Videojuegos

[Descubriendo Indies] ‘The Tiny Bang Story’

Visitaremos el planeta Tiny Planet para resolver unos puzzles y disfrutar de su estilo gráfico mientras casi sin darnos cuenta salvamos al mundo y a sus despreocupados habitantes de una catástrofe natural

Título:
The Tiny Bang Story

Plataforma:
iOS, Android, PC, Mac

Desarrolladora:
Colibri Games

Publicado por:
Colibri Games

Género:
Hidden Objects /
Point & Click

Lanzamiento:
22/04/2011 (PC)
17/05/2011 (Mac)

Antes de comenzar a escribir esta reseña, y en mi búsqueda de información complementaria por internet, he leído más de una vez que este título es en esencia Machinarium pero sin los robots. No estoy de acuerdo con esa idea y me gustaría dejarlo en claro, además de exponer claramente cómo es el planteamiento de The Tiny Bang Story para que quienes hayan leído esas mismas reseñas escritas por gente inexperta, o que directamente ni siquiera ha jugado el juego, no se lleven una imagen incorrecta de lo que este videojuego del estudio ruso Colibri Games, compuesto por sólo dos personas, nos ofrece.

Sí, ambos juegos tienen personajes y escenarios dibujados a mano, y sí, ambos juegos tienen en común el género del Point & Click. Claro, también hay puzles en ambos, y en los dos nos encontraremos con algunos objetos mecánicos que deberemos hacer funcionar. Ah, y no olvidemos que los dos incluyen también un par de minijuegos. Decir que son esencialmente lo mismo por estas cosas que he listado es lo mismo que decir que la mayoría de las aventuras gráficas son en esencia el mismo juego.

The_Tiny_Bang_Story_ComboGamer_01Todas las aventuras gráficas Point & Click tienen el mismo estilo de juego obviamente por estar dentro de un género determinado, al igual que todos los juegos de conducción o todos los de plataformas. Pero coincidirán conmigo en que los plataformas y los de conducción no son todos iguales. Rayman no es un Super Mario Bros. sin Mario, como tampoco las aventuras plataformeras del fontanero más famoso son un Adventure Island sin Master Higgins; F-Zero tampoco es un Need for Speed pero con pistas y vehículos espaciales, y The Tiny Bang Story no es igual a Machinarium pero sin los robots. Y a estos dos últimos ni siquiera se los puede catalogar dentro del mismo género-subgénero, porque The Tiny Bang Story además de ser una aventura gráfica Point & Click es un juego de Hidden Objects (objetos ocultos, donde hay que buscar varios objetos determinados en un escenario), y no me digan entonces que es igual a Mystery Case: Ravenhearst o alguno de ese estilo, porque tampoco lo es.

El juego comienza mostrándonos a Tiny Planet, un planeta muy pequeño, el cual es golpeado por un asteroide que causa que el mundo se rompa en varias partes con forma de piezas de rompecabezas. Tu objetivo en el juego básicamente es recolectar todas las piezas que han quedado desparramadas por los escenarios y armar nuevamente el planeta. En cada región que visites tendrás como misión recolectar todas las piezas de rompecabezas que estén esparcidas por la zona y lograr desbloquear el camino para avanzar hacia la siguiente región, teniendo además que superar varios puzzles para hacer funcionar mecanismos que nos den acceso a una nueva zona dentro de esa misma región, o accionar alguna palanca que nos abra un baúl donde quizás se encuentre una pieza adicional que necesitamos para completar nuestra misión en esa región. En la transición entre cada región veremos el menú principal que también hace la función de escenario o mapa donde aparece el mundo en forma de tablero de rompecabezas medio vacío y allí debemos colocar las piezas que hayamos recolectado y que estarán disponibles en ese momento para así ir armándolo de a poco hasta llegar a como estaba antes del impacto. Las piezas que recolectamos en cada región nos sirven para completar una sección del mapa que nos abre el acceso a una nueva región, y así sucesivamente.

El estilo gráfico destaca por su colorido y por contener ilustraciones realizadas a mano

El estilo gráfico destaca por su colorido y por contener ilustraciones realizadas a mano. ¿Puedes encontrar las 4 piezas de rompecabezas en esta imagen? Te faltarán 21 piezas más.

Las regiones o escenarios que exploraremos se caracterizan por ser coloridas y representar paisajes pacíficos, donde todo parece estar vivo pero adormecido o en pausa, como si visitaras un pueblo en un día soleado y con la temperatura perfecta, y donde todos estuvieran descansando o disfrutando de la tranquilidad y del silencio. Algo que se nota también es que a pesar de verse como un mundo cuidado y vivo, hay una alarmante ausencia de personajes en el juego, como si este mundo estuviera abandonado por los humanos y dejado a merced de la naturaleza, con unos pocos supervivientes teniendo una vida tranquila y sin preocupaciones. Los decorados son muy imaginativos y muchas cosas parecen sacadas de cuentos infantiles, como casas que son una bota gigante, botellas enormes, ascensores en árboles enormes, o un faro tetera.

La paleta de colores usada es una paleta suave, y combinada con el estilo de dibujo a mano se crea una imaginería que genera una atmósfera única y serena y convierte al conjunto en una delicia visual, haciendo que explorar los escenarios recorriéndolos en detalle con la mirada en busca de las piezas de rompecabezas, a veces camufladas a la perfección, sea una tarea muy disfrutable.

Todos los escenarios del juego tienen un estilo muy imaginativo y sereno

Todos los escenarios del juego tienen un estilo muy imaginativo y sereno

El apartado sonoro complementa perfectamente al apartado gráfico, ofreciéndonos varias pistas instrumentales que encajan perfectamente en esa atmósfera pacífica que el juego propone, contando con instrumentos que emiten sonidos suaves como una guitarra acústica o un xilofón, con un ritmo lento y relajante, y a pesar de que las melodías tienen a repetirse varias veces están a un volumen que permite no se superpone a los sonidos ambientales, como el gorjeo de pájaros o sonidos metálicos y mecánicos producidos por los elementos que usamos o los artefactos que activaremos.

Como ya he mencionado, por el camino irás encontrando un puñado de personajes como por ejemplo una anciana que está tejiendo o un viejo con apariencia de gnomo que fuma en pipa. Sin embargo, estos habitantes lo único que hacen es quedarse sentados o parados pacientemente sin otro objetivo más que ofrecerte alguna pista para resolver un puzzle, o mostrarte un objeto que necesitan para poder darte otro que tú necesitas. Estos personajes se comunicarán contigo mediante burbujas de texto donde las pistas aparecen dibujadas, y no tendrás otro tipo de interacción más que esa, por lo que si a la poca cantidad de habitantes de Tiny Planet le sumamos el hecho de que esos pocos ni siquiera hablan o interactúan contigo más allá de darte algunas pistas sueltas, terminarás teniendo la sensación de que estás prácticamente solo en tu aventura y de ser el único que se preocupa por restaurar el mundo.

Los personajes, muy tranquilos, sólo interactúan contigo dándote alguna pista en forma de dibujo dentro de una burbuja de texto.

Los personajes, muy tranquilos, sólo interactúan contigo dándote alguna pista en forma de dibujo dentro de una burbuja de texto.

Toda la ambientación y la estética lograda con este juego se desperdicia y desluce en lo que parece un producto inacabado. Si bien el juego contiene varios puzzles bastante ingeniosos, no son innovadores para quienes sean aficionados a los juegos de este tipo, por lo que resultarán familiares y se harán más fáciles de completar. Aquellos que tengan problemas con este tipo de juegos y se queden atascados en un puzzle, no tienen la opción de saltearlo como pasa en otros juegos, así que están obligados a resolver todos los puzzles si quieren terminar la aventura. La búsqueda de objetos en los escenarios es entretenida, pero después de cierto tiempo se vuelve monótona y terminarás dando clicks rápidamente moviendo el cursor por toda la pantalla para poder encontrar los objetos que te falten, ya que muchos además están tan bien escondidos o camuflados que se hace muy difícil encontrarlos a simple vista. Para peor, el juego es muy corto, teniendo una duración media de 4 o 5 horas, dependiendo de la velocidad con la que superes los retos que se te presenten, y de esas horas la mayor parte la habrás utilizado buscando piezas de rompecabezas desparramadas por los escenarios o algunos objetos necesarios para avanzar.

The Tiny Bang Story es un juego tan pequeño como su mundo, con un estilo gráfico único que nos vende el producto por los ojos, pero que a su vez desaprovecha ese estilo creando un videojuego que en su conjunto es entretenido pero corto y poco gratificante.

Calificación

Gráficos 80%
Sonido 70%
Jugabilidad 65%
Duración 40%
Dificultad 50%
Conclusión

The Tiny Bang Story es un juego tan pequeño como su mundo, con un estilo gráfico único que nos vende el producto por los ojos, pero que a su vez desaprovecha ese estilo creando un videojuego que en su conjunto es entretenido pero corto y poco gratificante.

Calificación 61% Bueno
Calificación de los Lectores
1 votos
90

Comentarios

Aún no existe un hilo en el foro asociado a este artículo.

No tienes una sesión iniciada.

No puedes dejar comentarios.

Inicia sesión o regístrate como usuario para comentar y acceder a más funciones.