Tallowmere Nintendo Switch

[Análisis] ‘Tallowmere’ para Nintendo Switch

Hemos jugado este nuevo rogelike para Nintendo Switch, el primer juego de Teyon para la consola híbrida de Nintendo, y te decimos qué nos pareció

Título: Tallowmere

Plataforma: Nintendo Switch

También disponible: PC, Mac, Linux, iOS, Android, Wii U

Desarrolladora:
Chris McFarland (PC), Teyon (consolas)

Publicado por:
Chris McFarland (PC), Teyon (consolas)

Género: Acción, Plataformas, Roguelike

Lanzamiento: 09/11/2017 (Switch)

Tallowmere es un tipo extraño de juego, en el sentido de que emula un título de consola de primera generación, con diseños súper sencillos y fondos inexistentes. Es, en el apartado visual, algo que llama la atención pero en el mal sentido cuando se trata de una consola de nueva generación. Es cierto que estamos en una época de resurgimiento del pixel art, y si bien es algo que personalmente me encanta, es claro que algunos juegos lo implementan con más éxito y sentido que otros. Tallowmere fue un paso más hacia allá (hacia atrás), y su aspecto es incluso el de un juego de una generación anterior a los 8 bits. Es como un juego de PC de la prehistoria, esos que tenías que instalar usando diskettes. ¿Es esto necesariamente malo? ¿Cómo es el juego si se supera la barrera del desagrado visual? Veamos un poco de qué se trata.

Tallowmere es un juego de acción roguelike. ¿Qué es un roguelike? El ejemplo más claro y conocido sería el The Binding of Isaac. Es un juego donde tienes que ir avanzado por distintos niveles generados de forma procedural, hasta morir (porque morirás, y muchas veces) y empezar otra vez desde el principio, intentando una vez más llegar lo más lejos posible (y seguramente morirás, otra vez). Tenemos ante nosotros otra nueva propuesta del género para la Switch. NeuroVoider es un ejemplo de este mismo tipo de gameplay y con gráficos retro que ya está disponible en la consola híbrida de Nintendo, y aunque personalmente me gusta mucho más NeuroVoider, por su estilo gráfico tan guay y su música aun más guay, lo importante es el gameplay y qué tanto nos da el juego de sí, ¿cierto?

En Tallowmere tenemos un elemento de dificultad persistente que es la denominada permadeath. Esto es, muerte permanente. Si mueres, es un game over que te obliga a comenzar desde el principio, y aquí, a diferencia de otros títulos con temática similar, nada se traslada contigo después de morir; pierdes todas las mejoras que hayas logrado. Comienzas desde 0, con la única ventaja de haber aprendido una lección, y con esperanzas de lograr llegar más lejos en tu próxima partida.

Comienzas en una especie de ciudad que sería como tu hogar, con varios PNJ (personajes no jugables), incluida Tallowmere. Ella es tu maestra de mazmorras. También puede curarte, así que asegúrate de usarla a menudo. Puedes volver a la ciudad cuando encuentres los puntos de transporte que se encuentran en cada nivel.

Tallowmere

Los enemigos derrotados arrojan monedas y almas. Las monedas te permiten comprar pociones y equipos, mientras que las almas pueden usarse para aumentar las estadísticas de los personajes, como salud, ataque y varias resistencias.

Los objetos que puedes comprar son aleatorios también, como los niveles, pero eso no importa mucho porque la mayoría del mejor equipo se encuentra en los cofres de tesoro que irás encontrando a medida que progreses en el juego. Algunos de esos cofres son fáciles de encontrar y abrir, pero otros están protegidos por enemigos de élite bastante difíciles de derrotar. Tanto los productos que puedes comprar como los obtenidos en cofres son vitales porque tu equipo inicial no te lleva prácticamente a ninguna parte (aunque los escudos hacen un buen trabajo al bloquear la mayor parte del daño, si te posicionas correctamente).

El sistema de riesgo y recompensa del juego se reduce a las decisiones que tomas sobre cazar a los enemigos para acumular dinero y almas y así poder obtener más mejoras y potenciar tu personaje, o simplemente buscar la llave que te permita pasar a la siguiente habitación sin enfrentamiento. Esto último, aunque suene más sencillo es realmente complicado, ya que los enemigos aumentan de nivel con el tiempo, incluso si no los vas derrotando y si tú no subes de nivel.

Tallowmere

El juego requiere algo de estrategia, porque diferentes grados de rareza en el equipamiento infunde a tu equipo con una variedad de atributos, como por ejemplo uno que me resultó muy útil y es el que sirve para restaurar salud. Sin embargo, la naturaleza aleatoria del juego a veces evita que esto funcione tan bien como uno podría esperar. Construir una buena resistencia al fuego no te servirá de mucho si te encuentras con un grupo de enemigos que lanzan rayos, por ejemplo, o un gran escuadrón de caballeros que infligen daño físico. Los únicos atributos que resultan confiables son los que se relacionan con la salud y tu potencia de ataque, ya que en primera instancia lo que quieres evitar es la muerte, que te hace recomenzar el juego.

El movimiento de tu personaje tampoco favorece tus esfuerzos por lograr sobrevivir. Descubrirás rápidamente que puedes dar grandes saltos y controlar el movimiento en el aire con precisión, pero también resulta que te mueves demasiado rápido y de forma abrupta. Al final te darás cuenta que terminas saltando por toda la pantalla evitando el peligro e intentando defenderte hasta que encuentres la oportunidad de contraatacar. Al principio, resulta una prueba de tu destreza, y luego se convierte en una mezcla de proyectiles y cosas desparramándose por la pantalla a medida que aumentan la dificultad y el conteo de enemigos, que te tendrá haciendo movimientos desesperados y rezándole a quienquiera que le reces en esos momentos.

Tallowmere

Francamente, el nivel de estrategia que debes usar se reduce a medida que avanzas en las etapas posteriores. Al final, la dificultad aumenta al punto en que te alejarás lo más posible de los enemigos, y sucede lo mismo que con NeuroVoider: lo que realmente necesitas es suerte, un arma a distancia, un ángulo seguro y la habilidad de aplastar repetidamente el botón de ataque sin explotarte a ti mismo (un posible y desafortunado resultado siempre que estés equipado con granadas o un lanzacohetes). Cuando estás armado con la variedad correcta de equipo, solo tienes que temer a los monstruos voladores, o a los ogros que lanzan bombas aturdidoras que buscan calor a lo largo de la pantalla.

Como mencioné antes, entre las mejoras que puedes aplicar está la salud. Esto quiere decir que no es que recibas un disparo y mueres, sino que tienes un cierto nivel de energía y cuando llega a cero, prepárate a empezar todo otra vez. Este nivel de energía no es algo que baje de forma irremediable, sino que cuentas con una poción que te sirve para restaurar tu salud, además de un atributo que puedes ganar y sirve para ir regenerando energía. ¿Qué otras pociones hay para ayudarte? Lamento si te decepciono, pero solo hay dos pociones: una es para recuperar salud, y la otra reduce el impacto de los aturdimientos, un beneficio que parece que debe haber sido incluido específicamente para contrarrestar a los ogros antes mencionados. Aprenderás a despreciar a esas criaturas, ya que sus proyectiles incluso atraviesan paredes. Si te encuentras con muchos de ellos en una zona, lo ideal es retirarse y comprar una poción para contrarrestar el aturdimiento.

Las trampas en los niveles son otra fuente de frustración para ti, especialmente las cuchillas giratorias y las boquillas de gas que se encuentran en pasillos angostos que las hacen casi imposibles de evitar. Aunque puedes encontrar y aprovechar los portales para regresar a la ciudad y curarte o hacer algunas compras, puedes suceder que cuando regreses a través del portal te encuentres una trampa justo al lado.

Tallowmere

Obviamente, hay distintas técnicas según qué equipo tengas, y algunas te permiten esquivar trampas con mayor facilidad. Por ejemplo, si te equipas una daga como arma, te harás invisible de forma momentánea si permaneces sin moverte durante un par de segundos. Esto es muy útil para avanzar por zonas con trampas, ya que esas trampas no se activarán si eres invisible. También te permite posicionarte detrás de los enemigos, y al atacarlos causarás un daño mucho mayor que si atacases frontalmente, pero obviamente también revelará tu ubicación luego de atacar, quedando completamente expuesto y con un arma de corto alcance.

Hasta cierto punto, Tallowmere sufre de lo mismo que muchos otros roguelike generados de forma procedural, y esto es el elemento suerte. Significa que tu éxito se define con frecuencia por los elementos encontrados, más que por tu habilidad. Puedes tener partidas donde pierdas muy pronto, debido a la escasez de buenas piezas de equipamiento, y otras partidas donde avanzarás rápidamente por lograr casi desde el principio buenas armas que te facilitan la vida. Obviamente que tu experiencia en el uso de distintas armas y efectos del equipamiento es un factor muy importante, y la práctica te hará mejorar cada vez más, pero realmente si no encuentras equipamiento ideal, es casi imposible llegar al final. Esto, bajo mi punto de vista, no es malo. Es parte de su encanto como juego que crea los niveles de forma aleatoria y asegura que una partida no sea igual a la otra. Es un juego que puedes jugar en cualquier momento y se mantendrá fresco como la primera vez. También es ideal para una consola como la Switch y su componente portátil. Puedes jugar donde quieras, e incluso si no puedes dedicarle toda tu atención al máximo, el disfrute es el juego en sí mismo, y perder no implica más que la oportunidad de recomenzarlo en otro momento y dar lo mejor para intentar llegar más lejos.

Tallowmere

El tiempo que tardas en pasar de un personaje frágil a ser un tipo duro puede ser extremadamente rápido, o tan lento que morirás luego de un largo rato de sufrimiento e insultos lanzados al aire. Lo peor es lograr avanzar al punto de estar cerca de lograr superar tu marca anterior, tener un gran equipamiento con el que te sientes cómodo y confiado, y perder por un descuido, teniendo que empezar todo otra vez, sin una sola pieza de ese equipamiento que tenías, y con la certeza de que es muy posible que no vuelvas a lograr esa misma combinación de equipo otra vez.

Tallowmere es un juego difícil, frustrante, y también divertido. Te encontrarás muriendo una y otra y otra vez, pero siempre vuelves por más, diciendo “esta vez lo lograré” y posiblemente caerás estrepitosamente otra vez, solo para terminar repitiendo el ciclo. También es un juego que mejora notablemente en todo sentido si juegas con compañía: cuenta con modo multijugador de hasta 4 jugadores, lo que hace de la experiencia algo mucho más satisfactorio, ya que pueden tanto facilitar la derrota de enemigos y tu avance por los niveles, como también dificultar tu camino y provocar tu muerte.

Tallowmere

En conclusión, su aspecto y algunos fallos en su gameplay, propios también de su género y su estilo, son puntos en contra. Su diseño de roguelike en 2D, la experiencia de juego, la gran variedad de objetos que irás encontrando y la enorme cantidad de variantes en las combinaciones que tendrás, además de su aspecto multijugador, son puntos a favor. Otro gran punto a favor es su precio (6.99 €), el cual está más que bien por la cantidad de horas de juego y entretenimiento que nos da Tallowmere. Cosas a destacar son una cantidad infinita de niveles generados de forma aleatoria, más grandes y con más enemigos a medida que avanzas, y también tablas de clasificación online para ver en qué puesto te encuentras en el mundo o en comparación con tus amigos.

Si nunca has jugado este tipo de juegos y tampoco te gustan los juegos frustrantes, debo decir que no será el indicado para comenzar. En cambio si eres de los que aprecian un buen reto y no renuncias hasta el final, o simplemente ya tienes experiencia con juegos de este género, sin dudas podrás ignorar sus fallos y disfrutar de lo que Tallowmere tiene para ofrecerte.

Calificación

Conclusión

Tallowmere es un juego difícil, frustrante, y también divertido. Te encontrarás muriendo una y otra y otra vez, pero siempre vuelves por más, diciendo "esta vez lo lograré" y posiblemente caerás estrepitosamente otra vez, solo para terminar repitiendo el ciclo

Calificación 75% Muy bueno
Calificación de los Lectores
0 votos
0

Comentarios

¡Participa en el hilo de esta noticia en nuestro foro!

No tienes una sesión iniciada.

No puedes dejar comentarios.

Inicia sesión o regístrate como usuario para comentar y acceder a más funciones.