedicó a la interpretación en el teatro, prácticamente actuando para sobrevivir, Karloff tuvo su oportunidad de oro cuando Lugosi rechazó el papel de monstruo en Frankenstein, ya que se lo ofrecieron a él. El actor puso todo su empeño en ese personaje y la buena recepción del film le abrió muchísimas puertas, inicialmente en el cine de terror y posteriormente en la televisión. Karloff supo ganarse al público interpretando otros papeles principales como en la película The Mummy (1932) pese a que su nombre quedó ligado para siempre al de la criatura creada por el Dr. Frankenstein.

Aunque también trabajó en muchas películas de dudosa calidad, Karloff tuvo una vida profesional mucho más estable que Lugosi, consiguiendo más y mejores papeles que el húngaro y manteniendo su vida privada y profesional en orden. Cuando tuvo que dar el paso a la pequeña pantalla se intentó adaptar de la mejor manera posible, llegando a trabajar hasta sus últimos días pese a su delicado estado de salud, que lo llevó a actuar con una bombona de oxígeno al lado y una silla para poder descansar tras cada escena, y es que él siempre insistió en que “moriría con las botas puestas”.

8 son las películas que voy a comentar, y 8 serán los asaltos que tendrá este “duelo” que espero que os guste.

¡Que empiece el duelo!

¡Que empiece el duelo!

The Black Cat (1934) 

Black Cat Lugosi KarloffDurante un viaje, una pareja conoce al Dr. Vitus Werdegast (Bela Lugosi), y tras llegar a su destino deciden ir juntos a la ciudad, pero sufren un accidente. Lugosi llevará al resto de visitantes a la mansión de su amigo Hjalmar Poelzig (Boris Karloff) al cual hace muchos años que no visita.

La supuesta amistad entre ambos personajes resulta ser un fuerte rencor, pues Lugosi cree que Karloff mató a su mujer mientras él estaba en prisión. Karloff, ante esta acusación muestra a Bela el cuerpo de su mujer conservado como un objeto de museo, lo cual no extraña a Lugosi pues sabe que Karloff es un adorador de las artes ocultas y practica la magia negra. Desde ese momento, el destino de la pareja que habita en la casa queda en manos de ambos personajes.

De todas las películas que compartieron, esta es en la que ambos actores tienen una importancia similar, tanto en historia como en minutos en pantalla. El personaje de Lugosi es algo confuso y desenfocado por momentos, Karloff por su parte, resulta muy intimidante pese al aspecto que tiene en algunas escenas.

En esta película yo concedería un empate, pero es cierto que el personaje de Karloff es el villano principal y resulta más interesante, con lo cual, considero esta película como una victoria ajustada para Karloff.

Una partida decisiva

El resultado de la partida decidirá quien vive o muere

 

Gift of Gab (1934)       

Gift of Gab lugosi karloffEsta curiosa película se consideró “perdida” hasta hace relativamente poco, sin embargo, tras verla, los fans de Karloff y Lugosi sólo pudieron decepcionarse, pues es una comedia protagonizada por un charlatán y una emisora de radio, algo que poco tiene que ver con ambos actores que, simplemente, hacen un cameo en ella.

Está claro que esta película no debería ser ni aparecer en un artículo como este, pero he decidido incluirla por su rareza. Un empate es más de lo que puedo darle al duelo entre ambos en esta película.

The Raven (1935)          

The Raven Lugosi KarloffRichard Vollin (Bela Lugosi) un cirujano retirado, salva la vida a la hija del alcalde tras una delicada operación. Con el tiempo se gana la simpatía de la joven y se termina enamorando de ella. El padre de la chica se opone a esa relación, lo cual provoca un enfrentamiento entre ambos y hace enloquecer a Lugosi.

Poco después un criminal (Boris Karloff) contacta con el doctor para que le ayude a cambiar su aspecto y empezar una nueva vida. Tras extorsionarlo, Lugosi consigue convertirlo en su “criado monstruoso” para preparar su venganza, torturando y acabando con todos aquellos que considera culpables de su situación actual, usando diversas historias de Edgar Allan Poe como inspiración para sus torturas.

En esta película se invierten los papeles de The Black Cat, Lugosi tiene el papel de villano principal y una enorme presencia en la pantalla y Karloff pasa a convertirse en un personaje que, pese a ser importante en la trama, no deja de ser bastante secundario y plano.

La interpretación de Bela sale favorecida, no solo por la importancia de su personaje, sino porque este pasa de ser un tipo educado y amable a convertirse en un loco homicida, algo que Lugosi hizo muy bien en Drácula. Karloff tiene un caso opuesto, su personaje pasa de ser un hombre con luces y sombras, a convertirse en la versión light del monstruo de Frankenstein. ¿Acaso les dieron los papeles para que homenajeasen a sus grandes personajes del pasado?

Victoria de Lugosi, pues el papel de Karloff es bastante más simple y poco llamativo.

Lugosi y Karloff "negociando"

Lugosi y Karloff “negociando”

The Invisible Ray (1936)        

Invisible Ray Lugosi KarloffUn solitario científico llamado Janos Rukh (Karloff) descubre que un meteorito de una sustancia desconocida se estrelló en la tierra hace millones de años en una zona de África. Junto con su rival, el Dr. Benet (Lugosi) y otros familiares y conocidos viaja a la zona para investigarlo.

El elemento que forma el meteorito parece ser tremendamente poderoso, con la capacidad de destruir y curar a partes iguales. Janos empieza a investigar en solitario sus propiedades pero queda envenenado por la sustancia, de manera que pide ayuda a Benet para que le haga un antídoto. Mientras continúa investigando en solitario, el resto de científicos de la exploración descubren la sustancia al resto del mundo y la empiezan a usar para curar. El Doctor Janos, ahora enloquecido, se tomará la venganza por su mano liquidando a todas las personas que le acompañaron en su viaje, pues considera que le han robado su investigación.

El protagonista de esta película es claramente Karloff, su trágico personaje es el más importante de todos los que se presentan. Sin embago Lugosi obtiene un personaje secundario muy importante en la trama y su actuación es muy correcta, pues este personaje es “una persona normal”, no está loco ni es malvado, por lo cual no hay interpretaciones exageradas ni caras imposibles.

Ambos actores dan la talla, pero como he dicho, el personaje de Karloff es mucho más interesante y es el centro de la película, victoria para Karloff.

Ambos científicos colaborando

Ambos científicos colaborando

Son of Frankenstein (1939)

Son of Frankenstein Lugosi KarloffEsta película marca dos puntos importantes en la historia de ambos actores, por un lado, es la última vez que Karloff interpretó al monstruo de Frankenstein en el cine, por otro es la primera aparición de Bela Lugosi en la saga que pudo haber sido suya de no haber rechazado el papel del monstruo.

La historia se sitúa décadas más tarde de la película anterior  (La novia de Frankenstein – 1935) y nos cuenta como el hijo del Dr. Frankenstein decide irse a vivir a las tierras de su familia para tener una vida más tranquila y apacible junto a su mujer e hijo. Obviamente, los lugareños no lo reciben con los brazos abiertos, pues su padre dejó una herida demasiado profunda al crear al monstruo, que aún es responsable de las pesadillas de muchos de ellos.

Al poco tiempo de instalarse, el hijo de Frankenstein conocerá a Ygor (Bela Lugosi), un inquitante hombre con el cuello roto que le cuenta que el monstruo que creó su padre no fue destruido como muchos creen, sino que está vivo, pero en un estado de salud muy malo, y que sólo el hijo de quien le dio la vida puede salvarlo.

Pese a que el monstruo es el reclamo de la película, cualquiera que la haya visto sabrá que Ygor se perfila como el principal antagonista del film, quedando el monstruo como una simple herramienta de este. Karloff dijo que dejó de hacer este personaje porque “ya había dado todo lo que podía dar de sí” y no se equivocaba, pues el papel que tuvo en esta película fue un paso atrás con respecto a lo que habíamos visto en las dos primeras partes. Por su parte, Lugosi fue bendecido con el rol de Ygor, el cual considero que es uno de sus mejores papeles, además el personaje fue lo suficientemente llamativo y popular como para volver a aparecer en la secuela del film (Ghost of Frankenstein, 1942) donde estaba todavía más loco.

En cierto modo, podríamos decir que Lugosi se anotó un tanto en casa de Karloff con esta película. Victoria de Lugosi.

Ygor convenciendo al hijo de Frankenstein para que cure al monstruo

Ygor convenciendo al hijo de Frankenstein para que cure al monstruo

 

You’ll Find Out (1940)             

Youll Find Out Lugosi KarloffYou’ll Find Out (conocida en España como El Castillo de los Misterios) es una comedia con tintes musicales y de misterio. La película narra la historia de una chica que celebra su 21 cumpleaños en una mansión que heredará de su padre. En esa fiesta conocerá al abogado de su tia (Karloff) y al espiritista que últimamente la ha estado introduciendo en el mundo de lo paranormal (Lugosi). Durante la noche que pasan en la mansión no dejan de suceder cosas extrañas, pues al parecer alguien quiere matar a la joven heredera. Su novio y los músicos de la banda buscarán al responsable, en lo que podría pasar perfectamente por una película de Scooby Doo (con perro incluido).

Esta no es la clase de película en la que esperas ver a estos dos actores, debido al alto contenido cómico de la misma. Los papeles de ambos son importantes en la trama, pero ninguno de los dos sobresale especialmente en este film, pues la mayor parte de la historia está centrada en otros personajes.

Empate, aunque el papel de Lugosi es bastante más pintoresco que el de Karloff, ninguno de los dos supera al otro.

Ninguno de los dos parece muy convencido de aparecer en esta película

Ninguno de los dos parece muy convencido de aparecer en esta película

 

Black Friday (1940)  

Black Friday Lugosi KarloffEn esta película nos encontramos con que el profesor Kingsley, amigo del Dr. Ernest Sovac (Boris Karloff), queda gravemente herido tras ser atropellado por accidente en un ajuste de cuentas entre gángsters. Karloff, en un intento de salvar la vida de su amigo que tiene serios daños cerebrales, intercambia el cerebro de Kingsley con el del gángster accidentado, salvando su vida pero condenándolo a una doble personalidad. Ese hecho dejará de ser importante para Karloff cuando descubra que el gánsgter muerto, cuyo cerebro ahora está en el cuerpo de su amigo, escondió una increíble suma de dinero que nadie ha encontrado, así que decidirá provocar el regreso de sus recuerdos para poder encontrarlo y quedárselo él.

Inicialmente la idea no parece ser mala del todo, pero cuando el profesor Kingsley empieza a comportarse como el gángster muerto, todo se complica, pues lo primero que hace es eliminar uno a uno a todos sus excompañeros (entre los cuales se encuentra Bela Lugosi).

En esta película no hay ningún enfrentamiento físico ni artístico por parte de ambos actores, de hecho ni siquiera comparten un solo plano juntos. Pese a que parece que Karloff tiene el papel protagonista y Lugosi uno más secundario, en cuanto la historia se relata, el verdadero protagonista resulta ser el profesor Kingsley y su doble personalidad, con lo cual, pese al hecho de que Karloff tenga más minutos en pantalla y sea el responsable del desastre sucedido, considero que en esta película no hay un ganador, ya que ninguno de los dos actores es el principal y no interactúan entre ellos.

Empate con ligera ventaja para Karloff.

Lugosi, como jefe de los gángsters

Lugosi, como jefe de los gángsters

The Body Snatcher (1945)     

Body Snatcher Lugosi KarloffUn estudiante de medicina llega a su nuevo hogar, donde ayudará al reputado Dr. MacFarlane en sus investigaciones y trabajos. Debido a que estudian el cuerpo humano, necesitan usar cuerpos para sus intervenciones y lamentablemente la “materia prima” escasea demasiado últimamente. El siniestro John Gray (Boris Karloff) será el encargado de suministrarles nuevos cuerpos a los científicos,  lo cual causa algunas sospechas entre otros personajes de la historia (como el interpretado por Bela Lugosi), que buscaran sacar provecho de la situación.

Última película que comparten estas dos estrellas y posiblemente la mejor de todas las que he comentado en este artículo, en cuanto a calidad general. Lamentablemente, esa calidad no tiene nada que ver con el pulso que mantuvieron estos dos actores en las películas anteriores, pues esta vez Karloff tiene un papel protagonista (del cual hace una gran interpretación) y Lugosi solo un papel secundario que apenas tiene importancia en la trama, aunque al menos esta vez ambos actores sí interactúan entre ellos.

Victoria de Karloff.

Karloff robando cadáveres

Karloff robando cadáveres

Los resultados del duelo son:

3 victorias para Karloff, 2 para Lugosi y 3 empates.

Karloff sale como vencedor del pulso que tuvieron ambos en estas películas. Si bien es cierto que en algunas de ellas los papeles de ambos eran de una importancia similar, es innegable que Lugosi recibió algunos de menor peso en los últimos años.

Ambos actores trabajaron sin descanso, tanto en producciones importantes de compañías grandes, como en películas mucho más modestas de escasos medios, y es que no se podía esperar menos de estas dos grandes estrellas que amaban con locura la interpretación, como demostraron actuando hasta el final de sus días.

Espero que os haya gustado este artículo, quizás os entre la curiosidad y decidáis ver alguna de las películas aquí mencionadas, o al menos recordareis los nombres de los actores que las protagonizaron.

Para la posteridad quedan sus películas y vídeos como este, donde Karloff y Lugosi bromean y se llaman entre si “Frankenstein” y “Drácula” antes de jugarse el liderazgo de una celebración a una partida de ajedrez.

Tocando AQUÍ puedes comentar esta noticia y otras directamente en nuestro foro

No tienes una sesión iniciada.

No puedes dejar comentarios sin iniciar sesión como usuario.

INICIA SESIÓN O REGÍSTRATE AQUÍ para comentar y acceder a más funciones.