PC / Mac / Linux

[Jugando a…] Gaurodan

Gaurodan ha salido del huevo y esta dispuesto a arrasar las islas Canarias hasta encontrar a su enemigo natural, el poderoso Guayota

Título: Gaurodan

Plataforma: PC

Desarrollador:  Locomalito

Género: Shoot’em up

Lanzamiento: 2013

Los arcades clásicos eran un negocio bien pensando pues enganchaban al jugador con una jugabilidad adictiva que hiciese que este quisiere estirar al máximo la moneda que le había costado la partida. Al ser un negocio los juegos solían tener una dificultad bastante alta (en algunos recreativos las máquinas estaban directamente en el nivel de dificultad máximo) provocando que el jugador tuviese que invertir más monedas para lograr ver más allá de donde se había quedado.

Pese a que esa época (para mal o para bien) pasó a mejor vida, aun quedan juegos que pueden engancharte de la manera más sencilla y al mismo tiempo proponerte un reto que te haga querer jugar más y más. Hoy voy a hablar de uno de esos juegos, Gaurodan, de Locomalito (desarrollador de juegos independiente que publica sus juegos de manera gratuita en su web).

Pantalla de título

Gaurodan es un homenaje al cine de monstruos gigantes (especialmente a Rodan) y también a algunos juegos antiguos como Choplifter o Defender (aunque al contrario de lo que sucedía en esos juegos, aquí no tendremos que salvar a nadie). Todo en el juego está hecho de manera que recuerde a un arcade de mediados de los 80, así que disfrutaremos de gráficos pixelados y músicas chiptune.

La historia nos sitúa en las Islas Canarias donde se tras un terremoto ha aparecido un extraño huevo que contiene dentro al monstruo Guayota. Poco después aparecerá un huevo que contiene a Gaurodan, una especie de dinosaurio volador o pájaro prehistórico que arrasará con todo lo que encuentre hasta encontrarse con Guayota, ya que según las leyendas locales, ambos son enemigos naturales.

Las islas Canarias serán el lugar de los hechos

En cada nivel tendremos un número determinado de objetivos a destruir (nos lo marcan en la parte izquierda de la pantalla) pero normalmente hay más objetivos, de manera que podemos obtener puntos extra y divertirnos un poco más. Entre nuestros objetivos se encuentran el ejército (tanques, aviones, acorazados, bombardeos) y edificios (que en algunas ocasiones nos darán algún power up para aumentar la potencia de fuego de Gaurodan o restaurar parte de su vida). En determinados niveles también tendremos que enfrentarnos a monstruos gigantes que harán la labor de jefes y pondrán a prueba nuestros reflejos y nervios.

Destruyendo la ciudad

Gaurodan puede atacar con dos tipos de disparo, uno de ellos va siempre en línea recta (y es ideal para enemigos voladores que vayan hacia nosotros) y el otro en diagonal hacia abajo. En caso que giremos de izquierda a derecha y usemos el disparo en diagonal Gaurodan podrá disparar directamente hacia abajo, algo útil para terminar de arrasar con edificios, pero arriesgado en caso de querer atacar a la artillería del ejército.

¡Cuidado Gaurodan!

El juego no es muy largo (una vez lo hayáis dominado os durará unos 30 minutos) pero para llegar a completarlo hay que echarle horas y horas, debido a que hay que completarlo del tirón y que solo tenemos una barra de vida (que no nos rellenarán al final de cada nivel). Los primeros niveles serán relativamente fáciles, pero en cuanto nos hayamos hecho al control el juego empezará a subir la dificultad y veremos a nuestro personaje rodeado de disparos enemigos que tendremos que evitar para que no nos rasquen ni una sola ralla de nuestra sagrada barra de vida.

Uno de los jefes

La jugabilidad es adictiva, pero como vamos a tener que estar apretando los botones de disparo continuamente (acabaremos agotados tras una partida intensa) es recomendable usar un mando en lugar del teclado. Algunos mandos que he probado no son compatibles con el juego, sin embargo los mandos con cable de Xbox 360 funcionan sin problemas.

Destruyendo edificios conseguiremos mejoras

Después de 11 niveles donde arrasaremos ciudades, eliminaremos monstruos gigantes y desarrollaremos un tic nervioso para mirar nuestra barra de vida cuando esté muy baja podremos contemplar el final del juego. En caso de haber encontrado todas las bananas ocultas (en clara referencia a los famosos plátanos de Canarias) podremos disfrutar del Banana Ending, que es un pequeño añadido al final con la canción “Mojo Picón” en versión videojuego clásico.

Podemos desbloquear el modo Survival

Inicialmente solo cuenta con el modo de juego principal, pero una vez superemos una cifra concreta de puntos podremos jugar al modo supervivencia, alargado así la vida de este interesante juego que recomiendo a todos los que quieran vivir una experiencia como la de los arcades ochenteros, pero sin el desgaste económico de antaño.


Comentarios

¡Participa en el hilo de esta noticia en nuestro foro!

No tienes una sesión iniciada.

No puedes dejar comentarios.

Inicia sesión o regístrate como usuario para comentar y acceder a más funciones.

  1. De Locomalito he visto que ha sacado un juego estilo Gradius ahora. Se ve genial, siempre he sido fan de Gradius. ¿Lo has jugado, Martin?
  2. De Locomalito he visto que ha sacado un juego estilo Gradius ahora. Se ve genial, siempre he sido fan de Gradius. ¿Lo has jugado, Martin?

     

    Hace mucho jugué a algunos de naves que creo que se llamaban Verminest o algo así, puede que haya hecho una versión nueva.