Cómics y Animación

[Conociendo a…] Riki-Oh

El mundo donde vive Riki-Oh ha perdido cualquier rasgo de humanidad, como resultado de guerras, crisis económicas,  luchas por el poder y entrega del mismo a personas codiciosas o fanáticas. Este personaje combatirá a su manera las injusticias mientras busca a su verdadero padre

Nombre: Riki-Oh

Nombre real: Riki-Oh Saiga

Primera aparición: Business Jump (1988)

Creadores: Masahiko Takajo y Tetsuya Saruwatari

Son muchas las obras de los años 80 que describían un futuro relativamente próximo, donde el mundo está totalmente devastado (generalmente por una guerra) y su débil sociedad está controlada por grandes compañías que usan a  violentas bandas de delincuentes para extorsionar y atemorizar a la población. Un mundo sin justicia, sin sistema educativo o sanitario y con un clima extremo y hostil, donde los más desfavorecidos no tienen posibilidades de sobrevivir por mucho tiempo.

Ese pesimismo ochentero floreció en cine, cómic, manga y videojuegos, demostrando que ese futuro tan lamentable (y relativamente cercano en más de un sentido) era tremendamente atractivo para el público.

Hay muchas sagas de culto que se crearon en base a ese gusto por lo post-apocalíptico, como por ejemplo Hokuto No Ken (El Puño de la Estrella del Norte), Mad Max o la saga de videojuegos Double Dragon (que originariamente sucedía en un mundo devastado por una guerra nuclear, detalle que se perdió al hacer los primeros ports a consolas y en casi todas sus secuelas).

En esta ocasión voy a hablar de Riki-Oh,  el protagonista de una historia con los mismos ingredientes que las citadas anteriormente, aunque con algunos añadidos muy interesantes, que en ningún momento alejan a la obra de una sensación de desolación y crueldad, palabras que definen perfectamente el mundo que nos encontraremos en este manga.

Un miserable futuro donde todo puede ir a peor

El mundo donde vive Riki-Oh ha perdido cualquier rasgo de humanidad o lógica social como resultado de guerras, crisis económicas,  luchas por el poder y entrega del mismo a personas codiciosas o fanáticas. Del mismo modo, la naturaleza no parece haberse recuperado del trato recibido por los humanos, de manera que el clima es extremo en algunas zonas debido al calentamiento global y conviene evitar algunos elementos meteorológicos como la lluvia, debido a que el agua que cae suele estar contaminada o ser radiactiva.

Las ciudades están en una ruina constante (tanto a nivel económico como a nivel material) y los pocos trabajadores que se intentan ganar la vida sufren abusos constantes del mafioso de turno que generalmente obedece a un pez gordo dueño de alguna corporación.

Esto no le sucede solo a los pobres comerciantes o trabajadores de otro tipo, también afecta a las instituciones. Por ejemplo, en los hospitales se usan unas medicinas que están contaminadas y pueden ser nocivas o letales para los pacientes, porque así favorecen el negocio de la corporación que lo fabrica. De la misma manera, cualquier intento de rebelión sería inútil pues la mafia local se encargaría de matar y torturar a aquel que quisiera hacerse el héroe o a sus familiares más indefensos.

Las cárceles están privatizadas y se usan a los presos como mano de obra gratuita, de nuevo cualquier intento de rebelión será castigado por alguno de los presos que hacen de guardianes de las diferentes partes de la cárcel.

Riki rechazando ser un guardián de la cárcel

Los poderosos tienen todo atado y controlado dentro de sus pequeños reinos y disfrutan de su posición mientras los desgraciados jamás verán la oportunidad de mejorar. No existe nada que pueda modificar los acontecimientos debido a la enorme diferencia entre unos y otros y es por ello que un personaje como Riki-Oh es algo tan necesario como inesperado.

Riki-Oh es un chico joven que suele ser confundido con un vagabundo (en parte porque suele ir con poca ropa o tapado con una manta de camuflaje). No parece tener hogar, ni trabajo, ni familia, ni ningún tipo de motivación, salvo castigar lo que considere injusto. Aunque Riki no es un justiciero en el sentido más literal de la palabra, no puede mirar hacia otro lado cuando considera que se está castigando a alguien que no lo merece o cuando ve abusos o exceso de crueldad.

Con esa mentalidad es cuestión de tiempo que este personaje termine atacando a la mafia local y acabe encerrado en una de las peores y más crueles cárceles del mundo, donde todos los presos conocerán y temerán (o corearán) su nombre.

Si Riki considera que algo es injusto pondrá fin a la situación

Físicamente Riki-Oh es alto y fuerte (para el estándar asiático) pero lo que lo hace temible es el enorme poder que posee en lo referente a fuerza bruta. Riki es capaz de partir a un ser humano por la mitad usando el canto de la mano con la misma facilidad que un cuchillo cortaría mantequilla. De la misma manera, sus puños y piernas pueden hacer pedazos cualquier trozo del cuerpo humano contra el que colisionen. Esa exageración de fuerza también puede aplicarse a la habilidad de soportar dolor que Riki-Oh muestra durante algunos de sus más encarnizados combates.

Riki es tan fuerte que de un solo puñetazo puede reventar a un ser humano

El secreto del poder de Riki-Oh parece provenir de una marca de nacimiento con forma de estrella de seis puntas (la estrella de David) que hay en su puño y del entrenamiento recibido por parte de su maestro Chou Zenki, quien convenientemente apareció en la vida de Riki, cuando este se planteaba suicidarse.

Riki a punto de finalizar un combate

Riki descubrirá como las corporaciones lo controlan todo

El origen de Riki-Oh

Pese a que las injusticias vividas por seres cercanos a él fue lo que motivó el inicio de las aventuras de Riki, lo que hizo que continuase recorriendo el castigado mundo donde le ha tocado vivir  fue la necesidad de conocer su origen.

El único recuerdo que tiene Riki de su infancia es que mientras jugaba con su hermano pequeño (Nachi) un hombre se ofreció a ser su padre y se lo llevó tomándolo como hijo adoptivo. Ese hombre le dio a Riki una educación y una buena vida que lo llevó a vivir en una posición cómoda dentro de la sociedad, que finalmente rechazó poco antes de graduarse en la universidad, momento en el cual desapareció sin dejar rastro.

En la búsqueda de su origen, Riki descubrirá algunos de los sucesos que dejaron al mundo en su estado actual

Al intentar averiguar su pasado, Riki empezó por buscar a su hermano, sabiendo que este no le esperaría con los brazos abiertos tras haberlo abandonado y que eso podía ser peligroso, pues el poder que Riki-Oh posee también existe en Nachi, aunque de una manera diferente, pues este puede curar enfermedades o mover y destruir cosas (y personas) con la mente.

Una de las incógnitas de Riki es saber que sucedió con su madre, la cual fue sentenciada a muerte poco después de dar a luz a sus dos hijos y en cuya tumba aparece el símbolo de la estrella de David con una esvástica dentro, símbolos que Riki y Nachi obtuvieron como marca de nacimiento respectivamente. Todo lo relacionado con el nacimiento de ambos niños parece estar rodeado por un secretismo absoluto, de manera que la única manera que tiene Riki de saber la verdad es encontrar a su verdadero padre.

El maestro de Riki sabe más de lo que cuenta

Conclusión y Recomendaciones

Riki-Oh puede parecer el típico héroe de Shonen, pero afortunadamente no cumple con muchos de los tópicos del género (no es tonto, no es comilón, no es compasivo con todo el mundo, no crea un grupo con amigos o antiguos enemigos que le acompañen y no tiene absolutamente nada de gracioso o humorístico).

Este es el aspecto de Riki-Oh cuando viaja de un lado a otro

Pese a estar desarrollada a base de combates (cada vez con gente más poderosa) su historia es muy cruda y el mundo donde sucede lo es todavía más. Toda esa crueldad que impregna su historia está a la par con la explicita violencia de sus combates (el gore es notable) así como con algunas de las tramas tratadas (que incluso tocan el tema de la guerra fría y el nazismo) lo cual deja claro que esta obra está enfocada a un público adulto en todos los sentidos posibles.

Riki-Oh fue recopilado en 12 tomos que lamentablemente solo se publicaron en Japón y posteriormente en Hong Kong (con algún que otro cambio). Gracias a internet existen traducciones no-oficiales a varios idiomas (entre ellos el español) lo cual facilita que muchos puedan disfrutar de este manga y puedan admirar el exageradamente detallado dibujo, sobre todo en lo que se refiere a plasmar los escenarios donde sucede la historia.

El dibujo es muy detallado

Existen también un par de OVAS (relativamente fáciles de encontrar con subtítulos) que se basan en las primeras historias del personaje (su etapa en la cárcel y la búsqueda de su hermano) y una película de imagen real llamada La Historia de Ricky que casualmente es la más accesible para todos, pues es lo único que se ha editado en español oficialmente y debido a que goza de cierta popularidad dentro del cine gore, ha sido reeditada en DVD y Blu-ray.

Riki-Oh en el anime

La historia de Ricky trata de la estancia en la cárcel del personaje, y aunque en gran parte es muy fiel a la historia original en lo que se refiere a acción, no conserva casi nada de la crítica social del manga original y por algún motivo tampoco parece interesada en contar nada del origen del personaje, que incluso carece de la marca de nacimiento en su mano.

La historia de Ricky

Personalmente recomendaría primero el manga, luego los OVAS y finalmente la película de imagen real, pero tal y como he dicho, es más fácil encontrar el material en el orden inverso, además la película de imagen real es un espectáculo indescriptible por lo chocante de algunas escenas.

Riki-Oh tomo 11

La historia de Ricky


Comentarios

Aún no existe un hilo en el foro asociado a este artículo.

No tienes una sesión iniciada.

No puedes dejar comentarios.

Inicia sesión o regístrate como usuario para comentar y acceder a más funciones.